La incógnita

Hay un PP oculto, capaz de pensar con sentido de Estado y escribir discursos bien trabados, desde la racionalidad o, incluso, desde la cordura institucional.

Lo difícil viene ahora: ¿será su líder capaz de hacer valer el criterio vertido en el discurso de la moción de censura que Vox presentó contra el presidente del Gobierno?

Va a necesitar, en primer lugar, afianzar su liderazgo y, en segundo, digerir conceptos hasta aquí muy alejados del ideario que traslucían sus acciones.

Términos hasta aquí ajenos al discurso de la derecha parecen ahora incorporarse a su ideario.

Observemos. … More La incógnita

Elegía

A según qué provocaciones es mejor no hacer caso. Mejor ningún caso. Ninguno.

Solo hay que esperar.

Porque las infamias terminan por reivindicarse solas. Porque no se puede engañar a tantos durante tanto tiempo… Porque esa suerte de sentido común universal (esa a la que los cristianos llaman Dios y los terraplanistas final de la tierra), siempre termina por dejar a las cosas por lo que son.

Saquémosles. Saquémosles cuanto antes. Será lo mejor. … More Elegía

El juego macabro de Pablo Casado

De la mística al esperpento se ve que hay una línea muy estrecha.

Los acontecimientos de Madrid, de los que no cabe mejor relato que su propio acontecer, han desvelado nuestro sistema político como incapaz de defenderse de quienes lo bombardean desde dentro.

A pesar de la respuesta in extremis del Gobierno de España, la Comunidad de Madrid ha estado a punto de conseguir un objetivo macabro: extender por toda España la amenaza del SARS-CoV-2.

¿Para qué?

A mayor gloria de Pablo Casado.

El sistema no se sabe defender de los enemigos que lo atacan desde dentro. Y son muchos. Y tienen mucho respaldo. Y ya están a punto de conseguir su objetivo.

Tendremos que pensar en esto muy en serio. No es, como diría Rajoy, asunto menor. … More El juego macabro de Pablo Casado

Místicos de ayer y hoy

Ya sabíamos que valer, lo que se dice valer, vale casi todo. O lo intuíamos.

Aquella manera de camuflar la verdad, los eufemismos, las vueltas de tuerca o el torcimiento de los argumentos más inverosímiles. A todo esto nos habíamos acostumbrado ya.

Ahora aún otro paso: negar lo evidente, aseverar lo que de todos es conocida la falsedad. Dos nuevas técnicas a las que sin duda nos tendremos que acostumbrar también, porque resulta que si ahora te apeas con que al rey lo hemos votado todos los españoles… va y no pasa nada.

Cosas veremos… … More Místicos de ayer y hoy

El Consejo

Parece que todo el mundo se siente con fuerzas de echarle pulsos al Gobierno, aunque sea a base de saltarse las normas más básicas de la institucionalidad, de la separación de poderes o del mismo sentido común.

Ciertamente, el Gobierno da frecuentes muestras de debilidad, que se deben, sin duda, a su propia debilidad, valga la redundancia, pero de ahí a permitir que sus decisiones se tomen por el pito del sereno, digamos que va un trecho.

El Gobierno decidió, y es quien puede hacerlo, que el jefe del Estado no presidiera un acto organizado por el caducado Consejo General del Poder Judicial.

¿Algo que objetar?

Una decisión correcta que, tratándose del poder Judicial, el PP es el menos indicado para criticar. … More El Consejo

El campo de Moria

Varios mundos en el mismo mundo. Y no se parecen en nada.

La opulencia vestida de covid-19 se parece todavía mucho a opulencia, al menos en según qué barrios.

Y la miseria no mejora nada cuando ataca el SARS-CoV-2.

Todo lo que es susceptible de empeorar empeora. Y cuando ya parece que no podía ser peor, aparece un fuego y lo consigue.

Si el fuego es en Notre Dame la humanidad sabe rápidamente qué hacer. Si es en un campo de refugiados todo se vuelven dudas.

Y la vida sigue. La vida o algo que se le parece bastante, aunque no se parezca en nada. … More El campo de Moria

La regla del gasto

Cuando los intereses del partido ignoran el interés público y se centran en derrumbar al Gobierno, arrastrando en la estrategia a quien haya que arrastrar, es el momento de comprender que algo no está yendo bien.

Es el momento de que te saquen fuera. Ya no tienes nada que ofrecer.

La victoria de esta semana de la derecha parlamentaria, tumbando un real decreto ley es mucho más que una victoria para ellos. Intuyen el fin de la era Sánchez y lo celebran como si en realidad lo fuera.

No estaban pensando en la ciudadanía. estaban pensando en Sánchez. Y el error es garrafal.

Abominar de la política por el interés del partido es el peor de los errores. Al final alguien más se dará cuenta.
More La regla del gasto

El síndrome de Peter Pan

El Partido Popular ha decidido hacer dejación de sus obligaciones como primer partido de la oposición y dedicarse en exclusiva a torpedear en lo posible toda acción de Gobierno, se juzgue buena o mala para España.

La deslealtad institucional en un momento como este solo es comprensible desde la óptica del antipatriotismo más deleznable, pero ellos lo disfrazan con una bandera de España.

El PP es el partido que no juega. El que si no gana la partida, rompe el juguete. Un niño malcriado que se niega a crecer, jugando a las cosas de los mayores.

Ese complejo de Peter Pan nos hundirá a todos. … More El síndrome de Peter Pan

El ocaso de las ciudades

La metamorfosis urbana se acelera de forma difícil de prever a medida que la covid-19 se apodera de nuestras viejas constumbres y las transforma.

Nada es tan definitivo como pensábamos, y tampoco el paisaje urbano que lentísimamente veníamos transformarse sin que pudiéramos hacer nada para evitarlo y ahora cambia vertiginosamente de aspecto y de manera de comportarse y pone de manifiesto los errores cometidos.

Tampoco ahora podremos hacer nada para evitarlo. Nos tendremos que conformar con intentar comprenderlo. Si es que hay Dios que entienda esto.

Las ciudades decaen. Los entornos rurales asumirán la consecuencia de esta nueva corriente higienista.

Después sabremos si supimos ordenarlo o no. … More El ocaso de las ciudades

Chau, marquesa

El PP inicia nuevamente su peculiar viaje al centro, ese que cíclicamente emprende cuando se da cuenta de que en España la ultraderecha atrae tan pocos votos como la ultraizquierda y, ahora más que nunca, que ha advertido que el espacio de la derecha radical está ocupado por otra formación aparentemente más de derechas todavía.

Así que le toca desprenderse de algunas rémoras especialmente pesadas y reorientar el discurso por uno que no resulte apestoso a la mayoría.

Solución: adiós, marquesa. Muchas gracias.

Parecería como un trato injusto a quién tantas tropelías ha cometido en nombre de la derecha pero… ¡tan de derechas! No podía ser.

Y ya lo ha dicho todo ella: sin Cayetana no hay PP. La decisión es ‘desdichada’. Solo ella guarda y defiende las esencias. A Aznar (esto ya lo digo yo) le va a sentar muy mal.

Suerte Cayetana. Tanta paz lleves, como descanso dejas. … More Chau, marquesa