25 de agosto

Y Agosto se muere.

Lo voy a escribir Agosto, así con A grande, porque se ha merecido este trato de respeto, después de haber sido el gran mes en España desde que los trabajadores tenemos derecho a vacaciones. Y también por este de 2019, que va quedándose viejo en el calendario.

Y se muere.

img-20190824-wa0019Este 25 de Agosto (San Luis Rey de Francia, felicidades a luisas, luisitas y luises) un millón de personas mirarán el calendario con entre esperanza y resignación. Abrirán el capó del viejo Laguna para comprobar el aceite del motor y pasarán por la gasolinera para llenar el depósito y comprobar la presión de los neumáticos, con tal de no dejarlo todo para el último día o, por mejor decir, para que nada pueda fallar y sea, realmente, el último día.

Ese camarero que le miraba de soslayo en el chiringuito los primeros días parece que le ha cogido cariño. Usted a él no. A usted le sigue pareciendo un maricón de playa con esos abdominales abultados, que parece Aznar, ese torso depilado y ese moreno insultante que está seguro de que es de microondas (o de rayos UVA, que para el caso es lo mismo). Pero ya le sirve el tanque helado de cerveza en cuanto ve que se acerca, y eso es un punto.

Hojea el periódico en un intento de volver a zambullirse en la realidad: operaron ayer al Rey viejo de algo de corazón —este sí que está ya averiado—, se dice; en Biarritz hay dos policías por habitante con eso del G7; en la frontera franco-española hay un pifostio de mil pares de cojones por lo del contra G7, jodiendo la operación retorno de miles de migrantes (estos legales) que vuelven de África a sus países de adopción con la baca del coche hasta las mismísimas trancas de colchones y enseres imposibles; el Audaz está fondeado frente a la costa de Lampedusa intentando comprender qué coño pinta allí con toda su dotación de hombres uniformados mirando al tendido; en Andalucía las están pasando putas con una partida de carne podrida que se ha vendido por miles de unidades, tanto allá, como en otros cuantos territorios de España, mientras la Junta miraba para otro lado y ahora… que si fue que si vino; Placido Domingo que si las ha visto que no se acuerda; Sánchez que no ha llamado a Iglesias; Iglesias que Sánchez no le ha llamado y se ha ido de vacaciones sin pactar la investidura y con la isla de Gran Canaria ardiéndose viva (ayer fue por ahí en un derroche de hombría de Estado a ver qué tal iba la cosa y a agradecer de corazón el oficio y el coraje de los profesionales que… tal y cual); en la comunidad de Madrid ha tomado posesión una chiqueta que dice que los cigotos tienen que tener una plaza de guardería (quizás dos, por si vinieran mellizos) y con algún negocio turbio que aclararle al respetable si quiere salir con bien de la estela de corrupción que precede a su mandato… La infrapolítica, se dice. Son cosas de la infrapolítica, de principio a fin. Infrapolítica. La Política, así escrita con P grande como la A de Agosto, ya no está. Ni se la espera. Pero celebra no ver ningún asesinato machista en estos últimos siete días. Lo celebra en serio.

El camarero maricón de playa le ha puesto otra cerveza con un guiño (él sabe que solo se toma una y a hurtadillas, pero a esta le va a invitar él, que para eso ya es cliente habitual): a esta le invito yo —le dice— que para eso ya es usted cliente habitual. Su suegra ha dejado de bajar a la playa con la familia con la excusa de la espalda, pero usted sabe que lo que le pasa es que está hasta el coño de mamonear con los niños en la orillita del mar, comiéndose la arena de los castillos que jamás se llegaron a parecer a un castillo, con lo fácil que es. Le importa un huevo. Su mujer ya le ha sugerido cinco o seis veces que hay que empezar con las maletas y que ella no piensa hacer nada al respecto, que bastante ha tenido con mantener en condiciones de habitabilidad ese zulo infecto al que llaman por eufemismo ‘apartamento’ que le colocó aquel compañero sin escrúpulos hace casi treinta años.

Se muere. Agosto se muere.

Habrá tráfico intenso a la vuelta porque saldrán el mismísimo día 31 para no perder ni un solo día de tortura solar. Un sudor frío le recorre la frente; sí, habrá tráfico intenso.

Y ahora no se acuerda bien de cómo se sobrevive once meses a la normalidad, después de no haber sucumbido por los pelos a este paranormal. No se acuerda de qué asuntos dejó pendientes en la oficina, ni de la contraseña del correo electrónico. Se acuerda del sonido del despertador a las seis menos cuarto, del agua fría del afeitado, del olor del café que por fin no será de Melita, de la vocecilla estridente del encargado del departamento, el reprochador en jefe, que todas las mañanas tiene algo que echarle en cara. Pero no de la puta contraseña del ordenador.

Ya está. Cuando dé la segunda vuelta de llave al cerrojo Fac de la puerta del apartamento y baje el último bulto al coche habrá terminado todo.

Y ahora no está seguro de si será para bien.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

6 respuestas a “25 de agosto

  1. Cinco días habría que pensar en salir un par de días antes para descansar delas vacaciones, por que si no las primeras semanas de Septiembre también con mayúsculas, las pasemos jodidas ,eso de desembarcar el dia31 por la tarde-noche sacar maletas , llevar la sombrilla, cubos playeros y demás enseres al trastero terminas reventado cenas un poquito y ala cama que mañana suena el despertador alas 6 y comenzamos la rutina con el síndrome posvacacional , con lo bien que se estaba en el chiringuito.
    La noticia del día a nuestro rey emérito le hacen una nueva operación la numero 17 , joder que estropeado esta este señor , claro se entiende , esa vida de cacerías de elefantes debe de ser muy dura.

    Hoy mi mente o está muy despejada el trasnocho de las fiestas y el hielo de los whiskises me tiene un poco nublado. Buen domingo de navegación disfruta que tu estas empezando.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡El hielo de los whiskies es que es muy traicionero! Hay que tomarlos siempre donde los hagan con agua mineral, que si no por la mañana se acusa recibo.

      Y ¡cuidado con salir el último día! Te puede pasar como al Rey este que se tropezaba todo el rato en las cacerías, y te pillan en un renuncio con quien no debías. Es mejor tomárselo con un poco más de calma y dejar ese par de días para descansar de verdad: serán los únicos que descanses…

      En fin, la vida dura de Rey no está, me temo, a nuestro alcance, así que a pasarla lo mejor que podamos y, si cabe, huir de cubos, palas y sombrillas… por lo que pueda pasar.

      ¡Hala, al mar!

      Un abrazo muy fuerte.

      Me gusta

  2. No creo que haya mejor sensación que la vuelta de las vacaciones, por fin un poco de tranquilidad, por fin un café con los compañeros, hablando de las gambas que ponían en el chiringuito y las paellas que hacía, ese camarero maricon y los tangas que uno ha visto, lo peor, todavía les quedan 15 días de vacaciones a los niños y los abuelos en este tiempo se han resabiado y han perdido esa vocación de servicio y obligación que les habían inculcado los hijos y los muy cabrones se quieren ir a Benidorm con el inserto.Los mayores siempre tan desagradecidos, la verdad es que aparte de su tiempo y su pensión, estarían mejor sin ellos .
    En fin que como decía Martirio…
    Yo voy al trabajo a reírme y a descansar.
    Ahora queda un año para reponerse hasta el próximo Agosto.

    Le gusta a 1 persona

    1. No. Definitivamente los abuelos ya no somos lo que eran… Yo, sin ir más lejos, he desarrollado una suerte de intolerancia a la infancia, parecida a la de la lactosa pero con granos más gordos.

      Así que me guardo de acompañar a nadie a ningún lado, para evitar problemillas de salud.

      Hala, se terminó agosto. A disfrutar por fin de los encantos de la cotidianidad, sin nietos, sin cubitos, sin palas… y con bares de los de verdad…

      ¡¡Abrazos y besos!!

      Me gusta

  3. Un chiste que escuché:
    Juan Carlos cambia.. Juan Carlos repara..
    Tofo ello con su melodía característica.
    De la playa, a pesar de ser madrileño he perdido ese pedigrees de veraneante playero de cubos palas y sombrilla. Haber vivido en la Costa Brava y en el Delta del Ebro …. he visto cosas que ni imaginarias, la playa de Palamos/Sant Antoni d’Calonge cubierta de nieve, y sin necesidad de llegar a Orión.
    Recuerdo unas vacaciones playeras en San Juan de tres semanas entre Septiembre y casi Octubre con esa sensación de quedarte el último en un exámen. No fué muy agradable.
    Por lo demás la vida sigue igual, el Audaz está en Lampedusa y ahora no le dejan llevarse los 15 refugiados. Italia es Novecento de nuevo.
    Estamos matando Agosto y ya es navidad. Hubo elecciones grnerales y se produjo una abstención de 16 millones de personas. Atentos..
    Feliz vuelta a las descansadas rutinas

    Le gusta a 1 persona

    1. Esperemos que la cordura evite ese escenario y aprobemos en septiembre, como hemos hecho toda la vida. Lo otro sería un desastre de proporciones difíciles de calcular, aunque fáciles de resumir: gobernarán ellos, para mucho, mucho, rato.

      Pero el caso es este: ya pasó el verano y ahora… ¡septiembre!

      Un abrazo, amigo. Gracias por pasarte por aquí siempre.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s