Ingreso mínimo vital

El Real Decreto Ley aprobado por el Gobierno de España que regula el Ingreso Mínimo Vital es una de las grandes cosas que pasarán en este país por mucho tiempo.

Supone la garantía de que nadie carezca de todo. Y eso es de una dignidad tremenda.

Hoy no vale la pena hablar de nada más. La noticia es tan potente, el avance social es de tal naturaleza, que no hay que ensuciarlo con nada, a pesar de que semana haya dado para tanto.

Supongo que la derecha hará lo que sea para evitar que el Gobierno capitalice este éxito.

Pero esa… será otra historia. … More Ingreso mínimo vital

Geometría variable

El final de esta reflexión debe ser que no sé nada de política, algo que ya se podía intuir pero que queda manifiestamente claro en este post.

No soy capaz de comprender el juego negociador que se traen los grupos políticos con representación parlamentaria.

¿Estar o no de acuerdo con la prórroga del estado de alarma tiene algo que ver con la reanudación de la mesa de diálogo de Cataluña? ¿Con la reforma laboral? ¿Con la financiación autonómica?

Pues se ve que sí. Que de lo que no se discute (porque es indiscutible) es de la oportunidad de la prórroga. El voto se condiciona a las más variopintas exigencias, tal y como si la progresión de la pandemia no estuviera sobre la mesa.

Y yo pensaba que las cosas no tenían que ser así.

Entre la negociación y el chantaje debería haber también una línea roja. … More Geometría variable

La mutación

Entonan Bella Ciao bajo la bandera franquista, como si supieran de qué coño se trata.

Son los que te pagan a 7 la hora por limpiar en su casa, los que desahuciaron a tus padres para poner el piso en Airbnb, los dueños de la empresa que no te cogió el currículum porque no identificaron ni tu apellido, ni tu dirección. Ellos y sus hijos.

Necesitan de su libertad para seguir ejerciendo sus privilegios; no pueden soportarse en sus casas de 300 m2 del barrio de Salamanca.

Son ellos. Están contra la ‘dictadura’ socialcomunisata que los iguala a nosotros. No lo pueden comprender…

Y detrás de ellos, los terribles grupos ultracristianos, perfectamente organizados, manejando los hilos de la resistencia nada pacífica al poder democrático.

No lo soportan. No lo pueden soportar. … More La mutación

Entre balcones

La desescalada nos desvela como un lujo aquello de lo que antes disponíamos sin tener que consultarle a nadie.

La calle, que es de todos, ahora es un lujo, la familia lo es, los amigos lo son.

El miedo lo va a presidir todo en este tiempo incierto. Y las normas. El cuidado.

Y ¿nos vamos a olvidar de quiénes éramos?

A lo mejor no. Pero a lo mejor sí. … More Entre balcones

Sepulturero

El plan de desescalada propuesto por el Gobierno de España parece desagradar a todo el mundo.

Y desagrada por razones de muchísimo peso que, sin embargo, nadie ha sabido todavía cifrar: es confuso, no es serio, no desescala…

Sin embargo, no hay otra. Compaginar la vuelta a la normalidad con la prevención del riesgo de un repunte en los contagios exige lo que exige, y la oposición lo sabe. Pero no le dejarán anotarse ese punto al Gobierno.

Da la impresión de que nuestra extrema derecha, temerosa de que finalmente los españoles valoremos positivamente la actuación del Gobierno en todo este lío y estuvieran dispuestos a evitarlo a cualquier precio.

A cualquier precio. Aunque el precio sea desaparecer.

Estos tipos deberían desaparecer: tanta deslealtad es insoportable. … More Sepulturero

Lo imprescindible

La renta mínima vital a la que la que la Iglesia española parece negarse es solo la garantía de que nadie carezca de todo. Nada más. Nada menos.

¿A quién ofende? Se universalizó la sanidad, que parecía imposible, se sostiene (con gran dificultad) un sistema público de pensiones, se reconoció, también universalmente el derecho a la asistencia para una vida digna a las personas con dependencia… También esto parecía imposible.

Esta situación sobrevenida ha puesto de manifiesto inconsistencias demasiado profundas de nuestro sistema de garantías de la dignidad humana.

Apostemos por resolverlo. Ni siquiera es tan caro. … More Lo imprescindible

El silencio de los confinados

La política lo ocupa todo. Como los gases, tiende a ocupar íntegramente el espacio disponible. Todo.

Lo político, el debate, la búsqueda incesante de responsabilidades que se traduzcan en votos pasados unos meses, ocupa todo.

Las explicaciones de los científicos, el dato diario de contagios, fallecidos y altas, el tedioso relato de las medidas, medidas y medidas.

Y no está el dolor.

El tedio empieza a invadir los hogares; por la soledad o por el hacinamiento todo empieza a hacerse incómodo y los instintos se adueñan de las antes ordenadas mentes bienpensantes de la mayoría.

Esto se alarga. Y se afea.

Busque la cordura. Hágala contagiosa. No deje de pensar. No se abandone.
More El silencio de los confinados

Entonces pasó un año

Cuidado con las vallas de hormigón, cuidado con las delaciones, cuidado con la tecnología, cuidado con el cuidado… o nos veremos convertidos ¿en qué cosa?

Caminamos por el filo de una navaja que corta un huevo.

Se enfrentan la seguridad y la libertad, como de toda la vida, pero ahora el dilema es a lo bestia y ya no es hipotético, sino real.

No tiene más solución que la confianza en las personas y en las instituciones llamadas a utilizar los medios que limitan la libertad en favor de la seguridad con la proporcionalidad debida. Pero…

¿Son confiables? ¿Lo somos? … More Entonces pasó un año

Obligados a aprender

No habrá más remedio que sacar conclusiones. Y, además, habrá que hacerlo para bien, porque para mal ya lo está haciendo todo el que puede sacar tajada política de este drama.

Tendremos que sacarlas nosotros, cada uno, para que no las saque nadie por nosotros, para que las cosas no pasen solas, porque ya tenemos más que comprobado que todo lo que pasa solo, pasa para mal.

Esto va a cambiarnos a todos. Y molaría que fuéramos cada uno los que decidiéramos cómo cambiar y hacia dónde, por si hubiera quién prefiriera que cambiáramos a su favor, y no al nuestro.

Pensemos en ello. Pensemos en ello también en el día tristísimo que enterramos a Luis Eduardo Aute.

More Obligados a aprender

Soliloquio

El hombre del perrito, el marido que duerme, la tele que no para, el teléfono que no suena, la puerta de la calle que no sirve para nada… ¡Confinamiento!

¡Nos queda la ventana!

… Y la lámpara, sí. … More Soliloquio