Yo me apeo.

Cosas de hoy en día

Un maquinista abandona su tren a mitad de camino y deja tirados a un montón de pasajeros

img_0458
Maquinista abandonando su tren en Osorno

Malditos sindicatos, maldito trabajo, maldito trasto infernal… ¿A que me apeo? ¿Habrá algún maquinista de paisano en el tren que me haga de esquirol? No. Tonterías. Lo hubiera reconocido. Tampoco somos tantos. Coño, estamos en Osorno. ¿Se les habrá perdido algo a estos en Osorno? Y son las nueve de la noche. Bueno, el sábado es la Virgen, ya estarán de fiestas. Y aún no hace tanto frío, no lo pasarán tan mal. El caso es que me apeo. Que son las nueve, que mi jornada laboral acaba aquí y que las horas extras no compensan. Malditos sindicatos. Años negociando y llenándose el buche a costa de los afiliados. Si fuera piloto no, pero soy maquinista. Pie a tierra, ya está. De esta igual me largan, claro. Algo encontrarán, seguro, porque para ponerse tiquismiquis se las buscan solos. Abandono del puesto de trabajo o algo. Me apeo, me bajo, que luego descarrilan y le echan las culpas a uno. A uno muerto, que ya manda cojones. Ese chiquete con cara de atontado seguro que me pone una reclamación. O me la ponen todos, que ya pudiera ser, porque la gente se pone muy nerviosa cuando le paran los trenes. Pero estamos en Osorno, aquí hay mucha vida en las fiestas. Deberían aprovechar y tomarse algo. Que se busquen la vida. No les voy a decir yo por la megafonía lo que tienen que hacer en Osorno. La parienta seguro que me entiende, estaba hasta el moño ya de este curro sin horarios. La hipoteca… Al tío del banco igual no le sienta tan bien. Veintitrés años en una cabina mirando a las vías. Y mira que son aburridas las putas vías. Pero es que ya se ha terminado mi jornada laboral y estos de la Renfe no tienen vergüenza. ¡Que pongan personal, joder! Años negociando para nada. Los sindicatos negociando, la empresa que si te he visto no me acuerdo y uno, el currito, ni una baja por enfermedad, ni un retraso en más de 20 años, ni un percance… Que hagan lo que quieran, de todos modos me voy a apear. Y si uno dice que se apea, se apea. Pues no es nadie uno apeándose de los sitios. Si fuera piloto, no. Entonces no. Pero esos ganan más. Mucho más. Y además menuda hostia si te bajas sobrevolando Osorno. Pero soy maquinista. Es otra historia, aquí no hay que tirarse. Horas y horas, kilómetros y kilómetros. Y la responsabilidad. Todo a los hombros de uno. No está pagado. Y a mí si me buscan me encuentran. Y no es por Rajoy, ni por Zapatero, que esto ya viene de años. Estos tampoco han hecho nada, ¡pero ninguno! A cualquiera le quería yo ver sentado en la cabina horas y horas sin perder la vista de las vías. ¡Qué aburrimiento! Pero, a ver, ¿no la lía parda aquí todo el mundo y se va a casa de rositas? ¿No se ha terminado mi jornada laboral? Pues yo me apeo. Me bajo del tren. Se lo dejo con el freno echado y en una estación ¿se puede pedir más de uno?

 

d-montanes

pais

confidencial

Los recortes de periódico son reales y el dibujo es de mi hermana Maripepa.

7 thoughts on “Yo me apeo.

  1. Que bonito poder apearse. Este hombre merece mi respeto y admiración. Decisión tomada y asumida con todas las consecuencias , sin perjudicar seriamente a nadie. Es buenísimo saber que algunad personas toman decisiones no habituales pero con total responsabilidad.
    Propongo que hagamoscampaña por apearnnos de algún sitio…. Que seguro hemos Deseado hacerlo

    Le gusta a 1 persona

  2. Nooo, no hay que abandonar nunca y menos con tanta gente ahí más colgada que nada. Si tienes personas a tu cargo hay que ser un poquito más responsable. Menudo sorpreson nos llevaríamos si nos tocara a nosotros! Si al menos hubiera sido en Mojacar! Ah no, que no tenemos tren. Un beso grande!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Este maquinista estaría hasta los mismísimos… Para hacer lo que hizo. Cansado de que no se le escuché, harto de reivindicar, fatigado de conducir. Hay que ser valiente para tomar tal decisión, estoy con él.
    No os puedo asegurar la misma opinión si hubiera sido viajera de ese tren…Jajajaja

    Le gusta a 1 persona

    1. Una vez más (y como no podía ser de otra manera) completamente de acuerdo. Asusta pensar en hasta dónde se presiona a según qué trabajadores y en qué situaciones los ponen para salirse de todo sistema y llegar a tomar decisiones como esta que, al final, lo que ponen en riesgo es su propio puesto de trabajo. Esto sí que es un indignado.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s