Ora pro nobis

Días antes de la investidura del candidato Pedro Sánchez Pérez-Castejón (PSOE) como presidente del Gobierno de España, la Conferencia Episcopal Española ya invitaba a la grey a estar alerta, en realidad muy alerta, ante la posible formación de un Gobierno conjunto con Unidas Podemos.

Agradecimos, los ateos convencidos, que el lugar de al Espíritu Santo, invocara el cardenal Blázquez al espíritu de la transición (este con minúscula) que, como cosa más mundana, debió parecer, a su vez, a su eminencia más próxima a la feligresía.

Simultáneamente, otro cardenal, el de Valencia, pedía encarecidamente y de rodillas que se orase por España. Indefinidamente: desde hoy, decía, hasta que se aclarase el futuro incierto que por aquellos días vivíamos en España. Y no solo en las iglesias: en las misas, en los conventos…

No se desgastaron mucho las rodillas purpuradas de Cañizares porque a pocos días el futuro se había clarificado, Sánchez era presidente del Gobierno e Iglesias (Pablo, no confundir) se anunciaba como vicepresidente.

En un lenguaje tan críptico como del que suelen hacer gala los príncipes de la Iglesia, se ignora si el concepto ‘aclarar el futuro’ se refiere al propio acto de la investidura o a la desaparición física (v. gr. sacrificio en la hoguera) de los sujetos que generan tan brutal incertidumbre. Desconocemos por tanto si las oraciones podrían seguir siendo efectivas, al continuar los confundidores en el mundo de los vivos o si, despejadas las dudas y siendo a que aquellas se resolvieron para mal, es decir, ‘aclarado el futuro’, habrían sus eminencias de tomar medidas más enérgicas contra este futuro Gobierno “presidido por la maldad” (Jaime Mayor Oreja dixit).

A este lance y por si la sola oración no fuera suficiente o pillara a Dios en otros menesteres, se encara el obispo de Castelló (un tal López) y organiza con urgencia un itinerario formativo para hacer frente a las políticas del nuevo Gobierno de coalición (ya sabe, este del Mal). Con el título  ‘Antropología cristiana y cuestiones de bioética’, nada menos, se dispone a adoctrinar a los cristianos contra la ‘ideología de género’ y la eutanasia, entro otras disciplinas de alto contenido ‘moral’.

20200112_010505En suma, la jerarquía eclesiástica Española se ha unido de hecho y de derecho con la derecha-ultraderecha del país. Ahora deberíamos citar juntos a PP, C’s, Vox y CEE (por sus siglas, la Conferencia Episcopal Española) que, sin representación parlamentaria directa, pero con el oráculo de iglesias (templos, ya sabe, no Pablo) y conventos, apoya, defiende y participa en la lucha contra el Gobierno legítimo de todos los Españoles y sus políticas. Y esto no desde cualquier atril, sino desde uno que le hemos construido entre todos y que, en gran medida, le ayudamos a pagar con nuestra declaración de la renta.

¿Un poco de asco? ¿Risa?

¿Risa? Pues verá la que le entra cuando se entere de que para casarse le van a proponer un cursillo de 2 a 3 años (¡2 a 3 AÑOS! Un poco más largo que el noviazgo miso).

Este ha sido el obispo de Bilbao en su sagrada misión como presidente de la subcomisión episcopal para la Familia y Defensa de la Vida de la CEE, y tiene por objeto preservar la duración del matrimonio que, según sus cuentas, se viene desvaneciendo con demasiada prontitud.

¿Cómo? Previniendo contra ¡la masturbación!, contra ¡las relaciones prematrimoniales! (‘guardar lo más íntimo de tu cuerpo para donarlo a quien entregarás todo tu ser’ [sic]), contra ¡la pornografía!, y alentando caricias y cucamonas que juzga, sin embargo, muy convenientes. (En el texto original se aconsejaba al varón ayudar un poco en casa el día que quisiera tener relaciones sexuales con su esposa, ello por la conveniencia de que le pillara descansada y se entregara más fervientemente al lío, pero esta recomendación –esencia a todas luces de un buen polvo– ha desaparecido de la versión definitiva).

¿Cómo se queda?

Sin embargo algo se mueve: Sesión de investidura (contra los cuatro reyes según Cayetana Álvarez de Toledo etcétera etcétara) con debates en domingo; audiencia entre el presidente y el rey para el despacho del Consejo de Ministros, hoy domingo… Las fiestas se han dejado de santificar. No tardaremos en tener de fe de ello, algún obispo debe estar ya rezando por el particular.

La Iglesia española nunca fue sospechosa de apoyar a las izquierdas, salvo contadas y loables excepciones, pero en estos últimos meses se ha echado definitivamente al monte. Cuando se mete donde no le llaman da como asco. Y cuando se pone en lo suyo da algo más que risa.

Y seguimos pagando.

La definitiva denuncia del Concordato (Acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede de 1979) se hace imprescindible. Dios lo haga (y Sánchez).

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

9 respuestas a “Ora pro nobis

  1. Ya dijo Don Quijote, con la iglesia hemos topado amigo Sancho, la iglesia no tiene mucha vista cuando en esta composición de gobierno va incluida Sanchez e IGLESIAS y no una sola.
    La Iglesia dirigida por estos señores bien cuidados desde sus comienzos obispos,papas que tenían la virtud de que aunque se estuviera pasando hambre Enel pueblo ellos estaban rollizos y con buena cara y descansados para poder tirarse a las muchachitas o muchachitos que pudieran , pero eso estaba bien visto porque eran los señores machistas (por que no tengo conocimiento de ninguna mujer obispo) y viniendo al caso me pregunto? Si todos somos iguales ante los ojos De Dios por que no hay una mujer cura? Me pregunto estupideces, por que pierden Toda su fuerza y referente a el apoyo dela iglesia a la derecha la culpa la tienen los señores de izquierdas por no ir a misa.
    Buen domingo y a misa de 1 para ir haciendo patria.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Coño! ¡Era eso!

      Nosotros buscándole tres pies al gato y era tan fácil como santificar las fiestas (el 18 de julio, mismo).

      Nada, me pongo las medias y voy a ver si llego a la de 10 a la catedral, que es más exclusiva.

      Tú hoy te la saltas… que lo sé yo.

      Pero ¿para qué quieres tú una mujer obispa? ¡Si eso no es de recibo, hombre de Dios!

      ¿No ves que su sitio es el de ‘parra fecunda en el centro de la casa’?

      Señor, Señor…

      Un abrazo enorme. GRACIAS

      Me gusta

  2. ¿Por qué será que me vienen a la mente Jon Sobrino, Pedro Casaldáliga, Ignacio Ellacuria, Arnulfo Romero… y hasta algún paisano, cura guerrillero en Sudamérica, cuya foto veo (casi) todos los días en casa de una vecina…?

    Dios hace décadas que hizo las maletas y marchó a hacer turismo por galaxias lejanas… A ver si se enteran estos chamanes de la opulencia y la verborrea, inquisidores de la moral ajena, subvencionados con el dinero de la Caja Común que no distingue las creencias o la falta de ellas de quienes somos pagadores y pagadoras por ley de tan fastuoso onanismo más terrenal que místico.

    Ave, María, gratia plena… y una duda existencial que me corroe: ¿Qué gaitas inyectan en las hostias para colocar tan escandalosamente a estos señores de permanentes vestiduras carnavaleras…?

    Salud y que Belcebú nos ampare.

    Le gusta a 1 persona

    1. Tienes razón: a menudo se nos olvidan curas buenos, que hacen cosas que quizás solo se puedan comprender desde la fe que profesan.

      En cualquier caso todos (o casi todos) están condenados a silencio o a no sé qué penas que ellos mismos se autoimponen. Así que igual podríamos concluir que el problema no está en la religión (o en las religiones) sino en las estructuras que se forran a su costa.

      Esos disfraces, esas prebendas, esa prosopopeya, esas fortunas, no se conciben de ninguna manera. Ni se comprende que la sociedad no las haya repudiado ya de plano y las siga teniendo como buenas.

      En las hostias deben meter… deben meter… deben meter… No sé que hostias meten. Pero debe ser fuerte.

      ¡Muchísimas gracias, amigo! Me encanta verte por aquí. Y, una vez más, tienes razón: hay un puñado de ellos que bien vale la pena tener presentes.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  3. “Si los curas y monjas supieran las palizas que les vamos a dar, saldrían a la calle libertad, libertad, libertad”. Era una bonita copla que se cantaba, a mi pegar curas, me parece feo, pero a cambio de no pegarlos y mantenerlos a cuerpo de rey o al menos mantenerlos, lo menos que debían hacer es callarse y dejar los gritos airados a la derecha y a la rederecha y seguir rezando por la salvación de Rusia y volver al domund con sus huchas de cabecitas de negritos, perdón de niños subsaharianos. Y dejar de encabronar a las beatas desde los púlpitos con sus exabruptos airados, que luego con el cabreo les sale paella fatal los domingos.
    Lo del curso para casarse de tres años me parece bien, igual el gobierno lo pone en los cursos del INEM y de paso bajan las estadísticas del paro, podrían por ejemplo hacerlos en inglés y con manejo de Excel y así llegas cansado a casa ,ni te masturbas ni tienes ganas de relaciones.
    Igual no te casas pero algo aprendes.
    Además se puede incluir en el c.v. si rompes con tu novia y lo tienes hecho pues es más fácil para la próxima y además seguro que la CEE lo valora mucho y hay mucha empresa del Opus.
    Yo no veo más que ventajas.

    Un saludo que no llego a misa de once.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Qué despropósito! Un curso para casados que ignora la existencia del LibreOffice y se entrega en los brazos de Bil Gates con su Microsoft… No te entiendo, Miguel Ángel, no te entiendo.

      Tenemos que valorar, no obstante, el impacto que tiene la forma de transmitir su ideología de la Curia, porque si llegara a demostrarse empíricamente que influye en la paella de los domingos, los varones estaríamos más que legitimados para prohibir a las esposas la asistencia al culto dominical y eso haría:
      a) que tuvieran más tiempo para dedicarle a limpiar el baño
      b) que llegaran más descansadas por la noche y los ansiosos esposos pudieran ejecutar la cópula alejados del ‘hoy también me duele la cabeza, cariño’ que se ha hecho ya popular entre los matrimonios
      c) evitar el riesgo cierto de que la puta paella volviera a salir incomestible, haya sexo o no esta noche.

      En este caso, en completo acuerdo contigo.

      No sé hacer criterio sobre el asunto del currículum. No sabría que opinar, viviendo yo (como tú ahora) en un mundo que se vacía y en el que, por ende, todo el mundo sabe con quién anda follando cada quien. No sé… en principio no lo veo…

      Seguiré reflexionando sobre ello. Entre tanto me voy otra vez a misa, que esto de España merece una doble oración.

      ¡Besos y besos!

      GRACIAS

      Me gusta

  4. Justo no te preocupes, con la llegada de este gobierno tan progresista, el Concordato y la religión en la educación pública tiene sus días contados.

    Lo que me parece fantástico es lo de los cursillos prematrimoniales de varios años. Los que realmente y pertenecen al club con todas sus consecuencias, disfrutarán de la dolorosa experiencia. El resto, la gran cantidad de hipócritas que solo asisten a misa el día de su boda…, que les den dolorosamente por culo.

    (Se les va a acabar a los Reyes Magos la vaselina).

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy preocupado porque no he oído la frase que espero oír desde hace años, que podríamos resumir en ‘ni un cura en la escuela pública’. Solo una aproximación a la voluntariedad de la clase de religión a que no cuente en la nota final (no faltaría más).

      Del curso ese de castidad y antimasturbación no opino. Solo me descojono. Pero para eso no soy de ese club. Los que lo sigan siendo tienen todo el derecho del mundo a esa ‘formación’ en el novecentismo.

      Gracias, Lorenzo. Sé que nunca nos pondremos de acuerdo pero ¿hay algo más constructivo?

      Un abrazo enorme. ¡Nos vemos!

      Me gusta

  5. Llego muy tarde, pero con mucha ventaja. Primero: ya hay gobierno; dad el concordato por muerto ¿?.
    Segundo: Vengo con el Pais (papel) de hoy leído. Vienen dos artículos referentes a la iglesia, uno es de los legionarios de cristo y aquel “lider” Marcial Maciel que abusó de forma sistemática de mas de 175 niños El reportaje es muy interesante de leer y aporta una foto..que es para verla.
    El otro reportaje va dedicado a Ratzinger y el cardenal Sarah situado en “la oposición” al Papa Francisco, lo entrecomillo porque no entiendo muy bien eso de hacer oposición al Papa, donde se deja la fe ese cardenal.
    El caso es que han escrito un libro a cuatro manos oponiéndose al fin del celibato en la iglesia.
    En cuanto a esto, en su día ya hablé y documenté el porqué del celibato en la iglesia y no eran motivos ni castos, ni puros ni p…. La pasta y el poder, lo de siempre.
    Los dos artículos vienen pegaditos, en la sección de sociedad en distinta página pero en la misma resma. La jefatura de redacción de el País se ha debido reir mucho. No debe estar mucho por el concordato tampoco.
    Feliz semana y ánimo que en tres meses no hay elecciones.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s