PP (policía patriótica)

Por eso decimos que se han apoderado de los símbolos y las palabras. Por eso decimos que se han apoderado de las banderas y las usan como armas arrojadizas porque, quien las ondea, se pretende por encima moral y socialmente, de quienes hemos declinado sus colores para no parecernos a ellos o, simplemente, porque los colores nos importan un huevo.

Y también se han adueñado de las palabras. Porque el que lleva una bandera es, además, un patriota. También el que luce orgulloso un lazo amarillo en la solapa es un patriota, o lo es la que lo lleva prendido del bolso, solo que de otra patria.

El que ayuda a bien morir a su mujer no, ese no es un patriota; es el cooperador necesario de un suicidio y si la cosa se le pone fea va a la cárcel. Pero ese es otro tema.

Si eres ministro del Interior y buscas el bien de la patria evitando a toda costa que un partido político al que has juzgado antipatriota tenga opciones de formar gobierno, entonces sí eres un verdadero patriota. Lo eres tú, que te sabes con la capacidad universal de distinguir el bien y el mal, y se contagia de ese patriotismo verdadero toda la actividad que despliegas en la consecución del patriótico fin. Así, si corrompes a un grupo de policías para que coadyuven en tu aspiración y tienes el buen acierto de denominarlo ‘policía patriótica’, entonces toda esa corrupción infecta adquiere la condición de ‘santa cruzada’, de ‘medio’ justificado por el fin supremo que persigues, que es la patria.

No importa qué cantidad de dinero público te has gastado en enviar policías patrióticos a Nueva York para sobornar a un político extranjero, ni a qué periodistas has filtrado qué información falsa para frenar la ignominia de un partido político que no comulga con tus hostias.

No importa, tampoco, que los periodistas a los que filtraste la información falsamente fabricada contrasten o no la noticia inventada, porque ante la patria, mejor, ante las agresiones a la patria, también los periodistas patrióticos adquieren esa ‘patente de corso’ que les permite engañar, ensuciar, corromperse, faltar a la regla básica de transmitir información veraz.

Los ‘españoles de bien’ lo permiten (¿lo aplauden?), igual que permiten (¿aplauden?) que los obispos se inventen falsas terapias buscando curar a los homosexuales que ‘voluntariamente’ se someten a las pías prácticas que intentarán acabar con la dolencia imaginaria. No hay dolencia en realidad: solo le duele al obispo miserable, enfermo de sus propios miedos ancestrales, que justifica la violación de un niño pero se niega a desterrar de su mente pútrida los prejuicios atávicos en los que fue tan mal educado. Dios no quiere maricas. La patria no quiere maricas.

El ministro Fernández Díaz (que lo fue) nos libraba de los políticos que ensucian el suelo y los telediarios de esa patria que adora. El obispo Reig Pla, nos libra de los maricas y tortilleras que ofenden la recta moral de la grey. El Estado todo nos libra de las personas sin escrúpulos que acaban con el hilo ínfimo de vida que le queda a quien sufre la enfermedad y el dolor desde años.

IMG-20190406-WA0016

Y, de todos ellos, ¿quién pasará la noche en el calabozo? ¿De cuál de ellos sabemos seguro que ha delinquido? ¿Cuál de los tres será inmediatamente sometido al rigor de nuestra Justicia penal?

¿El que corrompió a la policía y practicó el odio contra sus semejantes fabricando y filtrando bulos y patrañas para impedir que pudieran nunca quitarle la silla ministerial?

¿El que se inventó la enfermedad donde no la había y practicó el odio sometiendo a tortura psicológica a través de curanderos sin titulación ni escrúpulos a sus víctimas?

No. Esos no.

El que se juega la cárcel, el que ha pasado la noche en el calabozo ha sido Hernández, el otro: el que en lugar del odio practicó el amor.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

6 respuestas a “PP (policía patriótica)

  1. muy claro, los que van a la carcel solo son los Hernandez o similares, la corrupcion alcanca cualquier ambito sean policias espias, corruptos que utilizan cualquier mentira para hacerla verdad en al calle , toda estas personas que se denominan de derechas y se dan el golpe de pecho en las misas, desdde hace mucho, mucho tiempo la bandera de España fue utilizada y lo sigue siendo por esos señores de derechas que gracias a ellos seguimos comiendo, para colocarla como simbolo del faccismo, supongo que no lo entiendo muy bien pero yo creia que era de TODOS LOS ESPAÑOLES estare equivocado, yo me considero cristiano ( segun yo entiendo el cristianismo y no con el golpe en el pecho) y el Papa me cae bien pero me decepciono en la entrevista de television en la pregunta que le hicieron sobre los abusos de la igesia a menores, se salio por la tangente excusandose en que todos sitios cuecen habas diciendo que tambien se producen abusos en el ambito familiar esa no era la pregunta.
    aunque me duele decirlo los Hernandez lo tenemos jodido.

    buen domingo y espero que llueva mas por que creo que estan metiendo mano hasta en las nubes.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Es por el turismo!

      Si anuncian lluvias en Semana Santa anulan las reservas y se hunde la economía…

      A mí no me gustó el Papa en la entrevista con Évole. No le escuché ninguna reflexión digna del líder espiritual de una nación de no sé cuántos millones de fieles… Me pareció ramplón, oportunista y falto de profundidad y, encima, con el tema de los abusos se fue por los cerros de Úbeda, como ya hicieron en la reunión esa tan importante que no sirvió para nada.

      Pero, sí: Los Hernández lo llevamos mal. Muy mal. Los otros, los que no somos nosotros, se escapan por los recovecos de la Ley sin mayor problema. Ellos, los que tendrían que pagar bien caras sus traiciones a la patria, son los dueños también del sistema que la sociedad creyó darse para protegerse de sus fechorías.

      Lo que pasa es que, en este caso, la fechoría es mayúscula, la traición es brutal. La burla es inmensa: Se saben los amos del cortijo… Y a lo mejor lo son.

      Un abrazo, Juan Carlos. ¡GRACIAS! …Y que siga lloviendo.

      Me gusta

  2. Lo único bueno que he visto es que he leido “tortillera” y me ha dado hambre.
    El resto me parece una concatenación de actos de cinismo que se sale de mi capacidad de manejar mi sentido común.
    Ayer vi una manifestación de policías por el paseo del Prado, que por cierto, hacían tirar unos petardos que si la manifestación es de otros…”la lian parda”
    El caso es que luego escuché a uno del Pp en la radio, creo que el campeón de lanzamiento de hueso de aceituna. Diciendo no se que de “gente de bien” y despreciando a los “perro flautas”.
    Esta gente ¿de verdad dormirá tranquila?.
    Ahora estoy escuchando a cuatro jovenes de cien años que eso si que es sabiduría.
    Nada mas… me indigna esas “personas” que has descrito en el articulo de tal manera que me produce un atasco de lo que me nace decir.

    Feliz y lluvioso domingo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo malo es que lo que nace decir son palabrotas.

      Este personal selecto, compuesto todo de gentes de bien, se pensaron sin lugar a dudas que eran los dueños de la cosa y que nada malo podría sucederles hicieran lo que hiciesen. Y a lo mejor tenían razón…

      Han demostrado quienes son. Lo han demostrado con creces. Y han estado a punto de extinguirse, si es que no se extinguen definitivamente después de los resultados que cosechen en estas elecciones que, espero por el bien de todos, sean el reflejo de lo que la verdadera gente de bien piensa de ellos.

      Insulto tras insulto, atentado tras atentado al sentido común, desprecio tras desprecio a la inteligencia de las personas, se han ganado el ostracismo para mucho, mucho, mucho tiempo.

      A ver si logramos mandarlos ahí.

      Un abrazo, amigo Javier. Gracias por participar en este intento de, al menos, decir las cosas como las sentimos.

      Me gusta

  3. No puedo estar más de acuerdo con este post. Este es un watergate en toda regla q está pasando inadvertido para la opinión pública. La democracia está en serio peligro si la.sociedad no la defiende.
    Y que hacen los fiscales y jueces???????
    Perseguir músicos y cantautores….increible

    Le gusta a 1 persona

    1. No recuerdo si fue el propio Lesmes el que allá por el 2014 o 15 afirmó que nuestra Ley de Enjuiciamiento Criminal estaba redactada para el ‘robagallinas’ que es, con mucho (esto lo añado yo), el más honrado de nuestros delincuentes.

      Nuestro sistema judicial está tan ocupado persiguiendo la libertad de expresión y juzgando por lo criminal a quién debió ser juzgado por lo ‘político’, que a penas le queda tiempo para perseguir a esos que de verdad están rompiendo la sociedad que conocíamos.

      ¡Qué mal futuro inmediato nos espera si no somos capaces de poner freno a esto!

      ¡Gracias, Luis! Ya sabes que me encanta verte… aunque sea por aquí.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s