Jerarcas, clérigos y reyes

Si usted se pone a hacer memoria y desempolva el álbum del viaje de novios con el que machacó durante meses a sus amigos más allegados, alcanzará con facilidad dos conclusiones, a saber: 1 por qué sus amigos dejaron de frecuentar su compañía, y 2 no, usted no pertenece a una familia real.

Los amigos dejaron de venir por casa porque acabaron hasta los cojones de sus fotos de Punta Cana, en alguna de las cuales aún se percibía el detalle del tocado de la novia visto desde atrás. Y respecto a la segunda conclusión, su viaje no empezó en Jordania con una boda real, ni pasó por Camboya; no se detuvo en las islas Fiji, ni tuvo escala en Samoa y California para acabar en México. No duró noventa, sino quince días; no costó medio millón de euros (ni siquiera de pesetas) y lo pagó con lo que sacó del convite y la subasta de la corbata del novio, en lugar de ser el generoso regalo de su padre, a pachas con un amigo de la familia. Su viaje no fue un secreto de Estado: Se pudo registrar con sus nombres verdaderos en el hotel de ‘todo incluido’ en el que se lo pasó entero. En fin, su viaje de novios fue una puta mierda. Reconózcalo.

Tan cruenta realidad le devolverá de bruces a su día a día, se afirmará en todas las convicciones republicanas que viene acariciando desde la adolescencia y abrirá los diarios electrónicos que aún sirven noticias gratuitamente (veremos cuánto tiempo nos dura este privilegio) para ¡oh fatalidad! toparse con la Iglesia.

Es la era de Internet. Hasta los obispos (los obispados) tienen una página web que alberga enlaces a los más variopintos lugares de la telaraña. Son lugares virtuales, claro está, nada más adecuado para sustentar un pensamiento cuyo reino no está en este mundo. Curioseando algún avieso periodista se encontró, en la página que administra el muy noble, muy leal y muy retrógrado obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, con un enlace al ‘site’ Solo Para Jóvenes. Solo Para Jóvenes centra su intención en la salvación de las almas de los adolescentes (supongo que para fieles de más provecta edad habrá contenidos más profundos en otros lugares del entramado). En su elevada misión aconseja sobre el comportamiento que han de seguir para consolidar el camino a los cielos. Así, sabido como es que la ebullición hormonal de la edad tan temprana constituye el gran peligro para el alma (o, dicho de otro modo, que las ganas de follar a todas horas que se tienen de más joven conducen directamente a las calderas de Pedro Botero si no se controlan debidamente), Solo Para Jóvenes vierte un consejo de gran sabiduría: vestir ‘a la moda pero no provocativas para no ir al infierno’. Dice provocativas y no provocativos, porque comprende la enorme diferencia entre ellos y ellas: que un chico marcando el paquetín con su pantalón ajustado no conduce sino a la melancolía, mientras que una chica con las tetas abalconadas bajo la camiseta y el culo respingón realzado por leggins ‘push up’ de cintura alta, puede llevarte a cualquier lado menos al cielo. (Estoy pensando ahora que para sostener esta afirmación habría que definir ‘cielo’ de manera más precisa).

Cierra la tablet. Su imaginación se desboca. Un rey con su manto de armiño, ceñida la corona sobre sus sienes, da cobijo a un obispo inquisidor que alarga el bajo de las faldas de las muchachas y brama con la voz rota al modo dulcinita ¡penitenciágite! ¡Penitentiam agite!

Entonces abre los ojos. Con la respiración agitada. Usted sabe que algo no va bien, pero no alcanza a dar con la clave porque en la televisión el ministro de Sanidad está hablando de muertos por COVID-19 (la enfermedad), tratando de explicar que el SARS-CoV-2 (el bicho) no se ha marchado a pesar de que se estén desescalando las medidas confinatorias que han detenido su avance.

Sacude la cabeza con incredulidad. En realidad están pasando cosas del siglo XXI. Andamos enfrascados ya de hecho en las postrimerías de su primer cuarto y ¿las más relevantes instituciones que nos rigen siguen ancladas en el XVI? ¿Cómo se compadecen los derechos dinásticos con los derechos humanos? ¿Se pueden seguir heredando las naciones? ¿Son todavía necesarias las referencias al Demonio para castrar las inclinaciones de las personas? ¿Es tan, tan, tan necesario castrarlas?

20200628_012818Aquel sello que el orfebre fabricaba único y el jerarca imprimía sobre el lacre caliente para dar autenticidad a aquello que contenía, ahora se llama certificado digital y se estampa en modo de firma electrónica mediante encriptación de millones de códigos binarios de imposible comprensión para este servidor. El púlpito desde el que se se divulgaba el miedo, hoy se llama Internet y pone (¡prodigio de nuestros días!) el conocimiento al alcance de todos.

Ya está bien de jerarcas, basta de reyes, no hay más vasallos, se acabaron los obispos, los sermones…

Vamos a hacer esto un poco más fácil.

Lleguemos al acuerdo de que el Medievo ha muerto. Vamos a ponernos en serio a construir la sociedad que nos hace falta ahora que parece que tenemos que reinventarlo todo.

A ellos les va así de puta madre. Pero a nosotros no tanto.

El dibujo es de mi hermana Maripepa.

10 respuestas a “Jerarcas, clérigos y reyes

  1. Yo no me puedo quejar de mis recuerdos de la luna de miel , 15 dias en hawai,otros tanto en el caribe,y 30 dias en islas mauricio, y de vuelta me pase por los paraisos fiscales donde tengo depositado mis ahorrillos, panama , islas caiman etc.

    y ahora me despierto, menos mal que pude ir a tenerife con lo que sacamos del convite, y de vuelta para iniciar mi vida de casado un prestamo de caja madrid de 500.000 pesetas pagaderas en 3 años , un poco mas distinto a mi sueño.

    sobre la forma de predicar de el Obispo de Alcala de Henares , no puedo opinar no soy seguidor de su pagina, vamos ni lo voy a intentar, yo perdi mucha credibilidad en esto de los curas desde que de pequeño me hacian salir corriendo una vez avistado el señor cura a besarle el anillo, y ya de mayor no me han animado a ser seguidor.
    Si Jesucristo estaba siempre con los mas necesitados ¿por que la iglesia desde tiempos inmemoriables siempre esta al lado DERECHO del poder? la inquisicion ¿a quien se cargaban? ¿ a los ricos? no hombre a los pobres, ejemplo de buenas practicas los borgia esos si que se lo montaban bien de orgias con viejecitas.
    Bueno pues yo tranquilo no soy jerarca ni clerigo ni rey , o a lo mejor no tenia que estar tan tranquilo.

    Buen domingo caluroso.

    Le gusta a 1 persona

    1. No lo sé, la verdad… No sé si tan tranquilo.

      Pero veo que los recuerdos de tu viaje de novios no te hacen falta para tomar conciencia de que no eres de sangre real: un viaje a Tenerife de 15 días no deja lugar a dudas. Y si, encima, te lo tuviste que pagar tú… Nada, proletario seguro.

      Esto de los obispos es que me tiene muy desconcertado, por eso los sigo tan de cerca. Una organización tan potente y tan poderosa podría tener asesores más cualificados que la introdujeran de alguna manera en el mundo de los vivos. Decir a estas alturas que vestir provocativa te manda al infierno solo denota una falta de conexión con la realidad impropia de nuestros días, además de una inmadurez intelectual que asusta un poco.

      ¿Cuántos se los seguirán creyendo? ¿Serán muchos?

      ¡Qué ganas de acabar con tanta gilipollez!

      Un abrazo enorme, amigo. GRACIAS, como siempre.

      Me gusta

  2. El porta papeles me la jugó.
    Pido disculpas.
    Decía… Que he visto el desierto donde clamas.
    Una cita bíblica como respuesta.
    Sabes que soy de radio 📻 y prensa escrita. Esta mañana escuchaba a una persona desmontando las buenas intenciones de la “nueva normalidad” y como se parecía cada vez mas a la vieja, solo que unos van con mascarilla y otros son los enmascarados de siempre. Esos “patriotas” que apuestan a la baja en bolsa para poder especular.
    El viernes escuché al presidente de la CEOE “amenazando” con llevarse el teletrabajo a un país con una legislación mas laxa, como si no lo hicieran ya. Me contó mi hermana que llamó a atención al cliente de su compañía telefónica y estuvo comentando con la operadora la situación de la pandemia en… Colombia.
    Este fulano, que cobra 350.000 euros al año, por decir eso me recordó a mi antiguo jefe, Presidente de un Colegio Profesional, con tanta o mayor influencia en la sociedad, la actividad profesional de nuestro Colegio influye directamente en el bienestar de las personas.
    Mi jefe cobraba una cantidad ridícula, absurda, no llegaba ni a testimonial. Sin embargo era un gran jefe, escuchaba a todo el mundo y no le imagino soltando amenazas de matón de barrio como ese fulano.
    Para llegar a cumplir tu clamor necesitarás o necesitaremos 46 ministras de Trabajo para enfrentarse a semejantes tiburones.
    Reitero las disculpas
    Feliz ☺ domingo, abrazos

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias! Lo que habías publicado nos sabía a poco…

      Completamente de acuerdo en lo de la ministra de Trabajo (potentísima mujer) y en lo del presidente de la CEOE… también.

      Hay gente tan buena en el escenario que da mucha pena verlos siempre actuando en papeles secundarios (no es el caso de la ministra, que lo hace fantásticamente en un papel principal).

      La nueva normalidad (nueva o normalidad, la propia frase es una contradicción en sus términos) nos tiene que brindar la ocasión de reinventarnos o, al menos (por si reinventarnos no estuviera dentro del acervo de nuestras posibilidades) de tomar conciencia clara de quiénes queremos ser y quiénes no.

      Solo ese puede ser el principio. Luego nos harán falta las 46 ministras, pero estoy seguro de que sabríamos encontrarlas.

      Muchísimas gracias, amigo. Un placer leerte; como siempre. Un abrazo fuerte.

      Me gusta

  3. PD Ese obispo de Alcalá de Henares tenia o tiene acogido a un “padre” retirado o condenado por pederasta. No se yo si será el CM de esa página. En pecar tiene experiencia de sobra,

    Que día llevo, gajes de andar por la calle.

    Le gusta a 1 persona

  4. Por eso yo dejé de ser monárquico cuando murió Grace Kelly y católico cuando el padre rector del colegio nos amenazaba con el fuego eterno por masturbarnos y nos llamaba “filomarxistas” a los 8 años, que yo creía que se metía con mi madre.
    Estos estamentos están trasnochados, ya no quedan varones, ni infanzones o al menos no salen por ahí con el escudo heráldico. Siervos de la gleba parece que si quedan al menos para ellos.
    Tontos sí, de esos los que quieras, vengan del estamento que quieras.
    Los tiempos están cambiando, lo malo es que no sabemos pa dónde.

    Me gusta

    1. Y lo peor es saber, como sabemos, que todo lo que pasa solo, pasa para mal.

      ¿Habrá filomarxistas de 8? Seguro que los hay, porque los padres rectores tienen muchos conocimientos, pero ¿dónde andarán?

      Todavía no llego a intuir para dónde vienen cambiando los tiempos. Sé, eso sí, quienes los están haciendo cambiar, y mucho me temo que no será para ofrecernos mejor sanidad y más servicios públicos, sino más bien para lograr más prebendas y menos compromisos con la sociedad que los enriquece.

      No me gusta. Joder… no me gusta.

      GRACIAS, MIGUEL ÁNGEL… Voy para allá, que se nos queda el whisky sin beber y eso da mucho dolor de estómago.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s