Exministro Fernández: ora pro nobis

Estábamos muy preocupados buscándole tres pies al gato. Desorientados escudriñando la solución a lo que no tiene otras que la humildad, la oración, el sufrimiento y la devoción a la Virgen.

—¿Sí?

—Sí. Es como digo.

—¿Seguro?

—Seguro.

—¡Caramba!

Se ha hecho viral un vídeo protagonizado por el ínclito Jorge Fernández Díaz, que fue ministro del Interior con Mariano Rajoy y cuenta con el dudoso honor, entre otros, de haber sido el artífice de la mal llamada ‘policía política’. En él, con infinita humildad, pose de oración, gesto de sufrimiento y expresión de indudable devoción a la Virgen, desvela una conversación que mantuvo con Benedicto XVI allá por el mes de junio del pasado 2015, de la que emanó un mensaje de esperanza de proporciones astrales que me dispongo ahora a divulgar. Más abajo incluyo un enlace al documento, publicado por el Huffington Post, para ilustrar cuanto digo, no sea que pueda parecer una ensoñación producto del alcohol que hube de ingerir por litros para sobreponerme del impacto.

Acoto aquí, antes de proseguir con mi reflexión, que escribo ‘Virgen’ con mayúscula inicial, para distinguir la figura a la que el relator del vídeo se refiere de las muchas otras vírgenes (estas con minúscula, casi seguro de muy corta edad edad) que deben andar por el mundo y que pudieran desasosegarse intuyéndose objeto de la devoción del sujeto abyecto que narra los hechos. Es a esa Virgen singular, no a otras, a la que hay que tener devoción para salir de este lío, acompañada (eso sí), de la humildad, la oración y el sufrimiento que completan la receta del bálsamo liberador, pues no se describió en la conversación a la que voy a referirme que uno solo de los componentes pudiera ser efectivo sin la conjunción de los demás.

20200613_211121Relata el ínclito Jorge Fernández Díaz que, en un parlamento privado con su santidad Benedicto XVI, preocupado el entonces ministro por los muchos males que aquejaban al país, el papa le advirtió de que el mismo Diablo (se sabe con certeza que no se estaba refiriendo a Pablo Iglesias), el Diablo, digo, el de verdad, el de los cuernos y el rabo que va a medio quemar y lleva enhiesto un tenedor para ensartar las almas de los justos, el Diablo, tenía la intención maléfica de destruir España. No precisó el pontífice de qué fuentes bebió para llegar a conclusión tal, pero demos por bueno que, como tantas otras cosas que pasan por las testas coronadas de los príncipes de la Iglesia, tampoco estas sean de este mudo.

Me vuelvo a interrumpir aquí para aclarar que escribo ‘Diablo’ con mayúscula inicial por las mimas razones que la aplique a ‘Virgen’, y es para distinguirlo de otros diablos con los que convivimos a diario, que también parecen querer destruir España, pero que cuentan con armas de menor calibre, de menos maldad, por así decirlo.

Imagino que el papa le revelaba esta inmensa verdad a Jorge Fernández Díaz en voy muy baja, casi en tono confesional, pues no deben consideraciones de tal magnitud pregonarse a los cuatro vientos ni siquiera guarecido entre los sacros tapices que cubren las paredes vaticanas. Lo imagino en voz tan baja, que me descojono.

Y ¿Por qué España? Obvio: porque el Diablo ataca siempre a los mejores. Y se glosan a continuación las grandes gestas protagonizadas por España al servicio de la Iglesia de Cristo: la evangelización de América por España, el papel de España en la Contrarreforma, la persecución de la Iglesia en España en los primeros 30 años del pasado siglo, en suma, los servicios prestados por España en defensa de la magna obra de Dios, que el Diablo conoce y combate con todo el mal del que puede hacerse valer (que es tanto) para su venganza.

A la luz de semejante chorro de sabiduría (quiénes somos usted y yo para poner en tela de juicio la Cátedra de San Pedro) ¿qué pintamos nosotros felicitándonos por el advenimiento del Salario Mínimo Vital? ¿Por qué buscamos con tanta insistencia una vacuna (¡una vacuna, oh Señor!) que nos libre de una pandemia que ahora sabemos que no es vírica sino diabólica? ¿Cómo osamos limitar el aforo de los templos, impidiéndonos acudir en masa a orar, mostrar humildad y sufrimiento, proclamar nuestra devoción incontrolable (¿incontrolable?) por la Virgen?

¡Cuán errado es nuestro juicio! ¡Qué equivocación universal!

Las cuatro reglas (esas que antes circunscribíamos neciamente a la aritmética) para vencer al Diablo ya están dichas. Las ha dicho el exministro Fernández. Se las contó un papa. Y yo, de humildad demostrable pues mis recursos no dan para más, pero enemigo radical del sufrimiento, nada dado a la oración y sin devoción por virgen alguna (ni alguno) que haya cumplido ya los 19… estoy jodido.

Ya ven que no será un ‘relator’ quien esté llamado a moderar esa mesa de diálogo de Catatluña: qué craso error. Ya ven que no será sino el mismísimo Demonio.

 El dibujo es de mi hermana Maripepa.

https://www.huffingtonpost.es/entry/el-exministro-fernandez-diaz-trending-topic-tras-contar-que-el-papa-le-dijo-que-el-diablo-quiere-destruir-espana_es_5ee339b7c5b60caaf57fac60


6 respuestas a “Exministro Fernández: ora pro nobis

  1. Veo claro que estamos combatiendo el virus de forma equivocada, lo que no entiendo es por que estos señores del pp como no dieron la solucion al principio, mucho mas rapida , mucho mas barata, y mucho mas eficiente, coño eso no se les puede perdonar que teniendo la solucion dejaran que sufriesemos tanto dolor,la explicacion es que ellos mismos no se lo han creido o no tenian intencion de orar , por que lo de humildes eso si que no, hasta ese punto podiamos llegar.

    es cierto que España somos los mejores de eso no tengo dudas, los mejores profesionales
    en cualquier ambito , pero en politicos tontos somos los de master lo que mas, parece mentira que ese señor fuese ministro del interior , podria haber sido ministro del interior de la republica independiente de su casa.

    buen domingo y a misa del corpus, por que el clero no acepta el cambio de dia.

    l

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Pero si el día es el jueves!

      ¡Lo que no quieren es trabajar más día que el domingo, eso les pasa!

      ¿Crees que será verdad que el papa le dijera eso al ministro, o se lo habrá inventado todo? Me parece tan grotesco… Se decía de aquel papa que era un gran teólogo ¿Podría decir un estudioso esas gilipolleces?

      Bueno, lo que él diga. Pero, puestos a poner solución a los males del mundo ¿por qué no se harán un mini-juicio final para ellos solitos y depuran de aquella manera a los que no alcancen un nivel de ‘normalidad de, al menos, el 30%?

      Tanto político tonto (en esto tenemos máster, como bien dices) nos va a terminar llevando a la catástrofe.

      Nada, ya sabes… mucha devoción y, si acaso, te vas para la nave, no sea que el grano lo tengas que seguir recogiendo tú mismo.

      ¡Gracias!

      Me gusta

  2. Ahhh, menos mal que al fin hay una explicación a los males que nos aquejan!!!
    El covid, la extulticia de tanto representante público,…., era el Diablo!!!
    Vosotros bromeais con eso sin daros cuenta que estáis poniendo en cuestión hitos, sin duda, tan importantes para el devenir Europeo como Lourdes o Fátima (bien es verdad que esta última con un tufillo morisco muy preocupante) y, claro, no podíamos quedarnos fuera de esos advenimientos, teníamos que tener a nuestro pastorcillo que nos pusiera en contacto con el más allá, o con el más acá, si es que de diablos se trata.
    Pero no os preocupéis, han dado en hueso, ¡destruirnos a nosotros¡ ¡a España (por favor póngasele tonillo Vox)! A nosotros que hemos sido el martillo de los infieles! No será.
    A nosotros no nos hace falta el Diablo, para destruirnos , nos bastamos solos.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Nos bastamos y nos sobramos!

      Pero reconoce que un aliado como el Diablo nos vendría de perillas. Una cosa bíblica, como lo de Sodoma y Gomorra (a mí lo de Sodoma siempre me ha puesto más), con estatua de sal incluida, que esta vez sería la mujer de Pedro Sánchez, claro. Y Cayetana Álvarez de Toledo con su tridente de Ágata Ruíz de la Prada, levitando sobre la tribuna del Congreso de los Diputados… Mira, me está encantando…

      Coincido con el papa… El diablo no nos vencerá. Y contigo: Nos bastamos solitos.

      Un abrazo, José Ricardo. Tú, otros cuantos y yo mismo, seguiremos currando, vaya que solo con la devoción a la Virgen no se arregle mucha cosa.

      ¡ABRAZO!

      Me gusta

  3. Rstaban el papa ortodoxo y el católico cenando y dice éste último:
    Anoche dios me dijo….
    Y le corta el ortodoxo….
    Eh eh tranquilo..que los dos somos profesionales.

    Cteo que quede bastante claro, o no..porque cuando escribo esto hay millones de personas a punto de entrar en misa de doce.
    Yo podría admitir la enfermedad mental como excusa. Pero clínicamente eso habría sido detectado. Esa gente realmente cree en esas barbaridades que dice.
    Y el Diablo que hace hablando con el Papa, estaban en un velador tomando un té.
    Como último recurso nos queda Miguel Bose sus paranoias y que tenga 3.100.000 seguidores en twitter.
    Tiene una canción que también habla del Diablo.
    No sé que mas aportar al tema, se me va de las manos. Eso sí inquieta mucho.
    Muy feliz domingo.
    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

    1. El club de fans de la Iglesia (la grey para ser más ortodoxo) está dispuesto a creerse lo que le cuenten sus líderes, so pena de excomunión.

      Es una forma cómoda de mantener el ideario sin mucha perturbación, aunque en mi modesta opinión el asunto de los dogmas tiene los días contados. En el tiempo de Internet es mucho más difícil engañar a tantos durante tanto tiempo.

      No digo que no sea posible, que ya se ve que lo es, pero es más difícil.

      Si ahora quieren que nos creamos que es el Diablo y no el coronavirus o el Diablo en forma de coronavirus el que está atacando al mundo… les va a costar.

      ¡Eso, por no hablar de Cataluña!

      Yo, de momento, si tengo que elegir, me quedo con los seguidores de Miguel Bosé.

      Un abrazo fuerte, amigo. Gracias otra vez.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s