Negar por negar

La consigna es no a todo.

Ya lo sabíamos.

Es la estrategia que ha venido poniendo en práctica el Partido Popular cuando no gobierna desde que Aznar pasó de la leal oposición de su majestad que estableciera Manuel Fraga a la de ‘leña al mono que es de goma; de qué se habla que me opongo’.

No a todo. No se trata de un discreto ‘no’ defendido a través de argumentos políticos desde las tribunas de oradores de los parlamentos, no. Es un ‘no’ iracundo, enfebrecido, desgañitado, que sobrevuela el país en todos los formatos posibles, por tierra, mar y aire, por los cuatro vientos, en las encrucijadas de los caminos, por las ciudades, por los campos, por la redes, las televisiones y las radios. Un ‘no’ universal, ruidoso, incómodo, alocado. Un ‘no’ mayúsculo coreado en iglesias y conventos, por las escolanías, en las grandes superficies y el pequeño comercio, en el taxi, en el autobús y el metro.

20200125_234011No al Gobierno de coalición con los ‘comunistas’, no al nombramiento de la fiscal general del Estado, no a la reforma del Código Penal, no a la subida del salario mínimo interprofesional, no al número de ministerios, no al reconocimiento de las consecuencias devastadoras del cambio climático, no. Y esto es solo por pasiva. Por activa la cosa se complica un poco más, porque las acusaciones de la derecha al Gobierno se elevan de tono hasta el esperpento.

La más llamativa de los últimos días ha sido la acusación nada velada (no sé si al sistema educativo en su conjunto o al propio Pedro Sánchez en particular) de promover la pederastia en las escuelas. Esta seguramente acabará en los tribunales de Justicia y, con toda probabilidad, dará que hablar a la Iglesia, a los chicos de Hazte Oír, a los alevines de Vox, a Inés Arrimadas y a ínclita presidenta de Madrid que extenderá a los cigotos la difamación de llevar a cabo semejantes prácticas.

Pues bien, en el sistema público de educación no se anima a la pederastia. Eso es mentira. Ya está (a lo mejor deberíamos recordarles dónde se ha ejercido realmente la pederastia y por quién). Dolores Delgado es una magnífica profesional, sobradamente acreditada, a la que haber sido ministra no solo no desacredita sino que, por el contrario, le confiere más conocimiento y experiencia para el cargo. Ya está (a lo mejor deberíamos recordarles que ser ministra de España es un honor y no un deshonor si uno no acaba en la puta cárcel por corrupto). El número de carteras de un gobierno de coalición ha de ser necesariamente mayor que el de uno monocolor, como así ha sucedido en los formados por coaliciones de derechas en el ámbito autonómico. Ya está (o habrá que recordar todo el rato cómo ha subido la nómina de los altos cargos en las comunidades que gobiernan coaligados). La subida a 950 euros del salario mínimo interprofesional se ha alcanzado con un acuerdo inédito en España, con la patronal encantada y los sindicatos y el Gobierno, más. Ya está (o hemos olvidado que gobernando el PP se ha acuñado el nefasto término de ‘pobreza laboral’) . Y las figuras de la rebelión y de la sedición están viejas, desfasadas del Derecho comparado de nuestro entorno y modificar el Código Penal, tanto en este como en otros aspectos, vendrá estupendamente. Si además esto sirviera para pacificar la situación en Cataluña y, gracias la aplicación de penas menos severas a los políticos separatistas condenados, se consiguiera un marco de diálogo que diera fin al conflicto más importante que se ha padecido en España desde la democracia, ¿a quién ofendería? (Quizás haya que recordar también que ha sido precisamente la ausencia de diálogo del Partido Popular la que ha propiciado que las cosas llegaran hasta donde han llegado).

Estas son, claro, posiciones discutibles y en eso consiste precisamente la política. No es posible comprender que el Gobierno se esté equivocando en todo (¿en todo?). Y la oposición esté en posesión de la verdad absoluta, teniendo en cuenta la España que nos han dejado, la estela de corrupción, la indefinición ante los problemas más graves, la desigualdad terrible en la ciudadanía.

Ahora la oposición son muchas voces, porque está muy troceada: Vox, la Iglesia católica, el Partido Popular y Ciudadanos se han puesto para, se haga lo que se haga, poner el grito en el cielo. Igual da que sea el nombramiento de un alto cargo, la decisión de elevar el SMI o el descubrimiento de un exoplaneta. Van a tirar contra todo y con todo el armamento del que sean capaces de pertrecharse.

Negacionismo. Se sienten cómodos en el conflicto porque lo rentabilizan electoralmente (o eso parecen indicar las encuestas de intención de voto) y les importa un carajo la gobernabilidad, la estabilidad, la economía, el bienestar de las personas o la educación de los niños. Esa es nuestra derecha y así la vamos a tener hasta que logren volver a ocupar el poder. Lo consideran suyo, les ofende que se lo arrebaten. No lo conciben. No lo van a consentir.

Negar no es criticar. Criticar exige un ejercicio de inteligencia que nadie parece estar dispuesto a hacer. Incluso exige hacer propuestas que se comprenda que pueden mejorar las medidas que se critican. Negar por sistema, por alto que se niegue, no vale para nada.

Pero, ¿se fijan? Decía ‘ejercicio de inteligencia’. ¿Hay alguien por ahí?

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

8 respuestas a “Negar por negar

  1. ejercicio de inteligencia’. ¿Hay alguien por ahí? parece ser segun lo estan demostrando los señores del PP que no hay nadie.
    los señores del PP tienen que ir a las ordenes de Vox con la intencion de demostrar a todos aquellos votantes que los han abandonado, que tambien saben ser duros, que les importa un huevo lo que pase en España solo tienen una meta DERRIBAR a Sanchez cueste lo que cueste y caiga quien caiga si para eso tienen que buscarse las mas tortiferas acusaciones las ponen en practica, por que lamentablemente sus fieles seguidores demuestran ser los que al parecer tienen poca inteligencia esos que buscas por ahí.

    el SMI arma a utilizar contra Sanchez para ganar honores con todas aquellas grandes empresas que siguen practicando la precariedad laboral, por mis conocimientos del tema puedo asegurar que el 99% de las empresas que mantienen España a flote que son la pequeña y mediana empresa no les afecta para nada , como digo, por tener conocimiento de esas empresas puesto que en varias ocasiones he estado al tanto de los convenios, todas tienen un salario minimo superior al SMI por lo tanto no les afecta, ¿ a quien le afecta? a las macroempresas y grandes superficies que siguen con los contratos basura de media jornada en turnos cobrando lo minimo, y lo que jode que esas empresas tienen todo tipo de ayudas y subvenciones por contratos de personal, corto que me estoy calentando.

    Buen domingo

    Le gusta a 1 persona

    1. La lucha ya no es por ganar el centro. Esa se ve que la dan por perdida. Ahora es por ver quién se lleva la hegemonía de la derecha pura y dura, de la que nunca han sabido salir.

      Alfonso Guerra decía un día: ¡llevan treinta años viajando hacia el centro…! Pues ¡¡¿de dónde venían?!!

      Pues de ahí, de las cavernas de la política, de las que no han sabido salir.

      Buscan patrañas, envían vídeos falsos… se la pela. Y braman contra el SMI no sé si porque les jode que los pobres puedan vivir con dignidad, o, como bien dices, para ganar puntos con sus amigos los empresarios dados al empleo precario y a la explotación de los trabajadores (como en el siglo XIX).

      No me extraña nada que te estés calentando. Las PIME y las microPIME, que son las que sostienen de verdad al país, ya superaron esos salarios con los convenios colectivos hace décadas… Simplemente, no tienen pudor en proteger sus propios intereses y los de los suyos.

      Gracias, amigo. y ¡A VER ESAS MIGAS! (que ya ha llovido)

      Un abrazo muy fuerte.

      Me gusta

  2. Quizás si haya inteligencia!!!.
    Veámoslo con perspectiva. Años adocenando a una sociedad, aculturizándola, precarizándola… Y ahora, justo ahora, se abre la caja de los truenos, los viejos temores, la invasión del extranjero, la ruptura de la unidad de la patria, las mujeres desbocadas, el sindios,…, todo a la vez. No antes ni después, ahora.
    No hay que buscar explicaciones, es Trump, Bolsonaro, Vox, laLiga de Norte,..
    Es ahora, es su momento, una sociedad acrítica y su convencimiento de que no van a tener gran resistencia, que nadie ve el futuro y sólo, aquellos que pueden y tienen la responsabilidad, actúan desde el cortoplacismo (ejemplos tenemos cerca).
    La verdad, ¡no se como podemos hacer para que no lo tengan tan fácil!

    Le gusta a 1 persona

    1. Seguramente no hay solución. Ya se encargaron de que el terreno estuviera tan bien abonado. Ya se ocuparon de que la sociedad careciera de mecanismos de defensa. Ya hicieron su trabajo dejándolo todo atado y bien atado.

      No comprendo como después de tantos años de democracia, de libertad de expresión, de cátedra, de apertura social en todos los sentidos, el adocenamiento colectivo (no en España, en el mundo) no ha retrocedido lo suficiente como para no consentir ciertas cosas. Pero, por el contrario, la ley del péndulo toma inercia y se dispone a dar al traste con lo poco logrado hasta aquí.

      La verdad, yo tampoco sé cómo podemos hacer para que no lo tengan tan fácil…

      Un abrazo muy fuerte, amigo. Y otro para el chiquitín.

      ¡Gracias!

      Me gusta

  3. Damas y caballeros, no pierdan ustedes la perspectiva. Estos están ahí porque una parte de la ciudadanía les ha votado. Item más; los del PinP’aTó empezaron siendo un grupo de amigachos con acta en Congreso/Senado y, merced a los remilgos abrileños de don Pedro, se han montado un fortín en la bancada que es difícil calibrar la maquinaria efectiva para derribarlo. Puede que hasta, a corto plazo, el modesto fortín acabe siendo castillo, teniendo en cuenta los tropezones gubernamentales y el reinado de las hemerotecas. De las últimas no salen don Pedro y don Pablo muy bien parados y, aunque el Trío de Colón ha acumulado un abultado currículo de astracanadas, sus fans y asimilados, impasible el ademán, las jalean con fervor considerándolas como lanzadas ideológicas contra la izquierda socialcomunista-golpista-filoetarra a derrocar. No ocurre lo mismo con las meteduras de pata gubernamentales, que la izquierda -al menos la extraparlamentaria- ni va a jalear ni a escombrar sino a criticar con mayor dureza incluso -y desde luego con más sensatez- que la desbocada oposición.

    Ha salido el Sol. A ver si es buena señal y las negras tormentas que agitan los mares se repliegan.
    Abrazotes.

    P.S.- ¿Signos de inteligencia, dices…? ¿En esta derecha ibérica de Tersch and company…? Dicen por ahí que el único indicio inteligente que asomaba lo han guardado en el ojo de cristal de Millán Astray, a ver si se desarrollaba mínimamente (la cosa inteligente, no el ojo).

    Le gusta a 1 persona

    1. 52 diputados son más que un fortín. Y, en efecto, los hemos puesto ahí entre todos, por acción (no es mi caso) o por omisión (ese a lo mejor sí).

      No creo que fueran los remilgos de Sánchez… No lo creo a pesar de no ser santo de mi devoción. Los votos de la derecha sumaban muchos más que los de la izquierda que, felizmente, los tenía mejor colocados por el territorio. Pero sumaban más, no por el error de sortear el pacto en el primer viaje, sino por la deriva ultraderechista que se va atisbando en todas las sociedades de nuestro entorno económico.

      Detenerla no va a ser nada fácil, porque su estrategia, amén de antipatriótica es sumamente efectiva… Sumamente efectiva.

      Hablas de la izquierda extraparlamentaria y de la dureza con la que, con toda probabilidad, tratará las meteduras de pata que auguramos al nuevo Gobierno. Contrasta con la loa que sus fans hacen y harán de las barbaridades de sus próceres, independientemente de su entidad. Es verdad. Será así. Siempre ha sido así y eso es precisamente lo que honra a la izquierda. Y nos falta un punto: nos falta armar correctamente el discurso ideológico que da cobertura a nuestra acción política. Precisamente para eso: para no meter la pata, para contestar con armazón intelectual a toda la basura que se nos tira encima. Para aprender de la crítica que nos llegue de la izquierda, de la que habrá que aprender, y frenar sin errores (de estos tan gordos) las falacias de la derecha.

      Experimento muy a tener en cuenta. Gobierno de Coalición… Tenemos que conseguirlo.

      Un abrazo fuerte.

      Muchísimas gracias.

      Le gusta a 1 persona

  4. Sigo pensando igual, la inteligencia para la política la dejamos en Fernando VII y no la hemos recuperado.
    Cuantas mas burradas, cuantos mas “pins” y sus polémicas mas se alimenta esa no-inreligencia fernandiana.
    Por otro lado están los medios, esta mañana escuchaba la radio, no la Cope ni Esradio, la Ser, dando la noticia de que Salvini había perdido unas elecciones donde había usado unoa métodos mas que vergonzosos, ¿que se escuchaba de fondo? ¿El Bella Chao de las Sardinas? nó; se escuchaba de fondo el discurso de Salvini, como si el hubiera sido el ganador.
    O el esperpento protagonizado el sábado por Ayuso, Almeida y Guiado que los tres juntos parecen personajes de un guiñol.
    Que Almeida le de las llaves de la ciudad a un venezolano, mientras mantiene a sus compatriotas durmiendo en la calle, es como poco, el colmo del absurdo. O que Ayuso le ponga una medallita en la chaqueta mientras que una familia, venezolana, unos hijos, tengan el cadaver de su madre sun saber donde está después de haber denunciado en la comisaría al hospital por negligencia médica. A mi…a mi inteligencia fernandiana, esto de las llaves y las medallitas me chirría mucho. Y esos tres personajes de guiñol me avergüenzan muchísimo.
    Tengo una amiga venezolana en Perú, le pregunté vomo iba: me lo dijo así de claro, nadie quiere contratar ya a venezolanos. Los consideran algo así como una especie invasora.
    Mientras sus dirigentes, tanto uno como el otro, no paran de hacer el imbécil. Incluso uno de ellos Guiado, pide mas sanciones. Maduro sigue igusl de gordo, Guaido tiene un buen lustre. A mi amiga no la contratan por ser venezolana y en un hospital de Madrid hay una familia venezolana que vive en precariedad que no puede ni dar sepultura a uno de los suyos mientras Ayuso dice que nos van a convertir en Venezuela. Mar, ese borracho, va a cobrar 90.000 pavos públicos para hacer la campaña de oposición contra Sánchez.
    ¡Viva la inteligencia!
    Feliz semana.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ahora que me acuerdo, no sé a qué coño vino el repentino reconocimiento del tal Guaidó como presidente de Venezuela por el Gobierno español.

      Mientras, la derecha sigue haciendo el ridículo y la izquierda sigue sin saber contestar convenientemente a las absurdas posiciones de la derecha por falta de una posición política bien armada y con soporte intelectual sólido.

      Eso es lo malo de todo esto: la falta de inteligencia de la oposición no se contesta con la contundencia que sería deseable. Y mira que nos lo ponen a huevo…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s