A las nueve.

Se ha levantado hace casi una hora.

No concilia bien el sueño los domingos.

Hay un par de cartas del banco sin abrir en el sitio donde deja la correspondencia.

Hace ya mucho que no lee la prensa. Solo desde el teléfono sigue las bobadas que dicen sus “amigos” en Facebook. ¿Por qué coño llamarán a eso “amigos”?

Todavía no hay ruido en la habitación de los niños. Aún le quedan veinte o veinticinco minutos para sus cosas. Han empezado los colegios. Ya ha conseguido casi todos los libros. Algunos de segunda mano. Otros han tenido que ser nuevos. El negocio de las editoriales es infame, pero no lo va a arreglar esta mañana. Ahora que lo piensa, tampoco va a arreglar el problema de los 815 millones de personas que se mueren de hambre en el mundo. Sobre esto no habla ningún “amigo” en Facebook. Y son 38 millones más que el año pasado. Es por las guerras y eso,  y lo del cambio climático. Lo han dicho los de la ONU. Lo dieron ayer en La Sexta.

Clareaba, pero casi era de noche cuando ha saltado de la cama. Hace años que no duerme con nadie. Algún polvo esporádico, pero nunca en casa. Es por los chicos, se dice. Y el otoño va entrando por todas partes. Con la cama vacía no da gusto estar.

La idea de ir mañana a la oficina en horario partido por mil cien le hace esbozar un gesto de fastidio. Pero aún es domingo para mucho rato. No entiende por qué sigue teniendo el sueldo más bajo de la empresa. A esta edad no se puede quedar sin trabajo. Y tampoco se mata delante de la calculadora, no hay para tanto. Llegar no llega, pero lo va haciendo economizando de acá o allá.

Sus padres dejaron de enviarle dinero poco antes del verano. Tienen más hijos, no pueden atender solo a su familia. Hoy hará calor. Soraya Séez de Santamaría sí que mola. Qué bien ha puesto en su sitio a Rufián. Claro que este es medio imbécil. En la oficina gusta mucho Soraya. Pero seguirá sin votar al PP. Bueno, qué sabe nadie. Por lo de la corrupción y eso, pero qué sabe nadie.

IMG-20170916-WA0009.jpg
Un señor que está pensando en sus cosas.

Detesta el café de polvos. No da para más. Las cápsulas de Nespresso son carísimas. Para Navidad comprará alguna caja. El Cola-Cao no ha faltado. De los 815 millones de personas con hambre unos 200 deben ser niños, pero no son los suyos. No, los suyos no son. Otro “meme” de Puigdemont y Rajoy en el “muro”. Qué pesadez.

Libró bien la batalla de la custodia durante el divorcio. Ahora no sabe si hizo lo correcto. El verano lo pasaron con su madre. Están mejor con ella. Lo sabe seguro. Pero no podía ceder en eso también. No, no fue una buena idea. O tal vez sí. Nunca se sabe. Tendrá que pensar en comprar los abrigos enseguida. Ahora en el Decathlon tienen buen precio. No será un problema. Y a ellos les gustan. Hay un libro sobre la mesa. Uno como de auto ayuda de Paulo Coelho. Solo mirarlo le aburre. Un regalo envenenado de su ex. Otra vez al Facebook. Otra vez el “procés”. A lo mejor sí votan. ¿Qué coño querrán estos? Será por la cosa de las autopistas de peaje que llevan tanto pagando. Igual no.

Buff, las nueve. Iremos a lavar el coche y a comer al campo. Prepararé algo. Dentro de nada ya no les divertirá esto. Bueno, estaré más libre.

¿Dónde coño estará Sudán del Sur?

Bueno, son las nueve.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

12 thoughts on “A las nueve.

  1. Ya sabes que los cuentos siempre esconden pesadillas y este no iba a ser la excepción. La pesadilla de saber que ni siguiendo las migas de pan vamos a encontrar el camino, que no hay otra realidad detrás del espejo y que ninguna varita mágica nos va a sacar de esta atonía…. ufff… y nosotros ya no tenemos fuerza para volar….¡Menos mal que es solo un cuento!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo malo de hacerse mayor no es que descubras que ya no tienes fuerza para volar, es que descubres que, en realidad, nunca volaste. Que eran más pesadillas que sueños.

      A lo mejor sí que hay otra realidad detrás del espejo y es un esperpento de la que vivimos, pero ni miguitas de pan ni varitas mágicas nos van a ayudar a cambiarla. O a lo mejor cambiarla nunca estuvo verdaderamente en nuestra intención. Nos venía de puta madre en las tertulias de Avda. de Portugal, pero no estábamos en aquello ni siquiera entonces.

      Esta atonía que nos tiene presos se ha convertido en nuestra manera de estar vivos. O siempre lo fue, o se nos ha colado tan sin darnos cuenta que ni siquiera hemos advertido el cambio.

      Y, mientras OCHOCIENTOS DIEZ MILLONES DE PERSONAS se mueren de hambre en el mundo. Difícil, ¿no?

      Un abrazo amigo. Muchísimas gracias por estar siempre por aquí.

      Me gusta

  2. Dicen que la vida son las cosas pequeñas, pero a veces incluso entre ellas es difícil de encontrar.
    Será tanto vacío el que deja entrar a una estúpida programación de TV? O a un sin fin de Twitter o WhatsApp?
    Por que nos resulta tan difícil encontrar el sentido? Por que vivimos atrapados en nuestras vidas?
    Será por la hipoteca? No se, no se.

    Buenos días, hoy trataré de ser más valiente!

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí. Por la hipoteca, por la impotencia, por el recibo de la luz, por la clase llena de inmigrantes que le ha tocado al chiquillo, por el despido de dos compañeros entrados en los cincuenta, por el contrato de mierda que le han hecho a la mayor, por esa muela del juicio, porque te has levantado antes que él y has pasado un rato mirándole y no te ha pasado nada, porque la cuenta de Instagram es una puta basura, porque este domingo tampoco va a pasar nada especial, ni tú vas a propiciar que pase, en fin… esas cosillas.

      ¡Cuánto tiempo sin verte! Gracias por venir, Inma. Gracias por contarnos cosas. Un beso muy fuerte.

      Me gusta

  3. Hay maneras y formas de cambiar las cosas, no me cabe duda, pero eso que importa y no nos corresponde a nosotros, mientras tanto esperaré que esta realidad me toque lo más de perfil posible.
    Esto nunca cambiará desgraciadamente, tiene que ser así, para que todo sea bueno, no se para quien.
    Hace dos días hubo una manifestación en Linares,población con mayor tasa de paro de España,35.000 personas, a ningún medio le importo y a muy poquitos ciudadanos, no nos preocupemos pues de algo aun más lejano (entiéndase la ironia)

    Le gusta a 1 persona

    1. (Se entiende, se entiende)

      35.000 personas en Linares, 350 según la Subdelegación del Gobierno, importan poco o nada en esta España de la recuperación económica en la que el 90% de los empleos son de mierda. ¡Cómo para estar preocupados de los 810 millones de personas que se mueren de hambre! Con el lío que hay por aquí.

      Y seguro que hay forma de arreglarlo, seguro. Pero ¿interesa a alguien? Da la impresión de que no podemos tirar cada uno de lo nuestro. Y los que tiran no van por ese camino. Demasiado ocupados en apropiarse el mundo, si es que queda algo que ya no sea suyo.

      Mala solución tiene. Pero ¿has pagado el recibo de la luz? Eso es lo que importa. Piensa en el déficit tarifario…. pobres…

      Gracias David. Un besazo.

      Me gusta

  4. Aquello que no vemos o que ocurre muy lejos, casi no existe. Casi!!!
    Lo que pasa es que ahora también nos ocurre muy cerca. Cada vez hay mas personas que pasan hambre cerca de nosotros. Ya no tenemos que irnos a Africa para ver esas situaciones. El otro día me dijo una amiga de Caritas que cada vez hay mas españoles que solicitan ayuda de alimentos y que se van a pueblos cercanos a pedirla porque les da vergüenza que les vean en su pueblo.
    Si, cierto. Aquí al lado.
    Ya no hay que mirar muy lejos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad. También ocurre en casa.

      Estas cosas siempre me hacen pensar (por aquí y por más sitios). No sé si tenemos que aplicarnos a lo que está aquí al lado, a lo que sucede por ahí (que suele ser bastante más dramático pero nos pilla más lejos, a todo a la vez… A nada (como hacemos de habitual).

      En este país nuestro están pasando cosas que no pueden consentirse. Hay gente pasando hambre. Se puede evitar. Se tiene que evitar.

      En el mundo para algo más gordo: 810 millones se mueren de hambre. 200 millones de niños… 8.500 niños (dato de 2015) mueren de hambre cada día. Seis por minuto. Seis en este instante y ahora ya otros seis.

      No importa saber qué realidad urge más. Esta más cercana y que parece más a nuestra mano, aquella que afecta sobre todo a África y a Asia y de la que no queremos tomar conciencia. Es como dices: no lo vemos; no existe.

      En fin, en el tedio que nos tiene, en el día a día que nos va haciendo viejos, en cada otro otoño, tenemos que hacer un hueco. Porque si no es que no somos buenas personas.

      Gracias Pepe. En un gusto tenerte siempre aquí. Muchísimas gracias.

      Me gusta

  5. La vida de millones de curritos que sufrimos la misma monotonía día a día , con los medios de información, wasap , Facebook, tuiter y algunos más nos van diciendo lo acontecido en cada momento y trabajando por un sueldo mínimo pero aún así dicen que somos afortunados no lo creo así afortunado es aquel que sin hacer mucho vive muy holgadamente claro políticos o secretarios de pueblo .

    Buenos días y a pasarlo bien que mañana empezamos la rutina .

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Coño! ¡Cabrón!

      Lo de los secretarios de pueblo sé por quién lo dices… ¡Aunque lo de los políticos creo que también! O a lo mejor te refieres a los políticos con sueldo de político. En fin, un lío.

      Sin embargo creo que sí somos afortunados. Poco afortunados en lo relativo (comparándonos con lo cercano), pero, en lo absoluto (comparándonos con la totalidad) vivimos en un país cálido, no hay guerras a la vista, hay luz y agua en las casas, funcionan los autobuses, los hospitales y las escuelas (mejor que peor), tenemos un medio de subsistencia más que razonable, hay fruta en las fruterías y jabón en las droguerías, hay pan, aceite, huevos. Tenemos nevera y está llena (más a primeros, pero siempre llena).

      Mañana empezamos la rutina. Pero sabiendo que hemos venido a nacer en donde hay de todo. Y está a nuestro alcance.

      Un abrazo enorme, Juan Carlos. Vamos a seguir en esto, que se nos da muy bien.

      Me gusta

  6. Hola, mi nombre es Sofía Alonso Díaz, espero no molestar con esta intromisión. Llevo un tiempo desarrollando mi blog de psicología y bienestar http://psheda.com. Me gustaría invitarte a que le echaras un vistazo por que creo que puede resultarte interesante. Y si no pues nada, encantada 😉 . Sigue así con tus contenidos, son realmente interesantes. 🙂 gracias de ante mano. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Desde luego que no molestas. Al contrario. Todos encantados de una “letra nueva”, si es que te animas a participar también en nuestras disquisiciones.

      Y desde luego que entraré en tu blog. Seguro que hay mucho que pensar ahí.

      Gracias por tu invitación, Sofía.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s