¡Nos vemos, maestro!

Preocupa terriblemente la involución que está sufriendo esta sociedad en todos los órdenes.

Preocupa cómo están sucediendo las cosas: Sentencias que condenan a multas o incluso a años de cárcel a personas que, simplemente, ejercen con mejor o peor gusto su libertad de expresión, obras de arte que se retiran de las exposiciones, libros que se secuestran, delitos que deberían estar ya desaparecidos que cobran actualidad y recrudecen la acción de los tribunales llevándola a cotas desconocidas hasta estos días.

¿Es normal que por el delito de enaltecimiento del terrorismo haya hoy más condenas que en el tiempo en que ETA mataba? ¿Lo son las condenas por tuits más o menos afortunados sobre chistes de Carrero Blanco, por canciones de raperos, por injurias a la patria?

¿Toca que, en los tiempos que corren, los tribunales de Justicia estén tan aplicados en perseguir la palabra o las ideas?

El Informe 2017/2018 de Amnistía Internacional “La situación de los derechos humanos en el mundo”, en lo relativo a España, es devastador. Solo una píldora:

“Se procesó a decenas de personas por “enaltecimiento del terrorismo” y “humillación a las víctimas” en las redes sociales. En muchos casos, las autoridades presentaron cargos contra personas que habían expresado opiniones que no constituían incitación a cometer un delito de terrorismo y que se inscribían entre las formas de expresión permisibles con arreglo al derecho internacional de los derechos humanos. Veinte personas fueron declaradas culpables en el curso del año.”

Pero hay más. Échele un vistazo. Y nada es casual.

Esta sociedad involuciona. Y no es casual.

20180225_004431

Escuché el terrorífico himno nacional que se ha inventado Marta Sánchez. Horroroso. A mí me importa un huevo que esta señora pague sus impuestos en donde los pague (ya hubiera querido yo una letra de Leonard Cohen para el himno que, por cierto, como mejor está es mudo). También me da lo mismo que sea una cursi impenitente y que sea tan de derechas, la pobre. Mi escándalo viene de las reacciones de propios y extraños. Ese común “pues a mí me gusta” que se escucha por todas partes porque “no ofende a nadie”. Es involución. Hemos proscrito intelectualmente la capacidad crítica más elemental y no sabemos, ni leer, ni escuchar. Y hemos perdido la capacidad de escandalizarnos con las cosas que producen escándalo. De verdad que no puede ser casual. Todo ello, siendo perfectamente comprensible que miles de mariposillas revoloteen en el estómago de Mariano Rajoy o Albert Ribera al escucharlo.

Entre tanto, le secuestran un libro a un escritor y le retiran una exposición a un expositor, a uno que el año pasado en la misma feria que ahora se duele del concepto –poco acertado a mi juicio– de “presos políticos”, le permitieron dos cruces gamadas de singulares proporciones que, al parecer, a nadie ofendieron.

Solo ver a los jubilados recorrer en masa las calles de ciudades de toda España conforta un poco. Al menos ellos, los jubilados, se están revolviendo contra la ignominia de este gobierno infame que persigue a los tuiteros, arruina a las clases medias y los asfixia a ellos como si de la peste misma se trataran.

Y, claro, Forges se ha tenido que morir. Lo ha matado el cáncer, no la estulticia, porque si la estupidez matara así la especie estaría en serio riesgo de extinción. El caso es que se ha muerto a la vez que agoniza la libertad de expresión en España, a la vez que se adormece el intelecto.

Vamos, Marta: ¡A la Copa del Rey!

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

6 respuestas a “¡Nos vemos, maestro!

  1. si, una pena a muerto forges En su haber están el Premio a la Libertad de Expresión, el Premio a la Convivencia, Paz y Libertad, el Premio Nacional de Periodismo, la Medalla de Oro al Trabajo, eso no es nada ,con tantos indocumentados malas personas que circulamos por este mundo le toca a una persona que con sus dibujos nos hacia sonreir pero a si es la vida, ahora como bien dices nos centraremos en la letra del himno Nacional ostias eso si es importante, detener a el que haciendo uso de su libertad de expresion , si señor que aprendan el resto de paises que estan muy equivocados que delito no es robar a manos llenas esos politiquillos corruptos que nos van adejar en la puta calle, no señor eso no es delito delito es usar el unico modo que tenemos de reivindicar cualquier tema con la palabra, pero haber que vas a decir que es delito ( marcate muy mucho en tus comentarios dominicales)
    jubilados al poder si señor con dos cojones a ellos debemos apoyarlos todos, por que pelean por sus derechos y por los nuestros, conseguidos despues de tantos años manteniendo a España con su trabajo y cotizaciones pero es mucho mas facil vaciar las hucha de las pensiones en vez de recaudar tres veces mas haciendo justicia y dejando a los delincuentes de guante blanco enchiquerados y sin un duro, no, los tenemos por ejemplo en ginebra de vacaciones permanente.
    y para nosotros que? nos quedara algun modo de vida digna cuando nos jubilemos creo que no llevo 41 años cotizados y si consentimos que estos señores nos sigan gobernando creo que me espera una mala vejez.

    buen domingo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo de las varas de medir habría que revisarlo un poco. Igual que tendríamos que revisar lo que importa y lo que no importa.

      Lo que le importa a este Gobierno nuestro ha quedado bien claro. Y lo que no le importa también. Al menos esto lo tienen claro: les importa la economía, según ellos mismos la entienden (lo de cómo enriquecer a los que son tan ricos para que repartan lo que no quieren entre los demás) y les importa cómo hacer que todos los demás callemos. Sin más. Les importa callar el pasado, callar las protestas, callar a los investigadores, callar a los jubilados, callar a los protestones esos que no hacemos más que dar por culo… Y enardecer nuestros corazones con cancioncillas patrioteras que nos hagan comprender la grandeza de España.

      Pero lo malo, malo, malo… es que lo están consiguiendo.

      Si no echamos a estos de una puta vez, se lo van a quedar todo. También nuestra capacidad de distinguir lo que importa de lo que no importa.

      Y Forges ya se ha callado. Eso que van ganando.

      ¡Gracias, Juan Carlos! A ver qué tal encaramos esta semanita que tenemos por delante.

      Me gusta

  2. Yo, empezaría por los putos viejos que están jodiendo la marrana a nuestro presidente. Putos viejos que estarían mejor en casa con ibuprofeno o en un banco al solito del mediodía, que es donde mejor pueden estar.
    Pero vamos, que asaltando el congreso para pedir que les suban las pensiones… ¿dónde se ha visto?
    Y lo malo es que son muchos millones los que votan; lo malo es que habrá que hacerles algo de caso porque si no…..
    Pues eso: putos viejos!!! Con lo guapos que estaban calladitos.
    Y Forges sonriendo en el cielo de ver como sus viejos le dan con una pancarta en la cocorota a algún iluminado.

    Sobre Marta Sánchez solo diré, que vivía en Miami con su hija y que ahora vive y paga impuestos en Madrid.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues eso, que vamos a dejar de darle la lata al bueno de Mariano. Y vamos a ir muriéndonos más y un pelín antes, que si no la demografía nos va a desbaratar todos los planes; que lo que no se puede hacer es vivir tanto rato de la sopa boba…

      Eso… o pensamos que nadie nos está quitando nada, que la hucha de las pensiones sigue llena, que cada español lee más de 30 libros al año y que nuestros artistas se expresan libremente, unos triunfando y otros no, sin miedo a la policía.

      Lo malo de esto último será despertar.

      Un besazo, Pepe. GRACIAS. Dile a Marta que no sé enfade, que canciones malas nos salen a todos. Pero que no la cante con ese sentimiento patrio… porque mueve a risa.

      Me gusta

  3. Nada es tan rentable para la derecha que el populismo. Adormecida la sociedad, conocido lo timorata que es en su respuesta, lo dócil en el seguimiento de sus emociones, pues toca gobernar para predicar las estrategias de futuro.
    El tema es Catalunya, pues más himno (ahora con letra) y más bandera. Si queremos llegar al pensamiento único, pues menos cultura, menos libertad de pensamiento, más control sobre lo que se hace, lo que se escribe, lo que se piensa. Si el problema, para ellos, es la justicia, pues la hacemos a la carta, más prisión permanente revisable, si los tipos son pocos pues los ampliamos, cada vez unos pocos más… y así hasta el infinito.
    Todo muy poco a poco, para ir ahormando un pensamiento confuso en el que llegamos a cuestionarnos cosas que hasta hace nada eran pilares de nuestro pensamiento.
    Adormecidos, ya digo.
    (Esta tarde, sin que nadie se entere, no vaya… intentaré volver, en Ne0x a las 17,45 h., La vida de Brian. Luego meditaré y trataré de expiar las ofensas que, sin duda, habré cometido)

    Le gusta a 1 persona

    1. La vida de Brian… ¡Anatema!

      Pero ¡cómo se te ocurre ni siquiera mentar la en este santo lugar de meditación!

      Por favor, Ricardo, plégate a lo que se impone y ponte Sálvame weekend edition, que eso te permitirá tener tema de conversación mañanera en la oficina.

      De todos modos, esto ya va fatal…

      Prisión permanente, revisable o no, pensamiento único… y al lío.

      ¡Qué hartura, tú!

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s