Entre la derecha y el esperpento

Venezuela lleva siendo un arma arrojadiza en el debate interno de nuestro país desde que se supo que Podemos había alumbrado con su sabiduría al Gobierno Bolivariano. Parece que encontrar algo de nivel en la discusión política es una tarea imposible.

Estos que claman contra los independentistas catalanes, exigiendo para ellos las condenas más duras del ordenamiento jurídico, clamando por impedir a toda costa una hipotética anulación de las posibles penas por parte del Ejecutivo (dando ya por hecho que habrá penas, que habrá arrepentimiento, que habrá petición de indulto y que habrá indulto) y exigen la aplicación del artículo 155 de la Constitución sobre todo el territorio y por tiempo indefinido, estos mismos decía, justifican sin embargo la asunción del poder en Venezuela por parte del jefe del Legislativo a través de una maniobra al menos discutible desde el punto de vista de su norma básica y arremeten contra el Gobierno de España por no lanzar invectivas grandilocuentes contra el orden subvertido allá, a la vez que reconoce de ‘inmediately’ (como diría Maduro) la legitimidad del gobierno autoproclamado.

Claro, claro, no es lo mismo, ¡dónde va a parar!

Una cosa es que la mitad de los catalanes esté peleando por la independencia de su territorio y otra bien distinta que se deje de apoyar una maniobra de asunción del poder en Venezuela auspiciada por Donald Trump y abrazada por Jair Bolsonaro.

Elegir entre la legitimidad de un tipo como Maduro, que está llevando al abismo a Venezuela, y el modelo que pretenden implantar sujetos como Bolsonaro y Trump a través de Guaidó, no es una tarea fácil, pero el cinismo de la derecha española llega a cotas difíciles de medir.

El Gobierno de Sánchez, liderando la posición europea sobre el particular, asumiendo el lugar que ocupa la diplomacia de nuestro país en la interlocución con América Latina, ha ofrecido a Maduro la posibilidad de convocar elecciones ‘libres’ en un plazo de ocho días, antes de dar por bueno el alzamiento incruento de Guaidó. Los más relevantes mandatarios europeos han secundado la propuesta apenas horas después y están decididos a seguirla.

Pues bien, el bueno de Casado  repite una y otra vez que ha hecho el ridículo. Y miente sin pudor afirmando que se ha quedado solo. Porque a Casado, en realidad, lo único que le importa de Venezuela es poderla usar contra Podemos y, ya de paso, contra Pedro Sánchez, al que no perdonará jamás que no aplicara en aquellos lares otro 155 con el que satisfacer sus más bajos apetitos totalitarios.

Casado, Rivera, saben que no se puede aplicar ningún 155 en Venezuela, y saben (a pesar de que no les alcance para mucho más la inteligencia) que la diplomacia es un arte complicado que exige de equilibrios y acuerdos que no siempre son populares, porque mantener las relaciones internacionales importa a las balanzas comerciales, al equilibrio en las diversas regiones del mundo, a la concordia de los pueblos. Pero les importa un huevo. Supongo que sería ocioso hablarles de la compleja geometría variable que impera en el ecosistema mundial de poderes en el que andamos inmersos.

IMG-20190202-WA0009

En un momento tan crítico electoralmente hablando, la pobreza mental de nuestros legítimos representantes de la derecha no alcanza para mantener un discurso de Estado. Ni siquiera llega para plantear una posición mínimamente coherente con su discurso interno. Tampoco para comprender que alinearse con Trump y Bolsonaro no debe serles demasiado rentable en clave de urnas, en el bien entendido de que todos sus votantes no deben ser gilipollas y comprenden la diferencia entre la derecha y el esperpento.

Es difícil discernir entre si estos prebostes de nuestra derecha son solo tan desleales o, además, son tan tontos. Tampoco sé si, además, como Maduro, Trump o Bolsonaro, serán tan peligrosos.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

10 respuestas a “Entre la derecha y el esperpento

  1. Respetando las ideas politicas de cada cual, tengo que decir lo mal que sienta en esta politica tracicionera del PP que su intencion para ganar unas eleciones pero no explicando y convenciondo a sus electores con cosas creibles ( a los del pp les da igual lo que les diga siempre si guana) , con su colaboracion con España aunque sea el psoe el que gobierne lo primero España y despues las discusiones partidistas, me da la impresion que estos del PP en vez de preocuparse de Pedro Sanchez se preocupen de mantener sus electores que con mucha habilidad les esta quitando VOX , por cierto me pasaron un video de una reunion o mitin de hace unos dias de VOX y la mayor parte del mismo se dedico a reirse de Pedro Sanchez es muy humorista, pena me da si llegan a tener participacion en el gobierno esta derecha dictatorial.

    Buen domingo.

    Le gusta a 1 persona

    1. A estos España les importa bien poco.

      Les importa su españa (con minúscula), sus intereses oscuros, su poder económico, su poder para hacer más dinero. Les importa su moral impúdica, su dios (también con minúscula), sus instintos totalitarios de sometimiento de la gente, su orden medieval, su capilla y la mantilla española de sus señoras…

      Da vergüenza ajena escuchar sus discursos machistas, empobrecidos, sin miras, sin ideología. Da vergüenza soportar una derecha tan vieja.

      ¡… Y es lo que hay!

      Un abrazo, Juan Carlos. Habrá que aprender a ganar en las urnas… No hay otro modo. Y algunos sí que lo sabéis hacer.

      Me gusta

  2. Que el que tomar partido entre dos turbias, cuanto menos, legitimidades o apostar por unas elecciones democráticas, libres y con garantías internacionales, que legitime a una u otra de las opciones, desde uns democracia europea, no debería tener ninguna duda.
    Que el compromiso con el pueblo de Venezuela no puede caminar por otros derroteros tampoco, so pena que se quiera poner a este bien en manos de EEUU, bien en manos de un dictador, por lo demás, claramente incompetente.
    No, en España, no hablamos de eso. Es tan burda la conversación que avergüenza oírla.
    No, no importa el sufrimiento de un pueblo, no importa si se abre o no un corredor humanitario, quizás, pensarán algunos, que hasta mejor para sus intereses si no se abre, no importa si hay libertades, sanidad o educación (que pesados los silencios de los que han callado cuando dictaduras militares campaban a sus anchas).
    No, sólo importa como somos capaces de mantener nuestros votos aquí, como ganamos ese discurso del miedo, de la zafiedad y del embrutecimiento intelectual.
    El populismo es una bola de nieve que debe de girar cada vez más rápido y hacerse más grande, autoalimentándose, sin importar la devastación que deja atrás, con un solo objetivo, el poder.
    Y, luego, ¿qué?.

    Le gusta a 1 persona

    1. Luego… más poder.

      Y después más castración. Más embrutecimiento, más miedo. Más de su orden, más machismo, más dinero, más servicios para quien pueda pagárselos, más empresarios enriquciéndose a costa del trabajo de los demás, más beneficios fiscales a costa de los servicios públicos, y más, y más, y más, y más…

      Porque siempre les cabrá otra vuelta de tuerca, medio giro más… Religión en las escuelas, homofobia oficial, más de su orden…

      Luego, me temo que más.

      Esto acojona. Pero no lo vamos a saber combatir. No estamos en esas.

      Un abrazo amigo. Uno desolador viendo esa bola de nieve avanzar sobre nosotros.

      Me gusta

  3. Bolsonaro, Trump, Abascal.Quizás nos deberíamos de preguntar quién ha propiciado que aparezcan elementos así, pero realmente da miedo,casi tanto como un expresidente haciendo declaraciones, salvo que sea Zapatero.

    Le gusta a 1 persona

    1. Los expresidentes han perdido la conciencia de ‘jarrón chino’ que nunca debieron abandonar. La decrepitud intelectual da casi más miedo que todo lo demás.

      Y a la pregunta de quién ha propiciado la aparición de elementos así… No sé contestar. Lo que sí sé es lo que hemos hecho para evitarlo, y la respuesta es NADA.

      ¡Gracias, David! Un besazo.

      Me gusta

  4. Volvemos a la normalidad. No..no son tontos, bueno yo a Casado no le concedo mucha inteligencia, creo que trata de imitar a sus antecesores, no hay mas que oirle a el y a su impagable portavoz del Congreso, matizo. ..oirles no escucharles. En realidad lo que digan no importa, votes o no al PP.
    Rajoy con su acitud con el gobierno de Zapatero en su primera legislatura con Eta y el 11M. Con su..”está vendiendo la unidad de España a los terroristas, ahora a los separatistas, ya dejó claro el “modus operandi” en lo que se refiere a mentir. Luego cuando salieron a la luz las actas de las reuniones de los responsables de Interior donde quedaba meridianamente claro que el Gobierno mantenía informado punto por punto de todo lo que hacia al Sr Rajoy.  Quizás al Gobierno le hubiese salido mas a cuenta publicarlo en el Marca.
    Le preguntaron al Sr Zapatero si le iba a reclamar disculpas al Sr Rajoy y dijo que pasaba del tema como de comer piedras.
    Pero estas cuestiones de deslealtad no son nuevas. No hay mas que recordar las corruptas maniobras de Zaharoff y el submarino de Isaac Peral. Del cual se llegó a publicar los planos en un periódico. La guerra naval de Cuba podría haber sido distinta. El mismo almirante de la flota estadounidense admitió que contra ellos no podría haber manteniendo el bloqueo.
    Otro ejemplo mas cercano fue el comportamiento de Acebes y Aznar durante el 11M que a las 20 horas de ese día seguían otorgando la autoría a Eta, el padrino de mi hija, mosso de escuadra, que ese día estaba de centralita en la comisaría, ya sabía con una fiabilidad del 80% que el atentado era yihadista. Resulta que un humilde mosso tenia mas información que el ministro del Interior.
    Para algunos mentir no solo les sale grátis.. parece que les da prestigio.
    Mienten lo hacen mal…y barren en las urnas. El día que lo hagan bien que va a pasar.
    Garrido el saliente presidente de la CAM se está comportando con los taxis con aquello de:
    ..Como me marcho del convento…”.
    A ver si le caen varias querellas criminales por dejación de funciones a el y a su partido como órgano colegiado y sirve para que los políticos hagan el trabajo que se supone que es para lo que les pagan.
    Como citó un escritor muy conocido, ya muerto, que yo leia de pequeño. ………” La verdad es la cosa de más valor que tenemos. deja que la economicemos”….. o “…los políticos igual que los pañales hay que cambiarlos a menudo por la misma razón. ..”
    Feliz domingo

    Le gusta a 1 persona

    1. La fatalidad es el daño que hacen no dejando gobernar en buena lid a quien tiene la responsabilidad.

      Y lo desesperante lo bien que arraigan sus mentiras en una sociedad que parece predispuesta a regarlas y hacerlas crecer sin hacer juicio de valor alguno sobre ellas.

      Es una estrategia tan sucia que a ellos mismos debe resultar costosa desde el punto de vista simplemente moral. Pero mientras funcione en las urnas, bastante les dan los asuntos morales.

      Completamente de acuerdo (aunque, a decir verdad, no me sé lo de Zaharoff y el submarino de Isaac Peral…)

      Un abrazo, Javier. Gracias, como siempre, por dejarnos tu opinión aquí.

      Me gusta

  5. Se me olvidó Venezuela. Mi mejor amigo de toda la vida nació en Venezuela de padre español y madre cubana. Ya se volvieron a España hace muchísimos años por la violencia que imperaba.
    En estos días conocí a una persona que estaba en Perú, venezolana, es de Isla Margarita donde están sus padres, y hablaba de su rutina diaria con total normalidad. Me recordó cuando alguien de fuera te hablaba de los atentsdos de Eta en España, como si vivieramos atemorizados en un ambiente de guerra. En realidad hacíamos una vida normal, no dejabas de salir a trabajar por miedo, eso de que te pueda pasar algo lo ves como ajeno.
    Eso si..le pregunté por la situación desde el punto de vista dr la presión intrrnacional y solo me dijo,: nos van a joder. No le quito la razón

    Le gusta a 1 persona

    1. Interesante visión.

      No sé si ahora, con tres millones de migrantes, se podría decir lo mismo del régimen bolivariano, pero, ciertamente, la presión internacional viene siendo muy fuerte desde hace tiempo.

      Es cierto que, igual que parece que en España hay una violación cada hora, por la mucha repercusión que tienen las que hay, los medios hacen que tengamos una visión algo distorsionada de la realidad. Pero también lo es que hay realidades que no hace falta magnificar para que aparezcan como magníficas. Y no sé si Venezuela ya se ha convertido en algo de eso.

      Me gusta

Responder a justogarciasoriano Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s