Luego, si eso, echamos un pádel

20190330_235251

Jalón de Camero. 18 habitantes. La Rioja.

400 m2 de polideportivo.

400.000 euros de inversión.

22,22 m2 de polideportivo por vecino.

22.222 euros por habitante con algunos céntimos.

Los de los pueblos de al lado muy cabreados.

Lo cierto es que 18 nos reunimos a veces en los cumpleaños de los niños, y cabemos mal que bien en el comedor de casa a poco que se mantenga cierto orden y no quieran llegar todos a la vez a los ganchitos.

El Gobierno de la Rioja ha encontrado la solución a ‘la España vacía’ (Sergio del Molino dixit).

No es necesario profundizar en el problema, porque es sobradamente conocido. Se sabe que la brecha entre la España urbana y la rural ha crecido sustancialmente como consecuencia de la crisis de 2007 (limitar los recursos que se invierten en las cosas públicas viene a perjudicar gravemente a esta última).  Y se sabe que, de los ocho mil y pico municipios que hay en el país, solo el pico supera los 100.000 habitantes, mientras que en más de siete mil de ellos la cifra no alcanza a los 5.000.

El país no está para tonterías. Cuidar de la España rural es, simplemente, cuidar del granero. Los pueblos no tienen alma, se extinguen, sin más, cuando les llega la hora y no importa buscar responsables porque, siempre que se aren las tierras y se ordeñen las vacas el impacto es ninguno (en serio, en serio, a nadie le importa el patrimonio cultural que se entierra con ellos). Pero al final cuidar del granero tiene su qué: las medidas de apoyo al entorno rural se han limitado a las financiadas por la UE, vertebradas a través de la Política Agraria Común. Y la famosa PAC ha destinado el 97% de sus recursos a propietarios de terrenos vinculados a la agricultura y solo el 3% al desarrollo económico de las zonas rurales.

Un dato más: la normativa que el PP desplegó a partir 2012 para frenar el déficit de las administraciones públicas se ensañó con las corporaciones locales, a las que en 2013 cercenó en sus competencias y en su capacidad inversora, castrando cualquier iniciativa de supervivencia que pudiera surgir del propio tejido político local. Antes pensábamos que la autonomía municipal (sagrado principio constitucional) servía precisamente para garantizar la capacidad de los ayuntamientos de proveer a la felicidad de sus vecinos y a su bienestar. Ahora sabemos que eso, o siempre fue mentira, o la realidad lo ha convertido en falso. Pero ya no está.

El Gobierno de España activa en estos días un plan de revitalización del entorno rural que aglutina un montón de medidas propuestas por todas o casi todas las carteras ministeriales. La propuesta estrella viene de Defensa, que planea reforzar la presencia soldados en más de 200 cuarteles del interior para que hagan bulto. No es menor: eso reforzará también los bares, los transportes, la extensión de las redes datos, las tiendas de ultramarinos, la economía en suma.

Seguro que algo tienen que ver en esta acción conjunta del Gobierno los cien diputados que se ventilan en las provincias vacías, en las que se eligen entre tres y cinco, porque en tiempos electorales se ve mucha cosa electoralista. Pero parece mejor hablar de esto que de cómo asesinaban los neandertales a sus chiquillos que, además de ser electoralista, resulta que es mentira.

Es el modelo productivo. Aquella quimera de la que solo Zapatero (José Luis Rodríguez) se ha atrevido a hablar y que nadie más ha osado siquiera enunciar: Activar un nuevo modelo productivo que no arranque del sector terciario (en el que siempre quisimos colocar a nuestros hijos que van a ser todos ingenieros de telecomunicaciones), sino del jodido sector primario que agoniza con la despoblación, dignificando lo que es digno, potenciando lo que cohesiona de verdad, lo que cuida de la capa de ozono y de la corteza terrestre y de la biosfera. Corregir esta realidad brutal en la que nos encontramos a 1 de abril de 2019, cuando nuestros pueblos vinculan su capacidad de supervivencia a la intensidad de las ayudas sociales que gestionan para sus vecinos.

No hay que hacer más polideportivos a 22.222 euros por habitantes, de verdad. Hay que reinventar el modelo económico, regulando los mercados, dignificando los empleos, facilitando las comunicaciones, generando el intercambio imprescindible para el crecimiento intelectual, imaginando, trabajando.

Y luego ya, si eso, echamos un partidito de pádel.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

9 respuestas a “Luego, si eso, echamos un pádel

  1. totalmente de acuerdo, desde hace mucho tiempo, mucho tiempo, desde nuestros dirigentes se esfuerzan en agradar al votante, que tambien es necesario pero de vez en cuando y mirando tambien por esos votantes que no son ingenieros, arquitectos, deliniantes, ( que tambien son necesario e imprecindibles) se deberia pensar en suvencionar ya que el mercado comun nos perjudica con respecto a otros paises, en el tema agricola el sector mas importante lo dejamos de lado a espensas del cielo solo un ejemplo de lo que el campo ha adelantado en 40 años en el año 1980 la cebada estaba a 28 pesetas hoy 2019 esta a 0,170 € pesetas 28,28 la pac equivale en un año de produccion normal a 0,0257 € en pesetas 4,27 por kilo si sumamos 28,28+4,27= 32,55 pts osea que el precio ha subido en 40 años un 1,5% tocate la pera Maria Manuela cuando la subida en general de productos agricolas y mano de obra ha subido, el asalariado cobraba al mes unas 12.000 pts hoy cobra un salario normal de 8 horas 1.350 € mes 224.621 pesetas.
    creo que hay diferencia polideportivos si, ayudas al campo TAMBIEN.

    estos precios de salarios los saco de sueldos de mi familia en mi pueblo .

    Buen dia espero que lluvioso.

    Le gusta a 1 persona

  2. perdon se me olvidaba el precio de compra actual es 0,170 para aquellos que tienen un poco aguante y no cobraron todavia los agricultores que son muchos que vendieron en campaña estaba a 0,154 € en pesetas a 25,62 +4,27 = 29,89 1,89 pestas mas el kilo en 40 años el porcentaje de subida para ellos ha sido negativo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Esperemos que lluvioso! Porque si no, se va a juntar el hambre con las ganas de comer… (nunca mejor dicho)

      Un día nos tienes que contar con detenimiento quién fija esos precios y obedeciendo a qué criterios, porque no se entiende nada bien que el que no tiene ‘aguante’ y no le queda más remedio que vender la cosecha al mismo acabar la faena, se perjudique con un precio ridículo que podría mejorar si aguantara un poco la producción en su granero. Al menos yo no acabo de entenderlo.

      Esas ayudas al campo no pueden servir exclusivamente para evitar el hambre de los pequeños agricultores, o llenar los bolsillos de los latifundistas que prefieren quemas sus cosechas después de cobrar, porque les sale más barato que recogerlas.

      Sé que no descubro nada si aseguro que los problemas estructurales se tienen que resolver con medidas estructurales, y la mera subvención al producto no puede ser la solución (aunque bienvenida sea si no se les ocurre otra).

      Le estructura económica del mundo rural tiene que cambiar. Los gobiernos sirven para eso, para cambiar las cosas que no funcionan. Lo alarmante es que esta situación de ruina para los agricultores sea tan beneficiosa para quienes se lucran con ella. Y lo jodido es que sabemos quienes son.

      Un abrazo, Juan Carlos. A ver si este fin de semana que se anunciaba lluvioso levanta la cosecha… ¡Falta hace!

      Me gusta

  3. El aguante te lo da servido el mayorista que casi nunca paga la cosecha cuando se la llevan…. En realidad, ya lo estáis planteando, o cambiamos el modelo productivo o nada tendrá solución. Es verdad que necesariamente hay que ser competitivo en un momento en que el propio cambio climático está imponiendo su ley… Más secano, menos lluvia en el centro y sur de la península, con lo que eso no pone en una pelea con los graneros de Europa, excedentes de leche en la España húmeda,… Nuevos modelos de alimentación,… Mal panorama y pueblos cada vez más vacíos, con manifestaciones llenas con los que sólo vamos en verano y que no se han planteado, de verdad, volcer.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es probable que la agricultura no deba ser el único motor económico de la España rural. Y que el agroturismo no esté dando los frutos que se imaginaron antes de la gran crisis (a lo mejor en unos años hablamos de la primera gran crisis).

      Desde luego estoy de acuerdo en que pintan bastos con el cambio climático y las nuevas tendencias alimentarias.

      También creo que las estructuras políticas se han quedado más que viejas (la normativa antidéficit no solo no ayuda, sino que perjudica). La figura de la comarca no se ha desarrollado más que en Cataluña, por razones que nada tuvieron que ver con la sostenibilidad…

      Solo puedo imaginar una nueva regulación del mercado agropecuario con menos influencia de la intermediación y una planificación estratégica comarcal (el municipio es demasiado pequeño para solventar problemas y la provincia parece demasiado grande) para diseñar el desarrollo de los territorios a medio plazo. Pero me temo que no veremos nada así.

      El tiempo juega en contra. Lo que sea que suceda sucederá solo y, por lo que tengo aprendido, todo lo que sucede solo sucede para mal.

      PLANIFICAR el desarrollo. Inventar el futuro… ¿Se pondrá alguien con ello?

      Gracias, José Ricardo. Un abrazo muy grande.

      Me gusta

  4. Precisamente vuelvo de Madrid ,a un pueblo de Teruel que por cierto existe ,he visto ciudadanos ,de Soria Jaén Huesca, Talavera de la reina ,ciudad real , Castilla la vieja ,90 asociaciones vinculadas con el medio rural de la España vaciada , vaciada y desangrada por el modelo económico impuesto por el capitalismo y pidiendo un cambio radical del modelo económico ,si el mundo rural se muere ,lo vais a pasar muy mal en las ciudades ,el sector primario es la base de una economía sostenible,los jóvenes afortunadamente ya no entienden como única alternativa la emigración de sus pueblos , pero necesitan sueldos dignos para asentar la población, Madrid hoy ha sido un clamor de la “España vaciada” ojalá que las próximas elecciones ,propicien un gobierno socialmente justo que no deje morir este mundo rural tan necesario,yo vuelvo a casa después de 5 horas de autobús de ida y otras tantas de vuelta con la grata sensación del deber cumplido,me encantaría que mis hijas estuvieran cerca de mí y reclamo de la sociedad la comprensión necesaria para hacerlo posible. Salud y fuerza

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegra muchísimo tener el testimonio directo de una persona que ha estado en la mani de hoy en Madrid. Y me alegra más comprobar que ha sido tan exitosa, además de las noticias que hemos oído en los informativos de mediodía. Daban unas 50.000 personas, que es una barbaridad.

      Completamente de acuerdo con todo. Completamente de acuerdo con la importancia del sector primario y con la necesidad de revitalizarlo con medidas de verdad, porque los ‘paños calientes’ ya no están en fecha.

      Parece que desde la izquierda, en concreto desde el PSOE, se ha establecido una estrategia bastante compacta… Ya no estamos para hacer actos de fe, pero no tiene mala pinta. Al menos da noticia de que alguien más ha comprendido que el problema existe y que es urgente resolverlo.

      Contigo también en la esperanza de que las elecciones que ya tenemos encima propicien ese gobierno socialmente justo al que te refieres, que no deje morir un mundo tan necesario en todos los sentidos.

      Gracias, Julián Manuel. Una vez más, completamente de acuerdo contigo.

      Me gusta

  5. El problema es que parece que se dan cuenta de la despoblación rural únicamente cuando hay unas elecciones a las puertas…
    El otro día estuve en Palencia viendo a un amigo, y me decía que era preocupante como cada año había menos gente, más casas vacías, nada de trabajo… y eso en Palencia! Pues imagínate en pueblos como Ballesteros.
    Es una penita, así que deberían de ponerse las pilas (no solo para las elecciones) e incentivar y poner en marcha medidas para que el medio rural no muera

    Le gusta a 1 persona

    1. Solo hace falta inteligencia y voluntad política. Diseño, planificación y romper ese equilibrio macabro que hace que los que menos ponen se lo lleven casi todo.

      Tres condiciones prácticamente imposibles. Y mucho más las tres juntas.

      Nuestra apuesta es clara para el tiempo que viene. No tenemos más remedio que confiar en ella, aunque el riesgo de que nos defraude sea enorme. No nos queda otra.

      Un beso muy fuerte, Elena. Nos vemos enseguida.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s