Chau, marquesa

Mucho se habla y se escribe de la cosa de los cargos, de los enchufes, de las ‘libres designaciones’, de los nombramientos de personal de confianza. Se habla mucho de los cargos para, en general, criticar que son demasiados, que no hacen ni el huevo o que ganan más de lo que se merecen.

Discrepo en general: ni son tantos, ni trabajan poco, ni en España la política da para que uno se enriquezca, salvo que utilice torticeramente la posición para hacer trampas (frecuente para desgracia de todos, pero ni mucho menos generalizado).

Los puestos políticos son imprescindibles. Y las personas de izquierdas pensamos que deben ser suficientes y deben estar bien pagados. Sobre todo para evitar que solo los más ricos puedan acceder a ellos, por si la condición de ‘más ricos’ llevara aparejada la de ‘más de derechas’. Así mismo pensamos que el libre nombramiento (no confundir con la ‘libre designación’, sistema reglado de acceso a determinados puestos funcionariales de la Administración Pública) implica la libre remoción.

Como he sido tantas veces cesado como nombrado (esto siempre es así salvo que mueras en el ejercicio del último cargo), sé de lo molesto que resulta que te quiten de en medio  y sé del dicho generalizado este de ‘a mí no me importa que me cesen, lo que me molesta son las formas’.  Tanto se produce tal situación, que el día de un cambio de Gobierno se suele intitular como el ‘día de los malos modales’, porque todo el mundo aparenta estar de acuerdo con su sustitución, pero todos justificamos nuestra indignación diciendo que lo que nos ha jodido son las formas.

Y luego ya Cayetana.

Ella.

A Cayetana Álvarez de Toledo y Peralta-Ramos, ​ XIV marquesa de Casa Fuerte, no le molestan las formas. Le jode que la echen. Y no lo disimula. No lo disimula en privado y tampoco en público.

Y esto es, al menos, por dos motivos a saber: el primero porque ella es marquesa, aunque sea la XIV. Y de Casa Fuerte, nada menos. Y Pablo Casado, a secas, es un ‘mindundi’ que ni siquiera es grande de España y que ha llegado a donde está por el pique entre las dos verdaderas mujeres fuertes que lidiaban en el PP por la herencia de Rajoy. Y el segundo porque ella era la elegida: la llamada por Aznar para construir el partido que llevaría a la gloria a la derecha más rancia de este país nuestro.

Y a Cayetana no le duelen prendas. A las marquesas nos pasa esto: que estamos tan por encima del resto del género humano, que podemos acusar a unos de terroristas y a otros de mediocres sin que se nos mueva un pelo de la ropa (muy cara) que llevamos puesta.

Así que agarra el canasto de las chufas (expresión madrileña equivalente a ‘con todos sus arrestos por delante’, que quiere decir, más o menos, ‘con dos cojones’, pero en chica), convoca una rueda de prensa en la puerta del Congreso de los Diputados y suelta por esa boquita todo lo que le viene en gana, sin ningún respeto por su partido, por sus jefes políticos, por el daño que pueda hacer a la formación a la que pertenece. Viene a decirnos que el partido es ella, que ella sí que es imprescindible, no como otros, que sin ella la mediocridad y la zozobra están garantizadas y que las razones que avalan la decisión de sacarla de en medio son ‘desdichadas’ (sic). ¡Con un par!

Esa es nuestra Cayetana: la mujer que Vox valora como posible candidata a la Presidencia del Gobierno en la moción de censura que preparan para septiembre. Nuestra Cayetana, decía. La que no da cuentas, la que está por encima de barones y baronesas (si las hubiere), la que se permite el lujo de hablar en nombre del partido al que representa en el Congreso, diciendo sin pestañear las barbaridades más inconvenientes. La que es nombrada por su partido y después lo acusa de injerencias insoportables en el desarrollo de sus funciones, como si, una vez nombrada, se le hubiera conferido también la infalibilidad papal. La representante de la ‘derecha valiente’ que se envalentona como ninguna echando por la boca sapos y culebras, convirtiendo en irrespirable el ambiente en el Congreso, en esa estrategia pútrida del ‘cuanto peor, mejor’.

Nuestra Cayetana. Que ignora hasta qué punto resulta patética cuestionando el consentimiento expreso en las relaciones sexuales, el derecho a morir dignamente o la limitación de libertades en la protección de la salud pública.

El caso es que nuestra Cayetana y sus formas, que tanta satisfacción íntima han producido en sus correligionarios, ya no convienen. El cambio que Casado necesita dar a su partido para diferenciarse de Vox (aunque sea muy poco), exige otras maneras, otra corrección, menos bilis en el discurso. El PP tiene que reiniciar su largo viaje al centro, este que cíclicamente emprende cuando las encuestas le dan la espalda para recordarle que no hay tanto facha como ellos se piensan. Y puerta a Cayetana. Y se acabó.

Adiós, marquesa. Se acaban tus días de gloria venenosa con ese ‘muchas gracias, Cayetana’ con el que el seco Casado cierra el ciclo de tus servicios prestados. Sonó a poco sincero, la verdad. Más bien sonó a ‘no te lo perdonaré nunca, Manuela Carmena’.

Chau Cayetana. Nos vemos en Vox.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.


12 respuestas a “Chau, marquesa

  1. Adios Marquesa; que pena, con lo divertido que era en cada intervencion publica que hacia escuchar la cantidad de estupideces y barbaridades que decia, era el caballo de abascal, para Santiago y cierra españa, y ahora el señor casado se lo pone a huevo a Santi, espero que con la nueva eleccion tengamos mas suerte, que ya lo estoy empezando a dudar, por que nada mas sentirse nombrada por el señor casado, hizo unas declaraciones de persona que se recrece con el titulo y las primeras intervenciones que hace desde la PLAYA es pedir que Pedro Sanchez deje los dias de vacaciones que no se los merece, ¿ que hace ella en al playa? amiga Cuca creo que ere demasiado CUCA,, Casado esta mas perdido que el que se tragó las trebedes, y busca desesperadamente una linea de vida que le de oxigeno para reforzar su partido y se arriesga y muy mucho a que venga el lobo Santi con la marquesa y se lo coman.

    Los dolores de cabeza de Casado aumentaran con la oposicion dura de la Marquesa de la casa fuerte por cierto ¿ eso marqwuesa de la casa fuerte o caja fuerte?.

    Bueno lo mismo da en cualquier caso es MARQUESA.

    BUEN DOMINGO PENULTIMO DE AGOSTO.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajajajajajajajajajajajaja

      Creo que es de Casa Fuerte. La caja fuerte ahora se llama caja B, creo, y las marquesas no hacemos esas guarrerías.

      El caso es que vuelve el viaje al centro del PP y esto nos dará grandes satisfacciones. Cayetana bramando en nombre de Vox solo será una de ellas. Cuca Gamarra despeinada, a la greña con Andrea Levy y la ministra de Igualdad, Casado haciendo de juez de paz en un partido convertido en pista de barro para peleas intestinas… A mí me empieza a molar…

      Un otoño caliente y contagioso. Será divertido por lo caliente y más que complicado por lo contagioso.

      Un abrazo muy grande, amigo.

      ¡Seguimos en ello!

      GRACIAS

      Me gusta

  2. G28…. así comienza el CIF de aquel partido formado por unos cuantos señores, ex ministros de Franco, que presentaron la documentación en García de Paredes, 65 y cayeron, paea su trámite, en manos de mi amigo/conocido Barrera, tan franquista como ellos, lo llamaron Alianza Popular (AP)
    Pasadas los años, le cambiaron un poco las siglas, le pintaron de azul, un color que va con todo, también pusieron en el conjunto dos aves carroñeras, una elegante declaración de intenciones.
    Si le has dado caña a la Marquesa, ahora que es tan dificil ir al teatro, el PP, Casado y la Caye nos han regalado una representación que ni Lope de Vega.
    Cambiar de reproductor o de altavoces no cambia la música, si es heavy metal no va a cambiar a Bach. Personalmente estoy a favor de los dos estilos
    Cuca, la escuché como se estrenó y no hizo de menos a su compañera. Solo que ésta tiene un nombre complejo. Todos sabemos que es una cuca; en México son los órganos genitales femeninos. Va para carne de memes.
    Como he indicado al principio, cuando el PP dice que “viaja al centro” lo dice porque va de algún sitio a Madrid qué, efectivamente, está en el centro. Si se refería a algun tipo de ideología política lo dejó Casado bien claro con la vela y el ancla, el viento es su ADN franquista de ultraderecha y de eso no salen, como he apuntado bien claro arriba. Cuando gobiernan demuestran la clase de salvajes homicidas neoliberales que son.
    Vox es un esqueje o una rama, por eso son verdes, que ocupan un nicho, el poli malo que, en teoría, lanzaba al PP al centro para tomar la posición que estaba ocupando Ciudadanos.
    Supongo que se estudiará la inutilidad de uno y otro, que con la inestimable ayuda de los medios de comunicación, facilitó los 52 diputados de vox. También ayuda las tradicionales peleas de la izquierda que provocan pérdidas de votos y abstención.
    Y se acaba el verano, seguimos para Navidades, a ver como llegamos.
    Hoy estuve releyendo aquella entrada de abril de: pasó un año, da que pensar.
    Si no has leido esto deberías hacerlo.

    https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/08/23/7_abril_2020_dia_verguenza_913_residentes_mueren_madrid_110237_1012.html?utm_source=twitter.com&utm_medium=smmshare&utm_campaign=noticias&rnot=1104161

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Llevan 40 años viajando hacia el centro… ¡De dónde vendrían!

      Es la derecha, amigo, disfrazada a veces de derechita cobarde porque saben de lo posible y lo imposible o, mejor, porque saben de lo que trae votos y lo que no. Pero derecha.

      Ese viaje al centro que nunca llega, esas formas imposibles de asumir la oposición, esos tics inevitables del franquismo, esa pose pseudoinstitucional que impostan a todas horas… Es la derecha.

      Cayetana para el ticket del inicio de trayecto. Pero habrá más precios. Y serán en vano. Porque es la derecha heredera de la dictadura, la clásica, la rancia. Y no pueden viajar hacia ningún sitio más.

      También en las residencias de ancianos lo han sabido demostrar. ‘Protocolo de exclusión’. Solo leerlo produce terror. Protocolo de exclusión para los mayores… ¿a qué recordará?

      Producen terror.

      Muchas gracias, Javier. Una vez más, completamente de acuerdo contigo.

      Un fuerte abrazo

      Me gusta

      1. Se me olvidó un apunte en la biografía de la Marquesa.
        Era la coordinadora de prensa del ministro Aceves el 11 de marzo de 2004. Con todo lo que implica.
        Son como el agua de la fuente de la Cibeles. Da muchas vueltas pero siempre es la misma.

        Abrazos

        Le gusta a 1 persona

      2. La de ese ‘gabinete de crisis’ es una de las historias más sucias y lamentables del hacer político de la democracia española. Prefiero no comentar más sobre el particular.

        Me gusta

  3. Pues ya lo habéis dicho todo,
    Bueno puedo añadir, que ver a la condesita o marquesita o lo que sea , asi como a cualquie miembro de esa índole como Cayetana, me asquea pero paso de eso, ningin politico y menos gilipollas de esa calalña, van a influir en mi vida y en pasar un día lo mejor que pueda.
    Quiero decir, que yo tengo una vida y ellos patece ser que no….que pena!
    Gracias Tico!
    Siempre un placer leerte

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti.

      Aunque hoy no esté de acuerdo contigo. Igual que dicen que un tonto jodió un pueblo, uno más tonto joderá una capital y uno aún más tonto un país entero.

      Sí que hará que pases un mal día, sí que lo hará… a poco que pueda y si eso beneficia a los de su clase, lo hará. Ese es el drama. Hará crecer la desigualdad, reducirá los servicios públicos… joderá un pueblo.

      Un beso muy fuerte, Mari Paz.

      GRACIAS

      Me gusta

  4. No es que sea “Cayetano”, pero todo este asunto, más allá de parecerme, como a Ribó, una desgracia para la izquierda, me ha hecho preguntarme ¿por qué? Por qué ahora?.
    Me he quedado, como vosotros atónito con sus salida de tono, con su contumancia en dar batallas a destiempo y, me he alegrado, como vosotros, de su tocada de narices continua a la dirección del Pp.
    Dicho esto lo que nadie le puede negar es que razona bien y que es dura en la polémica y, sobre todo, que no es una mediocre.
    Ha habido otros, me recuerda un poco, en su momento y en su papel, a Herrero de Miñon.
    Entonces, a lo que iba, mi pregunta ¿no será, que en un entorno político absolutamente mediocre, el que destaca, sobra?
    No estoy seguro que esto sea un viaje al centro del Pp, no creo que una hábil polarizadora, un radical liberal, en los tiempos que corren, le sobre a un partido que apuesta por políticas cercanas al Boris inglés o al Donald americano… No lo creo.
    Creo, más bien que la mediocridad, de lo que Casado es un palmario ejemplo, le ha ganado la batalla a las ideas, por insolidarias e injustas que estas sean.
    Y eso es lo lamentable, a las ideas las deben vencer mejores ideas (eso hace avanzar) y votos, más votos, nunca la estulticia y de esa, cada día hay más.

    Le gusta a 1 persona

    1. Interesantísima reflexión (como siempre, por otra parte).

      Supongo (para mantener la mía) que pueda haber parte de las dos cosas, aunque le doy menos valor que tú a la entereza intelectual de la señora en cuestión.

      Cayetana, en mi opinión, no sobresale un ápice de la mediocridad media imperante (en adelante MMI) aunque tiene, eso sí, una capacidad comunicadora muy por encima de la práctica totalidad de los actores del escenario político actual. Seguramente, por ello, es una de las mejores parlamentarias del momento.

      ¿Eso ha podido hacer que Casado -pobre- se la haya sacado de encima por tal de no ensombrecer su ya sombría presencia? ¡Bien pudiera ser!

      Al margen de ello y de su capacidad para aparentar sobresalir de la MMI en mérito a su demostrada facilidad para el insulto, también es verdad que sus posiciones ultraderechistas son más que evidentes (negar la violencia de género es casi tanto como declararse de acuerdo con ella) y que Casado -pobre- necesita congraciarse con la parte de su electorado que se le escapa por la izquierda, ya que por la derecha lo tiene todo perdido.

      Esa es, siempre en mi opinión, la causa última. Y puede ser que la primera sea la que arguyes. La MMI es poderosa, y quita y da razones, no me cabe duda.

      GRACIAS, AMIGO.

      Un abrazo fortísimo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s