Palabras

Da cierto pudor pensar que, entre la copiosa normativa que ordena nuestro comportamiento, existe un ‘protocolo’, el número siete, que se ocupa de los privilegios e inmunidades de la Unión Europea. ¡Privilegios e inmunidades! Suena como a decimonónico y, sin embargo, esta misma semana hemos comprobado que efectivamente existe, que tiene valor jurídico y que, a su amparo, se dicen cosas enormes que obligan a los estados.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (Gran Sala –otra que debe ser enorme–), por sentencia del pasado día 19, ha dicho que:

El artículo 9 del Protocolo (n.º 7) sobre los privilegios y las inmunidades de la Unión Europea debe interpretarse en el sentido de que:

– goza de inmunidad en virtud del párrafo segundo de dicho artículo una persona que ha sido oficialmente proclamada electa al Parlamento Europeo cuando se encontraba en situación de prisión provisional en un proceso penal por delitos graves, pero que no ha sido autorizada a cumplir ciertos requisitos previstos por el Derecho interno tras la proclamación ni a desplazarse al Parlamento Europeo para participaren su primera sesión;

– esta inmunidad implica el levantamiento de la medida de prisión provisional impuesta, al objeto de permitir al interesado desplazarse al Parlamento Europeo y cumplir allí las formalidades requeridas. Si el tribunal nacional competente estima, no obstante, que debe mantenerse la medida de prisión provisional tras la adquisición por el interesado de la condición de miembro del Parlamento Europeo, ha de solicitar a la mayor brevedad al Parlamento Europeo que suspenda dicha inmunidad, conforme al artículo 9, párrafo tercero, del mismo Protocolo.

Eso ha dicho. Y, en definitiva, se está refiriendo a la tan denostada inmunidad parlamentaria.

IMG-20191221-WA0013Lo malo es que lo ha dicho cuando sobre la ‘persona’ en cuestión ya recaía una sentencia condenatoria firme, nada menos que del Tribunal Supremo y nada menos que a 13 años de prisión, o sea que lo de la medida de prisión provisional a la que alude la sentencia se había pasado ya de moda. Con toda probabilidad deberemos esperar algún pronunciamiento más (a salvo de los ya hechos vía tuit por Puigdemont) para saber qué va a pasar con la ‘persona’. Si resulta un lugar común que el español piensa bien, pero tarde, algo así parece sucederle a la Justicia (también a la europea), que habla a destiempo de un asunto que otro gallo hubiera cantado si se hubiera apresurado un poco en pronunciar. Asumamos que las cosas de palacio van despacio (otro lugar común) y dejemos que personas más doctas en Derecho resuelvan el tremendo embrollo en el que estamos metidos, porque opinar, lo que se dice opinar, hasta el propio Puigdemont lo ha hecho ya.

Otra: El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Sala Civil y Penal, ha dicho:

Que debemos condenar y CONDENAMOS al acusado, Molt Honorable President de la Generalitat de Catalunya, D. JOAQUIM TORRA I PLA  como autor penalmente responsable de un delito de desobediencia cometido por autoridad o funcionario público, ya definido, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a las penas de MULTA DE DIEZ (10) MESES con una cuota diaria de CIEN (100) EUROS y una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no abonadas, e INHABILITACIÓN ESPECIAL para el ejercicio de cargos públicos electivos, ya sean de ámbito local, autonómico, estatal o europeo, así como para el desempeño de funciones de gobierno en los ámbitos local, autonómico y del Estado, por tiempo de UN (1) AÑO Y SEIS (6) MESES.

Esta vez la sentencia no llega pronto ni tarde, aunque a todos ha asombrado la inmediatez respecto de la anterior con la que se ha pronunciado. Pero como también ha dicho:

Notifíquese esta sentencia a las partes, haciéndoles saber que contra la misma cabe interponer recurso de casación por infracción de ley o por quebrantamiento de forma en el plazo de cinco días. …

…tendremos al molt honorable president de la Generalitat de Catalunya, D. Joaquim Torra i Pla, ejerciendo de tal (o haciendo lo que quiera que esté haciendo) al menos un par de meses o tres más. Esto es porque las sentencias no hay que cumplirlas hasta que son firmes, y lo son cuando contra ellas ya no caben más recursos.

Final: Para que la semana no fuera solo noticiosa dentro del complejo laberinto de las palabras jurídicas, entre tanto, ha hecho aparición la excelentísima señora Presidenta de la Comunidad de Madrid. Doña Isabel Díaz Ayuso, haciendo uso de ese casticismo de corrala al que nos tiene acostumbrados y ¡pásmense! para justificar su tardanza en presentar los presupuestos de 2020 a la Cámara autonómica, ha dicho:

A lo mejor de ministro de Hacienda a partir de enero tenemos a un etarra

Y ya todos contentos.

¿Verdad que relaja los sentidos el lenguaje llano y común de alguno de nuestros políticos? ¿A que actúa como bálsamo sobre la quemadura la expresión sencilla de la presidenta madrileña entre tanto formulismo judicial?

Pues así vine esto: Los asuntos políticos no se ventilan con las palabras propias de la política y las cosas que se ventilan con palabras políticas con demasiada frecuencia sería infinitamente mejor no haberlas escuchado nunca.

(Nota al pie, con palabras más mundanas: ¡FELIZ NAVIDAD!)

Y el dibujo es de mi hermana Maripepa. Claro.

8 respuestas a “Palabras

  1. Muy buenas noticias, en el caso del profugo se demuestra que España manda menos en Europa que pitillo en su casa,de verguenza un señor golpista viviendo como un rey tejero en la carcel ( digo yo por que no estoy muy enterado) y el señor torra que no se preocupe que todos los tontos tienen suerta y el con esa cara de gilipollas que tiene no puede ser listo, ya le echará una mano el tribunal Europeo, la señora Ayuso al contrario que torra tiene cara de espabilada asi que oido cocina que viene el lobo.
    haber si de una jodida vez se compone el gobierno y dejamos de darle comida al enemigo.

    buen domingo. y FELIZ NAVIDAD

    Le gusta a 1 persona

    1. El caso es que entre unos y otros ¡nos van a dar las pascuas!

      Tejero ya salió de la cárcel: recuerda que le han hecho ya un par de homenajes (o tres) y que se pasó por Mingorubio a rendir pleitesía a su caudillo en el re-entierro de noviembre… Cumplió su condena. Todos contentos.

      El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (ya sabes, Gran Sala), la ha liado bastante parda con esta sentencia. No es que no pintemos mucho en Europa (que no pintamos), es que la Justicia es complicada y la situación de los implicados en el procés es más que complicada. Al fin y al cabo son aforados, y, por más que denostemos los privilegios de los parlamentarios, los tienen y hay que hacerlos valer. Son representantes de la voluntad popular y esto es lo más sagrado que hay en una democracia.

      Palabras y palabras porque, por muchos privilegios que tengan, aún les alcanza la acción de la Justicia, así que ya veremos cómo termina todo este embrollo entre los unos y los otros. También Torra recurrirá al TJUE y ahora Puidemont y Comín están a la espera de nuevos pronunciamientos… Un verdadero lío el que tenemos formado en el conflicto catalán (que ya no sabemos si definirlo como de convivencia o de política… ¡cosas!)

      Y de la tal Ayuso… NI HABLAMOS. Respirar odio no es nada bueno. Ella aún no lo sabe porque es jovencita, pero lo aprenderá.

      Feliz Navidad, amigo. Un abrazo muy grande.

      Me gusta

  2. Si, si, pero ya sabes que las palabras las carga el diablo, o ¿eran las armas?, bueno, en los tiempos que corren, casi que da lo mismo.
    Además, como de refranes y casticismo se trata, podríamos gastar otros dos, aquello de “hacerlo y no enmendarlo” lo que e unido a aquello otro de “no dar pie con bola”, nos lleva a donde estamos. Ya el colmo sede la estupidez es haber hecho una consulta a Europa sobre una decisión controvertida (la abogacía delvestsdo a opinaba, lo que a la postre ha dicho el alto – otro palabro- tribunal) y no esperar a que se pronunciará…., una presidenta de corrala o de opereta,…. en fin, que aquí cada uno “hace de su capa un sayo” y los pobres mortales “como pollo sin cabeza”.
    Así que intentemos ser felices por lo menos en estos días de obligado cumplimiento.
    Un abrazo. Feliz Navidad, incluís Bon Nadal (para no pecar)

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Bon Nadal!

      Las armas y las palabras (por lo de la pluma y la espada).

      Y andan todas cargadas de cosas terribles.

      Yo me uno a esto último: Vamos a pasar lo mejor posible estos días de obligado cumplimiento y a ver si en enero nos ponen los reyes una miaja de Gobierno que nos dure un par de años. A partir de ahí… lo que sea, sonará.

      Un abrazo enorme, amigo. Gracias por estar aquí. FELIZ NAVIDAD

      Me gusta

  3. En el affaire Junqueras, el Tribunal europeo no ha hecho sino ratificar a la Junta Electoral Central Española que, tras las elecciones del 26 de mayo lo proclamó candidato electo sin que hubiera ningún recurso en contra, publicándose unas semanas después en el BOE. La chapuza, si la hubo, es hispana, no unioneuropeísta. Que, además, la sentencia del Supremo de octubre se dictara saltándose las normas que rigen para los aforados, eleva a la máxima potencia la metedura de pata político-judicial.

    España es tan diferente que no solo ha quedado como el culo en Europa sino que le ha insuflado más oxígeno al facherío, que ya habrá terminado con todas las reservas peninsulares de cava (español, por supuesto) y hasta puede que el subvencionado de Esperanza Aguirre se acerque al Supremo a besarles los morros a los magistrados.

    (A la señora Ayuso le pondría como penitencia aquella rueda de prensa de Aznar de 1998 diciendo: “Yo he querido que los ciudadanos supieran y tengan muy claro que el Gobierno, y yo personalmente, ha autorizado contactos con el entorno del Movimiento Vasco de Liberación”).

    A pasar tranquilos y familiares días, aguardando que los venideros sean más propicios que los actuales.

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy de acuerdo en que la metedura de pata es de la Justicia española y no de la europea, salvo en que la tardanza en pronunciarse ha ocasionado un jaleo monumental.

      Sostengo que la ‘sedición’ como delito es una figura arcaica y que los condenados no deberían estar en prisión, así como sostengo que un aforado ha de gozar de todas las garantías procesales que se pueda, máxime cuando se trata de actos producidos en el ejercicio de sus funciones como tales, a pesar de la leyenda negra que pesa sobre los ‘privilegios’ de los parlamentarios: no puedo dejar de pensar que un parlamentario es la máxima expresión de la voluntad popular.

      Aún así, también creo que la Justicia Europea debería ser más cuidadosa con las legislaciones internas de los estados (en este caso aún más, pues la normativa electoral es siempre interna) y que la sentencia debía haber resuelto las cuestiones post-procesales que plantea, ello para prevenir el riesgo de entrar en un bucle temporalmente indefinido de cuestiones que dejarán en una indefinición difícil de manejar un asunto que en absoluto es menor.

      Difícil, todo difícil, hasta que llega Ayuso y lo aclara todo: ¡A ver si vamos a llenar esto de etarras…!

      En fin, dejemos que los doctores nos saquen del lío y procuremos que no muchas ‘ayusos’ más gobiernen nuestros pueblos…

      Muchísimas gracias, amigo. Completamente de acuerdo contigo.

      Un fuerte abrazo y… FELIZ NAVIDAD

      Le gusta a 1 persona

  4. A todos los que la presente vieren y entendieren.

    Que casualudad ayer leyendo y leyendo.. justamente sobre lo que comentas de la inmunidad fui a buscar la Constitución para ver si era cierto que ponía que todos los españoles y españolas somos iguales…
    No llegué. ..iba por la tercera página y ya andaba flipando.
    Estoy convencido que todas esas, Arruinadas y Cayetana junto a otros que se autodenominan “constitucionalistas” no se la han leido en su puñetera vida, ni esas tres primeras páginas. Empiezo a estar muy cansado de que me tomen por idiota de forma a tan burda y descarada.
    Leí un hilo en twitter de un profesor de constitucional que había puesto a unos alumnos de primero un ejercicio de diversas propuestas de leyes. Y la mayoría chocaban frontalmente con la Constitución. Así vienen las generaciones.
    Entonces no es de extrañar que el TS haga una pregunta, sin saber la respuesta, algo prohibido absolutamente en derecho. Pero bueno allí siguen loschiquillos, otro suspenso se merecen como esos alumnos de primero, sin dimitir ni nada.
    La Abogacía del Estado, al parecer, tiró por otro lado.
    Los del Tribunal Europeo también para “interpretar” una ley redactada también les cunde a los “diligentes” si vas a llegar tarde mejor te callas.
    Si les hubieran puesto la pena que calculaban los separatistas ya habrían cumplido casi la pena..
    Hay algo que todavía no entiendo. En Bélgica hay un castigo contra la sedición que está desactivada pero no abolida. Solo hay que buscar haciendo la pregunta correcta.
    En cuánto a la Ayuso te lo voy a decir de la forma mas castiza posible.
    Es…imbécil.
    ¿Queda claro?
    El año que viene es bisiesto con cambio de década. No espero nada bueno de el.
    Feliz Navidad orbi et orbe

    Le gusta a 1 persona

    1. La interpretación de la norma en cuestión, como cualquier interpretación, esta sujeta igualmente a interpretación. Es interpretable… y todo el que tenga algo que decir en la cuestión está legitimado para hacerlo. Quién tiene más razón que otro es cuestión igualmente interpretable.

      No me interesa dilucidar quién ha metido la pata (aunque piense que la Justicia española lleva la peor parte). Todo lo que tiene que ver con el procés es un absurdo infinito: desde que un president declare la independencia durante cuatro minutos,hasta que eso termine en una sentencia judicial del Tribunal Supremo alejando el asunto del juez natural.

      Euroórdenes contra-euroórdendes, huidas del Estado, gobiernos en el exilio, suspensiones, inmunidades… Todo es un despropósito mayúsculo, menos Quim Torra, que es una barbaridad.

      Y, para barbaridades… Díaz Ayuso… Y unos pocos más de los que mejor no hablar, profiriendo barbaridades, sembrando odio, haciendo esa política torticera a la que nos tiene acostumbrados la derecha española.

      No, yo tampoco espero mucho del 2020… y, aún así, nos hartaremos de oír y desear felicidad…

      FELIZ NAVIDAD, AMIGO. Gracias, como siempre, por estar aquí.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s