Y, sin embargo, se llama Pedro Sánchez

Nunca celebré tanto estar equivocado.

Existe el error generalizado de pensar que a La Moncloa se llega por los votos. Y no es exactamente así. Se parece mucho, pero no es así. Por los votos se llega a la carrera de San Jerónimo y es desde ahí, desde el Congreso de los Diputados, desde dónde se llega a La Moncloa.

Digo esto porque parece que Pedro Sánchez ha cometido una tremenda felonía desalojando (él con la connivencia de 180 diputados que representan doce millones de votos) a Mariano Rajoy de la Presidencia del Gobierno. Y no. Nada más lejos. La Cámara, compuesta de diputados democráticamente elegidos, estos sí por los votos, otorga su confianza a un ciudadano al que convierte en presidente del Gobierno. Y si este la caga mucho, la propia Cámara lo pone de patitas en la calle utilizando el instrumento que la Constitución diseñó para cuando un presidente la caga mucho, que es la moción de censura.

Ya está.

El bueno de Rivera, líder de la única formación que ha apoyado al Partido Popular en esta singular aventura de marcharse a casa, tiene un cabreo de oro. Ya se le ha olvidado la cosa de la ‘pureza de raza’ en la que pretendidamente ha basado sus apoyos a diversos gobiernos, mayoritariamente populares. Le importaba un carajo, se ve. Esto que ha pasado no le interesaba nada de nada, porque él (como yo mismo, error que tanto celebro) ya se veía presidente, aclamado en olor de multitudes ante la indigestión de corruptos de su partido amigo. Él quería que Mariano, el ex gran Mariano, se humillara, reconociera sus culpas y convocara elecciones, ahora que Ciudadanos subía en las encuestas como la espuma, con el PSOE desaparecido en combate y el jefe de Podemos comprándose chalets por la sierra de Madrid. Y esta moción le ha sentado igual igual que una patada en la parte inguinal (en la zona de los huevos, para entendernos).

Así que, de momento, Rivera no será presidente. Y no va a ser lo mismo comparecer a los comicios convocados por un Rajoy más que tocado y hundido, los que él esperaba, que a unos convocados (cuando los convoque) por un Sánchez presidente, ya no desaparecido, después de un más o menos corto período de gobierno en el que malo será que no mejore un poco el desastre que deja su predecesor.

Pero ¿qué ha hecho Pedro Sánchez?

No parece que lo sucedido se pueda deber únicamente a la ambición desmedida del sujeto: todos los grupos del Congreso, todos, con la lógica excepción del Popular y la esperable pataleta de Ciudadanos, cuyo líder nos dio el admirable espectáculo de cómo se enrabieta un chico cuando le quitan el móvil, estuvieron de acuerdo en la solución. Dudo sinceramente que el variopinto conglomerado de partidos que lo apoyaron tuviera como objetivo político de la legislatura la entronización de Sánchez. Algo más debía estar pasando y, de hecho, pasaba.

Lo que hizo fue utilizar legítimamente el recurso constitucional habilitado para sacar del Gobierno de España a un partido que no aguantaba un minuto más, una sentencia más. El acto patriótico de librarnos de un partido podrido que se aferraba a los sillones del Consejo de Ministros sacando a vociferar a María Dolores de Cospedal a la orden de ¡Cospe, mata!

Y yo se lo agradezco. Aunque se equivoque se lo agradezco. Peor no puede ser. Y el devenir de las cosas según estaban diseñadas nos traía un futuro muy de derechas y de muy largo recorrido, que no creo que fuera lo más beneficioso para esta maltrecha nación. Me refiero, claro, para las clases menos favorecidas de esta maltrecha nación.

20180603_000442.jpg

Por otra parte, este tipo de coalición ‘Frankenstein’ que tanto miedo produce en la derecha española (PP, Ciudadanos…) o sea, que tanto miedo produce a quienes no están involucrados en ella, sino expulsados de ella, no extraña a nadie en Europa.

Los gobiernos en minoría, las coaliciones entre varios partidos, incluso de muy diferentes ideologías, se producen con toda naturalidad en nuestro entorno donde, por cierto, son la norma. Países como Portugal y Bélgica (el primero ejemplo de gestión de la izquierda en el mundo, el segundo nada sospechoso de república bananera), están gobernados ya por coaliciones no lideradas por el partido que ganó las elecciones. Ambos con ensayos inéditos en sus historias respectivas.

Sumemos a estos a Austria, donde el ÖVP gobierna con el ultraderechista FPO; Holanda, otra coalición de diferentes ideologías; Dinamarca, un Ejecutivo de minoría, apoyado por tres formaciones; Suecia; Finlandia; Estonia; Reino Unido, donde los conservadores de Theresa May  han necesitado a los unionistas de Irlanda del Norte para poder gobernar con 316 escaños de un total de 650; la misma República de Irlanda; y Rumanía, Bulgaria, República Checa, Eslovaquia y Croacia en Europa central, donde solo en Hungría hay un gobierno con mayoría absoluta.

Poderse, se puede.

Ahora lealtad, solo lealtad institucional, y veremos a un presidente socialista sacar de la ‘marca España’ (de la que tanto gustaba alardear a los gobernantes del Partido Popular) la mancha pútrida de la corrupción con que la habían embarrado. Veremos parar la involución monstruosa en la que la derecha estaba sumiendo al país. Veremos desaparecer leyes represivas con las que, admirablemente, estábamos conviviendo sin chistar. Veremos parar la injerencia indigna del Gobierno en Fiscalía y Judicatura. Veremos diálogo político en la crisis territorial. Veremos unos medios de comunicación públicos dignos… Con un poco de suerte, y un poco de lealtad, veremos volver a este pueblo a la senda de la conquista social.

Y, entonces sí, elecciones.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

22 respuestas a “Y, sin embargo, se llama Pedro Sánchez

  1. El único culpable Mariano Rajoy que quizás sería mejor llamado Alibaba y los 40 ladrones , pero al fin se le echó un par y se tuvo un momento de cordura para que el apoyo del resto de partidos se dieran cuenta que la solución estaba en sus manos basta ya de tanta corrupción y no pasar nada , no tenían ningún tipo de responsabilidad ante tanto chorizo, ahora lo que corresponde es apoyar para demostrar que España no es corrupta solo unos señore s y señoras del PP.
    El joven encantador de serpientes está cabreado , normal su maniobra era llevar a el partido que tanto quiere PP a la mierda y el a recoger honores de libertador de la derecha .

    Hoy procesión
    Buen día

    Le gusta a 1 persona

    1. …Pero el libertador de la derecha se ha quedado ‘compuesto y sin novia’, como diría mi madre, y va a tener que esperar a mejores tiempos. Porque, a lo mejor, lo que pasa es que España no quiere más libertadores y sí gente razonable y coherente que no piense únicamente en la economía de sus grupos de poder afines.

      Al menos, eso espero.

      En efecto, el único culpable es Mariano Rajoy, presidente de un partido que se lo ha llevado todo y que tenía que dejar el poder por higiene democrática. Y lo ha dejado.

      Confianza en Pedro Sánchez… A ver que nos deparan los próximos meses.

      Un abrazo. ¡Seguimos en ello! El PSOE vuelve a la primera fila.

      Me gusta

  2. Yo me alegro onfinito mas 1 (ida y vuelta) de que M. Rajoy ya no esté de presi. Pero también me alegro de que ni esté Montoro, Cospedal, Fátima, etc. Falta echar a Wert de su exilio dorado en Paris, a Trillo de embajador, etc. Y quitar leyes indignas para los españoles.
    Ahora, veremos que pasa con todo lo demás. Lleva compañeros de viaje indignos y que empezarán a pedir viáticos , desde mi punto de vista, imposibles de pagar.
    Compañeros de viaje que ya estan haciendo declaraciones y retandole con propuestas de las que Pedro ha renegado hace 10 días.
    Yo, desgraciadamente, no lo veo tan claro. Para cambiar las leyes hay que votarlas en el Congreso y allí, nadie dará sus votos sin llevarse parte del botín.
    Miedo me dá.

    Le gusta a 1 persona

    1. Estamos delante de una experiencia totalmente nueva (en España).

      Todos tus temores son los temores de todos, pero ¿no sería posible que los políticos de esta país le hubieran visto las orejas al lobo, a este lobo malísimo, y todos estuvieran dispuestos a ceder en cosas y a trabajar por lo ‘posible’ que es, en realidad, el arte de la política?

      Esto es nuevo. Ahora se han tenido que juntar todos. Pienso que es posible acordar un escenario común solo con las propuestas que no ofendan a nadie (ley mordaza, pacto de Toledo, acercamiento de presos, dependencia, equiparación salarial hombre/mujer, desahucios, medios de comunicación públicos…) y preparar un final de legislatura digno, aunque nadie vea colmadas todas sus expectativas… Eso es lo que creo que hay que exigirle a quienes han apoyado la moción, y en eso confío.

      (Igual me he vuelto imbécil, pero en eso confío).

      También Sánchez tendrá que hacer concesiones y también a él habrá que exigirle que sea leal a su partido, igual que le exigimos al partido lealtad con el secretario general.

      Tienes razón, todo es incierto y todo da miedo. Pero ¿no estamos hoy infinitamente mejor que ayer?

      Confiemos.

      Un abrazo, Pepe. Venceremos todos estos miedos. ¡Gracias!

      Me gusta

      1. Yo, soy mucho mas pesimista.
        Pedirles responsabilidad y que solo se fijen en el bien común…. no me lo creo.
        Aterrizar en la realidad , puede romper el cristal en el que se basa todo.
        El sepremacista y racista , palabras de Pedro, jura para cumplir el mandato de 1 de octubre, y por el retorno y perdón de los martires.
        El propietario del chalet de 900.000€ pide entrar en el gobierno, etc.
        Me alegro de lo de Rajoy, de los otros… vaya tropa. !!!!

        Le gusta a 1 persona

      2. Tienes razón.

        Pero este es un tiempo muy convulso que ha llegado a dónde ha llegado por la incapacidad del Gobierno del PP para llegar a acuerdos de ninguna clase.

        Estoy seguro de que con un poco de diálogo y con voluntad de resolver cosas, más allá de mirando a tu electorado, se pueden destensar las posiciones de todos y se puede llegar a soluciones políticas razonables.

        Incluso ese, en palabras de Pedro, supremacista y racista, sabrá entender (como ya ha hecho cambiando a sus consellers) y sabrá flexibilizar la posición hasta un punto razonable que ayude, si no a resolver el problema, al menos sí a encauzarlo de una forma menos agresiva.

        Yo tengo esa esperanza. Y, de todos modos ¿qué otra cosa se podía hacer? Dejar que continuasen y brindarle el gobierno a Rivera no era lo más higiénico… ¿no crees?

        Otro abrazo. Otra vez gracias por plantear por aquí tus dudas (dudas… por decir algo). ¡Confiemos!

        Me gusta

  3. Hacia mucho tiempo que no tenia esta sensación en el cuerpo.
    La sensación de que aprendimos algo en el desastre de 2016,
    que la izquierda esta comenzando a madurar,
    que la moción de censura marcará un antes y un despues en el escenario
    politico de este pais. Que las tendencias izquierdistas, por fin han sentado la cabeza.
    Y que la derecha, derechona, no va a poder seguir mintiendo, y por fin podremos juzgarles “sin dopajes”.
    En fin me he premiado la mañana, dedicandola a leer en las redes, por que esta sensación de bien estar merece ser
    engrandecida, viendo las iras vomitivas de quienes todavia no han aprendido como funciona esto de la democracia.
    Buen domingo!

    Le gusta a 1 persona

    1. No debe ser tan fácil asumir que te sacan fuera cuando has dicho por esa boquita todo lo que estos han dicho… Y aún menos cuando pertenecen a un partido en descomposición que, sin poder, va a precipitar una crisis tan grande que va ha hacer que reviente por dentro…

      Es como dices: Un antes y un después.

      A ver si es verdad que aprendimos algo de todo lo que hemos pasado y manejamos esta situación con la lealtad que nos debemos los unos a los otros.

      Un poco de habilidad, un mucho de capacidad de negociación y otro tanto de querer hacer, y estaremos reconstruyendo la ruina moral, económica, de libertades, de dignidad, que nos han destrozado.

      Gracias, Petra. Esta oportunidad la vamos a ganar.

      Un beso enorme.

      Me gusta

  4. Hay una tema claro, todos queríamos que se fuese Rajoy y su séquito y se renovasen, como se tiene que renovar el PSOE, CIU (actual PDCAT) y una lrga lista de partidos, pero en nuestro caso los 3 primeros.

    Pero ¡ASÍ NO! Hay que tener clase política y no quitar a alguien que tiene 134 escaños por uno que tiene 84, eso no es lo que se voto.

    Si quiere llegar a la Moncloa Pedro Sanchez que es un arribista, maquiavelico, narcisista y psicópata, hazlo por las urnas, adelantando elecciones a octubre. Estas no son maneras de llegar a la Moncloa por la puerta de atrás, sabe que no llegaría de otra manera.

    ¿Que explique cual es el coste de su ambición? ¿ que tenemos que pagar ahora a Cataluña, a los vascos, Podemos, … ?

    Lo único bueno es la caída de Rajoy, Cospedal…

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿Por qué me temía yo que esta vez no íbamos a estar de acuerdo?

      Mal, mal, mal…

      84 diputados no han echado a Rajoy: no podrían. Han sido 180. Más o menos 12.000.000 de votos. Los legítimos representantes de doce millones de personas hasta los huevos de todo lo que ha venido representando el PP.

      Dónde tú ves solo ambición (que no digo que no la haya) yo veo también sentido de la oportunidad. Rajoy no iba a convocar y, según estaban las cosas, todo apuntaba a Ciudadanos, ante la incapacidad de maniobrar de los partidos de izquierdas, bloqueados por estos dos.

      La moción de censura es una herramienta legítima. Constitucional. Adecuada para sacar del poder a alguien que no se merece seguir ostentándolo. No veo traición ni ilegitimidad alguna en ello, cuando la han seguido todos los grupos de la Cámara… No la hay.

      Este arribista, maquiavélico, narcisista y psicópata (que, además, es tan guapo) ha concitado a todos los grupos políticos bajo una única idea: Hay que sacar a estos del poder e impedir que sigan rompiéndolo todo. No hay hipotecas previas, solo la idea de que hay que regenerar esto y dar una oportunidad a la izquierda (más votada que la derecha, pero más atomizada) para demostrar lo que puede hacer en España.Si lo consigue barrerá en las próximas elecciones. Si no lo consigue, perderá estrepitosamente. El juego sigue siendo democrático. Y no habremos perdido nada, porque no se puede perder más que lo que ya nos estaba haciendo perder el PP.

      No veo el drama, Antonio.

      Y eso a lo que te refieres como ‘lo único bueno’, la caída de Rajoy y los personajes que lo acompañan… ¡es tan bueno!

      Un abrazo, Antonio. Gracias por la controversia. Me encanta que podamos enfrentar puntos de vista tan distintos, sin miedo a la ‘Ley Mordaza’.

      Me gusta

    1. Esta diputada canaria parte de la base de que desestabilizar el país en un momento de crisis institucional tan grave es una irresponsabilidad.

      Y yo no puedo dejar de pensar que la enorme crisis institucional que vivimos, que no es solo la territorial, sino también de confianza, de libertades… solo se puede resolver sacando del Gobierno a quienes la han provocado. Con su deslealtad institucional, con su soberbia, con su incapacidad para el diálogo y, sobre todo, con su ambición desmedida por el dinero de todos.

      No estoy de acuerdo con su señoría. Al contrario, la irresponsabilidad sería la de no echarlos de una vez.

      Gracias otra vez, Anotnio, aunque otra vez no estemos de acuerdo en esto. Otro abrazo.

      Me gusta

  5. Ay Tico…Qué bueno!!! Se ne ríen los huesos
    No sólo por tener un gobierno de izquierdas legítimamente constituido y apoyado por TODOS (menos la derecha nacionalista española y reaccionaria) sino por ver el disgusto y las barbaridadrs que, a partir de él, está sosteniendo laderecha nacionalista española y reaccionaria. Tienes tanta razón en lo de que la forma de llegar a La Moncloa es pasando por San Jerónimo…Claro, a los que nunca les acabó de gustar la Constitición y los mecanismos cobstitucionales se revuelven…per así es.
    De todas formas… lo mejor de todo es… ¡¡¡que Catalá ya no es Ministro de Justicia!!! Viva la Constitución!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Madre mía! ¡Desgracia de ministro, por Dios!

      Ahora que me acuerdo, podríamos hablar de otros pocos, pero este no está mal para resumir en un tipo cómo desde el Gobierno se han manipulado y degradado todas las instituciones del Estado.

      Esa sensación de impunidad, la seguridad de estar cazando en su cortijo, aunque fueran piezas de caza mayor, debe ser precisamente la causa del cabreo monstruoso que se han pillado. Y de las barbaridades que están profiriendo a los cuatro vientos… Traición, inestabilidad, golpe de estado…

      ¿No habrán caído en la cuenta de que no hay mayor traición al Estado, ni mayor inestabilidad, ni mayor golpe, que esa actitud pútrida, corrupta, infame, con la que nos han estado gobernando?

      En fin, se van… Se van.

      I Català… També.

      Un besazo Olga. ¡Viva la Constitución!

      Me gusta

  6. Ah! Una cosa…que con la emoción de desalojar a los corruptos se me ha olvidado comentar antes: que cruzo los dedos para que los buenos propósitos del último párrafo de tu post se cumplan. Pero manifiesto también cierto escepticismo al respecto. El PSOE ha sido necesario para echar a quienes no merecían estar en el Gobuerno. Pero el PSOE tiene tantos problemas internos por resolver que la gobernanza le va a ser difícil. La necesidad de pactos con terceros puede serle especialmente útil para obligarle a poner orden en su actuación…
    En fín: momentos para una moderada pero ilusionante esperanza

    Le gusta a 1 persona

    1. No puedo estar más de acuerdo.

      Me da muchísimo miedo que el ‘cainismo’ del que con tanta frecuencia hemos hecho gala se cebe también con esta oportunidad y que las heridas no cerradas (tantas y tan profundas) impidan que el nuevo presidente cuente con el apoyo que necesita, que es tanto y de tanto recorrido.

      Se está construyendo un partido de niveles diferenciados entre el poder regional y local y el poder central, obra de la forma de entender la ‘casa’ del secretario general y de su necesidad de poner distancia con barones y baronesas que no son de su club y a los que no ha podido desbancar en el proceso interno. Y esta circunstancia es pésima para lo que se nos viene encima.

      Los territorios tienen miedo de que un proceso electoral previo al de junio de 2019 (europeas, autonómicas, locales), en el que el PSOE no salga victorioso, arrastre el voto de la ciudadanía hacia otras formaciones con más fortuna. Y no les falta razón…

      Moderadamente ilusionados pero, si el PSOE no sabe aprovechar estar inmensa oportunidad que le ha brindado Pedro Sánchez, se merecerá lo que le pase… dicho esto en la seguridad de que el gran perjudicado no será el propio PSOE, sino este país nuestro, que se quedará sin izquierda para mucho, mucho, mucho rato.

      Lealtad, generosidad, unidad… tres palabras difíciles de conjugar en este partido en estos días, aún sin superar la crisis de liderazgo que se prolonga desde la salida de González.

      Otro besazo enorme. Gracias por venir
      a contarnos.

      Me gusta

  7. No se lo que durará esto, no se si acabará la legislatura… No se pero, la verdad, no me importa. Era preciso salir de debajo de esa putrida losa bajo la que nos tenía enterrados el PP.
    Quiero creer que es una oportunidad, que es la oportunidad de la política, la oportunidsd de la palabra y del acuerdo. Ya está bien de tecnócratas.
    Era necesario tener esta oportunidad, seguramente rara en un país como el nuestro tan acostumbrados a ser disciplinados por los gobernantes al amparo de presuntas mayorías que todo lo justifican.
    Ahora podemos tener un nuevo modelo, una posibilidad de dar respuestas a situaciones complejas, respuestas que no da un sistema bipolar fruto de otros momentos.
    Si no somos capaces entonces ya no habrá esperanza.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo quiero pensar que sí, por difícil que parezca y por más que no fuera ‘nuestro’ candidato (yo era más bien de Madina).

      La oportunidad que le da Sánchez al PSOE y al país es magnífica, enorme, acojonante. Y no quiero pensar que las pequeñeces partidarias de los que nos acompañan en esta aventura ni nuestra propia pequeñez partidaria la arruine.

      Miedo, expectación… pero esperanza. Esperanza al fin después de un panorama indigno y de muy largo recorrido. Esperanza en el diálogo, en el pacto, en la negociación… Esperanza.

      Es un cartucho. Solo un cartucho. Pero alguien se ha atrevido a dispararlo. Y yo me lo he creído.

      Como bien dices, si no somos capaces…

      Un abrazo enorme, José Ricardo. Hoy en clave de enhorabuena, que no se da todos los días.

      Me gusta

  8. La España cainita no está preparada todavía. El PP es una organización criminal y sólo por no contar con los independentistas gran parte de la población estaba dispuesta a mantenerla. Sorprendente. Cuanto nos queda por caminar.

    Sánchez no cederá, lo dejo muy claro, y el tiempo, y la cárcel, suavizará la posición de ERC. Otra cosa son los nacionalistas del PDCAT que estan viviendo su fase de mesianismo de final incierto. Pero terminarán autodestruyendose, al igual que el PP son una organización con los mismos dejes y volverán a hacer de las suyas.

    El resto una olla de grillos. Os acordáis del pobre Maragall. Pues eso.

    Eso sí, Pedro merece la confianza, es audaz y desde luego un superviviente.

    Me alegro por él. Sólo su partido, creo que puede mitigar el ruido en Catalunya y eso ya justifica todo.

    Salud y República estimado amigo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Ay, Jesús! ¡Qué alegría verte por aquí un día como este! O con un motivo como este…

      Esta reflexión es muy interesante: solo el PSOE. Es verdad, no lo hemos comentado y es verdad. Solo el PSOE puede sacar al país de una situación como esta en la que nos vemos por las maneras infames de la derecha que ha gobernado hasta el sábado.

      Desde luego en Cataluña (escuchar a Iceta no sería una mala idea: es uno de los cinco políticos de izquierdas que nos quedan lúcidos), pero también con la crisis de institucionalidad generalizada en la que nos han metido y con la involución atroz que estábamos padeciendo.

      En el panorama político español no hay otro partido capaz de concitar el conocimiento, la experiencia, la credibilidad (su factor más débil hoy), en definitiva, la oportunidad real de establecer una política razonable de concertación… Lástima que la otra cara de la moneda esté también presente en la ecuación.

      Y vaya si me acuerdo de Maragall (lo vi el sábado por la tele en la toma de posesión de su hermano). A este la naturaleza le ha premiado con no enterarse de nada y le ha ahorrado unos cuantos disgustos.

      Confiemos. Hacía muchos domingos que no podíamos escribir sobre la esperanza… y hoy podemos.

      Un abrazo muy fuerte, amigo. Muchísimas ganas de tratar de todo esto delante de una cerveza con Toni metiendo la pata como un cosaco…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s