¡Maquillaje!

Empieza el curso político. Perezón.

Lo ha inaugurado Mariano Rajoy, que representa al conjunto de la clase política española (o a lo mejor no), en un acto cerca de su casa de Pontevedra, porque una cosa es empezar el curso, y otra bien distinta tener que ir al cole con la que está cayendo. Luego el pobre tuvo que acercarse un momento al Congreso de los Diputados para no contestar a unas preguntillas incómodas que le hacían los grupos de la oposición. Desalmados.

20170903_004935
En el tocador.

A la vez los medios de comunicación revelan que Emmanuel Macron (uno que manda en Francia toda) se gasta 9.000 al mes en maquillaje (algo menos, para que el diablo no se lleve la mentira, 26.000 en tres meses). ¡Quién lo diría! Resulta que no es tan buen mozo, que parte es alquimia. Una parte importante por lo que se ve: conozco personas que con un poquito de colorete, algo de rímel y un toque de brillo labial dan fantásticas y se gastan algo menos.

Y ahora es cuando mi conciencia proletaria se enerva y, de repente, todo se me hacen preguntas.

¿No podría maquillar Rajoy esa connivencia maldita suya con la Iglesia Católica y dejar de financiar campañas insultantes (las de Hazte Oír son un buen ejemplo), de vetar pactos de Estado como el de la educación, por decir alguno, de abominar sobre el matrimonio homosexual, el aborto, la eutanasia…?

Seguro que se hace con menos de 26.000. Es más, igual hasta se gana un poco de dinero aplicando correctamente el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a las propiedades de la Iglesia no destinadas al culto de los fieles.

Otra más: ¿no podría este Mariano nuestro disimular esa cercanía a la derecha más estrambótica del país (toda ella dentro del PP porque a su derecha no hay nada) y convertir su partido en uno no cavernario, aunque fuera con un contouring, tan de moda, de ese que se hace Macron para realzar su aura napoleónica?

Y aún otra: ¿cómo es posible que, siendo el PSOE un partido más bien centrado, integrado y dirigido por personas nada sospechosas de ser rojos peligrosos, la distancia política que le separa del PP sea tan abismal? ¿Esto con un poco de crema antiedad y un antiojeras eficaz no se podría suavizar un poco?

¡Maquillaje!

Esto no se exige, es un ruego… ¡Sean menos de derechas! O, por lo menos, maquíllense un poco.

A estas alturas tengo la seguridad de que muchas personas del PP menores de 500 años (sí, he escrito quinientos), comulgan a la perfección con la separación definitiva de la Iglesia y el Estado, con un pacto por la educación alineado con la modernidad, con leyes como la de la eutanasia… Aunque la distancia política seguirá siendo grande (en lo que toca a la economía, a los servicios públicos, ectétera), este inicio del curso político sería un momento fantástico para distanciarse de las vetusteces y anacronismos que les hacen defender sus socios imposibles, sacudirse ancestros insoportables en estos días y aparecer como un partido moderno, liberal, ya se comprende, pero moderno. Esto con algo de crema base lo mismo se arregla.

Para la cosa de la corrupción me temo que no hay maquillaje que valga, ni con kilos de ácido hialurónico y toneladas de colágeno. A lo mejor también el arranque del curso político es buen momento para sacudirse de encima a tanto corrupto y aparecer de una puta vez, con la cara lavada. Evitaríamos el bochorno de volver a ver al presidente del Gobierno, todo sin pintar, en otra comparecencia ante el Congreso para no defender lo que, de todos modos, es indefendible.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

13 thoughts on “¡Maquillaje!

  1. La verdad es que Rajoy no debería gastar ni un euro en maquillajes por qué aunque la mona se vista de seda mona es y mona se queda , ese dinero ahorrado en maquillaje que lo ponga al servicio de los que más lo necesitan y para limpiar eso que está de moda en el pp y se llama corrupción no nos costaría nada al contrario o repercutiría favorablemente en las arcas del estado .

    Buen Día

    Le gusta a 1 persona

    1. Mona, mona. Definitivamente, mona.

      La verdad es que aparece el curso político y seguimos hablando de las mismas cosas. No hablamos de modernidad, ni de energía, ni de políticas públicas que revolucionen nada, ni que nos hagan vivir un poquitín mejor. Hablamos del maquillaje de la corrupción, del maquillaje de las cifras del paro, del maquillaje de la pobreza energética.

      Nada nuevo. Aquí el único que no se maquilla es Rajoy, que seguiría siendo mona. Pero es que ni siquiera se lava la cara…

      Todo sigue igual. De mal.

      Un abrazo Juan Carlos. Disfruta de tus vacaciones, que ya quedan pocas.

      Me gusta

  2. Dos apuntes:
    1.- un maquillador profesional ( yo los he tenido en el cine y en la tele) no cobran, ni por asomo, esa cantidad al mes, incluidos gastos patronales, sindicales, hacendosos y demás.
    2.- milagros respecto a ese señor del que usted me habla, a Lourdes y no creo que ni asi.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Pero seguro que a ti no te hacian contourin de esos…! y así es más barato.

      No, no creo que lo arreglemos ni pintándolo como una puerta.

      De todas maneras no es importante. Va a volver a ganar y dirá que con eso ya se queda todo maquillado. ¡Y tan maquillado!

      Un abrazo, Pepe. ¡Gracias!

      Me gusta

  3. Cómo puedes decir, tal cantidad de falacias, Rajoy es la viva representación de un hombre del renacimiento, me atrevería a decir un ilustrado, si no fuera porque las logias celebran sus aquelarres los miércoles por la tarde y los fines de semana, que juega el Madrid, sería masón, pero masón de grado 33, nada de masón de delantalillo, pero si es hasta registrador de la propiedad, se puede ser sospecho de ser de derechas, con ese currículo, rezando debíamos estar todos, por que nos dure, imaginaos al portavoz del gobierno en su puesto.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo ya rezo, ya… A todo hay quién gane. “Virgencita, que me quede como estoy”.

      La masonería debe tener eso, que debe ser muy sacrificada para andar apuntándose con el calendario deportivo que tenemos por delante.

      Coincido contigo en lo del hombre del Renacimiento. Yo le calculaba esa edad, salvo prueba en contrario de carbono14 que lo date pelín antes. Lo de ilustrado es lo que no veo tan claro, salvo que convengamos en que la prensa deportiva es lo que necesita un hombre de hoy para mantenerse al día. Esto lo podemos discutir con unas cañas ya de una vez.

      Un abrazo, Miguel Ángel. Veamos esto de la ilustración por dónde se nos queda.

      ¡Salud y república!

      Me gusta

    1. Si es que con la carita lavada y recién ‘peinaos’ quedan fatal, Charo!

      Si uno que más quisiera, pero es que se les nota demasiado…

      Buena decisión esta. Sigue con la lírica y sigue haciéndonos disfrutar de lo que escribes.

      Un beso fuerte, Charo. ¡Gracias!

      Me gusta

  4. Sombra aquí, sombra allá…jeje
    Yo le veo su encanto la verdad…decimonónico, pintoresco, trasnochado, de casino español y teatro con asiento en patio de butacas entrando despacio por el pasillo central y saludando a sus iguales con parsimonia…a Don Ramón y Doña Francisquita a Don Blas y su señora…
    A mi me gusta así como es…el único problema es que es el Presidente del Gobierno de España en el siglo XXI (el de los asilados, las energías renovables, la revolución tecnológica…) pero vamos…por lo demás…me encanta…
    Besos!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues no digo yo que como personaje de museo de cera no tenga ese viejo encanto de la ranciedumbre. Y ni siquiera se separa demasiado de estos coetáneos suyos de los G20″s y otros geoclubes del estilo… tan de opereta.

      Lo malo es no escuchar una palabra de calentamiento global, de modelo productivo, de estrategia mediterránea (ni siquiera atlántica) y seguir hablando del pacto de la educación, del precio de la electricidad, de la eutanasia, del paro, de lo mismo que debimos estar hablando allá por los años 20

      Me gusta

    2. …del siglo pasado.

      Antiguo. Muy antiguo. Muy retrogrado. Cómo salido de una escena de Valle Inclán o de un artículo de Larra.

      Igual no es maquillaje. Igual ya lo que tiene que hacer es volverse a la Diputación de Pontevedra, que ahí sí le veo, gobernando su plan provincial de carreteras comarcales…

      Un besazo, Olga. ¡Gracias!

      Me gusta

  5. No querría molestar, habiendo llegado tan tarde, pero creo que eso de que PSOE y PP andan tan lejos, pues como que no, al menos en lo que políticas se refiere.
    El PP en sus maneras y sus pensamientos, no tienen maquillaje que les tape tanta grieta, en eso realmente si les veo alejado, pero en políticas no tanto, para prueba dos pinceladas de sombra, de esta misma semana.

    Ayer el mitin de Pedro Sánchez pidiendo que los primeros en notar la recuperación de los salarios, son los trabajadores. Cuando hace bien poquito se pacto otra cosa con el PP, pese a tener a que otros partidos pidieron una subida mayor, pero inferior a la que anunciaba el programa electoral de Rodriguez Zapatero en 2008.
    Ayer acuerdo con el PP para elegir a los directivos de RTVE, para seguir con una mierda de televisión pública, elogiada y premiada en tiempos… o casualidad? de Rodriguez Zapatero.
    Respecto a los del IBI, no se salva ni Rodriguez Zapatero, asi es que el maquillaje sin duda es mejor el del PSOE, que debería lavarse la cara y tratar de hacer política tal limpia que le permitan votar a favor de una propuesta a favor de la eutanasia y no en contra como hizo recientemente, por venir de otra fuerza política y por tercera vez.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me avergonzó la posición del PSOE en la proposición de ley de la eutanasia. Igual discrepo, como tú, de determinados pactos y ciertas decisiones.

      Pero discrepo más, muchísimo más, de quienes identificáis PP y PSOE. Lo siento pero, en mi modestísima opinión, no se parecen nada. Te hago notar que los dos ejemplos que has puesto se referencian con Zapatero, del PSOE (que, aunque ciertamente no lo hiciera TODO, le dio tiempo a bastantes cosas).

      Cien PSOES antes que un PP. Así lo veo yo.

      Identificar a ambos partidos me parece, simplemente, una burda estrategia de Podemos para hurtar al PSOE votos de su izquierda.

      Cómo siempre, la derecha como un solo hombre y la izquierda… Contra la izquierda.

      Al contrario que tú y a pesar de los pactos y las coincidencias puntuales, no creo que de ninguna manera se puedan equiparar un partido y otro. Me parece simplemente una falacia. Una falacia interesada. Una falacia interesada que, de calar en la sociedad (una mentira repetida un millón de veces puede terminar pareciendo verdad) hará un daño a este país difícil de reparar.

      Volvemos a las andadas, David. Otra vez enfrentados… ¡Cómo debe ser! ¡GRACIAS!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s