‘Personal Media’

Estamos preocupados por la desertización del planeta cuando nuestro drama parece ser la desertización de los cerebros que lo habitan.

El poderoso efecto que los mass media tuvieron entre los setenta y los noventa (aquel mítico cuarto poder) deja paso a al fenómeno ‘personal media’ que se consume a través de las redes sociales y WhatsApp y que se conforma en un conjunto de mensajes prefabricados para usted, sin origen aparente, sin línea editorial identificable, sin estructura organizada, que se instalan gratuitamente en su smartphone y golpean su entendimiento 24×7, sin que a nadie le importe un pimiento la veracidad de lo que cuentan (porque puede más lo emocional de lo que se quiere creer cierto que lo racional de la verdad misma, tan cotidiana de habitual).

En este orden de cosas, Mediaset (en España Telecinco, Cuatro, Factoría de Ficción, Boing, Divinity, Energy y Be Mad TV, propiedad de Silvio Berlusconi por más señas) acaba de tomar una decisión que ha dejado sin palabras (en alguna parte sin empleo) a la profesión periodística del país y sin noticias a su audiencia: la abolición de los espacios informativos en su segunda cadena (Cuatro), que no cubrían al parecer la cuota de pantalla ambicionada por la compañía.

De aquellos fines de los medios de comunicación que se estudiaban en la Universidad, a saber la información, la formación y el entretenimiento, Mediaset ha decidido ir comiéndose lo que no le da dinero, la información, y transmutar la formación (que fue siempre una quimera) en deformación y el entretenimiento en oprobio. Son fórmulas probadas para hacer caja, entendida como el monto de las facturas por publicidad (ingresos netos totales de 696,4 millones entre enero y septiembre de 2018).

20190112_235725

Paolo Vasile, consejero delegado de la factoría en España, dijo en la Junta General de Accionistas de este pasado 2018 que la televisión privada en abierto cuenta con “la capacidad única e irrepetible para contactar con todo el mundo en el mismo momento, con el mismo mensaje, con el mismo contenido, con la misma emoción” (una capacidad que la Iglesia Católica viene demostrando cierta desde que la Santa Misa se convirtiera en rutina universal). Y con ese panorama, sabiéndose dueño de la voluntad colectiva de su audiencia durante al menos cuatro horas al día, apuesta decididamente por el adocenamiento de sus consumidores y les evita el tedioso momento de encontrarse con la realidad vista desde la profesionalidad de quienes tienen por oficio contarla, sometida a las aburridas normas de la ética periodística.

El ‘mensaje’ al que se refiere el consejero delegado está desperdigado entre Gran Hermano VIP, Sálvame de lux y First dates. Y no me mola nada. Esa ‘emoción’ de la que habla debe ser la que ha llevado al poder a Trump o a Bolsonaro, la que ha encumbrado a Vox vía WhatsApp, sin necesidad de hacer uso de los noticieros de la tele.

Sustituir Noticias Cuatro por ‘Todo es mentira’, Mejide en ristre, va un punto más allá de ser una burla a la inteligencia de los telespectadores. Es la confirmación de que esos mensajes que se lanzan a la audiencia, para ser rentables, deben estar seleccionados, amasados y servidos con criterios de share, garantizando máxima cuota de pantalla y sirviendo (ya que estamos) al consumo ideológico más depravado. Y los otros contenidos, contrastados, elaborados, medidos, trasladados por comunicadores de profesión, no importan.

Vaslile Oficializa el desinterés por el derecho constitucional de los españoles a recibir información veraz al hacer desaparecer los espacios informativos de su segunda cadena y abre una veda hasta ahora respetada por el mundo de la televisión generalista. Ahora veremos cuantos siguen el camino: esto no ha hecho más que empezar.

En la sociedad distópica a la que estamos abocados la información veraz y rigurosa será un objeto de lujo carísimo al alcance de muy pocos o simplemente no será.

No se canse mucho en buscar. Lo que usted quiere leer está en su móvil. Hemos llegado a la Era del Meme. Pero vigile: eso que le cuentan sus fuentes fidedignas bien podría ser mentira.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

9 respuestas a “‘Personal Media’

  1. Hoy me pillas fuera de juego por el curso y además la la la televisión la uso muy poco casi siempre como somnífero para la siesta en el sillón, lo poco que veo es alguna película o serie como 14 de Abril la republica no confio ni en las noticias por que estan Todas condicionadas y siento perderme el sálvame o el gran hermano programas muy ilustrativos lo siento no puedo seguir llega el profesor.

    Buen domingo fresquito

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues nos tendremos que acostumbrar al Sálvame ese si queremos enterarnos de algo.

      No sabremos muy bien a qué se deben las decisiones del Gobierno, pero intimaremos con ‘los javis’ (¿?) o, al menos, nos enteraremos de quién coño son.

      Yo, hasta ahora, era un consumidor de informativos… ahora me haré de algún canal de series, con tal de no verme tratado como un gilipollas cuando vea la programación de las teles en abierto.

      Por cierto, no tienes edad de ir a cole, y menos en domingo por la mañana. Era mejor lo de misa… así que háztelo mirar.

      Un abrazo, Juan Carlos. ¡¡GRACIAS!!

      Me gusta

  2. Hoy toca otra dosis de realidad. Para concluir que el mundo que vivimos es lo que el capital quiere que sea no hace falta gastar muchas palabras. Por eso poco sorprende esta apuesta clara por el adocenamiento que hoy plantea Mediaset aquí en España. Además de ser esta su línea editorial hay que sumarle el hecho de que, aún funcionando bien, la información, veraz o no, da poco dinero, ya que los anunciantes son escasos. Se podrá vestir de razones empresariales, que si el share, que si en la cadena de Berlusconi no se podía mantener una información tan sesgada a la izquierda…, tonterías, hay que promocionar princesas de barrio, tronistas de dudosa calaña y de todo pelaje y otras ¿subespecies? de fauna humana, o bien optar por hacer de la información un espectáculo, y, en eso, no van a ganarle a La Sexta.
    Como veis todo es dinero, porque si tampoco podemos creer a las redes, tenemos que apuntarnos a las series y eso pasa por abonarse a HBO, Netflix, Amazon… Y gastarnos el dinero, que vuelve a parar a los mismos. En fin….
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Todo es dinero, sí.

      Quedarnos sin medios de información veraces (si es que hay alguno que lo sea realmente) va a ser muy complicado. El reino de lo emocional nos conduce solo a patrias y banderas y da una pereza…

      Cuando el grito de guerra sea ‘¡América first!’ habremos acabado. Así que nos abonaremos a HBO y también ganarán ellos.

      Mediaset abre la veda. Y esto acojona. Nos daremos la bienvenida a la Era Meme.

      Un abrazo, amigo. Nos vemos por aquí. GRACIAS

      Me gusta

  3. Hoy…no te ha ido bien. Yo un día decidi girarla y ahora sirve de respaldo para un oso de peluche que no sabia dónde poner.
    Eso si..me da para leer tres periódicos en papel. Hoy por cierto paseando he visto los poquitos quioscos que quedan y los poquitos periódicos que tenían.
    Hace veinte ańos tenía entre mis favoritas una página llamada mundo latino. Alli tenia los enlaces de todos los periódicos digitales de habla hispana del mundo. Una gozada.
    Lo siento por Cuatro ya le han despojado de todo.
    Aún así ha aguantado mas de lo que esperaba. Que tiemposvrn que I Gabilondo asomaba la cara por alli.
    Esta semana hubo dos bombas informativas que hubiesen hecho temblar la tierra. Sin embargo han pasado sin pena ni gloria. Tenemos asimilado todo.

    Feliz domingo ( la cantidad de libros que se venden en el rastro. Que gozada…)

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo extraño es que quede algún quiosco vivo… y que aún vendan algún periódico.

      Reconozco que hace tiempo que leo los periódicos desde el tablet, pero siempre he seguido los informativos de televisión (excepto los de Tele5 que me parecían El Caso) y de radio (cuando viajo).

      A parte de mis gustos personales, el hecho de que las televisiones en abierto renuncien a los espacios informativos me parece una enormidad. Sé que es un signo de los tiempos a los que nos abocamos, pero no pensé que le marcha fuera tan aprisa.

      Los intereses de los grandes medios ya los comprendo. Aún así, auguro que será muy difícil para los mortales hacer criterio sobre las cosas si el ‘gran medio’ abandona la información y deja a sus espectadores al albur de la desinformación que se nos mete en el WhatsApp.

      Lo sé, lo sé… es el signo de los tiempos. Pero es tremendo comprobarlo.

      Un abrazo, Javier. Como todos los domingos, muchísimas gracias por venir.

      Me gusta

      1. Amigo..vuelve a la radio. Lo que en tv se llama tiro de camara está siempre manipulado.
        Aquello de que una imagen vale mas que mil palabras…es mentira. Si alguien se ve obligado a decir mil palabras para describir una imagen, seguramente se equivocará escapando entre ellas alguna verdad.
        Y eso que te llevas ganado.
        Si tu móvil no lleva la app de radio fm coge uno viejo..eso hago yo.

        Le gusta a 1 persona

  4. Debo confesar que hace ya tiempo que en casa preferimos hablar, leer, ver cine o series para agotar los días y cine, ver cine, nada de programas enlatados,tertulias disfrazadas -al menos eso intentan- de cultura, hace ya tiempo que esos programas cumplen la función en algunos lugares de sonido de fondo si hay suerte y de adormidera -por otro lado tan necesaria con todo lo que está pasando- para esas generaciones que ya han vivido lo suyo.
    Las noticias, lo que importa accedemos en los periódicos, y en los medios de internet.

    Es lamentable que el destino de una emisora que nació investida de novedad, rigor e intención de ser un referente se haya transformado en lo que es ahora.., no obstante ¿sorprende? eliminan los espacios de noticias… que siga ampliando su faceta de adormidera.. no está del todo mal… para algunos claro…

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad. Cuatro nació como signo de las nuevas maneras de hacer televisión. Y tardaron diez minutos en hacerla vieja.

      Tal y como dices ¿quién ve la tele hoy en día? No conozco a nadie enganchado a los canales clásicos, y sin embargo los índices de audiencia son brutales… Los más jóvenes son consumidores de series y las ven preferentemente por plataformas de pago, y los más mayores nos conformamos con encenderla a la hora del informativo y apagarla cuando terminan o, a lo sumo, esperar unos minutos por si te obsequiaran con algo bueno que ver… pero no se da el caso.

      ¿Quién la ve, entonces?

      Y ahora ya ni los informativos podremos esperar a ver. Han descubierto que el medio no es el más eficaz para sus propósitos. Ellos ganan. Ellos siempre ganan. ¡Qué hartura!

      Un beso enorme, Joaquina. Además de apagar la tele no tardaremos en tener que apagar el móvil. Gracias por venir. Me encanta verte aquí.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s