‘Solución final’

Se abre el telón, aparece el tal Echániz, médico de profesión para más inri, diciendo en la tribuna del Congreso de los Diputados cosas tales como que la eutanasia es una forma encubierta de llevar a cabo recortes sanitarios. Entre bambalinas se escucha la voz trémula de Lourdes Méndez, presidenta (además de diputada) de la Plataforma por las Libertades (¡por las libertades!), sollozando ‘que Dios los perdone’ por convertir al Estado ‘en una máquina de matar’ y ‘a los médicos en sus cómplices y verdugos’.

¿Cómo se llama la película?:

¡Solución final!

El debate sobre la regulación de la eutanasia aparece estos días por cuarta vez en el Congreso de los Diputados, ahora con casi todas las posibilidades de salir adelante, pues la proposición de ley está apoyada por 201 diputados del arco parlamentario, esto es, todos menos los integrantes de los grupos PP y Vox.

¿Sobre qué pretenden debatir los 201 diputados que avalan la toma en consideración de la proposición de ley?  Sobre la posibilidad de terminar voluntariamente con el propio sufrimiento. Así lo han visto en Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Canadá y el estado australiano de Victoria. También el suicidio asistido está legalizado en Suiza y varios estados de los EEUU y se admite (o no está penalizado) en Alemania, Austria o Finlandia. Nueva Zelanda y Portugal (este último, pásmense, con la anuencia de la Iglesia Católica) plantean en la actualidad un referéndum sobre su regulación.

¿Por qué? Pues porque el sufrimiento inútil no tiene sentido. Y si el sufrimiento es máximo, aún menos. Porque morir con dignidad es un derecho natural que asiste a los seres humanos, se ponga como se ponga la cristiandad toda. Ahora podríamos seguir argumentando varias páginas, pero estoy seguro de que el avieso lector tiene ya opinión formada sobre el particular y de nada serviría abundar en el asunto.

20200216_001526Y nos topamos aquí de bruces con el atapuerquismo parlamentario de nuestra extrema derecha, que convierte la discusión en un enfrentamiento atroz entre pretendidos temerosos de Dios y sepulcros blanqueados, entre almas que se quieren puras y mercaderes del templo. Se utilizan para ello los argumentos más torticeros: que si los viejos son caros y quieren matarlos, que si los comunistas lo que quieren es resolver lo de las pensiones, que si es la ‘solución final’, que Dios (como a Manuela Carmena) no les va a perdonar nunca…

El resumen: estoy muy malo, me quiero morir, déjeme usted en paz. También podría usted no quererse morir y ¿sabe qué? Que nadie más que su propia naturaleza va a obligarle a ello. Usted decide y el Estado le pondrá los medios que tenga a su alcance, tome la decisión que tome. Esa es la ley.

Y ¿a qué clase de dios clama la señora Méndez (si es que los hubiera de varias clases)? ¿Al que premia el sufrimiento humano? ¿Al dios de los mártires? ¿A ese que culpabiliza al hombre con el pecado original por el hecho de haber nacido y le exige sufrimiento como reparación de su mal? Y todo eso… ¿ahora? ¿Cuando alcanzamos el final del primer cuarto del siglo XXI?

¿Qué les pasa a las derechas en España que se niegan a cualquier avance en los derechos humanos? Divorcio, aborto, dependencia, igualdad, matrimonio, memoria… ¿qué les pasa?

La libre decisión de morir dignamente se normalizará en el mundo, simplemente, porque está en la primera generación de los derechos humanos.

Puede ser que la derecha, la Iglesia Católica, los meapilas, o los fanáticos de cualquier otra creencia, religiosa o no, la retrasen un par de lustros más y, entre tanto, puede ser que a usted no le toque agonizar en la cama de un hospital durante años, deseando poner fin a su vida mientras se debate entre el dolor insoportable, los vómitos y la morfina. O puede que sí.

Morir con dignidad es un derecho.

Asumimos eso o nos consagramos a la doctrina que ha ensayado la presidenta madrileña (en otra de sus inmensas aportaciones al pensamiento). Isabel Díaz Ayuso ha dicho: ‘la muerte no es digna, es muerte’.

…Y tan ancha.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

18 respuestas a “‘Solución final’

  1. Para mi no solo es lo más normal si no que hace años que debería estar legalizada, ahí que ponerse en la piel del que por desgracia piensa en utilizarla para o seguir sufriendo, parece mentira que ese señor médico pueda opinar y decir gilipolleces como dé que queremos los que estamos de acuerdo en quitarnos a los mayores , que esté en política y alguien lo escuche, por mi SI a la eutanasia y a eliminar políticos estupidos.

    Buen día y msñana

    Buen día y mañana LUNES

    Le gusta a 1 persona

    1. No sé si es un discurso moral… No sé si realmente lo piensa (no solo es médico sino que ha sido consejero de Sanidad en Castilla-la Mancha y es experto en gestión sanitaria). No sé si es un discurso económico… O no sé si son tan desaprensivos que, sabiendo que es una necesidad real, la discuten solo por oponerse al Partido Socialista e intentar desgastarlo.

      Parece que bien poco les importa el hecho de que la sociedad lo esté demandando a voces… Parece que le importamos bien poco, en general. Ellos deben tener cubierta, también, esa parte de su sanidad privada…

      Un abrazo. Disfruta de lo que te queda de finde y mañana… ¡al lío!

      ¡GRACIAS!

      Me gusta

  2. Ya tiene gracia el tal Echániz que piense en los recortes, cuando paso por aquí segó muchas vidas, metafóricamente hablando, con su guadaña.
    En fin, lo de siempre, ladrar por no callar.
    Buen día para todos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracia… sí. Tiene gracia.

      El tipo es experto en gestión sanitaria (al menos hizo el máster, si no se lo regalaron como a otros) así que ya debe conocer el impacto que tendría la eutanasia sobre el gasto sanitario. Es pura bazofia. Es puro asco.

      Todo el discurso de la derecha lo es, en realidad. (Iba a decir que sobre este asunto, pero hay pocos asuntos en los que se libre).

      No les importa nada el progreso, ni el bienestar, ni la sociedad a la que supuestamente sirven. Cuando no gobiernan todo lo convierten en mierda. Y cuando gobiernan… también.

      Así somos…

      Gracias, Javier. Encantado de verte por aquí. ¡Ven más!

      Un abrazo fuerte.

      Me gusta

  3. He llegado a la conclusión de que no voy a debatir, rebatir, discutir, opinar , etc etc etc…. de ninguna de las mamarrachadas de esta derecha descocada, porque cuando te pones a nivel imbecil, ellos tienen mas trienios y me ganan.
    Prefiero verles como a los zombies de walking dead, desde la tele.
    Buen domingo y mejor semana!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es una opción francamente saludable, sin duda.

      Pero si nadie les contesta… ¿no camparán por sus respetos por todos los medios de comunicación, redes y papeles sin más consecuencias?

      Yo intentaré seguir poniendo en evidencia sus mamarrachadas… Aunque te envidio.

      ¡Un beso muy fuerte!

      Me gusta

    1. No hay cordura. Esta oposición no va a permitir ni un minuto de progreso. Lo intentarán evitar por todos los medios… Ese es nuestro sino.

      Un beso muy fuerte, Joaquina.

      Me gusta

  4. En alguna parte de la ley pone que es obligatorio, para los tontos y tontas?. De esa forma se entendería, su rechazo, de todas formas a lo mejor se puede poner un pin parental, así por ejemplo los curas y los que la rechazan tendrían todo el derecho a morirse como “dios manda”,es decir entre horribles extertores y sufrimientos, a ser posible totalmente impedido y dándote cuenta de todo de tu dolor y del que causas a tus seres queridos, pero bueno a esos que les jodan, que para eso son integristas.
    Lo de Ayuso no tiene nombre, algún adjetivo si, pero no merece la pena gastarlos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ese pin parental también lo suscribiría yo.

      Un veto para integristas, con el derecho a morirse como les diera la gana.

      Pero ese ya lo tienen… El caso es que no nos obliguen a nosotros a ponernos uno.

      Lo de Ayuso… ella misma es un veto parental.

      ¡Un abrazo enorme!

      Me gusta

  5. Suya es la patria, la bandera y la gloria. Suyos el terreno ibérico, Elcano, la grandeza, las marchas militares, las víctimas de ETA -salvo Eduardo Madina, claro-; los mártires de la guerra civil -los Caídos por Dios y por España, que los otros lucen muy bien en las cunetas-; los privilegios, el pedigrí, el rosario de la Aurora y las apariciones marianas. Suyos los úteros y las conciencias; la divina providencia, el pretérito -incluso el pluscuamperfecto- y los paritorios. Y suyas las vidas ajenas, que para eso tienen la patente de ese diosecillo enfurruñado, mezquino y sociópata.

    Son los pastores mamarrachos de esa unidad de destino en lo universal de la patria -la suya-, florido pensil, banderas al viento, con la cabra de la legión tatuada en el culo.
    (Aquí va un coro de pedorretas).

    Hieden.

    Felicísimo domingo. A disfrutar la semana venidera y hacer con NUESTRA vida lo que creamos conveniente.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es de ellos. Todo es de ellos. Y parecen saberlo… Y nadie ha conseguido demostrar lo contrario hasta la fecha.

      ¿No podríamos declarar nuestro derecho a un progreso ordenado y decente, sin tener que escuchar una y otra vez las excentricidades de este personal?

      Luego, cuando vuelvan a ganar, que lo vuelvan a romper todo (que ya han demostrado que, aunque no todos, se pueden cercenar derechos que se habían logrado).

      Hablar por hablar… no podremos declarar este derecho en esta patria suya.

      Fuerte abrazo, amigo.

      ¡Salud!

      Le gusta a 1 persona

  6. Como he escrito en otro comentario de otra bitácora que también trataba este tema, el profesor Antonio Aramayona, con el que compartí momentos, escribió en el último post antes de dimitir de la vida: “Nada ni nadie puede forzar a enquistarnos en situaciones penosas o indeseadas. Sin embargo, hay personas que intentan impedir que nuestra vida sea una vida buena y una buena vida. Esas personas llevan siglos no dejándonos vivir bien y morir bien. Algunos siguen hablando de dioses, de su laberíntica voluntad, de una supuesta ley natural encorsetada y ajustada a los intereses y delirios de quienes desde hace siglos y siglos quieren al ser humano tan esclavo y reprimido como ellos mismos. Pero nadie está obligado a permanecer en la vida. La vida consiste precisamente en decidir cada segundo, cada día, todos los instantes, qué hago y qué dejo de hacer. La libertad es ni más ni menos que el ejercicio de ese decidir permanentemente. La vida es libertad. Por eso reivindico mi libertad de decidir también cómo vivir y morir“.

    Le gusta a 1 persona

  7. Play me es una canción de Neil Young. Esa canción siempre se me quedará asociada a un episodio de eutanasia de un paciente de ELA.
    Lo escuché en un reportaje de el programa A Vivir que emitió el año pasado, un reportaje buenísimo.
    También recuerdo, esto de hace años, uno que hizo Juan José Millás en EPS, también en otro episodio de eutanasia. Este no se.. mas triste mas frío por su soledad. Aunque en los dos naturalmente quedan solos para que mo puedan pricesar a nadie el de EPS me pareció muy triste pues no había familiares y lo llevó a cabo en la habitación de un hotel.
    Los dos tienen la sordidez de un aborto clandestino.
    El de la radio lo emitieron unos ocho meses después.
    Morir es fácil es un trámite que dura un suspiro.. yo que pasé por ese trance recuerdo que pensaba: no puedo hscerle a mi madre la faena de morir antes que ella.
    En el reportaje de la radio pensaba con la cantidad de libros que me quedan a mí por leer, poniendo el Play me en bucle. Pero claro quien soy yo para juzgar las decisiones que tomen los demás sobre si mismos.
    Te indigna lo que dijo el pànfilo ese; es lógico, pero ante semejante estupidez deberían premiarle con un vacío absoluto.
    O no se..meterle diez años en la cárcel por malversación de fondos públicos (su sueldo).
    Un tipejo, como te han indicado en otro post, que hizo recortes en sanidad con una motosierra, debería tener mas de un muerto en su conciencia, no se merece menos por cínico.
    Ellos son así. Cualquiera que esté frente a allos tiene el no garantizado y el cinismo corrosivo por bandera.
    Tu deja el mensaje que algo queda siempre.
    Ejemplo: ese pedazo de alcalde que tiene Madrid se va a Usera a estrenar un bicimad, y dice que la anterior Alcaldesa los tenía “abandonados sin bicis” . Y así queda el mensaje cuando en realidad no se pudo ampliar porque el mismo puso una demsnda al anterior gobierno por comprar bicimad, que perdió para mas inri.
    Cinismo pata negra, del bueno. El rastro del mensaje queda.
    La eutanasia….. que cada cual tome sus decisiones con una ley muy garantista.
    En Holanda hay gente que en la cincuentena dicen que están cansados de vivir. Quien es nadie para llevarles la contraria.
    Feliz semana.

    Le gusta a 1 persona

    1. Esa es nuestra derecha, sí. Así de leales, así de personas de Estado.

      La muerte es una compañera poco amable del viaje que supone vivir. No hay duda. Entiendo perfectamente que no quisieras hacerle a tu madre la putada de que te sobreviviera. ¡Cómo no!

      Y desde luego que el derecho de pelear por la vida con uñas y dientes es previo a todos los demás. Pero, como bien dices, cada uno tiene que tomar sus propias decisiones sin que nadie las juzgue.

      No le vamos a pedir cordura al PP, ni a Vox. Ni cordura, ni nada.

      Un abrazo, amigo. Gracias por compartirnos esa experiencia dura.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s