Cayer tan baxu

–Ye la hora.

–¿Yá?

–Tán a puntu de llegar.

–¿Ni siquiera les semeyes de les comuniones* de los neños?

IMG-20180930-WA0001

–No. Ni siquiera.

–¿Coyisti’l cobertor?

–Claro.

–¿Y la radio?

–Sí.

–¿Y la llibreta de la Caja de Ahorros?

–Que sí…

–Van quemar les nuestres coses.

–Seguro.

–Van entrar con guantes y van metelo too en sacos de basura. Y les semeyes tamién.

–Seguro.

–¿Cerrasti’l gas?

–Qué importa.

–Ye verdá.

–Despídite de too y hala. Que no se den cuenta de que marchamos. Dexa puestes les llaves, así no van armar escándalu al pasar.

–Vamos.

–¿Nun vamos volver, verdá?

–Non. Esto fue too, amor.

En los parques de Oviedo hace frío en las noches en septiembre. Pero tenían su manta. Durmieron abrazados, desayunaron y comieron mirándose a los ojos enrojecidos por la pena, pero a la siguiente noche de septiembre, en el parque de Oviedo también hizo frío.

Después ruido. Declaraciones de la concejala de asuntos perdidos, de la jueza decana de un tribunal súper principal, de la secretaria judicial, de la presidenta de no sé qué asociación muy afamada. Ruido y ruido. Algún paquete de medidas. Un par de compromisos firmes… Otros dos casos flagrantes en Madrid en titulares, otros dos de los más de sesenta mil que se producen al año en España (más de sesenta mil familias con su esperanza vencida). Y después silencio. Pena y silencio.

La casa aún no está vacía. La vida de los ancianos todavía cuelga de las perchas dentro de los armarios. La ropa de invierno sigue guardada. Hay un par de cuadros horribles en el comedor que seguramente ya estaban ahí cuando se la alquilaron. Y las fotos de las comuniones, enmarcadas en plata, siguen encima del aparador. Calladas.

A los tres días la prensa y las televisiones lo contaban: “un matrimonio septuagenario en Oviedo… para evitar la vergüenza del desahucio.”

Joder… Qué baxu cayimos.

* Les semeyes de les comuniones, para quien no hable bable, son esas fotos en las que un niño o una niña aparece con la mirada quebrada y las manos unidas por un rosario, esperando a comulgar por primera vez o justo después de hacerlo. Suelen estar enmarcadas en plata. Son de mucha importancia para los padres que cuentan ya con cierta edad.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

16 respuestas a “Cayer tan baxu

  1. una puta verguenza lo que ocurre en nuestro pais, miles y miles de millones para rescatar los bancos de sus amiguetes, lo que importa es la banca, que pasa si dos ancianos se tienen que suicidar por que si los echan no tienen donde ir, nada no pasa nada una noticia sin importancia, ahora no me digan que no es importante subirnos los sueldos ( que casualidad ninguno de nuestros politicos protesta) recatar la banca , entregar subvenciones millonarias a esos amiguetes, el importe de los desahucios un 0,000001% de todo lo demas pero ostias eso suma y si se suicidan dos abueletes una paga menos asi si salen las cuentas.

    no sigo me esta llegando la vena mala y voy a empezar a despotricar dando nombres con unos calificativos muy feos a sique corto.

    buen domingo para todos en especial para esos abueletes que todavia no los han echado.

    Le gusta a 1 persona

    1. Cuando alguien decide meter la tijera en los servicios sociales, no sabe medir las consecuencias de lo que hace. O prefiere no medirlo.

      A estas alturas de la jugada, cuando tenemos la piel tan fina que escudriñamos las tesis de nuestros políticos y sus finanzas hasta el último párrafo, hasta el último céntimo, nadie sabe decir a ciencia cierta cuántos ancianos viven en la calle, cuantos de los más de 60.000 desahucios que se producen en España cada año dejan sin expectativas a cuántas familias.

      No somos capaces de ponerle valor a la pena inmensa que debe sentir una pareja de ancianos que ha agotado sus recursos y tiene que dejar su casa. No somos capaces de resolver definitivamente algo tan sencillo como la pobreza extrema. Y haberla, hayla…

      No hay que pararse a pensar si las condiciones del desahucio fueron o no justas o legales (claro que las habrá, y muchas). Solo hay que comprender dónde queda la gente a la que se saca de sus hogares, porque cuando la respuesta es “en la puta calle” la sociedad tiene que haber puesto medios suficientes para evitarlo.

      Y el dinero está.

      Lo malo es que lo dedicamos a otros menesteres…

      Un abrazo, Juan Carlos. Tú, mejor que nadie, sabes de lo que hablamos y sabes como lo haces para evitarlo. Gracias (también por eso).

      Me gusta

  2. Oviedo, la ciudad más limpia de Europa, donde no ves contenedores de basura por la calle, donde hay una barredora mecánica en cada esquina, no se por que número de escoba de oro van….una Ciudad estupenda, con su teatro Campoamor, con sus premios Príncipe de Asturias y sus cachopos…
    ..que Cachopos!!! En fin, una ciudad de nivel, se nota que se vive bien…no es posible que nadie caiga en la cuenta de la necesidad que están pasando dos ancianos y haga algo para remediarlo. No me sale ni la mala leche…es que no me cabe en la cabeza y sólo siento pena, algo falla, no podemos llamarnos humanos si no tenemos humanidad. Oviedo seguirá siendo la Ciudad más limpia pero con el alma sucia.(La noticia es de Oviedo pero lamentablemente esto pasa en otros muchos lugares de la piel de toro)

    Le gusta a 1 persona

    1. Es curioso, recordando el suceso, que precisamente fueran los que se ocupan de mantener limpia la ciudad, los que dieron la voz de alarma de que había dos ancianos “ensuciando” el parque.

      La ciudad sigue limpia. Y a mí me encantaría saber si resolvieron el problema de los viejos para que así fuera o pensaron también en su drama personal. Porque, hasta ese momento, nadie había reparado en él.

      Las excusas de todas las administraciones para justificar la pasividad que condujo a los abuelos a la puta calle moverían a risa si no fuera por las consecuencias devastadoras que tuvieron.

      Como bien dices, la sociedad tiene el alma sucia, por limpias que tenga sus calles. Mas de sesenta mil veces al año (unas 180 cada día) una familia española se queda sin casa.

      Proteger a los propietarios que alquilamos frente a los muchos que abusan (y mucho) de la condición de arrendatario es muy urgente, porque la gente se está negando a alquilar sus casas para evitar destrozos, impagos y faenas. Pero distinguir entre quienes perpetran esos abusos y los que simplemente se han quedado sin nada, es una obligación de la sociedad y cumplir con ella es todavía más urgente. No podemos permitirnos el lujo de mirar para otro lado cuando decenas de miles de familias están sufriendo las consecuencias brutales de esta nueva burbuja que nadie quiere ver.

      Muchísimas Gracias, Juan Carlos. Es un placer verte por aquí. Un abrazo.

      Me gusta

  3. Esta mañana escuchaba a Don Juan José Millas hablando de lo que irradiamos. Era un debate de filosofía muy interesante y hablaban sobre la ética y lo que esta o no permitido sea en privado o en publico (comisario con micro). El defendía que no estaba de acuerdo que ninguna conversación privada aguantaría una grabación y el decía que eres lo que irradias y que al final termina aflorando.. y que cada uno es quien es en privado y en publico.
    Lo que les ha ocurrido a estos ancianos no tendría que haber ocurrido nunca porque el funcionario del juzgado que le atendió ya tenia que haber dado la voz de alarma, porque para eso es funcionario y le guste o no tiene una deuda ética con la sociedad. y esa pareja de ancianos que seguramente han vivido toda su vida con dignidad se han encontrado que esta ha sido pisoteada y sienten vergüenza, no ya por ellos, quizás mucho mas por esa sociedad que ya no es la suya y la ha pisoteado de mala manera mandándoles a dormir a un parque.

    Igual que es absurdo que quien debe acogerse al bono social en la energía eléctrica tenga que presentar cien mil papeles y guardar tres mil colas. Si la compañía ya sabe quien tiene dificultades para pagar y quien no.. quien hace un consumo normal y paga con su factura domiciliada y quien ahorra al máximo y paga al limite del corte. Y sin embargo gastan millones en publicidad institucional dedicado al tema.

    La cuestión es que quien decide dedicarse a la política, tomando como política, hacer la vida mas fácil y llevadera a sus conciudadanos para llegar a un puesto de responsabilidad tiene que “pisar muchas cabezas” y hacer esa otra “política” que tanto les gusta a los periodistas porque les da mas juego y se vende mejor que el que todo vaya bien.. los políticos sean razonablemente honrados y se dediquen a hacer el trabajo por lo que les pagan.. no a hablar de otros o escudriñar si son o no son.. si ya sabemos que no son y que además son muy mentirosos todos sin excepción. Y el resultado de lo que irradian es dos ancianos con su dignidad pisoteada durmiendo en un parque. Quien tenga la jeta, ya sea funcionario o político, que no se tienta éticamente concernido por eso.. agarre sus bártulos y se marche a su casa a dedicarse a otra cosa porque para eso no vale.

    El otro dia ví a una pareja de ancianos.. pequeñitos muy delgados.. muy tiesos ellos andando por la calle cogidos de la mano con los dedos entrelazados, el me llamo la atención porque iba impecable con una chaqueta de entre tiempo sin una sola arruga iba perfecto. y eso solo puede ser resultado del amor. De ese amor que deberíamos convertir en píldoras y tomarlas todos.

    Siento la incoherencia pero la verdad es que esa noticia me duele mucho.. y en realidad no tengo palabras para llegar al fondo de el tema

    Feliz domingo

    Le gusta a 1 persona

    1. El fondo del tema es un saco sin fondo. No se puede llegar porque es imposible abarcar la pena de esos dos ancianos que, al final de sus vidas, se ven obligados a abandonarlo todo y a perderse en el exiguo universo de la caridad pública.

      Las reacciones que suscitó la noticia fueron, exclusivamente, la torpe justificación de políticos y empleados públicos que, cada uno, esgrimía su poderosa razón para no haber hecho nada.

      ¡Qué pena más grande haber concebido entre todos una sociedad de la justificación!

      Ya no estamos en la sociedad del bienestar (ni mucho menos), ni en la de la seguridad, ni en la del progreso. Estamos en la sociedad de la excusa, del titular, del salvarse uno (de lux o no) de la responsabilidad o del bochorno.

      Y lo malo es que tengo la certeza de que yo también he sido, y no sé qué coño puedo hacer para remediarlo.

      Un abrazo fuerte, Javier. Gracias por tu apunte. Como dicen los psicoanalistas, reconocerlo es la primera parte del remedio.

      Me gusta

  4. Llevo un rato, con el dedo agarrotado en el teléfono, sin saber que teclear, no sé si por la perplejidad, por que al final siempre se hacen los mismos comentarios (políticos, recortes, banca, etc, todos ciertos) o por la grandísima prosa de Justo para ilustrar la cotidianidad de este drama.

    En cualquier caso, comentaros que una gran responsabilidad de todos esto, recae en mi, como persona, como ciudadano y como hombre social. Por mirar sin querer ver, o peor, mirar a otro lado, por no preguntar a los que me rodean, por inacción, por echar la culpa a los políticos para salvaguarda de mi conciencia, por ……

    Saludos a todos y un abrazo especial

    Le gusta a 1 persona

    1. Este es el lío.

      Más allá de políticos, de recortes, de funcionarios alienados, está la responsabilidad que cada uno de los que somos tenemos por haber permitido que esta sociedad llegara a dónde está. A estas alturas estamos aquí. Y no sé si no es dónde habíamos soñado o si nunca llegamos a soñar con una sociedad concreta, a la vista de lo bien que nos iban las cosas montados en esta, sea cual fuere.

      Y aquí estamos. Nos culpamos los unos a los otros de todos los males del mundo. Todos, menos ellos, esa pareja de ancianos que no culpan a nadie, que solo se van de la que fue su casa un poco antes de que la comisión judicial perpetre el lanzamiento… y dejan las llaves puestas por fuera en la cerradura para evitar que hagan ruido. Ellos no sé si se culpan a sí mismos, pero se avergüenzan porque no supieron sacar adelante su proyecto vital. Y se van callados, sin llamar a la prensa, intentando que los vecinos no se den mucha cuenta. Y se lo dejan todo.

      ¿Culpa? Estoy contigo: la culpa es mía. Y no sé qué puedo hacer para resolverlo. O eso, o me falta valentía para reconocer que sí sé qué hay que hacer, pero que no me atrevo.

      Gracias, Manolo. ¡Un abrazo enorme!

      Me gusta

  5. Ufff…, cuando lees una noticia así se acaban las palabras, se acaban los culpables, y, se acaban las excusas.
    Noticias que ya damos por consumidas, a las que nos hemos acostumbrado y que apenas nos conmueven o no lo hacen lo suficiente para que alcemos la voz ante tanto despropósito, ni siquiera que se nos quede pegada, como una costra., un poco de la callada dignidad de esos dos ancianos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es curioso cómo pasan este tipo de noticias: dan para un breve en el noticero de las tres y mueren el minuto siguiente con el máster de Casado, la casa de Duque, las grabaciones de un mafioso.

      La dignidad de esa pareja de ancianos no cotiza más allá de las explicaciones de los probos funcionarios que dan fe de la multitud de errores que cometieron en los expedientes administrativos y judiciales que no llegaron a instruirse. Y ahí se queda. Y el común de los mortales asumimos que tan altas autoridades no pueden haber cometido un error. Y pasamos página. Y la angustia de los dos viejos que lo abandonaron todo para sentarse en un banco del parque de Oviedo se desvanece con la información del tiempo.

      Ya está. Ahora… ¿hablamos un poco de la ministra esa que comió con un comisario en el 2009?

      ¡Eso sí que es un escándalo!

      Un abrazo José Ricardo. Enorme. Gracias por estar por aquí.

      Me gusta

  6. Sin mucho tiempo para contesrar y sin mucho que decir, aunque parezca raro en mi, prefiero no opinar de algo que por doler, solo nos duele a los de a pie. El año que viene hay elecciones y gente guapa y elegante se avordará de nosotros, volviendo a bajar la calidad de mi buzón el panfleto de carrefour, y volviendose a llenar de sobres, que me serviran para mandar los christmas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad, No hay mucho que decir.

      Y esos que dices, seguramente, ya se han olvidado de la noticia en cuestión.

      Y nosotros, por lo que se se ve… tampoco se lo vamos a recordar y lo seguiremos permitiendo como la cosa más normal del mundo.

      Y dentro de cinco años volverá a haber elecciones (si quien sea aguanta la legislatura) y otra vez se llenarán los buzones de folletos de mala calidad…

      Tampoco entonces la noticia estará en la cabeza de nadie, ni en los folletos de nadie. Nos hablarán de cosas mucho más profundas. Tanto… que no las leeremos.

      Guardaré los sobres… No se me había ocurrido.

      Gracias, David. Un abrazo grande. Tratemos de que a los de a pie nos duela un poco por lo menos.

      Me gusta

  7. Y nuestros políticos entretenidos en sacarse los trapos sucios( con el consiguiente gasto) desenterrado odios( que unos nos llevarán a otros….con otro gasto pertinente))) etc etc ….y mo importante tapandolo con noticias mediocres…..que pena

    Le gusta a 1 persona

    1. En algún momento alguien debería enseñar a nuestros próceres a distinguir lo que importa de lo que no importa. Y, de lo que importa, lo que es importantísimo. Así la dignidad de las personas estaría en el sitio que tiene que estar.

      Muchísimas gracias, Carlota. Un placer leer tu opinión en esta página.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s