Un tonto es un tonto.

Un tonto es un tonto, financie a Podemos o no lo financie. Y el que defiende o sostiene las posiciones de un tonto es difícilmente listo. O no es listo. O es otro tonto.

Maduro es un tonto. Luego le pasan más cosas, ahora lo vemos. Pero es sobre todo y antes que nada, un tonto.

IMG_0733
Chávez y Maduro charlando sobre la vida.

(Me contaron que aquello del pajarito, esto que lo definió como un tonto delante de la humanidad toda, es una superstición ancestral venezolana por la que todo el que se muere se convierte en pájaro y que, por eso, cuando Maduro contó lo del pajarito que era Chávez y que le silbaba, no lo echaron a gorrazos del lugar, sino que todos lo entendieron, lo creyeron y lo aplaudieron. Pero sigue siendo un tonto.)

Esto no le quita un ápice de grosería a la derecha venezolana. Ni un ápice. La derecha burguesa de los países latinoamericanos es una derecha sin ningún tipo de escrúpulos, entregada a intereses económicos nada confesables y, seguramente, vendida a socios que tampoco se pueden confesar. En esto igual tiene razón el líder “empoderado” de IU, Alberto Garzón, aunque el resto de su discurso progubernamental caraqueño lo descalifique a mi juicio.

Maduro se ha desvelado como un dictadorzuelo bananero sin recursos intelectuales, ni de carisma, ni personales, ni de ninguna otra índole. Sin capacidad de liderazgo, sin soluciones a la crisis económica y del petróleo que vive la región, sin discurso, sin posición política, sin ninguna idea en la cabeza distinta de aquellas que pretende le sujeten en el poder: una asamblea constituyente al margen del Parlamento, una Fiscalía a su medida, un poder electoral controlado por el Gobierno, son tres buenos ejemplos de entre muchos. Un verdadero tonto. Y defender la dictadura en la que ha devenido su gobierno, con sus muertos, sus medidas antidemocráticas, su discurso hueco contra el imperialismo yankee, es una memez. Es una gilipollez, por temprano que se levanten.

Esto podría acabar aquí: Un tonto que jodió un pueblo.

Sin embargo, el PP ha convertido Venezuela en un asunto de interés nacional.

En esta dialéctica, de un lado y para algún sector del pensamiento político en España defender a Maduro es apostar por la “izquierda verdadera”, como si ese bobo representara a izquierda alguna, y atacarlo es alinearse con los intereses espurios de aquella derecha ultra liberal y malévola. Del otro lado, cada vez que con frecuencia machacona el Telediario de la 1 nos narra el detalle de todos los males de Venezuela parece señalar a Podemos (¿a toda la izquierda?) con el dedo acusador. De paso, distrae la atención sobre la pésima gestión del asunto catalán o la corrupción insoportable del propio partido. Ahí debe estar la génesis de la sobreinformación que soportamos acerca del particular.

Nada que defender de la oposición venezolana. Me pasa con toda la derecha latinoamericana, con la exclusión de Santos, que ha logrado la paz en Colombia mediante un complejo proceso de negociación política con las FARC. Nada que defender, decía, de la oposición venezolana, aunque sea injustificable el encarcelamiento arbitrario y sin proceso de sus líderes, como es injustificable, igualmente indefendible, la caricatura en la que Maduro, seguramente para no tener que volver a conducir un autobús, ha convertido su mandato.

Apenas hace unas semanas me sobrecogía al leer que ya no cabe el diálogo, que la única solución radica en el ejército. Hoy ladeo la cabeza y encojo los hombros. A lo mejor va y es verdad. Y el PP le seguirá sacando ventaja política a la situación, siendo, como es, que le sale totalmente gratis.

Qué aburrimiento de caudillos a uno y otro lado (de la escena política, del Atlántico, del pensamiento). Y qué difícil futuro se granjea la humanidad, que solo parece poder conformarse con ellos.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

17 thoughts on “Un tonto es un tonto.

  1. Maduro es un tonto, está claro. Pero el que lo apoya y defiende a cambio de dinero, hasta que llega un punto en el que solo puede callar, también es un tonto en mi opinión. Y el que se alía con este tonto, no es otro tonto? En fin, que va ser cierto eso de que el mundo está lleno de tontos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues eso decía, sí, más o menos.

      Definitivamente el mundo está lleno de tontos. El número de ejemplares por cada mil habitantes en una invariante universal, y es elevado.

      La verdad es que me cuesta reconocer a algunos políticos cuando mantienen según qué posiciones. Y me cuesta muchísimo entender el papel que el Gobierno quiere que juegue en España todo este asunto… ¿no parece exagerada la cantidad de información que nos hacen llegar, con la de líos gordísimos que hay en el mundo?

      Demasiada tontería, tienes razón. Demasiada tontería.

      Un beso fuerte, Sonia. Gracias por pensarlo por aquí.

      Me gusta

  2. Lo malo de los tontos, es que no se saben como llegan, pero luego no se van nunca, tampoco entiendo el desaforado interés, de todos nuestros lideres políticos empeñados en democratizar una república bananera, a toda costa, hasta hace poco Venezuela no era conocida mas que porque, tenia un dictadorzuelo que se llevaba bien con fidel castro, pero que tampoco es que fuera el eje del mal, petroleo y pagarles viajes de estudios a los de podemos. Por lo demás no es que importara a nadie. Ahora gracias al Pp tenemos los centros de refugiados llenitos de Venezolanos que ocupan los ya de por si miserables recursos para otros migrantes mucho mas necesitados de protección.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Oye! ¡Y que no se van nunca!

      Parece que nuestro Gobierno (fútbol y toros, ya recordarás) tiene estos tics de tapar sus vergüenzas con señuelos mediáticos que declara de interés general y petan los telediarios. No deja de ser entretenido… La verdad es mucho más atractivo un discurso de Maduro que una sesión del juicio de la Gurtel, tiene más gracia, hay que reconocerlo.

      Hay una cosa difícil de explicar pero que se debería tener ya descontada y es que para que un estado se convierta en democrático no es suficiente con solo sacar las urnas a la calle. Hace falta también cierta cultura de sociedad democrática, en cuya ausencia, los resultados electorales no reflejan demasiada cosa. Y ahí lo tenemos.

      Esto es todo un despropósito. Pero, por no desviarnos mucho del tema, ¿a ti no te parece un tonto?

      A lo mejor uno más listo no ganaba…

      Un abrazo, Miguel Ángel. Seguimos en ello.

      Me gusta

  3. Si es tonto… pero como dice la canción de Serrat … sino fueran tan dañinos nos darían lástima…
    Lo peor es que suman cada vez mas muertos, encarcelados y sin razón en su habe, pero no se como han eliminado de la ecuación el debe .. rendir cuentas, resarcir, pagar el daño infligido… pero no pasa nada…..

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Qué bien verte por aquí!

      De acuerdo con todo. Si no fueran tan malos, nos darían lástima. Pero son tan malos. Y lástima, lo que se dice lástima, ni un poquito.

      Es verdad, han eliminado trístemente de la ecuación todos los “debe”. Y el más necesario, el más crítico, “pagar por el daño infligido”, nunca lo estuvo.

      Lo que van sumando en el “haber” es la vergüenza.

      Ahora parece que reacciona la comunidad internacional y los cancilleres latinoamericanos se reúnen en Lima para parar el estropicio que está haciendo el tipo. Tarde, como siempre, y sin ningún viso de ir a prosperar iniciativa coherente alguna.

      Tontos… Pero dañinos, intocables, incombustibles. Eternos en un formato o en otro…

      Gracias Joaquina. Me encanta haberte visto por aquí. Habrá que resolver lo de verse de cuerpo presente.

      Me gusta

  4. Alguien dijo dale a un tonto una gorra de plato y se cree Capitan general ese es el caso maduro siendo un simple conductor de autobús por muy tinto que sea lo tenemos de líder en un gobierno que es cierto se está llenado a la mierda pero tiene sus seguidores pero aunque Venezuela nos pueda afectar hablemos de lo nuestro también tenemos un tonto gobernándonos pero lo hemos elegido por eso yo me pregunto ? El tonto es el o todo aquel que lo votó?
    Yo sin puente, mejor a si no me puedo caer
    Buenos días

    Le gusta a 1 persona

    1. Peor sin puente… Pero más seguro.

      En esto estamos, esa es la clave ¿quién es más tonto, el tonto o el que lo pone ahí?

      La ausencia de cultura democrática hace estragos en las urnas, pienso yo. La “primavera árabe” lo dejó bastante claro. Maduro ganó unas elecciones democráticas ¿quién puede decir que no esté legitimado para gobernar? Igual que Rajoy, nuestro tonto doméstico.

      Pero, ¿es que no se pueden parar todas las atrocidades que está haciendo este menda, antes de que suba la cifra de muertos? ¿Las encarcelaciones sin juicio ni cargo… ni fecha de fin?

      Pues parece ser que no. Y así nos luce el pelo.

      No olvidar que el presidente de nuestro Gobierno preside, a la vez, un partido investigado por corrupción, ni más ni menos.

      Un abrazo, Juan Carlos. Y mañana a currar, como si nada hubiera pasado.

      Me gusta

  5. Aquí se manifiesta el problema de simplificación y radicalización de la sociedad. Blanco o negro, cualquier gama de gris es sospechosa. O conmigo o contra mi. No hay más. No se puede ser equidistante y permanecer tan lejos de unos como de los otros, es sospechoso.
    Solo se lee el twit o el titular. Si dices Maduro es tonto eres un facha, Si dices que la oposición venezolana responde a intereses poco claros, eres un romeras peligroso. Nadie lee más allá.
    Ni en esto, ni en nada. Nos quedamos en Mateo 12:30 y nos olvidamos del contexto fariseo.

    Le gusta a 1 persona

    1. “El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.”

      (Lo he tenido que buscar en Internet después de especular un rato sobre qué coño estaría haciendo el tal Mateo a las doce y media.)

      Esta es una cita de éxito, cualquiera diría que viral: nunca parece que pudiera haber sido tan verdad.

      La verdad que se opone a esta, o debería oponerse, es que el pensamiento político no cabe en un tuit, y que es imperioso que nos acostumbremos a indagar, a profundizar en los titulares que consumimos a diario por docenas, porque, al final, los que parecemos tontos somos nosotros. Damos por buenas o malas cosas de las que únicamente tenemos noticias más que escuetas y ni siquiera nos tomamos la molestia de confirmar la fuente para saber, al menos, si es o no es de confianza.

      Son los tiempos que corren. La nueva manera de comunicar que se ha dado la sociedad y de la que tú entiendes más que nadie, que tiene infinitas cosas buenas: Todo está al alcance de un “clic” y algunas fatales: hay que saber dónde hacer ese “clic”.

      Esto nos lleva a la absoluta desinformación que tenemos del uso de los medios de información… seguramente deberíamos dejar de educar a nuestros hijos como en el siglo XIX y tomar conciencia de que los ríos de España ya están en la Wikipedia.

      Esto de Venezuela (aparte de la verdad absoluta de que el tipo es tonto) da para mucho pensar sobre muchas cosas: la validez de los sistemas democráticos ajenos a las culturas democráticas, las herramientas de las que se puede valer un sátrapa para perpetuarse en el poder, el aguante de la comunidad internacional ante según que sujetos y circunstancias…

      Lo que no vale de ninguna manera es esa abstracción de la que hablas: si apoyas a Maduro es que eres imbécil, si apoyas a la oposición es que eres un fascista, no se puede estar contra maduro y contra su oposición al mismo tiempo… Esa inmensa gama de grises en un asunto con tantas aristas es lo único que nos podría hacer comprender el problema (si hay comprensión posible).

      Una vez más, completamente de acuerdo contigo. ¡Gracias Mitin!

      Me gusta

  6. Estamos de acuerdo que quien sostiene a Rajoy son temas como la cuestión territorial que se plantea en Cataluña o como lo que ocurre en Venezuela.
    Yo no estoy de acuerdo con Rajoy en ambos temas, pero tampoco lo estoy con Podemos en los mismos asuntos.
    A Rajoy estos temas le vienen muy bien para distraernos de asuntos mayores que le implican directamente, como la corrupción, pero es que se lo ponen a huevo!!!
    Él defiende la unidad nacional y, ese, es un argumento inapelable para muchos españoles.
    Maduro es tonto, pero los que se empeñan en señalar esos temas, en hacerlos portadas y así, distraer el objetivo, ademas, se han comido un haba. ( tontolaba).

    Le gusta a 1 persona

    1. Estas cosas grandes funcionan muy bien en las algaradas: Libertad, unidad nacional, derecho a la vida… Lo que uno no puede es salir a la calle gritando “¡progresividad del gravamen fiscal y justa redistribución de la riqueza!”, porque le hinchan a hostias. Y con razón.

      Y Rajoy es un maestro en esto de las cosas que funcionan bien, igual que Iglesias. Un maestro en titulares, en retartalillos, en recados. Un maestro del tuit. A lo mejor porque su pensamiento político sí cabe en 120 caracteres.

      Es verdad: Se lo ponen a huevo. ¿Para qué tanto hablar de corrupción, si tenéis ahí a Maduro que nos llena dos telediarios? ¿Barcelona? ¡El problema es Caracas! ¡Ahí sí que son corruptos y malos!

      Talmente, un tontolaba… que va a volver a ganar las elecciones en España. Igual que Maduro.

      ¡Gracias Pepe! Un abrazo enorme.

      Me gusta

  7. Los salvadores de la patria son los más peligrosos porque se envuelven en la bandera, aunque sea con forma de chándal, y creen que está justificado y legitimado todo lo que hacen.
    Por mi parte, he dejado de ver la 1 por esto de Venezuela. No logro entender la contumacia del Telwdiario

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues… después de descojonarme un rato con la idea de pasarme a Todossuecos y de reafirmar mi sentimiento antisalvapatrias, he estado reflexionando sobre la posibilidad de hacerme yo mismo de Todossuecos. No ya socio, sino ciudadano y natural de Todossuecos, envolverme en la bandera de Belén Esteban y dejar correr lo que haya que dejar correr.

      Entender la contumacia del Telediatrio tiene su complicación. Que soportemos que el Partido Popular haga lo que ha hecho con los medios públicos (aunque ahora lo haya intentado velar un poquitín) es imposible entenderlo. Es un aparato muy grande a su servicio. Muy muy grande. Y, a pesar de lo que las nuevas formas de comunicar han hecho con los oligopolios informativos, sigue siendo tremendamente eficaz.

      ¡Gracias Todossuecos! Nos vemos en Antena 3. ¡Se han terminado las tonterías!

      Me gusta

  8. Muy tonto…no solo por lo que hace por ese discurso vacuo lleno de frases hechas y de lugares y enemigos comunes., si no por haber sido capaz de caviar de contenido un proceso político que, con altibajos, habría servido para el desarrollo de la sociedad venezolana y en buena medida habría dado soporte a otros procesos en el cono sur. Frente a esto Maduro, al que seguramente Chávez, si pudiera, se habría transformando en vez de en pajarito en cuervo para sacarle los ojos, ha dinamitado un proceso democrático y popular, dando alas a la derecha interna y con ella a toda la latinoamericana. Lo peor, por lo tanto, no es su incapacidad para solucionar los problemas si no su enorme capacidad de salir a buscarlos. Lo dicho: muy tonto.

    Me gusta

    1. Otra vez completamente de acuerdo.

      Lo que pasó en Venezuela, aparte de los “claroscuros” de Chávez, no merecía terminar dilapidado por un sujeto de este calado.

      De hecho, la protesta que se vive allá no viene de las clases más empobrecidas (que siguen disfrutando de algunas de las medidas que les sacaron, con Chávez y la acción de algunas alcaldías, como la de Caracas, de la miseria absoluta), sino de clases más acomodadas que ven como pierden su poder adquisitivo y se van quedando sin cosas a pasos agigantados… Contradicciones de la región.

      ¡Qué disparate, malbaratar todo aquel capital político! Y qué barbaridad darle alas a esa derecha de caudillos. Claroscuros aparte, había dónde rascar. Había una forma de hacer política y había una decisión determinante de acabar con la miseria que consumía a una parte demasiado grande de la población.

      También coincido contigo en que aquella forma de revolución Bolivariana hubiera podido tener un recorrido interesante en Venezuela y en toda la región. Así que este tonto no ha jodido solo un pueblo. Ha jodido una idea. Y no hay tantas para joder.

      ¡Gracias, José Ricardo! ¡Una lanza por la revolución! Gracias por abrir esta línea de comentarios. Hacía falta y se echaba de menos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s