¿Me deja usted morirme?

 

(Información de servicio público: A las dos de la mañana se hicieron las tres. Sesenta minutos menos para hacer gilipolleces. ¿Adelantó usted la hora?)

A lo mejor pasa en todas las sociedades. Uno en su modestia no conoce más que la que transita y no con la profundidad que quisiera. El caso es  que esta sociedad nuestra tiene enormes dificultades en lo que toca a respetar la libertad de las personas en todo aquello que no venía ya de suyo en el siglo XVIII.

Supongo que todos los diputados que se opusieron férreamente a la llegada del divorcio, estarán ya felizmente divorciados y ni habrán pestañeado al comparecer ante la justicia en demanda de tan saludable pretensión como es la de librarse de un cónyuge no querido. Parecía que la sociedad se venía abajo, que las calles se llenarían de niños abandonados porque a ambos litigantes se les olvidaría hacerse cargo de ellos. Pero no pasó nada. Nada malo.

La completa despenalización del aborto (sin supuestos ni nada) nos trajo otro tanto. Todos sabemos seguro que aquellos ciudadanos de bien (diputados de bien si esto es conjugable) que vociferaron en contra de tamaña abominación, habían llevado a sus hijas a Londres cuando fue necesario para hacer lo necesario. Pero, una cosa es que la nena cometa un error de juventud, que se repara porque la nena va a ser ingeniera y tiene un futuro brillante en la sociedad, y otra bien distinta que todas las golfas del país anden por ahí abortando y abortando. Predijeron que aparecerían fetos muertos por todas las esquinas del país… Pero no pasó nada. Quien responsablemente decide interrumpir su embarazo va y lo interrumpe. Y aquí paz y después gloria.

Luego vino el matrimonio gay. ¡Qué aberración! Sin duda pensaron que iba a ser obligatorio y que todos los curas abusadores iban a tener que casarse con sus víctimas, pero no. Era solo para aquellas personas que libremente quisieran contraer matrimonio, independientemente del sexo de los contrayentes. Solo para quien le diera la gana. Y tampoco ha pasado nada. Nada, salvo que se han igualado derechos que es lo que a la sociedad tanto parece rechinar. Conviene recordar que España se puso a la vanguardia del mundo en este aspecto y que el ejemplo fue muy aplaudido y emulado por la comunidad internacional de todas las tendencias sexuales.

Y ahora viene la muerte digna. La eutanasia, el suicidio asistido.

20170325_213712
Un señor muy malito que, a lo mejor, quiere dejarlo ya.

¿Qué pasa?

¿De verdad alguien distinto de yo mismo debe decidir hasta qué momento se debe prolongar mi propio sufrimiento? ¿Un médico? ¿Un cura? ¿Un pastor protestante? ¿El psicólogo interino del equipo multidisciplinar de un centro de salud?

Debe ser que algunos médicos no han comprendido aún que solo son médicos. Que está muy bien, que yo qué más quisiera, pero que solo son médicos y esto no les dota de ningún poder extraterrenal  sobre la vida y la muerte de su prójimo. Son médicos. Y ayudar a bien morir debería estar en su formación curricular del mismo modo que lo está aprender a sanar la enfermedad. Que esa obstinación terapéutica de la que con tanta frecuencia hacen gala genera terror. Lo genera en los pacientes y, además, en todo el entorno familiar que sufre horrorizado la larga enfermedad de la persona a la que ven degradarse hasta quedar convertida casi en nada.

¿Y los políticos? ¡Los hay que no son ni médicos siquiera! ¿Son los políticos los que tienen esa potestad extrema de decidir sobre cuándo se muere? ¿Sobre cuánto se vive?

Son ellos.

La abstención de PSOE (avergonzado) y Ciudadanos y el voto en contra del PP que, enorme, ha defendido que la eutanasia es lo mismo que la esclavitud (¿?), han dado al traste esta semana con la proposición de Ley Orgánica sobre la Eutanasia que presentaba Podemos. ¿Por qué? Porque hay que pensarlo mejor, porque el sistema sanitario no está maduro aunque la sociedad lo esté, porque se impone abrir-un-debate-inclusivo-de-todos-los-sectores-afectados-y-sus-diferentes-sensibilidades-que-permita-sentar-las-bases-que-definan-el-futuro-de-los-derechos-que-son-inherentes-al-ser-humano-al-final-de-la-vida, porque matar está feísimo, porque… Porque no nos da la gana respetar la libertad de decidir de las personas.

Sí: también la de decidir cada uno sobre su propia muerte.

El dibujo del señor en estado terminal es de mi hermana Maripepa.

27 thoughts on “¿Me deja usted morirme?

  1. Ok de acuerdo contigo.Pero ¡ojo! Quiero decidir YO.No los presupuestos generales del estado ,para cuadrar sus cuentas,ni mi yerno,ni la monjita de la residencia . Gerra del golfo en Zaragoza plantas libres de hospitales Uf!! Solución .dejo la 11 libre (sidóticos)total escoria.Verídico fuera medicación.Hubo muertos ,en serio ,yo lo vi

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿Quieres decir que en el hospital de Zaragoza dejaron morir a pacientes de VIH para liberar camas?

      No, no me estoy refiriendo al asesinato de personas. Me estoy refiriendo a la libertar individual de las personas para decidir sobre su propia muerte. A ninguna otra cosa.

      Ni las monjas de la residencia ni los presupuestos del Estado. Eso tiene otro nombre y otro tratamiento.

      No es tan difícil discernir lo uno de lo otro. Es cuestión de ponerse a ello.

      ¡Gracias, Chelines! No estaría mal (nada mal) que nos contaras más despacio la historia del hospital a la que te refieres.

      Me gusta

  2. Creo que Podemos ha utilizado este tema solo para acorralar a un PSOE que no se encuentra en situación de abordar este asunto, a sabiendas de lo que iba a suceder.
    Está muy bien que cada uno decida libremente si vive o muere, pero es curioso que muchos de esos que defienden tanto este derecho ni siquiera tienen testamento vital. Es más fácil que a la hora de la verdad sean otros quienes tomen esa decisión.
    Es tan delicado y complejo, que visto cómo se legisla últimamente en este país, miedo da.

    Le gusta a 1 persona

    1. Puede ser que Podemos haya intentado sacar partido de la situación de precariedad del PSOE.

      Lo que no puede ser es que el grupo parlamentario esté muerto y sin rumbo por más que el momento en el partido sea el que es. Se está desaprovechando un tiempo precioso para avanzar en derechos y, claro, los contrincantes ganan terreno.

      Podemos (del verbo poder, no equivocar) estar sin secretario general. Pero no podemos estar sin norte y sin dirección, porque un partido político tiene que ser algo más que su líder. El grupo Socialista debe hacer su trabajo todos los días. Tiene que tener criterio. Tiene que liderar la oposición.

      El asunto de la eutanasia no es un tema menor, ni que permita más espera. Hemos dado la penosa impresión de que peleamos por un titular de prensa y no por salvaguardar e impulsar los derechos de las personas. Y yo estoy avergonzado.

      La Proposición de Ley de Podemos no era una repentización. Copio aquí el enlace del Congreso por si a alguien le apetece echarle un vistazo.

      http://www.congreso.es/public_oficiales/L12/CONG/BOCG/B/BOCG-12-B-77-1.PDF

      Muchísimas gracias, Sonia. Es verdad que son temas tremendamente complejos.

      Me gusta

  3. A mí esto de que alguien así, por un susto o por un exclamar un “me quiero morir!!!” Vayan y se lo calcen, va a ser que no me mola… pero por lo demás estoy de acuerdo…. pero ojo Pepa que lo mismo tú “me aburro” del dibujo sienta jurisprudencia y aquí se legisla como se legisla… miedo me da!

    Le gusta a 1 persona

    1. Asesinar no. En esto estamos de acuerdo. Completamente de acuerdo.

      Pero esto ya funciona en más sitios y las garantías de estar respetando la voluntad del paciente y no acelerando el momento de la herencia están más que contrastadas.

      Es una ley compleja, como es complejo (debe serlo) tomar la decisión de morir uno mismo. Sabemos del sufrimiento y de lo inútil que resulta prolongarlo en según qué casos.

      He copiado (en el comentario de Sonia) el enlace a la proposición de Ley en Boletín de las Cortes. No es una “patochada podemita”. Es un texto serio, concienzudo y claro. ¿Discutible? ¿Mejorable? ¿Ampliable? ¡Claro! Pero no tomarlo en consideración siquiera, no es la actitud que pedimos al líder de la oposición.

      ¡Gracias, hermanito! Seguimos en ello.

      Me gusta

  4. Estoy de acuerdo.
    Si no se ha legislado es por la baja capacidad de nuestros representantes políticos, que nos guste o no lo son. Basta con que el partido A diga una cosa para que el B no la apoye o se abstenga para que no salga sea cual sea el contenido.
    Si hay que hacer un enjundioso estudio de la materia es el momento de hacerlo, cuando se presenta la propuesta. Lo de “no y luego ya vemos” no vale., no debería valer.

    Le gusta a 1 persona

    1. No, no vale.

      Completamente de acuerdo. Si hay que estudiarlo se estudia. Se hacen comisiones, ponencias, debates… pero al hilo de la proposición que ya se ha presentado. No se deja alegremente para otro momento que no sabemos cuál es.

      Es como dices: No vale. O no debería valer.

      Ese juego político de que, como lo has dicho tú, yo diré que no, es infantil y caro, muy caro en este caso para las personas que están sufriendo ahora y quieren hacer valer su derecho a morir dignamente.

      Además… como que se les ve el plumero.

      ¡Gracias Mitin!

      Le gusta a 1 persona

      1. Así prevalecen los postulados cristianos y la vida se prolonga hasta que Dios lo determine, lo que en un Estado aconfesional no está mal.

        Que hartura de mediocridad…

        Gracias a Ciudadanos y al PP: nos van a permitir morir sin dolor. Chicos buenos.

        Me gusta

  5. Creo que del mismo modo que la sociedad va aceptando que temas como el divorcio , totalmente impensable en aquellos momentos en los que la iglesia puso mucha oposición , igualmente con el divorcio y no digo nada del matrimonio de personas del mismo sexo , pues del mismo modo aceptaremos que la eutanasia forme parte de nuestra cultura , todos aquellos casos que por desgracia son muchos personas que están muertos en vida y su mayor deseo es llegar a descansar muriendo , no se lo podemos negar , no podemos ser hipócritas decidiendo por por ellos si deben dejar de sufrir o no, por favor MEDICOS CURAS O POLITIQUILLOS dejar que yo decida qué hacer con mi cuerpo cuando el mismo se me muere y solo me queda el conocimiento para seguir viendo que estoy en mano de la decisión de quién no tiene que decidir por mí.

    Le gusta a 1 persona

    1. Exacto. De esto mismo se trata. Médicos, curas ni politiquillos tienen que tomar esa decisión por cada uno de nosotros.

      Para eso es para lo que sirve la política, tan necesaria: para avanzar en derechos como este a decidir sobre la propia vida, o sobre el matrimonio o sobre lo que sea que no altere los derechos de los demás.

      ¿Por qué no se darán cuenta de algo tan sencillo, cuando toda la sociedad (en los últimos estudios más del 70%) lo tiene ya asumido?

      Gracias, Juan Carlos. Gracias por compartirlo con nosotros.

      Me gusta

  6. Pues yo ya no quiero hablar de los intereses de partido (que son y mucho en estos temas) y si del derecho de las personas a decidir sobre su cuerpo.
    Esta es una de las libertades que el estado se niega a permitir, apoyados por la iglesia y demas sectas que la rodean. Ademas de ministros y presidentes que son mas beatos que el Papamde Roma. Ya hemos dado medallas a Virgenes.
    También hablamos de cuotas de poder. De la Iglesia y del gobierno, que se resisten a perder.
    Pero la sociedad evoluciona, quieran o no y, en muchos casos, a pesar de aquellos que tienen que velar por nuestros intereses corporales y espirituales.
    Pero la evolución es imparable. Entiendo, o quiero creer que es cuestión de tiempo que se acabe a eptando la libertad de elegir el momento de borrarse o, mejor, de dejar de sufrir, que es de lo que se trata.
    Muy de acuerdo y esperemos que no sea muy tarde.

    Me gusta

    1. Será así. No cabe ninguna duda. El problema es ese que dices: ¿Cuándo será? ¿Tendremos que esperar a que confluyan los intereses de todos los partidos y confesiones religiosas (esto va a tardar)? ¿O tendremos en algún momento una izquierda valiente -como ya lo fue- capaz de tirar hacia adelante a pesar de las críticas de los sectores más reaccionarios de la sociedad?

      Mi esperanza es que tendremos esa izquierda… Que volvamos a tener esa izquierda.

      ¡Gracias, Pepe!

      Me gusta

  7. El argumento de no tener testamento vital, me parece tan pobre como el hecho de haberle exigido a Rodríguez Zapatero casarse, con un hombre para aprobar la ley de matrimonios de personas del mismo sexo. Tengo que decir que a mí también me avergüenza la reacción del Partido Socialista en este caso, la misma vergüenza que he sentido hoy cuando he visto la candidatura de Susana Díaz. Ojalá el PSOE resuelva rápido sus problemas y no gane la candidata de hoy, para que puedan volver las ideas que no hace tanto nos trajo Rodríguez Zapatero, que eran socialistas y eran por el bien del Ciudadano.
    Por otro lado nada me satisface más que estar de acuerdo contigo Tico una semana más

    Le gusta a 1 persona

    1. A por eso: A por un Partido Socialista recuperando su ideología.

      ¿Es tan absurdo pensar que el PSOE debe seguir siendo la referencia de la socialdemocracia en España? Y, asumido esto ¿es tan absurdo pensar que es preciso reformular el propio discurso de la socialdemocracia en Europa?

      Bloqueando iniciativas como esta no avanzamos ni en un camino ni en otro. Eso sí que no hace falta ni planteásrselo. Y Susana Díaz… otra cosa que no hace falta discutir.

      ¡Gracias, David!

      Me gusta

  8. ¿quien dijo que el destino es de uno?¿quien es cualquiera para decidir sobre su vida o su muerte? En fin que no sólo nos controlan, nos manejan y nos utilizan mientras vivimos, sino que la única libertad real que disponemos, la de acabar dignamente, tiene que servir para atemperar las conciencias de los padres de la patria, de los vigilantes de la moral y de todos aquellos que abogan porque este país lo sea de orden, faltaría más.

    Le gusta a 1 persona

    1. !Buffff!

      Y qué hartura de padres de la patria y guardianes de la moral. Y qué feo papel hacemos nosotros cuando nos ponemos en ello.

      Ahora se debatirá la propuesta de Ciudadanos, como adelantaba Mitinman, que esa sí que mola: La muerte cuándo Dios quiera y, mientras viene y no viene, te otorgan el derecho a no regordete de dolor. Todo un detalle muy de agradecer.

      ¡Qué coñazo!

      ¿Sé ocuparán también de reservar mi lugar en el cielo?

      Yo preferiría tendido de sombra, si se puede elegir.

      ¡Gracias Ricardo! Además de decirlo en alto, de verdad, no se me ocurre otra cosa que podamos hacer. Pero te juro que estaría encantado.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s