El síndrome de Peter Pan

Gustando

Pablo Casado sigue ensayando posturas delante del espejo, en busca de una que guste a sus mentores y agrade, así mismo, a su electorado.

Siempre me ha sorprendido que se pueda medir en años luz la distancia ideológica que separa al PP del PSOE. Como no se puede juzgar al PSOE de ser un partido ni mucho menos radical (qué más quisiéramos algunos de sus militantes que sentirlo un pelín más a la izquierda) o, por decirlo más claro, estando el PSOE más bien centradito, el hecho de que la distancia con el PP sea de tal magnitud hace sospechar que la posición de este último esté mucho más a la derecha de lo que pretenden aparentar.

Con todo, ambos son partidos ‘de Gobierno’ y, con mayor o menor fortuna, ambos han lidiado con tal responsabilidad.

Se dice de una democracia que es ‘madura’ cuando el partido que aspira al Gobierno ya ha tenido ocasión de gobernar.  

Se debe suponer que, una vez que ha ejercido tareas de gobierno, un partido queda libre de las veleidades que suelen acompañar a quienes nunca se dieron de bruces con la espesa gestión de los presupuestos del Estado, con una huelga general, con la negociación con las eléctricas o con la siempre incómoda fabricación, compra y venta de armamento a terceros países. Esta experiencia es la que hace avanzar a una organización política desde el simple populismo a la condición de partido ‘de Gobierno’, que es ese que ya sabe cómo se las gasta el IBEX’35 o el lobby de las farmacéuticas y, por ende, dice menos tonterías en la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados.

Este ‘poso’ trasciende, o debería trascender, de la persona concreta del líder que ocasionalmente comanda la formación aspirante. Es el partido (aunque nadie sepa bien bien lo que es)  el que acopia la experiencia, el que se enriquece con ese conocimiento que lo convierte con mayúsculas, como decíamos, en partido de Gobierno.

Por otra parte, se sabe que las tareas de gobierno están muy por encima de la ideología del grupo que asume la responsabilidad. Por eso Aristóteles, que debía ser un señor muy listo, definió la política ‘como el arte de lo posible’. Porque una cosa será lo que tu ideología te predisponga a hacer realidad y otra bien distinta lo que la realidad misma te permita finalmente llevar a cabo. Y este postulado no solo alcanza a las tareas de Gobierno. Se extiende a la política, a toda la política. De ahí la importancia de que el partido que aspira a gobernar tenga ya experiencia en estos menesteres: haya adquirido la madurez que otorga el ejercicio de la tarea. Se convierte así el sistema político que rige en un país en una democracia madura.

Dicho todo esto, me pregunto  ¿qué coño le pasa al Partido Popular, que no ha aprendido nada? Han tenido ocasión de gobernar España en dos amplios períodos e, independientemente del juicio que hagamos de su gestión (el mío no lo explico porque es palmario), lo han hecho con todas las de la ley, con armas y bagaje, con todos los resortes a su disposición, con mayoría absoluta, incluso, en una ocasión. Dos presidentes, decenas de ministros algunos de los cuales siguen en libertad, cientos de altos cargos. Su experiencia trasciende lo estatal: han estado y están en multitud de comunidades autónomas, importantísimos ayuntamientos… Y ¿todavía no saben de las obligaciones que la política confiere al primer partido de la oposición?

Un partido de Gobierno ¿puede negarse a la renovación de los órganos constitucionales so pretexto de que mientras Unidas Podemos esté en coalición no hay negociación posible? ¿Se creen de verdad los dueños de la política? ¿Creen que, por encima de la voluntad soberana de los electores, son ellos los que deciden con quién se gobierna y con quién no? Esa estrategia de ‘cuanto peor mejor’ que tanto perjudica a la convivencia entre españoles ¿creen de verdad que su puede mantener gratuita, universal y permanentemente? ¿En todo? ¿Contra todo?

La irresponsabilidad de Pablo Casado como líder del primer partido de la oposición, heredada, sin duda, de sus antecesores en el PP, tiene que tener consecuencias políticas.

Ese síndrome de Peter Pan (‘conjunto de características que sufre una persona que no sabe o no quiere aceptar las obligaciones propias de la edad adulta, no pudiendo desarrollar los roles de padre, pareja, -líder de la oposición, añado yo-, etcétera,  que se esperan según su ciclo vital o desarrollo personal’, de acuerdo con la definición del psicólogo norteamericano Dan Kiley) ha llevado a su formación a lindezas como negar su apoyo al Gobierno de España para contener la pandemia de covid-19 (con las consecuencias que estamos viviendo), bombardear la consecución de fondos en Europa para paliar las implicaciones de la brutal crisis económica que viene de su mano, alimentar la confrontación con comunidades autónomas tan importantes como la de Madrid, torpedear cualquier iniciativa de acuerdo de reconstrucción nacional y, ahora, a bloquear la renovación de órganos como el Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo o el Tribunal Constitucional, para la que se requiere un consenso parlamentario al que el PP se niega en rotundo.

¿Por qué? Se me antoja responder que porque el Partido Popular aún no ha asumido que a veces las urnas lo ponen en el Gobierno y a veces no. Y que no se puede ser demócrata solo cuando es que sí. Entiendo que en un régimen democrático se puede ser de izquierdas o de derechas (incluso muy de izquierdas o muy de derechas), pero es imperativo ser demócrata y eso exige ciertas responsabilidades. No es una cuestión de estilos. Es una simple cuestión de madurez.

No vamos a querer recordar este otoño. El Partido Popular no va a permitir un segundo de respiro, va a entorpecer, a torpedear, a dificultar, a joder, talmete como si la cosa no fuera con ellos, como si el bien común perjudicara sus intereses. Y es agotador.

La irresponsabilidad de Pablo Casado como líder del primer partido de la oposición, insisto, tiene que tener consecuencias políticas. Y solo espero que de verdad las tenga.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.


8 respuestas a “El síndrome de Peter Pan

  1. El señor Casado en el tiempo que lleva en politica y ahora como lider de la oposicion nos ha demostrado que es un barco que ha perdido el rumbo se le partió el timon, unas veces un centro derecha muy suave y en otros momentos una derecha radical, se da cuenta y cambia la señora marquesa por alguien mas suave, ha perdido el Norte,el Sur,el Este y el Oeste, claro de donde no hay no se puede sacar, si los votantes” normales” del PP se dieran cuenta de que en estos momentos hacer oposicion poniendo palos a la rueda de la pandemia son ideas de algun falto de masa cerebral, otro gallo cantaria, por que si no no tiene explicacion, me voy pongo en el lugar de un votante del PP ( que no creo ocurra nunca a no ser que se me valla la olla) para mi reforzaria mas la confianza en ese partido si los viese ayudar a combatir esta lacra de enfermedad que tenemos, a tratar de colaborar con el gobierno aunque no lo quieran ni ver, pero España necesita en este caso que tenemos encima ir como los de Fuente Ovejuna todos a una, seria mucho mas facil ganar votantes ayudando a solucionar España que a tratar de que todo se valla a la mierda y los que no se mueran que se coman los codos de hambre por que la economia se va al traste.
    El amigo pedro Sanchez esta haciendo lo que esta en su mano incluso pactando con el diablo para llegar a buen puerto cuanto antes, pero que no se equivoque la oposicion de Casado no es buena , pero es peor la que tiene dentro.

    hoy quiero hacer una sugerencia a los seguidores de Pensaba por aqui, que somos muchos, seria muy bueno que sus comentarios no fuesen en privado, por que si no, no tiene gracia, lo importante es conocer las opiniones de cuantos mas mejor, por que los poquitos que lo hacemos publico (2-3) tendriamos la oportunidad de ver nuestros errores en los comentarios que dejamos donde estamos equivocad@s y mejorariamos sin lugar a dudas lo que la entrada en si representa.

    Buen domingo y a preparar la paella.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es como dices, Juan Carlos.

      Muchos seguidores de la página hacen sus comentarios por WhatsApp o por correo electrónico; incluso por Facebook. A mí me sirve, porque puedo tomar en consideración sus opiniones, pero sería más enriquecedor que las hicieran públicas por aquí y nos enriqueceríamos todos. ¿Qué mejor forma de aprender que conociendo lo que piensan los demás sobre las cosas?

      En cuanto al PP… poco que añadir. Yo también creo que ganaría más adeptos si fuera capaz de mostrarse un partido útil a la sociedad, apoyando (discutiendo, claro, pero apoyando) la acción del Gobierno en un momento tan jodidamente difícil como el que atravesamos.

      Lamentablemente ellos no parecen verlo así. Prefieren que todo vaya mal pensando en que enseguida vendrán ellos a arreglarlo, y eso a costa de los españoles, incluso de los españoles que les han votado.

      Cuanto peor, mejor. La jodida estrategia de un PP falto de masa cerebral, como decías.

      Espero que lo paguen en las urnas como se merecen. La falta de lealtad democrática tiene que tener un coste.

      Gracias, amigo.

      Fortísimo abrazo.

      Me gusta

  2. Justo.. Justo….te empeñas en imposibles, el PP es partido de gobierno porque no había otra cosa. Es como ese único medio limon seco que está en el frigorífico el día que te apetece tomarte un gin tónic. Si lo echas al vaso es probable que lo estropee todo.
    Que hace el PP cuando gobierna, joderlo todo, romper los juguetes como un niño maleducado.
    Recuerda que gracia le hizo a Rajoy cuando dijo que la Ley de Memoria Histórica no tenía dotación presupuestaria. Aún sigo pensando si eso sería algun tipo de delito de prevaricación.
    Imagina dejar a la Justicia sin presupuesto. No hace falta, la Justicia no está dotada como debiera porque eso no da votos.
    En cuanto a los cambios constitucionales de las instituciones no entiendo porque no se les aplica la ley de proporcionalidad. Si no votas pasan por encima tuyo.
    También una dimisión en bloque de todos tampoco estaría mal. Hay que tener mucha jeta para mantenerse en el CGPJ o en el Tribunal de Cuentas en funciones durante dos años y con una perspectiva de cuatro años mas en esas condiciones. Vd no quiere pactar..la vida sigue, se le pasa el turno como en la pescadería.
    Yo sé que tus intenciones son buenas pero el PP nació de las entrañas del franquismo y en esas sigue, nunca será un equipo de centro, por eso van y nunca llegan.
    Estoy de acuerdo queda mas interesante opinar en público.
    Feliz domingo, un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. En efecto: así aprendemos todos y nos enriquecemos todos.

      Tienes razón. Me empeño en imposibles y, claro, me va mal. Pero este limón pocho lleva 30 años de desarrollo democrático. ¿Cómo es posible que continúen haciendo gala del franquismo más rancio?

      Te juro que no soy capaz de entenderlo. Ya no es aceptarlo o no, es entenderlo lo que no puedo. ¿No sería mucho más rentable, incluso a nivel electoral, aparecer como una formación útil a la sociedad aún desde la oposición? ¿Aceptar las reglas del juego y jugarlas con las herramientas que las normas ponen a su disposición?

      Es un puto limón pocho. Tienen su público, no cabe duda, pero no es más que un puto limón pocho. De acuerdo contigo una vez más.

      Gracias, Javier. Un abrazo fuerte. A ver si entre todos conseguimos que más lectoras y más lectores se animen a contribuir con sus opiniones.

      Me gusta

  3. No es un problema de madurez, ni siguiera de usos democráticos, es un problema de desvergüenza. Es la conciencia de que nada va a tener ni precio ni consecuencias.
    Han trabajado duro para partir nuestra sociedad en dos, en reducir nuestra política a consignas y banderas, a transformar todo en un partido de patio de colegio, donde sólo es divertido si eres el dueño del balón.
    Tienen su público, algunos hasta hooligans y no tienen reparo en continuar el partido aunque los que no jugamos estemos con las rodilla chorreando sangre.
    Así nos quieren….

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Cuánto me gustaría poder no darte la razón! Y, a la vez, ¡cuanta razón tienes!

      Es verdad.

      Estoy queriendo pensar que es solo una estrategia equivocada, pero no lo es. Es su ADN. Está en sus reglas del juego más íntimas, en su manera de entender la política y a los españoles como ‘españoles de bien’ y los otros.

      Y los otros, nosotros, no sabemos seguirles el juego… A lo mejor ya era hora de aprender. A lo mejor ya era hora de buscar las consecuencias y hacerlas verdad.

      No puede seguirles saliendo gratis tanto daño.

      Es verdad.

      Gracias, amigo. Eres un cabrón, ya lo sabes, porque tienes toda la razón del mundo.

      Un abrazo muy grande. Otra vez gracias.

      Me gusta

  4. Antes de que abras otro tema; con lo que hemos tenido esta semana. Declaraciones de Cospedal desde Marbella, contrapuestas con su conversación con Villarejo en el mismo mes es para pedir prestado la guillotina a los franceses y comenzar a hacer limpieza. Sí ya se que es ilegal, pero es justo. No siempre lo legal es justo, no admitir como prueba conversaciones grabadas que incriminan claramente a los presuntos culpables, como ha ocurrido en rl caso Brugal, ya el nombrecito se las trae, quizás sea legal, justo desde luego no es que salieran absueltos.
    “El Barbas” “La Pequeñaja” “El Xoxo” otro oprobio a añadir a nuestra sociedad que nos deja no se donde. Luego los que defienden a “estos” se ponen la bandera hasta en los gayumbos. La verdad, no es que a mi la bandera me importe mucho, pero si me molesta que se use de nexo entre esa gentuza y yo.
    Menos mal que hoy ya hay futbol, creo, y dejaremos de destrozarnos el estómago con pequeñeces como estas y dedicar todo el intelecto a si un señor, con unas piermas muy gordas, que gana 20 millones netos (en catalán limpios) al año, tiene un buem día y corre mas o menos. Mientras un repartidor de Amazon, de origen centroamericano, ha entregado 120 paquetes sin tiempo para ir al baño ni comer y que quizás para rematar el día ha sido insultado por tres niñatas en el metro.
    Feliz fin de semana, abrazos.

    Le gusta a 1 persona

    1. He tenido muchas dudas estos días sobre el tema de la entrada. Pero al final he decidido dejar el caso kitchen en la nevera (nunca másadecuado) y emprenderla con la gran victoria de la derecha española al revolcar el real decreto ley que permitía el traspaso de fondos de los ayuntamientos a la Administración General del Estado.

      Es un tema más aburrido, pero mi escándalo es mayúsculo.

      El caso Cospe-Fernandez Díaz
      -Rajoy me lo dejo para otro momento, que tiempo habrá…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s