Espejismo

Y, sin embargo, la socialdemocracia se muere.

Ya no nos hace falta mirar hacia Europa para ver como los partidos de extrema derecha entran en gobiernos y parlamentos. No creo que tardaremos en ver como la izquierda, vieja, sin ideas, desempolva la multicopista para reimprimir los discursos, arrinconada en los escaños del gallinero.

Pero la vida sigue.

La misma semana en que la izquierda es desalojada del poder en Andalucía, el CIS hace públicos los resultados de una encuesta según los que Pedro Sánchez podría coronarse emperador de las Españas todas con más del 30% de los votos, el Gobierno continua con las cuitas de la exhumación de Franco y un par de barcos navegan a la deriva por el Mediterráneo en busca de puerto seguro donde atracar con un puñado de negros que se habían creído con el derecho de sobrevivir.

Todas las tertulias abren puntuales a las ocho de la mañana, personas de ambos sexos miran incrédulas las noticias en el móvil atentas a la herida que se vuelve a abrir entre  PSOE y PSOE por un quítame allá esas taifas.

Díaz sigue pregonando a los cuatro vientos que contenta, lo que se dice contenta, no está, pero que ha ganado las elecciones a más de diez puntos de no sé cuál de las otras formaciones. Abascal se toma otro carajillo bien cargado. Casado se intenta encajar la mandíbula masajeando el músculo orbicular de la boca que se le ha quedado en rictus de sonrisa abierta después de pedir otra vez la aplicación del 155 en Cataluña. Rivera no puede despertar del sueño de la multiplicación de los escaños.

La inteligencia política de los pactos afila la estrategia para construir esa Andalucía con la que cada quién había querido contar que soñaba. La Constitución Española de 1978 cumple 40 años entre aplausos a viejos y nuevos monarcas.

¿Lo ve? La vida sigue.

Simpático efecto este de las elecciones por el que, 36 años después, descubrimos que nada es para siempre.

Tezanos no lo sabe, pero el espejismo demoscópico en el que vivimos se va disipando a medida en que levanta la neblina de la corrupción y nos acercamos a la incierta fecha de una contienda en la que solo podremos blandir nuestro propio discurso, tan desleído.

IMG-20181208-WA0027

Se nos ha olvidado contar qué coño queremos hacer de nosotros mismos. Y la derecha, que sí que lo sabe pero no lo va a contar, llena medios y redes de postverdades universales que calan en la grey como agua de mayo y levantan el ánimo taciturno de un electorado que estaba hasta los cojones de escucharnos decir las mismas cosas década tras década.

Ellos son más y lo hacen mejor, ahora troceados para agrandar el arco de la intención de voto.

Así que la vida sigue. Y nosotros nos estamos yendo.


12 respuestas a “Espejismo

  1. Susana diaz esta triste, y por mucho que lo queramos ocultar aunque pierda votos ha sido la ganadora en Andalucia, pero otros como el PP muy al contrario de estar tristes por la perdida de votos salen triunfantes sacando pecho sintiendose ganadores de las elecciones, pues muy al contrario son perdedores han perdido las eleciones, todavia con menos escaños que hace 4 años, pero lo que nos dan a entender muy contentos y pletoricos de ganadores ¿ sera una maniobra muy bien pensada de los señores de la derecha para no desperdiciar ni un solo voto de aquellos que tenian perdida la confianza en el PP y se dividen en tres para al final sea el tripartito PP? , pues seguramente si es asi tengo que reconocer que han sabido preparar las elecciones, y sin embargo la izquierda se ha centrado en pelear consigo misma.
    pues nada a los que no somos partidarios de la derecha de momento solo nos queda ajo y agua ( a joderse y aguantarse) esperos que tengamos mas vision para las generales.

    buen domingo de niebla.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad, ha ganado. Y es verdad, han perdido. Pero todos ven que pueden arrebatarle el gobierno y no lo van a desaprovechar, me temo.

      Lo cierto en que la derecha (ultra) tiene más votos y más escaños que la izquierda y ese tripartito (que debería costarles la credibilidad) va a campar por sus respetos durante un rato muy largo.

      Mirar a Italia da pánico, como a otros países de Europa. Ahora veremos el miedo que da mirar a España.

      Buen domingo, Juan Carlos. A ver si esta niebla nos deja una tarde de paseo, como dice el dicho. Un abrazo muy fuerte. ¡Gracias!

      Me gusta

  2. Es lo que hay se suele decir.
    Claro los políticos siempre dicen:. .estamos trabajando. Luego los ves todos los días de desayunos comidas y cenas. .lo que viene siendo “compromisos políticos” seguramente muy útil para su carrera personal que no tiene porqué ser convergente con el de el resto de los humanos,sobre todo sus votantes y dices. .pero este cuándo trabaja.
    En Andalucía la mitad de la gente no fué a votar. Sinceramente yo tampoco habría ido.
    Es más diría ahora que gobierne vox que se apañe a ver que tal le va.
    Como decia una novia que tuve: para poca salud ninguna.
    Eso si todas esas tertulias tan sesudas con sus politólogos y sus sociólogos todos dando su opinión que a veces veo menos informada que la mia, nunca se coscan de por donde les viene el aire.
    Damos por bueno que esto de la política son caras y palabras.
    Y no la política como decía Anguita es programa. .programa. .programa..
    Mucho mas importante que las personas..porque la política parece compleja y puede que lo sea.
    Pero tiene una convergencia muy sencilla el bienestar de las personas.
    La politica es pelear y negociar para acercarse lo máximo a ello.
    Parece una obviedad. .pero no es fácil..hay que trabajar y eso no lo hacen; la gente termina dandose cuenta y pasando de ellos..una especie de suicidio político.
    Feliz domingo

    Pd..estoy escuchando el discurso de proclamación de la II República mezclado con el i want to be free de Qeen que fuerte..

    Le gusta a 1 persona

    1. Por una vez no coincido contigo.

      No creo que el problema sea que no trabajen. Pienso más bien que la sociedad ha perdido la confianza en la política y busca “sensaciones fuertes” para emitir su voto.

      Creo que la socialdemocracia ha perdido el discurso frente a una derecha que se hace más fuerte en un populismo nacionalista que parece funcionar muy bien en las urnas. Que la gente está harta de políticos que dicen cosas que luego no pueden hacer, de políticas que no aprecian hasta qué punto les sirven para nada…

      “sensaciones fuertes” y verdades convenidas, postverdades que muchos prefieren hacer suyas con tal de salir de la situación de tedio en la que entre todos nos hemos metido.

      Nos espera un invierno largo…

      Gracias, amigo. Como siempre. Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  3. Buenos días.
    Creo es la segunda vez que escribo, eso si os leo todos los domingos, tomando el cafetito.

    Amigos….sé que me escuchareis y probable que no estéis de acuerdo…… os digo; no creéis que quizá la derecha es menos ultra de lo que lo consideráis y aún no queréis verlo?

    Y digo más…..no es menos cierto que la democracia es cosa de muchos y eso no está mal, sino que es su propia esencia?

    Alomejor …la izquierda debe ver eso y no fantasmas del pasado.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo malo es que los fantasmas que yo veo no son los del pasado, sino del futuro. Y no alcanzo a adivinar hasta dónde nos pueden llevar a retroceder.

      Por simplificar: no al aborto, no al divorcio, no a la homosexualidad y a su reconocimiento, no a la inmigración, no a las autonomías, me parecen postulados de una derecha bastante “ultra” que, más allá de los principios puramente neoliberales, pretenden incidir en una forma de vida que, hasta aquí, a algunos nos parecía la buena.

      Pero sí estoy de acuerdo completamente contigo en que es la esencia de la democracia. Ese es el discurso que parece que se abre camino.

      A mí me aterroriza. Pero son solo mis miedos. Del futuro.

      Un besazo, Lola. Me encanta que escribas, de acuerdo o no. Nos vemos por aquí.

      Me gusta

  4. Han ganado los indignados, hartos de partidos y gobiernos corruptos. Se han distanciado de la politica tal y como la conocemos. Mirar la abstención y la subida de VOX.

    El 15 M fue su primera aparición, luego la izquierda cogió el mando y se olvidó de ellos. Formando un partido al mismo estilo del resto.

    Pero ahí están y volverán a emerger y porque no con VOX.

    No será la primera vez ni la última que un partido populista, en este caso de ultraderecha los une.

    Cuidado con los indignados, gente sin futuro, sin políticos con ideas, y que cada día pierden más oportunidades.

    Explotarán y ya veremos con quien.

    Saludos amigo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí. Indignados y esas personas con poco o nada que perder que se han hartado de promesas que ya hasta suenan mal.

      Eslóganes facilitos con la dosis de orgullo patrio justa para henchir el corazón… y el sentimiento de que la vida te va tan mal porque otros más negros han venido a comerse tu pan.

      Eso, sumado al convencimiento de que la inmensa mayoría de las denuncias por violencia machista son falsas o exageradas da la medida de un voto de extrema necesidad, como ellos mismos lo califican.

      Creo que hay una diferencia con el 15M. Podemos enseguida dio la cara como un partido clásico y defraudó a una parte importante de su electorado. Vox no lo va a defraudar en absoluto, porque no esperan nada de ellos salvo el orden y la ley. Estos vienen para quedarse.

      Un abrazo enorme y triste, amigo Jesús. Llega un invierno largo.

      Me gusta

  5. Me acordaba pensando en esto de aquel anuncio en el que un hijo le preguntaba a su padre: “¿ Por que somos del Atléti?”
    La verdad es que cada vez cuesta más explicar por qué soy de izquierdas.
    Soy Español, hombre, blanco y heterosexual. No sufrí el franquismo.
    En que me benefician a mi los derechos de los homosexuales? Por qué tengo que aguantar que se me llene el barrio de negros? O de moros? O peor, de negros moros? Y lo de Franco?
    Ya sé… Aquello de los servicios públicos… La redistribución de la riqueza… La protección de los trabajadores…
    Pero a decir verdad, tampoco parece que estos sean tan malos, y oye a mi que más me da si el hospital lo gestiona la Junta o una empresa privada que se forre si me siguen atendiendo. Y las ayudas? Cobro un sueldo de mierda que, ni loco, me da para pagarlo todo, pero que supera con muchísimo el máximo para acceder a la beca del comedor de los niños del Gobierno socialista de mi comunidad autónoma o para un bono social de 10 E de descuento en la factura de la luz. Que me importa a mi que suban el SMI a 900, si sigo sin poder comprarme un coche eléctrico con el que no me jodan las petrolíferas y las alcaldesas de Podemos? Total, si el cambio climático es un invento de los verdes.
    A todo esto súmale que me crea sólo la mitad de lo fakes que tiovivo el móvil y soy un potencial votante de VOX.
    Me temo que sólo nos queda esperar a que la mierda nos llegue a la nariz a la mayoría y queramos que alguien gobierno para nosotros o que aparezca un Cholo Simeone, con un proyecto social y moderno, para todos, (para mi también), que sepa contarlo, que renueve la izquierda y que movilice a ese 50% que se quedó en casa el día de las elecciones, porque en realidad, ni lo sabe, ni le importa!

    Laaaaargo invierno!

    Un besazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Largo invierno, Javier.

      Me pasa con tu comentario como con aquella peli (antes novela) de Los santos inocentes… Cuánta, cuánta, cuánta gente lo vio todo tan normal que no entendió qué era lo que contaban.

      Pasa eso. ¿En qué me afecta a mí si, total, voy a seguir sin llegar a fin de mes y los negros -que no me quitan el trabajo ni entorpecen el sistema sanitario, que para eso ya estuvo Cospedal, pero son enormes- lo llenan todo de mantas incomodísimas de sortear por la puerta del Sol.

      Voy a marcar un ‘novio de la muerte’, a ver si se me hincha la vena del cuello y me tiro a la calle a salvar a la patria de alguna cosa.

      ¡Otro besazo!

      ¡Ah! y ¿sabes por qué somos del Atleti?
      Pues por… Por…

      Me gusta

    1. Gracias, Paula.

      Yo casi preferiría que mirara a Portugal… Y que si mira a Francia sea solo para aprender de los errores cometidos.

      Pero coincido plenamente contigo en que lo que tiene que dejar de mirarse ¡es el ombligo!

      Un beso fuerte. Gracias otra vez.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s