A contracorriente

Me temo que con la entrada de esta semana no voy a hacer muchos amiguitos, porque voy a hacer eso, ir a contracorriente.

Fiscales y jueces parecen estar dando un espectáculo bochornoso, sometidos a una opinión pública y publicada que rechaza de plano aquello que no sea sangre (metafórica) cuando se dictan sentencias que afectan a casos del conocimiento general.

Sin embargo, vayamos por partes.

Desde que el presidente Zapatero creó la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF,  2006) y resucitó la Fiscalía Anticorrupción (creada por González en el 95, herida de muerte durante los gobiernos de Aznar y fortalecida en 2007 con la reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal), la lucha del Estado contra las prácticas corruptas en la economía y en la política ha destapado infinidad de casos y logrado que grandes personalidades de ambos mundos se sienten en el banquillo de los acusados y terminen en prisión con penas más que razonables.

20170226_012550
Aquí la Justicia, haciéndose ver.

La actuación conjunta de estos instrumentos ha destapado casos que, recordemos, han conducido a la abdicación del Rey, la condena (una, de momento) de un vicepresidente del Gobierno, la prisión de ministros, altos cargos, presidentes y consejeros de comunidades autónomas, alcaldes. No hace tanto tiempo era impensable en España ver sentada en el banquillo a la hija del Rey. ¿Malamente absuelta? Seguramente sí, pero no nos rasguemos las vestiduras todavía. No cabe ninguna duda de que la impunidad con la que actuaban todos los prebostes que hoy pueblan los banquillos de los acusados (dispuestos en modo grada en algunos procesos) ha desaparecido. Ya reina la sensación de que, si la haces, es muy probable que acabes pagándola, aunque tardes un poco, aunque el tribunal te deje en libertad sin fianza hasta que la sentencia sea firme.

El actual ministro de Justicia, desgracia del Estado, se empeña en hacernos creer que la alarma social solo la generan los desarrapados y los perroflautas. Un argumento clasista, rancio y conservador que olvida a sabiendas que la sociedad española ha evolucionado. Ahora la alarma social la crean las prácticas corruptas investigadas y llevadas ante los tribunales por el aparato del Estado que sigue funcionando a pesar del PP y de las más que turbias maniobras para mermar su eficacia, como la de esta misma semana de separar a los fiscales anticorrupción de sus cargos cuando el número de investigados de su partido incomoda al Gobierno.

Pasamos a otra: En la calle y en los medios de comunicación juzgamos y sentenciamos con demasiada ligereza. Un juez es un tipo que sabe mucho Derecho y lo aplica. Lo aplica, insisto, no lo modela. Tiene además un conocimiento profundo de cada caso que cae en sus manos, elementos de juicio de los que los que no nos hemos estudiado el sumario carecemos. Sostengo que estamos ante un Código Penal redactado para perseguir las conductas que molestan a las clases dominantes. Y que ya valdría la pena darle una vueltecita. Pero si una persona se encuentra una tarjeta de crédito y la usa para adquirir productos aunque sean de primerísima necesidad, podría estar incurriendo, además de en los delitos de fraude y estafa, en el de suplantación de identidad y la norma penal lo castiga muy severamente aunque se trate de poco dinero. ¿Injusto? Pues no digo yo que no. Pero ni el fiscal ni el juez discuten la norma. Otros mecanismos como el indulto corrigen las posibles ineficiencias en su aplicación, pero no caen dentro del acervo de las competencias de la Justicia, sino del Ejecutivo.

Hasta aquí el Derecho. ¿Y la sociedad? Esos delitos de “guante blanco” nunca han sido realmente denostados por el común de los mortales, por eso no han producido la alarma social a la que se refiere el torpe ministro. ¿Quién no defrauda a Hacienda con la complacencia –si no con la connivencia— de su gestor y de sus socios? ¿Quién no deja caer orgulloso la cifra aproximada que tiene evadida en Suiza ante la admiración de sus contertulios? ¿Quién no le ha dicho al fontanero que no, que sin factura? ¡Yo! Yo no tengo dinero en Suiza (ni en ninguna otra parte, ahora que me acuerdo). Pero al fontanero… Y jamás he sido reprendido por ello.

No lo olvidemos: Rodrigo Rato estuvo a punto de ser presidente del Gobierno de España. Y, de verdad, no creo que su entorno ignorase lo que hoy es ya del dominio público gracias al funcionamiento del aparato del Estado, por más que se esté pretendiendo mermar. A pesar de ello fue considerado el artífice del milagro español… con sus defectillos.

Y ahora a disfrutar del Carnaval 2017. Un consejo para estos días: No se disfrace usted de fiscal. Podría acabar la juerga en un bar cerrado rodeado de matones o despertando en su cama con una cabeza de caballo.

El dibujo de esta semana también es de mi hermana Maripepa, aunque resulta obvio.

19 thoughts on “A contracorriente

  1. Voy a resumir mi aportación. NO creo en la justicia y menos en la de este país. Muy simple, he visto sentencias que no tienen pie ni cabeza. Y perdona y eso que los jueces y fiscales cumplen las normas, vamos a dejarlo podría poner muchos ejemplos de sentencias que incumplen las normas. Pero no me voy a extender por no estar todo el día.

    Lo siento la justicia NO es igual para todos. El amiguismo, enchufe y la política influyen en las sentencias.

    Otra vez que no estámos de acuerdo.

    No te disfraces de justicia,ya que tendrías que ir con la balanza llena de dinero, influencia y los ojos bien abiertos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pero los jueces, como los políticos, los aparejadores y los empleados de las gestorías, los hay de todas clases. Claro que los habrá malos y claro que se equivocarán y claro que alguno será más proclive a una ideología o a otra. Y alguno machista… y alguna.

      No creo que eso se pueda generalizar. Imagino que, como los políticos, los aparejadores y los empleados de las gestorías, la inmensa mayoría son funcionarios honestos que hacen su trabajo lo mejor que saben o que pueden con los medios de que disponen.

      Para criticar una sentencia hay que tener muchos datos. Hay que saberse el sumario, en definitiva, y tener los conocimientos técnicos que tiene el fiscal cuando califica y el juez cuando resuelve. Si nos guiamos solo por los titulares de la prensa o por las opiniones -frecuentemente indignas- de los tertulianos al uso, es probable que nos falten datos.

      Aún así ¿de verdad no te parece en hoy se destapan y se juzgan muchos, muchos, muchos casos?

      Desde luego que podrían gustarnos más algunas decisiones judiciales (la de Urdangarín sin ir más lejos). Pero la cosa no es de rasgarse las vestiduras.

      Otra: Es verdad que la Justicia no es igual para todos. No lo es. Lo cierto es que quien cuenta con dinero para pagarse un buen bufete de abogados tiene muchas más posibilidades de eternizar un juicio, de salir de un lío por errores judiciales, de todo. Nuestro Derecho Procesal es tan complejo que posibilita estas ineficiencias. Se consigue incluso que no se termine por saber quienes son los buenos y quienes son los malos, se consigue incluso inhabilitando a un juez. Los poderosos siguen pudiendo, es verdad. Y también es verdad que pueden cada vez menos y que cada vez la Justicia estrecha más los círculos sobre quien delinque. Urdangarín lo sabrá cuando se manifieste el Supremo. Pujol lo sabrá algo antes. Granados ya lo sabe… Y Rato. Y Blesa.

      Gracias, Antonio. ¡Empezaba a preocuparme tanto acuerdo entre tú y yo!

      Me gusta

      1. Como dice tu nombre JUSTO es lo que tiene que hacer la justicia. No entiendo un juez que dicta sentencia según su ideología, luego ya no es JUSTO en su sentencia ya no es justicia sino parecer del juez. Yo en mi trabajo no tengo ideología ni nada , hago lo que debo de hacer, no dicto sentencia pero debo de trabajar lo más objetivo posible como tú JUSTO, en tu trabajo.
        Haz justicia y se Justo con la justicia, la justicia es un cachondeo, un juez podemita salva a los de podemos un juez socialista salva a los socialistas,un juez del.pp salva a los peperos, solo hay que mirar la hemeroteca para confirmar lo que digo. No existe la.justicia en este país.

        Le gusta a 2 personas

  2. Pues te he leído hermano… hablamos algo de esto cuando te llamé exaltado y preocupado por el devenir de los hechos que comentas tan templadamente, hay muchas formas de ver las cosas que están pasando, incluso “contracorriente” , el otro día hace nada decía Miguel Ángel Revilla “que la justicia que el pueblo no entiende, no es justicia”… en fin, opiniones…
    Lo de la discrecionalidad a la hora de interpretar leyes o impartir justicia eso como lo he sufrido en mis carnes pues me lo sé, recuerdas mi sentencia de divorcio, según su graciosa señoría tenía derecho a TODO lo que solicitaba, pero que me dieran por culo (por abreviar). Particularmente la próxima vez prefiero que me toque un juez ya almorzado, recién cobrado y bien follado la noche anterior, la sentencia hubiera sido otra estoy muy seguro. Opino, sin ser docto ni juez ni fiscal, que dado, como bien dices está todo ahora más clarinete pues coño que los follen bien fofados a estos imputados ya culpables de la “pandi” y así el pueblo llano y hasta yo, de cortas entendederas, entenderemos a la Justicia….

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo acabo de comentar respondiendo a Antonio. ¡Claro que los habrá de todas las clases entre los jueces! ¡Y claro que a veces meten la pata! ¡Y tanto!

      Lo que digo es que a fecha de hoy los que antes campaban por sus respetos haciendo lo que les daba la gana con el dinero de todos, ahora se lo miran con más cuidado porque, en términos generales, el sistema funciona y funciona bien.

      Ya sé que hay ineficiencias difíciles de soportar. Pero estamos cayendo en el error de creer que son la norma y yo creo que no lo son.

      La Justicia que el pueblo no entiende no es Justicia… ¿Y quién es el pueblo? ¿Indas? ¿Belén Esteban? ¿Tertulianos y tertulianas que llenan los “prime times”de las cadenas de televisión? Bufff… No sé si me importa un carajo lo que entiende ese pueblo, que son, parece, los que generan opinión en estos días.

      Yo hubiera dormido más tranquilo si Urdangarín se hubiera quedado ya enrejadito y a la infanta de naranja le hubieran caído unos cuantos años. Pero no estoy escandalizado. Los tertulianos aseguraron que no se sentarían en el banquillo. Y se sentaron. Después aseguraron que saldrían absueltos, y a uno de ellos le han caído seis años. Ahora braman, pero se equivocaron en casi todo.

      Gracias, hermanito. ¡¡Dará para otra conversación larga!!

      Me gusta

      1. Hermano…. ni me lies ni te líes, sabes bien a que “pueblo” me refiero, nos referimos , o es que ya empezamos a pensar desde nuestras acomodadas vidas que este pueblo al que tú y yo pertenecemos también, son/somos una panda de borregos sin más opinión propia que la que nos dicten los generadores de opinión….. noooo

        Le gusta a 1 persona

      2. Los creadores de opinión son los que son, Revilla también sabe eso. Cierto que La Elipa es un oasis de inelectualidad, pero hasta en el barrio Gran Hermano crea furor.

        A esto lo diferenciaban con los conceptos “saber vulgar” y “saber cientifico” (sin que se daba comprender que saber vulgar es el de quien se mete en público el dedo en la nariz). Y cuando el saber no científico se eleva a la categoría de verdad universal, esto nuevo de la “postverdad”, se termina uno creyendo que está más capacitado que cualquier juez para dictar cualquier sentencia. Eso es lo que me parece que estamos sufriendo.

        Me gusta

  3. Seguramente muchos podremos estar de acuerdo en que no se debe matar al mensajero y en que la clave está en que la justicia está hecha por y para los poderosos. Siendo así la crudeza de una sentencia siempre será más lacerante para aquellos delitos y para aquellos que lo cometen que alteran eso que ha venido en llamarse “el buen orden social” y que, claro, afectaba fundamentalmente a la buena sociedad y a la gente de orden.
    Las leyes hechas por estos ( lo penoso es que importa poco quién ha estado en el poder) necesariamente han sido laxas con aquellos “pecadillos” de los que las dictaban , ¿que importa un desfalco? ¿a quién afecta una estafa? ¿a peones, a jubilados? ¿quiene son esos? ¿A quien le importan? , y si un día sacan los pies del tiesto, hartos de tanta infamia, para eso está la policia , y vuelve a comenzar el círculo.
    Si bien, como ves estoy de acuerdo contigo, en esto de la justicia hay que aplicar el refrán este de que “el diablo está en los detalles”, en la comprensión de que una infanta es lela, de que su arraigo impide su fuga o que 200.000€ te impide o no ir a la carcel… por qué al final es más fácil aplicar todo el peso de la ley con quien se puede y no con quien se debe.
    Si la aplicación de la justicia no es moralizante para nada sirve.

    Le gusta a 1 persona

    1. Otra vez de acuerdo. ¡Qué coñazo!

      El escándalo ese que dice el ministro bobo de Justicia que no es escándalo, lo es, precisamente, porque no es ejemplariznate. Y la absolución de la infanta y la libertad sin fianza de Urdangarín no ejemplarizan nada.

      Lo de Rato sí. Y lo de Blesa, y lo de Matas, y lo de Granados… La UDEF y la Fiscalía Anticorrupción están haciendo muy bien su trabajo. Y, en términos generales, los tribunales de justicia también, o eso me parece a mí.

      No es que me conforme con haberlos tenido sentados en el banquillo y con la “pena del telediario” que ya se debería llamar la “pena de Twitter”. También me escandaliza el fallo del Tribunal. Pero me escandaliza un poco. No del todo. No creo que en este país la Justicia no funcione, a pesar de lo retorcido de nuestro proceso penal, que le da tantos recursos a quienes se los pueden pagar y de nuestra legislación, hecha, como bien dices, por las clases dominantes y tan laxa con los delitos que se cometen por ellos mismos.

      La sociedad española ha evolucionado (ya es impensable por ejemplo, el trato que se dispensaba en los noventa a la familia real) y con ella han evolucionado los mecanismos de los que se dota. ¿No del todo? A lo mejor no del todo. Pero… ¡Bastante!

      Gracias José Ricardo. Un abrazo enorme.

      Me gusta

  4. Estoy de acuerdo en parte , es cierto que hoy pagamos todos por delitos que antes sólo pagaban unos pocos , ahora pagamos todos pero la diferencia de visión de un juez ante un fraude, un robo o cualquier abuso de poder o de influencia no se utiliza la misma vara de medir , la proporción es muy distinta, eso es lo que debería ser revisado si por 70 euros ese juez aplicando su ley te apreta 5 años y con esto no quiero decir sea mucho o poco pero para imponer otras sentencias de las que estamos viendo día a día no hace falta tanto informe ni cajones de documentos , solo una operación matemática si por 70 euros 5 años x millones de euros = x y ya estamos todos igualados , por qué además el de los setenta los cumple y el ladrón de guante blanco no .

    Bueno me voy a ir preparando el traje de carnaval haber que pienso que el año pasado fui de preso.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡De preso no! Te podrían confundir con un banquero y están fatalmente vistos… ¡Ni de fiscal! Además, estando en política no te conviene nada, no sé si me explico.

      ¿De abeja Maya o de novia? Estos son clásicos…

      A razón de 5 años por 70 euros, tendíamos que reinventar la vida para que les diera tiempo a cumplir a unos pocos tanta condena. Pero leí en El País del viernes, que el tipo al que le habían caído cinco años, no se los habían puesto por lo de la tarjeta, sino por otro montón de causas que arrastraba por ahí. Una vez más, una mala información (esa muy mala) hizo que la sociedad se sublevara contra una Administración de Justicia que nada tenía que ver con la de verdad.

      Yo qué sé… Esto es un lío. Pero aunque siga siendo verdad que los poderosos pueden más y mejor, también es verdad que algo está cambiando, y está cambiando para bien. No hay que conformarse, claro, pero tampoco echarse a la calle a voz en cuello. Urdangarín cumplirá condena casi con toda seguridad, aunque le hayan dejado irse a casa sin fianza. Y será la primera vez en Europa que un miembro de la familia real entre en prisión.

      No es que me valga. Pero me consuela.

      Un abrazo Juan Carlos. ¡Gracias!

      Me gusta

  5. Además, creo que intentaban que fuese una sentencia ejemplar como la Pantoja, menos de 2 años que nadie va a la cárcel y ella fue como ejemplo. Pero creo que está sentencia le va hacer mucho daño a la justicia y sobre todo a la monarquía. Ejemplar hubiese sido el 19 años y ella 4 años al menos. ¿Quien condena ahora a la mujer de Bárcenas? ¿y a Bárcenas?

    Un gran error táctico de la monarquía, justicia y gobierno por que está sentencia estaba negociada. ¡¡¡Y al otro implicado en el caso NOOS más año que a urdangarin!!!! Menuda cagada toda la sentencia.

    Le gusta a 1 persona

  6. La verdad es que no la he leído. Y, aunque lo hubiera hecho, no tendría los elementos de juicio (ni el conocimiento) suficientes para opinar sobre ella, más allá de entender si me parece mejor o peor.

    No ha sido una sentencia ejemplarizante, de esto no cabe ninguna duda. No sé por qué a uno le han caído más años que al otro (casi estoy seguro de que en eso nada ha influido la pertenencia del uno a la familia del Rey, porque se lo hubiera puesto facilísimo a su defensa).

    La Justicia en España (igual en más sitios también pasa) tiene muchos déficits, muchas imperfecciones, está politizada por la propia aplicación de las normas que la rigen y, sobre todo, está administrada por personas, por funcionarios. los hay de todas las clases como sabes bien.

    Ya veremos qué pasa con esa sentencia y veremos lo que dice el Supremo. Lo que yo estoy intentando sostener es que no estamos delante de una gran crisis institucional sino que, al contrario, y a pesar de las imperfecciones del sistema, en España funcionan muy bien muchos mecanismos. Y estamos viendo cosas con las que ni soñábamos hace no tanto tiempo. Algunas no nos gustan nada. Y a mí tampoco.

    Me gusta

  7. Según Aristóteles, EL SABER se desglosa en tres estadios:

    1) El saber productivo, que es técnico y remite a la «fabricación» de cosas útiles.
    2) El saber práctico, que es ético-político y remite a la acción libre o electiva, porque busca la virtud, la regla de la «buena acción».
    3) El saber teórico, referido al modo de ser de las cosas mismas (y no al agente que fabrica con ellas algo o que emprende a partir de ellas al­guna acción).
    Opino, que salvó el primero, los otros dos se aplican a la generalidad, están en la conciencia social.
    Seneca dice: crede mihi, sacra populi lingua est (“créeme, sagrada es la lengua del pueblo”)
    Y yo digo que para hablar de los dolores del parto, no hace falta haber parido.
    Como sabio, respetable e incuestionable, me parece el clamor popular ante estas insultantes sentencias. Aún sin entender del fondo ni la forma, de leyes ni fundamentos. Ya sean de La Elipa, de Las Ramblas o de Pioz…
    Si hay expertos legisladores ( nuestro tío Rafael Casares, magistrado del Supremo siempre atónito exclamaba con horror “pero que mal se legisla en España”)….
    Pero que existe una conciencia social que se revela y se revuelve ante lo injusto lo inadmisible , como que hay un mar que existe aunque nunca lo hayan visto!

    Sin ser un experto en filosofía pero estando muy atento a sus definiciones del Saber, el Saber teórico busca la virtud

    Me gusta

  8. Lo que pasa es que esto era algo antes de Gran Hermano, de El Mundo, de Twitter. Séneca y Aristóteles hubieran tenido que reformular alguna cosa ante el verbo de la princesa del pueblo y su más que efectiva forma de difusión a través del éter.

    Hay cosas que claman al cielo. Claramente. La forma en la que se difunde hoy la información es una de ellas (recuerda esta turbia historia que ya hemos comentado de la condena que redes y medios dieron por cierto que era por un delito con una tarjeta de crédito y resulta que era por otros cuatro que acumulaba el chico). Y la sentencia de la infanta otra, sí. No se discute. Pero hay una cosa que también es verdad y que en mi opinión hay que contar al lado de la otra: En España se persiguen y se castigan muchos delitos cometidos por gente muy principal. Ha sido el primer país europeo en sentar a miembros de la familia real en el banquillo. ¿Sera la nuestra la única familia real con casos de corrupción del continente?

    Lego en Derecho y sin haber leído los más de mil folios de la sentencia de la que hablamos, no me atrevo a decir de ella más que que me parece infame que la infanta no cumpla condena en prisión (que absuelta no está porque se le ha reconocido culpa e impuesto multa -baratita-), pero ni siquiera sé fundamentar por qué. Es saber vulgar. Y no me atrevo a intentar elevarlo a la categoría de verdad universal.

    Pero lo que estoy intentando decir es que, a pesar de esta sentencia que no me mola, los mecanismos del estado en la lucha contra la corrupción funcionan y funcionan bien. Tan bien, que el PP está teniéndolos que entorpecer y debilitar para que les quede alguien a quien presentar en las próximas.

    Me gusta

  9. Aun sabiendo que los jueces están para aplicar leyes y no hacer justicia, hay cuestiones que no comparto.
    Como bien decías, un buen bufete de abogados puede encontrar resquicios, huecos y lugares por los que interpretar debidamente las leyes que te quieren aplicar.
    Si no, siempre queda el recurso de “soy tonta y no me entero de lo que me da a firmar mi marido ” sabiendo que ganamos 100.000€ al año, no me entero que vivimos en un chalé de 8.000.000€, etc. La justicia no llega a eso, la ley lo entiende.
    Acuerdate cuando empezamos con el tema de la integración de las personas con discapacidad, nos movíamos en un páramo sobre el tema. Hemos avanzado mucho, faltaría más, porque partíamos de nada. ¡Pero eso no justifica los agravios, las injusticias y la discriminación que se sigue practicando con total impunidad, en muchos casos, actualmente!
    Entendiendo que las leyes las aplican personas, hay personas que las aplican sin tener todos los datos, sin conocer todos los hechos ocurridos realmente y siempre, dando su punto de vista, que es el que vale, pero no el que ocurrió de verdad. Y esto lo hacen por desconocimiento o por idiología o por……
    Al menos que quiten el nombre, en vez de tribunales de justicia que se pongan: Tribunales de aplicar la ley.
    Este es un tema complicado en el que interviene la política, las presiones y otros intereses mafiosos que da miedo con solo pensarlo.
    Hace unos días escuche una entrevista con el fiscal de Murcia que imputo al presidente de Murcia, ya cesado, en el que denunciaba presiones mafiosas, amenazas, asaltos a las casas de compañeros,etc y que dibujaba un panorama de película de malos. Él lo había comunicado todo al fiscal general del estado y la respuesta era su cese.
    Como para confiar en que se aplique justicia a determinados personajes ilustres de nuestro país.
    Aunque coincido que si se aplica la justicia, con todo rigor y sin presiones, al desgraciad y chorizo que paga con una tarjeta que se ha encontrado y que tiene antecedentes.

    Le gusta a 1 persona

  10. Completamente de acuerdo con todo. Sobre todo con el turbio asunto de la persecución al Ministerio Fiscal y la purga que ha tenido como respuesta la actuación de los de Anticorrupción.

    Lo que trataba de poner de manifiesto es que la acción de la justicia está teniendo éxitos muy muy notables y que están pasando cosas con las que ni soñábamos hace tan solo unos años.

    Desde luego que las imperfecciones del sistema se lo están comiendo. Y que la acción de la Justicia no alcanza a todos por igual. Pero creo que es un hecho objetivo que se está avanzando y no poco. Y también esto hay que ponerlo de manifiesto, porque si no se quedaría sin aplaudir lo que es digno de aplauso. Al menos así me lo parece a mí.

    En la lucha por la igualdad (en la que afecta a las personas con discapacidad, que es de la que más entendemos) también se ha avanzado. Partíamos de la nada y estamos… estamos… en la “casi nada”. Afortunadamente, lo poquito que hay, gente como tú lo sabe aprovechar muy bien.

    ¡Un abrazo enorme!

    Me gusta

  11. Un poco tarde, pero completamente de acuerdo. No digo yo que el código penal no mereciera ser revisado, pero cuidado. Qué si queremos que sea aplicado a todos por igual, pues eso. A todos por igual. Al que robó para pañales también. Que mecanismos para eximir, perdonar, rebajar e indultar nos sobran. Lo que no podemos de ninguna manera es dar a entender que si robas y suplantas identidades no pasa nada . Porque sí pasa. Pasa que es un delito. Y a mí me genera cierta tranquilidad saber que gozo de todas las garantías. Igual que Urdangarín, sí. Y que no me van a meter en la cárcel si no cumplo con todos los requisitos para ello. Que me fastidie es otra cosa. Que comprenda que al final es lo que han conseguido, también… demasiados casos ya para tener prisa por ver a todos estos mangantes en prisión. Pero todo a su tiempo. Y con todas las garantías. Que yo piense que han sido demasiado benévolas con la infanta… pues también. Flaco favor … casi un insulto el trato. Pero eso es una opinión, porque es cierto que la Ley en interpretable y las penas tienen mucho margen de juego. Pero vamos, que ya se ha hecho famoso eso de “este pobre hombre ( por cierto, reincidente). Va a la cárcel por robar 76€ y Urdangarin a casa”… es un poco más complejo. Y yo me alegro de que sea así, porque la seguridad jurídica, aunque así a simple vista par de una tontería, es muy importante.

    Le gusta a 1 persona

    1. Vaya! Pensé que no leería ninguna opinión a favor!

      Completamente de acuerdo en que la seguridad jurídica tiene la relevancia que tiene. Y no es poca. Y completamente de acuerdo en que todos los delitos tienen que ser juzgados. Por igual. Para bien o para mal.

      Todas la opiniones son respetables, no faltaria más, pero en materia de sentencias es bueno escuchar a los jueces también. Seguramente no todos actúan cargados de prejuicios contra los no poderosos y de favoritismo hacia los que sí lo son.

      ¡Gracias!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s