Por Dios y por España.

No hay leyes, comisiones de expertos, informes, ni dictámenes, que consigan traicionar la memoria de todos. Ni siquiera la falsa Historia que escribieron y nos contaron lo consiguió.

A pesar de que la sociedad española ha demostrado sobradamente tener memoria de pez (aproximadamente tres segundos) para según qué cosas, hay otras que no se olvidan, que no se han olvidado. Algunas sí, pero hay otras que no.

Se ha olvidado, por ejemplo, que el embalse de Riosequillo, en Buitrago de Lozoya, fue un  campo de trabajos forzados que el general Franco, ganada la guerra civil, utilizó para resolver el grave problema que representaba tanto rojo preso obstinado en sobrevivir. Pero no se ha olvidado que el Valle de los Caídos fue otro. Eso no se ha olvidado, seguramente, porque el propio monumento y la intención con la que se construyó son de una infamia y proporción tan enormes que es imposible olvidarlo.

IMG_3704
En sentido homenaje

Espero que nadie asome un amago de sonrisa al leer estas líneas, pues ello podría dar con mis huesos en la cárcel y nada más lejos puedo apetecer. De otra parte, maldita la gracia que tiene el asunto.

No se trata de reabrir viejas heridas como insisten en decir quienes siguen disfrutando de la victoria tantísimo tiempo después. No se reabre lo que sigue abierto. Es cerrar viejas heridas. Muy viejas. Muy profundas.

La muerte del general dictador y el posterior proceso de transición que nos trajo hasta donde estamos pasó de puntillas por un asunto mayor: la reconciliación. Así se decidió que interesaba en aquella España de golpes de estado, de salvadores de la patria, de Rey restaurado. Y así se optó por olvidar para construir, sobre la falsa idea de que este era un país sin rencores, sin cuentas que saldar. Sobre la reconciliación se pasó de puntillas. Sobre la verdad se habló poco o muy poco. Y la reparación a las víctimas del franquismo ni siquiera se planteó.

Los actores de la transición olvidaron reconocer que España era un país post-genocidio. Y que una sociedad que ha padecido la persecución hasta pretender el exterminio de una de sus dos partes, es una sociedad que guarda rencor. Y no hay leyes, ni dictámenes, ni comisiones de expertos, que muevan ese odio hacia el amor fraterno. Ni democracia que pueda madurar sobre tanta indignidad.

No hablo de la guerra y ya sé lo de Paracuellos. Hablo de la postguerra. Y del miedo, de la persecución, el exilio, de los robos de niños, de los juicios sumarísimos, de la humillación, los paseillos, de las fosas comunes.  Hablo del genocidio.

Rendir culto cristiano al general genocida en la basílica megalómana construida a mayor gloria de sí mismo por los presos del bando perdedor es un insulto a la sociedad española. Incluso a la de los vencedores que, después de vencer, tuvieron que seguir venciendo año tras año hasta la Restauración.

Establecer simetría alguna, como así se pretende en estos días, entre los contendientes de uno y otro bando es una barbaridad histórica de tamañas proporciones. No hay simetría. Es mentira. Los unos se resarcieron entre vítores de los horrores de la guerra en cada uno de los días que mediaron entre el 1 de abril de 1939 y el 20 de noviembre de 1975. Los otros aún buscan a sus muertos por las cunetas del Estado. No hay simetría.

(Es obligatorio recordar aquí las inefables palabras de Rafael Hernando, que se atrevió a insinuar que sólo desentierran a sus muertos cuando hay subvenciones. El imbécil. Me encantaría saber si se hubiera atrevido a decir algo así refiriéndose a cualquier otro colectivo de víctimas. Pero las víctimas del franquismo no existen, se ve. De la querella que se interpuso en su momento por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica no se sabe nada. La chica que contó un chiste de Carrero en Twitter ya tiene sentencia. Condenatoria, por cierto.)

El enaltecimiento del franquismo no es un delito en España. Todavía. Nuestra democracia puso sus cimientos sobre el olvido. Claro, era el olvido de cosas que no se pueden olvidar. Y, claro, no se han olvidado. Solo tenían que olvidar unos pocos: los masacrados, los perseguidos, los arruinados, los rojos. Era como si hubiera que pedirles perdón por ocupar legítimamente el poder tras la muerte de Franco. Hubo que darles las gracias por permitir que los partidos políticos ayer prohibidos, hoy votados, electos, se sentaran en el Parlamento.

Incomprensiblemente, la figura histórica del general Franco, golpista, criminal de guerra a juicio de tantos, genocida al mío, aún no ha sido colocada en el sitio que le aguarda. El Partido Popular no quiere porque se sabe el heredero de su historia.

Y una parte de la sociedad sigue rindiéndole honores. En público. Brazo en alto. Con el beneplácito de los distintos gobiernos que se suceden desde entonces y el de la Iglesia Católica. En el Valle de los Caídos por Dios y por España.

El dibujo de los señores muy de derechas homenajeando al Caudillo es de mi hermana Maripepa

19 thoughts on “Por Dios y por España.

  1. Por Dios y por España que bien queda a Dios una vela y para España cualquier otro monumento que no se hiciera con la sangre de tantos hombres y mujeres que tuvieron la mala suerte de ser los perdedores de una causa que ellos no provocaron pero si la sufrieron sin culpa alguna y ahora en nuestro días tenemos que buscarlos por las cunetas . Pero nos tenemos que sentir orgullosos y levantar el brazo frente a esa lápida del exterminador .

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿No parece un anacronismo?

      No me atrevo a juzgar los motivos de los padres de nuestra Constitución para callar todo aquél horror, porque supongo que haberlos, los hubo. Pero ¿todavía? ¿No podríamos cerrar ya esas heridas y dejar de padecer, brazo en alto, tanta exaltación de la masacre?

      Pues no. Parece que no. ¿Qué les pasará a estos chicos del PP por la cabeza?

      Verdad, justicia y reparación de las víctimas. Eso se pide en todo proceso de pacificación de un país. Así que este nuestro sigue sin pacificarse. No parece que al partido en el gobierno le interese nada en absoluto.

      Ni verdad, ni justicia, ni reparación de las victimas. Aquí no ha pasado nada.

      ¡Gracias, Juan Carlos!

      Me gusta

  2. Completamente de acuerdo esta vez, pero una terrible duda me asalta. Si al mover los restos, aparece el cuerpo incorrupto, lo harán reliquias, lo moverán en loor de santidad se harán procesiones, para que llueva, recordar que siempre fue un gran enemigo de las pertinaces sequías y lo que es peor, te imaginas su brazo incorrupto en una urna en un despacho de Génova, o alzándolo en los debates en el Congreso como un Santiago Matamoros cualquiera.
    “Cosas más raras veredes, amigo Sancho”.

    Le gusta a 1 persona

    1. Esto… ¿Estará incorrupto? Y, si lo está… ¿Nos hacemos?

      Recuerda el palio, lo bien que le quedaba (como no había que levantarlo mucho)…

      (Advertencia: Esto no es un chiste. Lo chistoso era verle bajo palio.)

      ¿Iremos a la beatificación? A mí la peineta no me sienta bien, la verdad.

      Reflexionando sobre la posibilidad, no sé si es mejor que se quede como está.

      Gracias, Miguel Ángel!

      Me gusta

  3. Mi tio Isidoro se apuntó voluntario a combatir en la guerra civil, con 17 años, en el bando perdedor.
    Le pillaron en el asedio al Alcazar de Toledo y le condenaron a muerte. Por tres veces se escapo de la carcel librandose de la muerte y las sacas que hacían los Falangistas.
    Finalmente le metieron en lo que hoy es la biblioteca de Getafe donde esperaba la muerte.
    Como era muy apañao, se puse de cocinero del Coronel de la carcel, que era viudo y le gustaba mucho los huevos fritos que le hacía mi tio.
    Cuando vinieron a por él para llevarle de esclavo a las obras del Valle de los Caidos, el Coronel dijo que a Isidoro no se lo llevaban, que lo necesitaba en la carcel. Ya sabía él que de allí era muy difícil volver.
    Y por una cuestión de huevos mi tío se libro dr morir en el valle.
    Franco es mi vecino, porque vivo al lado. No se si eso es algo que se deba decir, pero estoy deseando perderle de vecino.

    Le gusta a 1 persona

    1. Freírle los huevos al coronel de la cárcel de Getafe es una de las cosas que, con toda seguridad, le hubiera gustado a tu tío.

      Supongo que él estaría contento de no ser tu vecino hoy en día, porque morir en el Valle no debía ser lo más apetecible por aquellos días.

      Nos falta saber el final de la histoira. De la de tu tío, digo. El final de la otra es más que conocido.

      Gracias por esta foto de la posguerra. Pero ¡acábala!

      Un abrazo, Pepe.

      Me gusta

      1. Mi tio Isidoro trabajaba en una yeseria por Perales de Tajuña. Cuando empezó la guerra se apuntó voluntario. El final de la guerra le pilló en Toledo. Me dijo que ya tenían excabado todo El Alcazar y habían llenado todo de explosivos. Estaban a punto de explitarli cuando se acabó la guerra. Le llevaron a unas casas al lado del río donde habían hecho una carcel. Levdijeron que les iban a juzgar, pero él veía todas las noches como venían los falangistas y los fachas a hacer sacas de presos que ya no volvían. Por eso una noche se escapó y se volvió andando hasta Perales de Tajuña. Él pensaba que, como no había hecho nada, nada le podían hacer. Cuando llegó a su pueblo se fué a casa de su madre. Al poco de llegar, unos antiguos amigos le denunciaron y volvió a ser detenido y encarcelado en una casa del pueblo que utilizaban como carcel. ¡ no se lo podía creer!
        Así pasó por unas cuantas carceles.
        También estuvi preso en la Catedral de Sigüenza. Allí estuvo horrorizada viendo llorar a hombres compañeros porque los Falangistas venían borrachos y se cargaban al que pillaban.
        De ahí se volvió a escapar y le volvieron a encarcelar en Getafe.
        Allí fué dóndec el Coronel, que era viudo, se encapricho con mi tio y le salvo la vida impidiendo que le llevaran a trabajar al Valle. ¡Pura casualidad.
        Del Valle era muy difícil escapar y sobrevivir. (Ver laúltima novela de Almudena Grandes dónde relata la vida cotidiana de los presos y sus familias en el Valle.
        Cuando, después de años presi le soltaron, mi tio solo pudo trabajar de albañil. Yo de niño no dejaba de mirarle las manos grandes y duras como plazas de toros con uñas uñas como vieiras de grandes. Se levantaba a las 5 de la mañana para ir a currar en el coche de linea a Madrid, Parla o donde tocara y llegaba a las 9 de la noche.
        Hablaba con pasión de esos años. De las historias que paso, de la guerra y sus batallas. De como mintio sobre su edad para poder alistarse.
        Tenía una fito con Felipe Gonzalez de un homenaje que hicieron a combatientes y presos como él.
        Esa foto la enseñaba siempre con mucho orgullo.
        Vivió muchos años y ya murió el hombre.
        Ibba al monte a por leña con una bici de carga que decia él. Se llevaba a la chirla y a la mora al monte. Mientras hacia leña, las perras le cazaban algún coneji para la comida. A la vuelta, con la bici llena de leña, ataba al manillar a las perras y le ayudaban a subir la cuesta hasta su casa.
        Yo le quería mucho y era un ejemplo de honestidad y de buena persona.

        Le gusta a 1 persona

  4. Madre mía Tico, qué bueno. Que duro. No me ha hecho ninguna gracia…no me hace ninguna gracia así que lo mismo no te condenan (con todo lo que ha salido de esa boquita tuya en este post). La verdad pura y dura no es delito…como se olvidó ya nadie la conoce…los jóvenes no, desde luego. Así que deben pensar que son cosas de rojo trasnochado y revanchista…Qué fuerte si es así. Porque si es así lo han conseguido, lo habrán conseguido y esta democracia se cimenta entonces sobre el olvido…
    Estoy triste…y rabiosa, la verdad…
    Besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Así me siento, esa es la verdad. Un rojo trasnochado y revanchista.

      Alguien me preguntaba por Whatsapp que a mí qué me va en esto, si Franco se murió cuando yo tenía 15. He respondido que nada, claro. Para lo otro hay que empezar desde muy atrás y da mucha pereza.

      Creo que esta es otra que no tiene arreglo. Ganaron ellos. ¿Qué nos importa?

      ¡Qué rato más duro nos viene por delante!

      Gracias, Olga. Vamos a seguir contándolo. Qué no quede por nosotros.

      Me gusta

  5. Acaso vivimos en un puro anacronismo. Nací en el régimen de Franco, y al pasar mi adolescencia me tocó vivir ambientes muy duros como fueron los del fin de la dictadura en Madrid. Sin duda no tanto como la posguerra de aquellos niños, como mi padre, que vivieron la guerra, pero no admito desdén para los que descubrimos con rebeldía en aquella transición ese “rostro puro y terrible de mi patria” de Otero, tras ser criados en el mediocre placebo del desarrollismo. Viví después, por fin, la ilusión juvenil de la democracia y la modernización de España, pero, si miro hacia atrás, ya henchido de madurez, desde este presente que glosa tu post, veo la “polis” en el punto de partida: cien años de Franco y más de la mitad viviendo en ellos. Todo esa ilusión para una vida perdida, sin alcanzar aquellos valores cívicos que le dieron sentido político al comenzar. Perdona si voy más allá de tu exigencia y dejo esta tristeza profunda, vital, al comprobar que parecen volver a ganar con la misma infamia aquellos vencedores, como algo fatal, inevitable.

    Le gusta a 1 persona

    1. Si abrí los ojos para ver el rostro
      puro y terrible de mi patria,
      si abrí los ojos hasta desgarrármelos
      me queda la palabra.

      Gracias por traernos a Blas de Otero a estas páginas.

      ¡Cuántas oportunidades desaprovechadas! Y qué tarde se ha hecho.

      Ahora que tengo la impresión (el debate de ayer casi me lo confirma) de que se acaba el mundo, no puedo dejar de preguntarme qué tendríamos que haber hecho para evitarlo. Hemos vivido tan cómodos en la indolencia que ahora, cuando es a por nosotros que ya vienen, no queda nada que hacer.

      No es catastrofismo (bien lo parece). No se va a acabar otro mundo que el que conocemos. Y el que viene no es mejor. Está confirmado. Han ganado ellos. Los que no creen en más política que la de los números, y les cuadran. Estos no están para vigilar la memoria, ni para velar por la dignidad, ni para hostias. Y al final el mundo va a ser triste.

      Gracias, Julián. En efecto, han vuelto a ganar. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  6. ¿por qué ahora? Sencillamente porque hacía falta un golpe de efecto para hacer olvidar, que nos estamos pegando entre nosotros y por dar una apariencia de izquierdas. Esto es un canto al sol, que no es lo mismo que estar cara al sol, mucho menos si vistes prendas nuevas.
    Se ha presentado una PNL, a sabiendas de que iba a salir, y lo iba hacer porque hay partidos del congreso que nunca habrían votado otra cosa, y eso, el PSOE lo sabía. Pero esto es como pedirle a uno de Arabia saudí que corte las manos por robar a su padre, cuando él ha hecho la Ley, no lo hará y buscará una excusa. Esta vez es el PP y es por no remover viejas heridas.
    Sorprende, que esta iniciativa se lleve en una misma semana, en la que el partido que la propone (recordemos) a sabiendas de que saldría y no serviría para nada, apoya al presidente propuesto para una comisión de investigación por financiación ilegal de partido que gobierna, en un claro gesto de aprobación de unos Presupuestos Generales encubierto.
    La proposición me parece excelente, lo argumentado aquí, excelente también, pero si se quería hacer, se debería haber hecho cuando se estaba en el Poder, ya que ahora se sabía que se aprobaría y no se llevaría a cabo. Pero por qué no se hizo entonces, porque en otro momento habría costado votos y ahora simpatías, cuando se aprobó la Ley para la Memoría Histórica, había mayoría suficiente para haberlo realizado, un presidente valiente y una sociedad igual de curada que hoy, habían pasado 32 años de la muerte del Dictador, pero en aquel momento, esta proposición habría costado votos y no simpatías, ese es el verdadero motivo del porque ahora y antes no.
    Es una lástima que algo tan importante para muchos se utilice únicamente como fuegos de artificio, para tapar el hecho de que el partido que lo ha propuesto, no sabe donde está y mucho peor, hacia donde va.
    Me queda la satisfacción de esperar al día 21 y hablar de la votación que se celebrará entonces y de especular, hacía donde va ese partido.
    Un placer leerte cada semana y siempre me queda un poco la cosa, de que no pueda ser delante de un Gin tonic, ya que contigo, siempre me saben mejor.

    Le gusta a 1 persona

    1. Tienes razón en todo.

      Esto se debió haber hecho cuándo se debió haber hecho (en mi modesta opinión antes de aprobar la Constitución, aunque no dejo de entender que eran malos tiempos para la lírica). Felipe no debió dejarlo pasar durante un mandato tan largo. Zapatero no debió ser tan tibio en un Ley que venía tarde pero seguía siendo oportuna. Puede ser que la proposición de ley que ahora se aprueba tenga esa intención última de encubrir un comportamiento poco comprensible del grupo Socialista en el Congreso.

      Con todo, siguen ganando los malos. Por una razón o por otra, aquí siguen. Aquí están. Son ellos, los herederos directos de aquél tiempo. Y han vuelto a ganar, porque el Parlamento les importa un huevo, como la dignidad, la verdad o la justicia (ya no universal, que también la jodieron).

      Culpemos a quién culpemos ahí sigue venerado el Caudillo de España. Uno que era tan bajito que se tuvo que autoproclamar gerneralísimo para que se le viera.

      ¡…Y se le vio!

      Y ahí siguen las víctimas, que son las únicas de las que cualquier imbécil se puede mofar, porque eran rojos.

      ¡Da un asco…!

      ¡Gracias, David! Vamos a por ese gin-tonic, que esto da mucha sed.

      Me gusta

  7. Buenos dias,

    No sé si será este el momento más adecuado, o no, para echar al bastardo dictador del horrible sitio donde lo tienen guardado.
    Lo que sé, es que ha costado mucho, poder hablar de esto en voz alta, y mucho menos planteárselo siquiera.
    Y es que el nacionalcatolicismo unido al Somaten, hicieron muy bien su trabajo, humillando, manipulando y anulando a un par de generaciónes que se criaron con el miedo al pecado, al civil, al cura, y hasta algun tonto del pueblo, al que poniendole previamente una gorra, habian convertido en concejal.
    La españa profunda, llorando en silencio a sus muertos, para que no les oyeran.
    Nos esta costando mucho quitarnos los complejos. No olvidemos que nos tatuaron la derrota en la piel, con la sangre de los nuestros.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. En eso estamos: En que sea o no el momento mejor, este también es buenísimo.

      Y es verdad que hicieron muy bien su trabajo. Tan bien que hoy en día, en lugar de penar como delito el enaltecimiento de la dictadura, consentimos su culto cristiano en una cripta propiedad de Patrimonio Nacional.

      No es una broma. El Valle de los Caídos no es de una asociación privada, ni de la Iglesia Católica, que lo gestiona (y que, lejos de pedir perdón como en otras dictaduras, mantiene flores frescas sobre la lápida), ni de la familia. Es tuyo y mío.

      De verdad que…

      ¡Gracias, Petra! Todo esto sigue siendo un misterio para mí.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s