La senda del déficit

 

Tal como en el Sueño del Infierno (Francisco de Quevedo), la senda del déficit debe conducir al cielo. Y es así, tortuosa y escarpada, que la quieren nuestros compañeros de Podemos y Esquerra cuando se abstienen de flexibilizarla y hacerla más llana y mansa.

Los motivos del PP y de Ciudadanos, que también la reprochan, no deben andar dispares, si bien a estos habría que añadirle su pizca de mala leche, los unos aún rabiosos por habérsele usurpado el lugar que ocupaban a la diestra de Dios Padre, los otros porque habían ya soñado con las mieles de la Gloria cuando vino Sánchez a espantar el sortilegio y los dejó compuestos y sin novios (si esto no ofende a nadie por resultar de lenguaje impropio de una mente pía).

El caso es que el bueno de Sánchez marchó a Europa (¿dónde estará esa Europa?) en busca de una tregua merecida para sus ciudadanos, con el canto de que tanta austeridad se estaba convirtiendo poco menos que en insoportable y que tenía compromisos que cumplir con tanta gente en graves circunstancias como la tremenda crisis había dejado en la última década. Todo por tal de no ver al pueblo al que ahora le tocaba representar famélico y mohíno. Lo consiguió.

IMG-20180729-WA0002

Trajo para la tierra de los suyos tras mucha negociación una bolsa llena, no de doblones como en el sueño del clásico se blanden, sino de resquicios para sortear la rigidez de las obligaciones contraídas con el déficit público, ello de tal manera que, aumentándolo, pudieran familias y familias gozar de las bondades de aquello que había dado en llamarse Estado del Bienestar.

Mas no pudo ser.

Podemos, Esquerra, miraron para otro lado seguros, seguramente, de que allanar la senda no conduciría a otra cosa que a la perversión misma de mujeres y hombres, a la degradación, al endeudamiento, al oprobio: al infierno. Y se abstuvieron. PP y Ciudadanos, coléricos unos, agraviados los otros, enemigos ambos del fortalecimiento de esa estrategia estatal de velar por el más débil pues ninguno se encuentra en tesitura tal, votaron simplemente en contra.

Nadie cayó en la cuenta de que, en el sueño del clásico, este camino angosto, trabajoso, árido, que conduce al cielo, se ensancha en su final tornando en frondoso y llano para premiar a quienes esforzados lo recorren. Pero los justos, las vírgenes, los obedientes, acostumbrados a penurias y estrecheces, se confunden con tanta laxitud y se cruzan al otro sendero que, como así debe ser, se estrecha y dificulta para mostrar a holgazanes, alguaciles, sastres y boticarios la eternidad que les espera por haber caminado tan holgados en su vida pasada.  Y esa senda fresca, premiadora, se llena ahora con aquellos que ya venían acostumbrados a la cosa más fácil y no aprecian ventaja alguna en continuar por aquella que tanto se tuerce.

Es pues que, confundidas las veredas que conducen a uno y otro final, nos llevan los pretendidamente limpios de corazón, cada uno por sus causas, al fatídico encuentro con el mal mismo. Y ello después del peor de los viajes, que siempre nos toca por la cuesta arriba sembrada de piedras, recortes, punzantes zarzas, desorbitadas subidas de los servicios básicos.

Los unos por estrechez de miras y pretenciosa pureza de espíritu, los otros por entorpecer el camino a toda costa jugando a aquello de ‘cuanto peor, mejor’, nos llevan directamente al puto infierno.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

6 respuestas a “La senda del déficit

  1. Ostias hoy que me quedado bloqueado, esperando el domingo por ver tu cara y sales ala calle muy tapada , a mi no me sorprende estas primeras zancadillas de los socios de viaje de Pedro Sánchez, va a ser muy duro su camino político por que los palos en la rueda van a ser continuos, pero de los cobardes no hay nada escrito a si que adelante amigo Pedro a seguir peleando .

    Hoy calor lógico del verano

    Buen domingo

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo malo de estos palos es que no son el la rueda de Pedro Sánchez, sino en tu rueda, en mi rueda, en la rueda de todas las personas que deberíamos poder beneficiarnos de políticas sociales dignas.

      Pero no, no va a ser.

      Ya me acuerdo de aquello de que ‘el que con niños se acuesta, meado se levanta’. Y se van a mear en todos nosotros.

      Un abrazo enorme, amigo. No le van a dejar. No nos van a dejar. Este chiringuito sigue siendo suyo…. ¡GRACIAS!

      Me gusta

  2. Al final, maese Justo, ni siquiera se estaba hablando de economía, ni le preocupa a nadie si lo que se planteaba mejoraba, aunque fuera levemente, el estrangulamiento de ayuntamientos y comunidades autónomas y, posiblemente, mejorara la situación de los ciudadanos. No, está no era la batalla.
    No creo que haya que perder mucho tiempo explicando las razones de PP ni de Ciudadanos. Mención aparte merece la postura de Podemos, desde una presunta izquierda empeñada en alinearse continuamente con la derecha, siempre por motivos distintos, pero siempre, casi siempre para ser justos, acaban de la mano.
    Preocupan más los espacios que se ocupan que los ciudadanos, esperando que luego estos se coloquen debajo de las banderas que enarbolan o se asome a los balcones (Casado dixit).
    El problema reside (cabría recordar a Bobbio) en que está polarización ideológica que pretenden unos y otros, olvidan las expectativas, seguramente a estas alturas muy disminuidas, de una sociedad tan castigada como la nuestra.
    No se quiere ver que existe nuevas maneras de generar la riqueza, que hay nuevas preocupaciones y mslestares que reagrupan y dividen a los hombres y mujeres, nuevas formas de socialización y de representación del imaginario social en la sociedad digital y del conocimiento…..
    En fin que se han empeñado en que no tengamos esperanza

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso es. Así de fuerte: Se han empeñado en que no tengamos esperanza… ¡Y son tantos en el empeño!

      ¿De verdad nos querrán alinear (¿alienar?) debajo de las banderas?

      Ahora me acuerdo de aquella pinza fatídica que protagonizaba Julio Anguita junto a Aznar y contra Felipe González. Sí, sí, por motivos bien distintos, pero siempre contra el PSOE.

      Y por distintos que sean los motivos que los muevan, votar en contra es votar en contra. Y cada voto en contra se parece demasiado a los demás votos en contra y todos los votos en contra son contra quienes queremos atisbar un soplo de aire fresco en la manera de hacer las cosas. ¡Qué coñazo!

      No sé si, como dicen, esto le terminará pasando factura electoral a quienes están bloqueando las pocas posibilidades de progreso que se nos presentan o esto de la ‘senda del déficit’ es demasiado técnico y vamos a seguir votándoles… Pero sería justo que así fuera ¿no?

      Un abrazo, Ricardo. Es como dices: Se han empeñado en que no tengamos esperanza. ¡Y cómo jode!

      Me gusta

  3. Viendo al nuevo “lider” del PP sobre todo en na foto que he visto de su visita a “la verja” me ha venido algo a la cabeza.. que es como acuñar un pensamiento.. esta persona sufre de incompetencia y estulticia contagiosas.
    Que es mucho mas peligroso que ser simplemente tonto.

    Le gusta a 1 persona

    1. La foto de Casado saludando con su sonrisa de vencedor al tipo del que minutos después dice que hay que impedir que entre en España, es de una pornografía que asustaría a un cura pederasta (si no intuyéramos que el cura en cuestión estaría probablemente de acuerdo).

      Creo que este líder del PP nos va a procurar ratos de mucha risa, incluyendo el momento en el que el Supremo lo investigue por sacarse carreras y másteres con tantas facilidades como le dieron.

      Coincido completamente contigo en el diagnóstico: incompetencia y estulticia contagiosas… mucho más peligroso que un tonto, porque este se lo pega a los que le acompañan y a los que le siguen de cerca.

      Y, claro, no va a decir que sí al aumento del techo de gasto… ¿Qué puta falta le hace a él?

      Cada día más indignación. Pero cada día más risa… Lástima de derecha civilizada que pudiera representar dignamente a la derecha española…

      Un besazo, Javier. GRACIAS

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s