La cara de Dios y las piernas del apóstol

Poseer un sentimiento tutelado por la justicia debe ser muy hermoso. Que jueces y fiscales, secretarios, ujieres y administrativos estén pendientes de que no se ofendan las intimidades de uno, debe dar una sensación agradable. Aún más si es gratis, claro.

Parece más difícil que toda esta legión de servidores públicos posean en su fuero interno, cada uno, la verdadera imagen de todos los dioses y, aún más, la coincidencia de que ninguna de ellas se parezca a la que el aceitunero de Jaén eligió para representar al que impera por aquí: la suya propia. Pero bien pudiera ser que el Dios de los cristianos se pareciera más al amante en el que dicen que Miguel Ángel se inspiró para esculpirlo, que al tal Daniel Christian, que se ha llevado un multazo de 480 por atrevido. El fiscal pedía más: 2.160 euros de multa y una responsabilidad civil subsidiaria de 180 días de privación de libertad en caso de impago. Insensato aquél que pretenda que Dios se parece a él y no él a Dios, aunque este razonamiento nos conduciría al absurdo ya que el hombre (como concepto global, no sé si la mujer también) se parece a Dios al estar hecho según cuentan a imagen y semejanza suya y, por ende, como algo que se parece a algo ha de ser esencialmente parecido a aquello que se le parece, Dios se debe asemejar un poco a Daniel Christian. Ello salvo criterio mejor  fundado en Derecho.

20180210_210655.jpg

La Hermandad de la Amargura (¡qué amargura!) presentó una denuncia ante los tribunales al ver en la cara de Dios la del aceitunero, ellos seguros de que Dios no debía, en absoluto, parecerse a tan poco agraciado muchacho. Estos de la Amargura deben ser los dueños legítimos del aspecto de Dios. Y los tribunales, uno en concreto, lo piensa también. Total: confesión de culpabilidad aconsejado por su abogado para evitar males mayores y 480 de multa.

Algo muy parecido sucede con las piernas de los apóstoles. En este caso el patrón puede ser otro porque las piernas deben tener en común más características que los rostros y, además, la Hermandad de la Amargura (¡qué amargura!) todavía no ha tomado cartas en el asunto ni, en este caso, la Justicia.

Las piernas de los apóstoles hay que pintarlas con otro respeto, no así por las buenas. Las piernas de los apóstoles, según es sabido, no han de resultar apetecibles a la feligresía. Se sabe que los apóstoles tenían piernas. Cada uno dos, pues no se conoce de ninguno con amputaciones tan notables, pero es altamente dudosa la existencia de sus muslos. O quizás no. Por el común conocimiento de tan elevadas cuestiones, se llega a determinar que a quienes únicamente les faltan cosas es a los ángeles (de tronos y querubines no está dicho), pero esto son dignidades celestiales que nada tienen que ver con la condición terrenal de los apóstoles. Esta afirmación nos podría llevar a concluir que los apóstoles sí deberían tener muslos. Aunque así fuera, aunque conviniésemos en que los apóstoles estuvieran dotados de “sobrepiernas”, es cosa bien distinta que fueran muslos sensuales, tersos, torneados de tal suerte que llegaran a ser apetecidos por quien contemplase la pintura que los representa. No. Eso no. No.

El cura de La Membrilla (capital del melón según se dice en La Mancha, y tal como quedará demostrado en las siguientes líneas), celoso vigilante de la pureza de su grey, merecedor sin duda de un lugar destacado en la junta directiva de la Hermandad de la Amargura (¡qué amargura!), lo vio claro. Y tal inquietud, desolación y arrobo le produjeron las piernas del santo, según la representación de Antonio Ximénez, que las tuvo que esconder. Cabe contemplar aquí el renombre del autor,  el pintor local que donó el cuadro, un tipo que expuso con Pablo Picasso por resumir en este detalle el hecho de que no hablamos de la tal Celia Giménez que repintó (sin resultar ella penada) el tristemente célebre Ecce Homo de Borja hasta hacerlo parecer talmente un primate.

Pero Dios es generoso y nos salva todos los días. A veces con la ayuda de los tribunales de Justicia. A veces, solamente, con la intercesión de los ministros de su Iglesia. Menos mal.

Lástima que en una democracia avanzada como esta de la que los españoles nos beneficiamos sin darnos mucha cuenta, no esté penada también la ofensa a los sentimientos laicos. A los ateos ya nos gustaría que resultaran penados también “los que, para ofender los sentimientos de las personas normales, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de la lógica, de la ciencia, de las libertades, del sentido común, o vejen, también públicamente (*), a quienes los defienden, luchan por ellos o los practican.

(*) En cursiva, expresiones literales del artículo 525 del Código Penal, que solo alcanza a establecer que “Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.” 

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

8 respuestas a “La cara de Dios y las piernas del apóstol

  1. vuelvo a ser el primero y no se si exponer mi punto de vista sin que se me tache de alumno de la derechona de este pais, ahora en este caso, si expongo mi modesta opinion lo mismo me tachan de rojo quema iglesias, respeto las creencias de cada uno cada cual que piense lo que mejor le dicte su conciencia , yo sin ser ateo pongo muy en dudad las actuaciones que hacen esos dirigentes de la iglesia que ven sombras donde no las hay , estos señores y señoras de las hermandades de las cofradias pasa como en todo en la vida, que muchos son buena gente que defienden y viven la ley de cristo y otros no tanto solo la figurancia de vetirse y salir en procesion y yo lo acepto. pero no se nos puede adoctrinar con segun que tipo de actuaciones como la el moderno cuadro de Santiago, que ofende a esos puritanos por que enseña la rodilla, supongo que en el mismo caso estarian todos aquellos defensores de los derechos de las personas viendo alguna imagen del mismo santo espada en mano dando leña a seres humanos, no es eso lo que segun la iglesia decia.

    ya corto por que al final seguro meto la pata.

    buen domingo carnavalero.

    Le gusta a 1 persona

    1. Santiago y cierra España; Santiago Matamoros… El alcalde de Alcázar de San Juan quitó del escudo municipal la imagen del santo con la espada ensangrentada cortado cabezas de “infieles” y fue tremendamente criticado en su momento… Pero esos sentimientos no están tutelados por los tribunales… lástima.

      A mí, a pesar de estar educado en la religión Católica (como buen hijo de mis padres) me cuesta mucho trabajo respetar según qué actitudes de estos meapilas infumables que se adueñan de los credos y satanizan a todo el que no piensa como ellos.

      En realidad me cuesta tanto que no sé si los respeto o no, pero más bien me parece que no.

      Al tipo que esconde una obra de arte no creo que se le deba tener respeto. Ni al juez que condena a uno que pone su cara en donde le sale de los cojones. Ni a los ociosos miembros de las hermandades que denuncian comportamientos como ese para defender la puridad de su credo contra todos, en lugar de vivirlo en la intimidad de sus pensamientos y de sus actos (que ya quisiera conocerlos yo). Me cuesta.

      Así que he decidido introducir una corrección en la intensísima cultura del respeto que me inculcó mi padre, para respetar solo al que merece respeto, al que respeta. Y a los otros no.

      Y haciendo uso de esta facultad de no respetar a quien no es merecedor de ello, voy a proclamar a los cuatro vientos que me cago en todo aquel que me quiera hacer comulgar por la fuerza o por la justicia con sus ruedas de molino, en todo aquel que engaña a las personas para hacerles creer que solo hay una forma de vivir, en todo aquel que oculta la verdad, el arte, la ciencia y obliga a los demás a desprenderse, desde su más tierna infancia, del sentido común de las cosas.

      Poco común este sentido… Poco.

      Gracias, Juan Carlos, por dejarlo dicho así de bien. ¡Un abrazo! A por el domingo de Carnaval.

      Me gusta

  2. Personalmente lo que más me preocupa de todo esto, es esta especie de revisionismo en el que nos estamos sufriendo en los últimos años, esta pervesiòn de las libertades, bueno de las mías.
    Estamos condicionado libertades básicas que creíamos consolidadas. Estamos poniendo en cuestión la libertad de crear. Caminamos al imperio de lo políticamente correcto. No se puede ver, no se puede leer, no se puede escribir, no se puede decir.
    No es el arte, no es el lenguaje, somos nosotros que hemos dejando todo el espacio a esos y esas talibanes de las ideas y todo en aras de un bien superior. Claro que ese lo establecen siempre ellos y ellas ( no quisiera pecar).

    Le gusta a 1 persona

    1. Ellos y ellas lo han tenido siempre por la mano. Y ahora se revuelven porque ven que ya no ocupan el lugar del pensamiento que creyeron ocupar otras veces.

      Ellos y ellas creyeron que imponían su forma de ver la vida a los demás, como pilares de la sociedad que se pensaban. Que todos comulgaban, que todos confesaban a los ministros de su iglesia.

      Pensaban que ocupaban lo más alto de la dirección del pensamiento humano y no sabían hasta qué punto nos descojonábamos de ellas y de ellos… Ahora lo saben y se revuelven como lobos heridos, al comprobar que no, que no tienen ese poder, que no lideran nada, que no imponen realmente nada…

      Recurren a los tribunales, a los púlpitos, a sus cadenas de televisión. Pero no son nada. Y no lo pueden soportar.

      Lo drástico es cuando el sistema les da la razón… Eso es lo fatal.

      Por favor, ¡qué hartura de gilipolleces que tenemos que soportar!

      Están rabiosos. No tienen más remedio que hacerse notar. Como sea. Y algunos todavía les dan la razón.

      Gracias, José Ricardo. Ellos y ellas no van a ganar muchos pleitos más. Al menos, eso espero.

      Me gusta

  3. Que digo yo, que como en el siglo I no teníamos smartphone ni nubes para guardar la copia seguridad de sus fotos ¿No es probable que la imagen original se parezca tanto al original como el bueno de Daniel Christian?¿Quien decide que cara o que rodillas ofenden a quien?
    A mí en cambio me ofenden mucho más los comentarios racistas, misóginos, fascistas… de sus representantes. O que en el colegio de mi hijo se dediquen dos horas a la semana a estudiar su cuentito, sin más rigor histórico o científico que cualquiera de los Hermanos Grimm. Por cierto a costa del dinero de todos.
    Buen domingo a todos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, porque la enseñanza pública aún mantiene a los curas en las aulas o, lo que es peor, a docentes sin oposición, elegidos a dedo, pagados por el Ministerio, que adoctrinan a nuestros hijos (en mi caso nietos, que vosotros ya os librasteis).

      Pero esa ofensa, que eso sí que ofende, no se puede deducir ante los tribunales… No. Ni las barbaridades xenófobas u homófobas que profieren con ocasión o sin ella, tantos curas, tantos jueces, tantos políticos… A algunos (una en este caso), hasta la encumbramos en las instituciones judiciales europeas.

      En fin, la cosa es que el pensamiento único se quiere terminar, y estos van a rabotear todo lo que puedan mientras tanto.

      La Hermandad de la Angustia nos proteja.

      Un besazo, Javier. ¡GRACIAS!

      Me gusta

  4. Buenas tardes D.Justo.
    El otro día leía una noticia, del único diario que he decido hacerle caso, El mundo today, que afirmaba ” un bebe dice su primera palabra y ofende a siete colectivos”.
    Como si necesitáramos a la madre Iglesia, para que nos reprima, si no los ofendes a ellos, ofenderás al colectivo de mujeres por sus derechos, o al de taxistas o al de repartidores de comidas a domicilio, excepto a los chinos, que esos no se ofenden o no hablan el idioma, o al muy honrado y leal gremio de impresores de fotocopias.
    De todas formas me encanta, el paisano que puso la cara del cristo, que tendría 15 amigos en el facebook, y de ahí no hubiera pasado, lo ha visto toda España y supongo que parte de Europa, si es que les interesamos algo.
    Buena política para evitar blasfemias y evitar que llegue el Anticristo.
    En fin con la iglesia y con los tontos hemos topado.
    Espero no ofender a nadie y si no, pues hacemos un crowfunding de esos y pagamos la multa a escote como se ha hecho toda la vida.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Joder, cuándo he leído lo de El Mundo, he perdido un latido. Después, recuperado de la arritmia, he comprobado que era El Mundo Today y, oye, ¡qué tranquilidad más grande…!

      La verdad es que es muy difícil abrir el pico sin ofender a nadie en estos tiempos que corren. Yo también leí el artículo de la primera palabra y me sentí completamente identificado con el chavalín: Pensé ¡mamá!

      Recuerdo la enorme polémica de aquel concejal de Podemos que, de jovencito, había contado chistes de judíos (de esos que tú y yo también contábamos) en su grupo de 10 amigos de Twitter y el PP los convirtió en “trending topic”. No sé bien bien a quién habría que haber condenado, si al concejal por contarlos (eran bien malos) o al PP por hacerlos públicos, porque hasta aquél momento no se había enterado ni Dios.

      Aun así, me jode un poco haber pagado con mis impuesto la luz, el personal, los miembros de la carrera judicial, funcionarios, etcétera, que dedicaron varios meses de su costoso tiempo en condenar al jornalero creativo este. Solo me consuela pensar en el júbilo de la alegre muchachada de la Angustia tras el éxito de la pelea judicial. Los puedo imaginar gozosos, henchidos, llorando de felicidad, abrazándose los unos a los otros, después de conseguir ese castigo ejemplar contra el hereje… La lucha contra el hereje no conoce el descanso. Los Angustias nos libran de todo mal. Estoy contento.

      Con la Iglesia hemos topado, sí. Y con la idiocia, que esta sí que parece que no va a tener fin.

      Un abrazo enorme, Miguel Ángel. Tenemos demasiada cerveza pendiente. Habrá que ir tomándose algo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s