El misterioso caso de las chicas del banquillo.

Cuando por el año 2012 escuchábamos a la Pantoja y a Mayte Zaldívar explicar sin pestañear que el ex alcalde de Marbella era en realidad un pedazo de pan, que no tenía nada suyo y que cómo iban a saber ellas que esas bolsas de basura llenas de dinero contenían, en realidad, dinero, todos hicimos como que no nos dimos cuenta. Lo atribuimos a aquello de la España de charanga y pandereta que tan bien describió ya Machado, como una extensión algo extemporánea del cine de blanco y negro con el que Luis García Berlanga nos obsequió.

La infanta Cristina, también dijo cosas inimaginables: Que era por amor, que confiaba en su marido, que cómo iba ella a haber consentido si sus asesores… Todos pensamos que, al cabo, era una infanta de España, una Borbón por más señas. Tampoco se esperaba muchísimo más de ella. Y cambiamos de canal a la espera de una casi segura absolución que se confirmó eeste viernes en la vía penal y no diferirá mucho de la canónica, aunque para confirmar esta tendremos que esperar a las sentencias del valle de Josafat.

20170218_234113
Por ejemplo una infanta, en plena vista pública

Después llegaron las chicas de la Gürtel. Y la cosa, como si dijéramos, empezó a oler. La primera, Rosalía Iglesias, la mujer del tesorero de uno de los dos grandes partidos patrios. Pues nada, que tampoco sabía. Que una va a un banco suizo y parece que ha llegado a la peluquería, que no parecen bancos. Y que confiaba en su marido que era el que le hacía la declaración de la renta y que ella firmaba lo que le ponía y viajaba a dónde la llevaba, que ella estaba más bien en la cosa doméstica y en lo suyo de la restauración de muebles.

Lo de “la perla” tampoco defraudó. A Milagrosa Martínez no le movía el amor, al menos no el amor así comúnmente entendido. Ella de lo que no sabía nada era de turismo y por eso, cuando Camps la nombró consellera, precisamente de Turismo, no pudo sino ponerse en manos de sus asesores y a las órdenes de su presidente, porque ¿qué sabía ella lo que era FITUR y si los pabellones se compraban o se alquilaban? Y si le regalaban un reloj… pues sería de imitación., suponía ella.

Y al fin llegó Ana Mato. Esta había sido ministra (poca broma), pero entre ella y el señor Sepúlveda había poca comunicación. No es que no le extrañara que apareciera un Jaguar en su propio garaje, es que como no sabía lo que ganaba el señor Sepúlveda (de alcalde) no sabía si le daba o no para jaguares porque sus coches, los de ella, se los compraba ella misma con su propio dinero, que para eso lo ganaba. Y que como los viajes le tocaba pagarlos a él, al señor Sepúlveda, pues que cómo iba ella a sospechar que al caradura se los regalaba el tal bigotes.

Las amas de casa de mi barrio eran capaces de interpretar un patrón del Burda y sacar un par de vestidos para las niñas, mientras charlaban amigablemente con un grupo de vecinas, controlaban lo que tenían en la lumbre y hacían cábalas mentales  sobre si podrían pagar este mes el recibo de la comunidad. Sabían lo que ganaban sus maridos y lo sabían sumar a lo que ganaban ellas. Sabían que no daba para jaguares ni para cumpleaños con payasos. Sabían que habían firmado una hipoteca y dos préstamos personales. Y sabían a qué precio. Lo sabían todo.

Hablo en pasado porque hace tiempo que no paso por el barrio. Pero, de verdad, no creo que se hayan vuelto tan tontas. Todas no.

Juezas y magistradas lo deben estar flipando.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

 


35 thoughts on “El misterioso caso de las chicas del banquillo.

  1. Yo querría saber si esto no es violencia de género, de la mujer ejercida por la propia mujer. El tema de que 3 magistradas puedan entender que una mujer culta y preparada, pueda delinquir por amor. Que las mujeres de la alta sociedad sean más ignorantes que aquellas de pueblo sin estudios, que eran capaces de sacar beneficios hasta del dinero que el marido les sisaba de la paga. En uno de los últimos 5 años, le dieron el Nobel de economía a un tipo que extendió los microcréditos en África a las mujeres para el sostenimiento de la familia, mientras en este país, el género femenino de alta alcurnia se idiotiza al son de las 50 sombras de Grey.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pues no sé yo si de género, pero desde luego violencia sí que es.

    Y, para violencia, la que se han tenido que hacer sus señorías para tragarse la cosa (a lo mejor son sus esposos los que les llevan también las finanzas, pero no tenían pinta). Desde luego, ni tu madre ni la mía se lo han creído.

    Otra cosa que ignoraba es que el amor fuera una circunstancia eximente aun antes de llegar a la locura. La reina Juana nos hubiera podido ilustrar sobre esto, pero el Código Penal (hasta dónde yo he llegado) no lo contempla. Me parece precioso, eso sí, pero… no lo contempla.

    De todas formas ya está. Tontas.

    Ahora solo queda saber si es “sindrome de banquillo” o si eran tontas ya cuando las parieron.

    Dejo constancia de que en alguno de los casos no me cabe la menor duda.

    ABRAZOS, DAVID

    Me gusta

  3. A mí esto me ilusiona, pensaba que la única persona del mundo que, salvo ahora y poco, no se enteraba de la fiesta, era mi señora madre, mujer feliz donde las hubiera…. a preguntas de hijos como “mamá que gana papa?… o mamá que ganas tú?” su respuesta era la misma siempre ” hijo, yo que sé ” no tenía ni repajolera idea. Siempre intui que era una REINA jeee ya se encargaba mi padre de ponerla en el trono…. hoy después de lo oído y lo visto, he llegado a la conclusión de que mi madre era Reina de reinas y estas unas aprendices e imputadas que me han hecho mucho bien… entender a mí madre y situarla donde le corresponde… en lo más alto….

    Le gusta a 1 persona

    1. Y, aún así, estoy seguro de que intuía que para jaguares no daba… Porque reina, sí (y donde hubo siempre queda), pero tonta no es.

      A lo mejor se puede vivir en ese mundo que papá le creó, casi seguro que con más gracia que cualquier duque, y no perder la noción de la realidad hasta el punto de terminar delante de los tribunales de justicia.

      Tendremos que comprobarlo, que en este mundo tan raro no se sabe nunca cómo acabarás, ni delante de que juez.

      ¡Besos, Juan!

      Me gusta

  4. No se si se habrá cumplido la ley (creo que no se ha aplicado como al resto de lis mortales) pero desde luego no se a hecho justicia.
    Algo habrá en el código penal que les favorece si se hacen la tonta (suponiendo que no lo sean de verdad)
    Pero lo que mas me molesta es que nos tomen por tontos del haba. Oir al señor abogado de la infanta (que no se entera de nada) decir que ahora se ha demostrado que la ley es igual para todos, es meternos el dedo en el ojo ( en el de la cara y en el otro). Porque por ahí nos quieren dar.
    Es un tortazo a la inteligencia, a la honradez, a la ciudadanía, etc. Y esa es la frase que nos quieren aplicar. Hacer ver que se hace justicia cuando retuercen la ley y la exprimen para su gozo y levitación.
    Pensemos que a la infanta la pagamos todos su Real sueldo.
    ¡ Pues yo la quiero despedir!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ya dijo algún prohombre de la justicia española que nuestro Código Penal está concebido para los “robagallinas”.

      Estos delitos de guante blanquísimo se juzgan más difícilmente. Y el colmo de la cara dura es intentar convencernos de que a esto es a lo que se llama igualdad.

      El estupor es tal que no se sabe bien ni qué decir. La diferencia de trato es tal que sonroja vivir bajo una cultura tan zafia. Esta manía de hacernos parecer imbéciles va a terminar en que caigamos en la idiocia porque, de otro modo, la estupefacción terminará con nosotros.

      Lo hemos comentado más veces por aquí: no es que crean que somos idiotas, es que lo saben seguro. Y, de hecho, nos tratan como a tales y no pasa nada.

      Lo seguiremos contando. Es el exiguo derecho al pataleo. Es lo que nos queda.

      ¡Graicas, Pepe!

      Me gusta

  5. La ignorancia no es no saber sino no querer saber. El problema es que la hemos elevado a categoría jurídica y que magistrados y, no sé si es peor, magistradas le han dado crédito. El no querer saber es una eximente. Una eximente para una “justicia tuerta”, dónde estás “señoras de…” (después de tanto pelear al final volvemos a ese tipo de mujer) pueden librarse de sus responsabilidades jurídicas, las morales ni las comentó, para eso hay que tener moral, pero , Justo, si fuera una señora de tu barrio que cuenta los céntimos para acabar el mes, no podría alegar ignorancia, ( cuando ruge el estómago se avivan los sentidos), y tendrán que soportar todo el peso de su ley (¿de verdad es de todos y para todos?. Además, que más da , con ellas es más fácil sentar la mano ( creo que también le pasa al Leganés cuando juega con el Madrid). Las otras no saben, no quieren saber, y, por otra parte, cuando los euros se ven en fajos dejan de tener valor y solo es un número. El l problema es que esos fajos nunca han sido de ellos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Tal cual: La ignorancia no es no saber, sino no querer saber. Así de sencillo.

      Estas chicas de la “jet” se sientan en el banquillo como sorprendidas “¡Pero qué dice usted, señor mío! ¿Acaso ignora que no es de buen gusto hablar de dinero en casa?””¡Qué cosas me pregunta, señoría! ¡De eso se ocupaba mi esposo, naturalmente!”

      “Mi inocencia no es penal, mi inocencia es providencial, que es el siguiente nivel. No me irá a acusar de eso, ¿verdad?”

      No, a las mujeres de mi barrio no se les podría aplicar la eximente de imbecilidad. Ellas cumplirían condena. Ellas lo sabían todo y, ¿sabes qué? Estas también.

      Un abrazo José Ricardo. Gracias por estar siempre por aquí.

      Me gusta

  6. Pues yo me siento infantizada… no sé el dinero que hay en mis cuentas, ni me importa un carajo y todo lo hago por amor. Creo que soy una mujer florero. De las cosas de mayores, que se ocupen los mayores! Tampoco hay que leer todo lo que uno firma!!! Demasiada letra pequeña… y tarjetas??? Cuantas más mejor. Para qué pararse a pensar si esta será de mi cuenta, de la cuenta de mi marido, de la empresa… pues la primera que saque. Y si me gasto mucho más en mi casa de lo que tengo… pues será porque soy infanta. Es que acaso una princesa no puede tener un palacio? Mamandurrias!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy de acuerdo Luisa…. en casa yo hago de Infanta… de cine!!! Lo que quiero lo compro aunque sea tepe, me importa un huevo. Si hay dinero pues todo bien y si no hay…. pues jo! Ahí está la Rosy (léase Santa Inquisición) que me dice eso que se le dice a las caballerías “sooooo paraaaaaa Juanito!!!!!” Sin palacio pero también princesita total!!!!

      Le gusta a 1 persona

    2. Tiene vuesa merced más razón que una santa.

      Ya ves que es cuestión de punto de vista.

      ¡Haber nacido obispo!

      Por cierto, si hay que rescatar a la Corona, o a la familia Sepúlveda-Mato, se las rescata. Casi seguro que cuesta menos que uno de estos bancos que andamos recatando ahora. Esto no son más que un par de coches caros, unas cuantas fiestas con payasos y un palacetillo de nada en una zona buena de Barcelona. Tampoco hay que ponerse así, con el amor que desprenden las chicas… Bueno, la señora Mato un poco menos, que aquello terminó como el rosario de la aurora. Mamandurrias si lo comparamos con lo que han aportado a la sociedad, que es… que es… esto, que es… ¡Coño! ¡Si es que no han aportado nada a la sociedad!

      ¡Si es que se creen que se lo merecen por tontas! (O por infantas, que lo mismo da).

      Yo qué sé… Me hago unos líos…

      Gracias, Luisita. Sigue sin mirar el saldo de la cuenta. Pero vigila las tarjetas, que casos hay de condenas severas por no usar la adecuada para los pañales.

      Me gusta

  7. Este problema es grave, me refiero a que alguien firme un documento y luego no se haga responsable de lo que firma. Imagina tu trabajo Justo. Ya no es valida la firma de nadie, que valor tiene. Ahora pido un préstamo a un Banco luego con decir que no entendía nada es suficiente, hay que hacerse el tonto.

    Creo que el problema no es si sabía o no, sino que había firmado unos documentos , que confiabas en tu marido, vale, pero no te exime del delito. Además ella “tiene” título en economía…

    Esto puede provocar muchos problemas de garantía.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Creo que, como excusa, le vale a muy poquita gente. Que no es todo el mundo que puede decir que no tenía ni idea, que era fe ciega.

      A nosotros nos siguen exigiendo saber lo que firmamos. No somos grandes de España, ni ex ministros, ni folclóricos. Más nos vale no arriesgar, vaya y la justicia, al final, no sea igual igual para todos y nos la terminen por liar.

      Cuando el Supremo, en casación, confirme la sentencia (pocas dudas tengo si es que alguien la recurre) será un poco más difícil juzgar a quienes aleguen ignorancia. Recuerdo que, hasta aquí, el desconocimiento de las normas no eximía de su cumplimiento, pero ya no sabemos cómo será.

      ¡Gracias, Antonio!

      Me gusta

  8. Lo que parece es una discriminación tremenda a la Pantoja y la Zaldívar, por ejemplo. Estas no eran de clase tan alta ni tenían estudios como las de ahora. Esa debe ser la causa eximente: idotización por exceso de formación.
    Voy a ver si apunto a mi niña a tres o cuatro másteres y doctorados, no la vayan a pillar en algo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Alcurnia, alcurnia! Además de doctorarla, ocúpate de casarla muy bien, que luego nunca se sabe.

      Y luego la idiotizas (si se te deja) y ensayas con ella delante del espejo estas frases infalibles: No sé, no me consta, no lo recuerdo, el señor Sepúlveda ha salido, cuando me nombraron ya dije yo que de esto ni papa (¡coño! ¡cómo yo mismo! ¿o has olvidado que casi me mareo con lo de la caché del proxi?).

      Creo que con estas será suficiente. Eso sí, con el aplomo que da saberse inmune. De otro modo su señoría podría sospechar que se trata de un ser humano normal y puede acabar fatal.

      ¡Gracias, Mitin!

      Le gusta a 1 persona

  9. Pues yo creo, que es bueno ser rey, o infanta, o rey emérito, que ya tiene huevos compararle con un médico o con un catedrático. En fin no os preocupéis,que no va a pasar más. Joer
    !!viva la República aunque sea bananera!!.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pero para eso ¿No queda un rato muy largo?

      ¿Crees que la veremos tú y yo?

      Mientras llega la cosa, a ver si me hacen rey emérito (los secretarios municipales eméritos tenemos poco recorrido) o copríncipe de Andorra y puedo ir escabulléndome del largo brazo de la Ley.

      ¡Abrazo enorme!

      Me gusta

  10. Justo por lo que Ami respecta, quedas nombrado secretario honorífico por qué infanta no te puedo nombrar y además no estaría bien visto , creo que se está exagerando sobre estas mujeres , mujeres confiadas ciegamente en los asuntos de sus maridos , claro por qué les llegaban los regalos y cosa normal no había por qué preguntar distinto hubiera sido si en vez de llegar regalos llegasen facturas, embargos números rojos y demás historias ciudadanas , en vez de criticarlas podíamos ayudarlas a todas ellas incluida nuestra infanta pidiendo que dejen sus trabajos y cargos y consigamos que ingresen en la once ya que todas ellas ni ven ni oyen.

    Le gusta a 1 persona

    1. Si fuera el caso de que los secretarios honoríficos mantienen el sueldo… ENTONCES VALE. Y, si además de honorífico pudiera ser de por vida, mejor que mejor, y ya si pudiera ser emérito… ESO SERÍA LA HOSTIA: ¡Hala, con el rey tomando copas para toda la vida!

      Coincidimos, estas chicas tontas lo deben ser solo mientras lo que llegan son regalos. Cuando lo que lleguen sean facturas y notificaciones de impago seguro que miran el asunto con otra atención.

      Pero ya da vergüenza escucharlas día tras día diciendo esas gilipolleces… Y un poco más de vergüenza cuando, además, les funciona.

      ¡Gracias, Juan Carlos! Negociaremos lo del secretario emérito…

      Me gusta

  11. De verdad creemos que son tontas? No hay mas list¡ll@ que los que hace creer a los demás que no se enteran de nada …Patético? possss siii!. Pero ahí van, reduciendo condena o salvandola con el “yo es que no sabía…”. ups

    Le gusta a 1 persona

    1. De alguna ya te digo yo que no tengo la menor duda… ¡Lo son!. Otras no te digo yo que…

      Pero ¿de verdad no te altera tanta mujer objeto en los banquillos? ¡Con el trabajo que cuesta ir haciendo desaparecer el machismo de todos los ámbitos de la sociedad, vienen estas payasas a demostrar que tienen razón ellos, que no son otra cosa que el sostén de la familia, que su misión en la vida es cuidar de sus hijos y esposos y que, cuando realmente estaban cómodas era cuando nada tenían que firmar porque la sociedad de gananciales la presidía el varón y la manejaba a su antojo. Bufff ¡qué pereza!

      La cosa, sin embargo, parece sencilla. Yo me libro, la que venga atrás que arree… Listill@s

      ¡Gracias, Teresa!

      Me gusta

  12. Pues ya que estamos, os recomiendo como entretenimiento, por supuesto sin ningún otro luctuoso deseo. la bonita pieza musical, que lleva por titulo” Pavana para una infanta difunta” de Ravel ,el del bolero. He estado buscando más Pavanas, pero no hay Pavana para una exministra Morrazo, ni siquiera para una señora de Barcenas enfermita.Lo siento. La música clásica no da pa más.

    Le gusta a 1 persona

  13. Pues ya que estamos, os recomiendo como entretenimiento, por supuesto sin ningún otro luctuoso deseo. la bonita pieza musical, que lleva por titulo” Pavana para una infanta difunta” de Ravel ,el del bolero. He estado buscando más Pavanas, pero no hay Pavana para una exministra Morrazo, ni siquiera para una señora de Barcenas enfermita.Lo siento. La música clásica no da pa más.

    Le gusta a 1 persona

  14. Me encanta lo del Burdas!!! Es u. Modo de vivir… Make yourself!!! Y no como estas chicas de banquillo que todo lo tiene que hacer el de enfrente!!! Eso si ellas tienen derecho a todo. Por eso no se hacen preguntas.
    En algún sitio leí que “pijo” es quien se siente con más derechos que los demás….

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s