Sed

¿Cuál es la dosis exacta de odio que necesita usted para sentirse bien?

La media es alta. Los comportamientos aberrantes generan una extraña reacción en la sociedad.

Sobran los ejemplos. Y la cosa es como cíclica.

Recuerdo el episodio que protagonizó la periodista Nieves Herrero, allá por el año 1992, en torno a la desaparición de las tres niñas de Alcàsser y que fue el detonante de una repulsa generalizada sobre el abuso de los medios de comunicación en el tratamiento de estos dramas, mucho más en busca de aumentar su audiencia que de prestar un servicio público de mediana calidad.

Poco duró la moderación. Y de poco ha servido esa lección no aprendida.

A estas alturas ya no me sorprende (me jode, pero no me sorprende) que la lucha por las audiencias degrade estas noticias dramáticas (tan dramáticas) hasta hacerlas pasto de la caricatura que implica toda exageración. No me sorprende que se prescinda del respeto más elemental por los hechos en sí mismos y por las personas que están a su alrededor, convertidas en protagonistas involuntarias del espectáculo aterrador de su propia tragedia.

Algo más me asombra la lucha por sacar de ellas ventaja política. El bochorno que vivimos el jueves en el Congreso de los Diputados, después de invitar a la tribuna a madres y padres de chicas y chicos víctimas de la brutalidad con la intención de obtener un clima de movilización política a favor de unos y en contra de los otros, mueve a la indignación. Aunque ya no sorprenda. Los cambios de opinión a la carta de según qué fuerzas políticas… Eso sí sorprende, aunque ya no indigne porque los sepamos capaces de eso y de más por lograr su objetivo.

20180318_003640
La ración de hoy.

Sin embargo, no puedo evitar dar un paso más en el intento de comprender qué pasa. ¿Por qué las horas y horas de información morbosa y repetitiva despiertan ese interés casi unánime? ¿Por qué suben las audiencias? Las cadenas no demuestran el pudor más mínimo: saben lo que buscan, lo obtienen y lo tuitean apenas terminan los programas especiales: ¡¡22% de cuota de pantalla!! ¡¡26%!! ¡¡Récord!! Y lo proclaman a los cuatro vientos. Es su logro. Es su negocio.

Pero usted y yo lo consumimos.

Mirando, odiando, profiriendo las barbaridades más groseras, deseando el mal, el peor de los males. Las redes sociales se incendian de odio, del odio más soez, los noticieros ayudan ofreciendo todo tipo de datos, de ellos, de sus familias, de su pasado… los políticos movilizan a propios y extraños en busca de su rédito electoral, llamando a esa especie de rabia colectiva que pretenden convertir en votos, y todo se vuelve odio que se consume con avidez por todos. Y por usted. Y por mí.

Cadena perpetua, pena de muerte o, simplemente, muerte. Lapidación pública, venganza.

No es por los niños que mueren a centenares en Alepo, víctimas de una guerra que no hemos hecho ni siquiera el esfuerzo de intentar comprender. Estos nos producen apenas una lástima lejana que se vuelve ira cuando el problema toma la forma de los refugiados que buscan una tierra en paz donde esconderse de las bombas. Esos son demasiados niños y están demasiado lejos para hacer el ejercicio odiar a quienes los masacran.

Necesitamos un odio más próximo, uno que seamos capaces de abarcar sin esfuerzo intelectual, un odio doméstico que nos sujete al sofá mientras nos mastican los datos precisos (y todos los demás también) para darle forma humana.

Unos necesitan las audiencias, los otros las voluntades, unos por dinero, los otros también. Pero usted y yo lo que necesitamos es rabia, un motivo para sentirnos unidos colectivamente frente a la desgracia individual, una excusa para desatar la furia acumulada y clamar en nombre de la humanidad por la justa muerte del criminal.

La ración de este mes está ya consumida.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

10 respuestas a “Sed

  1. Totalmente de acuerdo en él negocio mediático, totalmente de acuerdo en el horrible negocio político para mí ese es mucho peor que el mediático este último lo elaboran personajes sin conciencia,sin pudor sin el mínimo grado de sentimiento para esas víctima SIEMPRE inocentes, pero amigo el dinero no tiene entrañas por lo tanto es un filón noticiario para que los demás contribuyamos a engordar sus arcas enganchados a esas noticias que nos duelen , ahora el rendimiento político es asqueroso y despreciable que utilicen los sentimientos tan dañados de estas familias me da igual el color del político que lo hace simplemente es un impresentable, yo referente a si la pena es perpetua , o no mi opinon es que en la totalidad de los casos de esta índole sea perpetua y no es venganza es justicia, una persona que le quita la vida a otra en este tipo de casos, no en los que por circunstancias una persona mata a otra en una pelea, en un atropello por el alcohol, tiene su delito pero la intención en ningún momento era matar a la otra, totalmente de acuerdo a que cumpla la condena que se estime oportuna pero a los otros voy a ser benevolente y lo dejo en cadena perpetua.
    Y sobre los niños y mayores que mueren por culpa de las las guerras son lo grandes olvidados, no es noticia.
    Buen domingo, yo sigo con mis quehaceres gastronómicos.

    Le gusta a 1 persona

    1. No sé cual de las dos cosas es más ofensiva. Si la de los medios o la de los políticos. Seguramente esta última, porque al fin y al cabo de los políticos se espera más altura moral que de los empresarios de la comunicación, aunque no sé por qué.

      En lo de las penas no estaremos de acuerdo. Creo que 30 años es muchísimo tiempo. Más que suficiente para cumplir una pena. Y los casos de reincidencia son poquísimos, aunque tengan tanta repercusión mediática. La cadena perpetua es inhumana, aunque sea más inhumano el delito que cometen estos y estas descerebrados.

      La misión de la pena es la reinserción y está así contemplado en la Constitución. Pero, además de eso, está también demostrado que es eficaz en la inmensa mayoría de los casos.

      En fin, no estaremos de acuerdo en esto. Pero es mejor así que ir cambiando de opinión (en plan Ciudadanos) a medida que ves más cerca el triunfo electoral…

      Un abrazo, Juan Carlos. ¡¡¡Gracias!!!

      Me gusta

  2. Yo tuve la suerte de conocer a Ramón Colon, que es un señor que sabe mucho de tele y de tele pública mas.
    Eta una época en la que apenas había competencia y programaban con el único objetivo de entretener sin necesidad de otras cuestiones medidas por el índice de audiencia.
    Luego vinieron las empresas que lo que querían es ganar dinero. ¡ Y esa es la clave de todo! Empresas privadas que necesitan el índice de audiencia (Como los partidos los votos o los equipos de futbol los puntos) para poder tener anunciantes y ganar dinero para sus propietarios.
    No hay mas vuelta de hoja al tema. Allá donde vean negocio, lo harán. Luego estamos los humanos que nos dejamos manipular, engañar o, incluso, nos hacemos partícipes de las historias con la venda puesta en los ojos, de forma voluntaría, para ser protagonistas con la ilusión de tener un minuto de gloria, unos euros en el bolsillo o creer que nos ayudan, desinteresadamente, para lograr un fin. Todo falso. Solo importa el índice de audiencia para que ganen mucho dinero los propietarios de las cadenas. Y los de la pública, a manipular para ganar votos, que es para lo que están ahora.
    Indignarse por cuestiones morales o humanitarias es un ejercicio vano en este mundo.
    Solo nos queda leer entre lineas e intentar comprender y empatizar con sus protagonistas porque, muchas veces, el dolor, la desesperación, el último recurso, la última salida, etc. ( y hablo por experiencia propia) no te deja otra opción para mitigar tu dolor o intentar resolver tu problema.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hacen su negocio. Es así de sencillo y así de dramático. Hacen su negocio a costa de lo que sea. Eso no importa.

      Lo que pasa es que no dejo de pensar en por qué nosotros les hacemos el juego. Ellos saben que lo consumiremos con avidez… y así lo hacemos.

      ¿Qué coño nos pasa?

      ¿Por qué les desbordamos las audiencias? ¿Por qué les ofrecemos nuestros votos cuanto más dura es la pena que nos proponen?

      Causa/efecto: Nos dan basura y consumimos basura. Nos dan basura porque saben que la consumiremos. Ese es el secreto. Tienen de nosotros el concepto que tienen… y aciertan. Y la pelota crece, porque más que enseñar, más que informar, más que entretener, nos adocenan y sus audiencias crecen.

      Sigo sin poder entender por qué, pero es un dato objetivo: Petamos sus audiencias solo con basura. Y nos dan basura. Les votamos solo sin nos ofrecen basura… Y nos la dan.

      Al final igual es verdad aquello de que los pueblos tienen los gobiernos (y los medios de comunicación social) que se merecen.

      ¡Joder! ¿Nos mereceremos tanta mierda?

      Muchísimas gracias, Pepe. Un abrazo enorme.

      Me gusta

  3. Buenos dias!
    No se cuando habras escrito la entrada de hoy, pero casi casi, llegas tarde. Tenemos dos senegaleses muertos en lavapies, con revueltas, cargas policiales, antisistema, antiracistas, racistas, extranjeros, españoles, policias, politicos, etc, etc, etc,. Todos tratando de abanderarse en la verdad, y cargar de culpas a los demas.
    Esto ya, va repartiendo las audiencias.
    Igual hasta dejan descansar a la familia del pequeño Gabriel, en paz.

    Con respecto del odio colectivo, deberia de haber un medidor. Y se deberia meditar mucho al respecto.
    Esa señora, que hasta hace poco despotricaba en las redes, contra asesinos y violadores, es una asesina.¿ Cual de los plañideros de estos dias, que lloran más que nadie, que harian más que nadie a la maldita asesina, que rasgan sus vestiduras abogando por la cadena perpetua, será el siguiente?.
    Hablamos de los asesinos, como si fueran otros. Como si viniesen ya con la etiqueta puesta. NO. Los asesinos, somos todos. Somos nosotros. Cualquiera de nosotros sera el siguiente, porque somos cazadores con los instintos planchados y doblados, pero estan ahí.
    Y salen cuando la colectividad nos da el ánonimato suficiente
    Y salen cuando puedo atacar a cualquiera, tras un nombre falso en las redes.
    Y sale cuando juzgamos, sin los suficientes datos, llevados por la histeria colectiva.

    Deberiamos meditar profundamente sobre eso.
    Lo que nos hubiese gustado en realidad, era que en todas las ocasiones, el asesinato, la violación, la aberración de turno, se hubiese podido ver en directo. O en diferido. Con su sangre y todo. Por eso nos pegamos a las teles. Porque todos somos un poco o un mucho, psicopatas.

    Buen domingo, y si ves por ahí a la virgen de la cueva, le dices que ya si eso…

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Joder, Petra!

      Yo no me veo asesinando a un niño de seis años… Bien es verdad que he clamado por la vuelta de Herodes en más de una ocasión, pero quiero pensar que lo hacía en sentido figurado…

      Es verdad que tenemos los instintos doblados y planchados y que hace falta muy poco para que se desplieguen en toda su amplitud, como muy bien dices. También es verdad que, con todo lo que estamos tragando, están ahora más a flor de piel que nunca y que basta una chispa de nada para que se nos incendien. Pero los instintos de cada uno deben tener una medida diferente porque, insisto, un bofetón sí, pero ahogarlo…

      He seguido muy de cerca y con muchísimo interés los acontecimientos de Lavapiés. Un ejemplo más de lo poco que hace falta para incendiarnos y sacarnos a la calle enfurecidos a quemar contenedores y destrozar coches y mobiliario urbano. Quería hablar de ello la semana que viene, porque es un análisis muy complicado y merece una reflexión serena a la luz de todo lo que va pasando. En cualquier caso, hablamos prácticamente de la misma cosa. Instintos, justicias e injusticias, capacidad de aguante, formas de entender el mundo… Instintos que cada vez están más a flor de piel.

      Y si pudiéramos verlo en directo… ¡eso ya sería la hostia!

      Gracias, Petra. Me hace pensar mucho eso que dices de que todos somos los asesinos. Aunque quiero pensar (pienso, de hecho) que tú y yo no lo somos.

      Me gusta

  4. ¡Dudas del quinto poder! ¿quien le ha dado alas a Podemos? ¿ Independencia de Cataluña? … y así un largo etc. las TVs, los medios, básicamente el quinto poder.

    Sobre la revisión revisable, cadena perpetua, estoy de acuerdo para ciertos crímenes incluido el que ha robado y no ha devuelto lo robado (aquí incluyo a la corrupción).

    No has dicho nada de la manipulación que se ha realizado por Podemos con la muerte del Senegalés, que tenia un problema congénito y ni si quiera le estaban persiguiendo. Esta manipulación es del sexto poder las redes sociales, muy usado por PODEMOS. ¿ Como se manipula a las masas? Solo tenemos que mirar a Podemos o mejor dicho PodemoSOE (Podemos + PSOE) ya que el PSOE ha perdido su personalidad política, ahora solo imita a Podemos.

    Estamos siendo manipulados por los Lobbies Económicos y Políticos, usando varios medios. No hables solo de la prensa, ahora ya son mas formas de manipular (Facebook, Twitter,…)

    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿Quinto poder?

      ¿Es que hay otros cuatro?

      La manipulación de ‘las masas’ es un viejo ejercicio del poder. No es nada nuevo. Lo que venía escandalizándome es que a estas alturas, todavía, ‘las masas’ nos dejemos manipular de esta forma tan abierta.

      Sí que he visto la posición que ha mantenido Podemos en el asunto del senegalés muerto en Lavapiés, por cierto, en contra de su propia alcaldesa Carmena. Pero, si quieres que te diga la verdad, me ha ofendido infinitamente más la que ha presentado Ciudadanos con el asunto de la prisión permanente revisable (desdiciéndose de su posición inicial para sumarse al ardor de ‘las masas’) y, aún más, la que ha perpetrado el PP invitando a la tribuna del Congreso a mamás y papás de niños asesinados para ‘engrandecer’ su corriente de votantes.

      No creo que en Podemos se encuentre el principio y el fin de la maldad humana (para eso pienso siempre en Aznar), ni que el PSOE esté imitando a Podemos en su actual (y discutible) posición política.

      En la reflexión que me hago sobre los acontecimientos recientes y la explotación que los medios han hecho de ellos, pongo en el punto de mira a la sociedad en general, sin buscar más culpables. Creo que somos nosotros, individualmente, quienes tenemos que pensar en el papel que queremos hacer. En aquello a lo que queremos jugar y a lo que no. En lo que estamos dispuesto a tragar y en lo que no. Sin culpar a nadie, aunque haya culpas. Tenemos elementos de juicio suficientes al alcance de la mano para tomar nuestras propias decisiones. Y si la que tomamos es pasar horas frente al televisor en busca de la noticia más morbosa, es que algo estamos haciendo colectivamente mal… cada uno de nosotros. O sea, tú y yo.

      ¡Gracias, Antonio! El contrapunto siempre es buenísimo para reflexionar. Volvemos a no estar de acuerdo. Como debe ser. Un abrazo.

      Me gusta

  5. Brillante entrada y un ultimo comentario, que viene a probar aun más si cabe la entrada, repetir una mentira 100 veces na la hace cierta, pese a que muchos se la crean. Deriva? Posición? Creía que se habian quedado en pedir investigación y no fotos en una manifestación o medio.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s