Dos mil años de ilusiones

  • 2022 y van para 23
  • Qué pesadez, ¿no?
  • ¿Qué tal se te ha dado a ti?
  • Normal, un enganchón con los del 17, como todos los años y mi camello que se ha comido al pequeño de los del 4º A.
  • ¿Crees que lo echarán de menos?
  • Entre tanta cosa, seguro que no. Además tenían un muñeco muy parecido para la mediana.
  • Baltasar, además de negro eres imbécil. ¿Cómo no van a echar de menos a un chiquillo?
  • Pero si de verdad que era muy poquita cosa…
  • Es lo mismo, negro de los cojones, se los quiere igual.
  • Más sufrió nuestro señor en la Cruz.
  • Ya, pero no se le comió un camello a ningún niño.
  • Pero a su hijo lo mataron los romanos, con vinagre y eso, y clavado en la cruz.
  • Melchor, te pones como una hidra por menos de nada, deja a Baltasar en paz, que bastante tiene con lo que tiene.
  • ¡Pero qué hidra ni qué niño muerto (nunca mejor dicho)! ¿Es que no veis que nos van a poner a caer de un camello en las redes sociales?
  • Que no, hombre que no, que de esto no se entera nadie. Si no se van a dar ni cuenta…
  • De todas maneras para el año que viene tenemos que tener más cuidado con los camellos, que ya veis que los carga el Diablo.
  • Lo que ha debido cargar el Diablo ha sido el Winchester de repetición que le he dejado a la mayorcita de la calle Ponzano, Que ya he oído los tiros apenas me alejaba.
  • ¿Un Winchester de repetición?
  • A ver que querías que hiciera: me había pedido un kalashnikov y los tenían todos Gaspar en Ucrania, pues un Winchester, que al fin y al cabo es un clásico.
  • Y ¿desde cuándo regalamos armas de fuego a los niños? ¿Eso no lo hace el gordo Noel en Oio y por ahí?
  • Pues empezamos con el mayorcito de Muamar el Gadafi, y hasta nuestros días.
  • Pues no sé yo si no teníamos que empezar a cortarnos un poco.
  • Claro, Gaspar, tú lo que quieres es guardarlas todas para tu guerrita con Rusia, pero no va así, ¿eh?, las armas son de todos.
  • ¡No te estoy diciendo, Baltasar, que además de negro eres idiota! ¡Que no hay que regalar armas a los niños, ni a las personas mayores! ¡Que eso hace mucho mal!
  • (Puto blanco caucásico…)
  • ¿Qué has dicho, Baltasar?
  • Nada, nada; que tú venga a dejar burkas a las mujeres de Afganistán, que encima no son de tu cuerda, y luego te pones estupendo por un Winchester de nada para un niño bien europeo.
  • ¿Ves como no tienes ni idea? ahora lo que se está llevando es el Hiyab.
  • Halaaa, que moderado te has vuelto, Mel-chor-ce-te.
  • Claro, es que como los negros no tenéis cultura, decís lo que os da la gana. ¡Y no me hables así, que soy un rey!
  • Que haya paz, entre sus majestades, que no hay para tanto. Estás equivocado, Melchor, los negros estudian ya en pupitres en casi todas partes, lo de las ramas ya quedó atrás. Y si Baltasar quiere regalar Winchester, pues que los regale. Y tú, Baltasar, no seas obstinado, que si Melchor sigue con la cosa del Hiyab, sus razones tendrá. Eso sí, los kalashnikov me los guardáis hasta que arreglemos esto de Ucrania, que al final ya veréis como se lía.
  • Majestades, estoy deseando jubilarme de una vez. ¡Llevamos 20 siglos haciendo lo mismo y esto ya no hay quien lo aguante! Ahora los niños piden cosas imposibles… ¿Alguien sabe lo que es un kit de consola Atari Punk de Rakit? Le he dejado una muñeca chochona, pero seguro que no era eso. Ya veréis que por tanto abusar terminamos tirándonos los trastos a la cabeza…
  • ¡Con lo bonita que fue aquella primera vez, en el portal, con el buey, la mula, los pastorcillos, su caganer, el bebé aquél tan mono, su mamá tan virginal…!
  • ¿Es que eso pasó?
  • ¡Coño, la vez del cometa!
  • Tú llevabas oro, yo incienso y Baltasar mirra.
  • Nada, chico, que no me acuerdo ¿y ese chiquillo no hubiera preferido una Play Station 5?
  • Pues no sé.
  • A lo mejor ni pasó.

El dibujo es de mi hermana Maripepa


6 respuestas a “Dos mil años de ilusiones

  1. En efecto, esti se les ha ido de las manos. Se nos ha ido de las manos.
    No vale ya como excusa ni la ilusión. Estamos desbocado. Regalar algo al otro lo hemos transformado en un fin en si mismo, en una justificación para nuestra desgana, nuestra apatía, nuestra negación del otro durante todo el resto del año.
    No me extraña tu caricatura de Reyes Magos, llegada una edad, lo peor es descubrir que ya no se sabe para que sirve uno o una.
    Están como tantos, sobrepasados.
    Bueno queda un año entero para recuperarnos y volver a afrontar estas fiestas.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Es que dos mil años es muchísimo tiempo.

      No me imagino tres testas coronadas, en camello (¡qué antiguo!) repartiendo nada por ningún lado sin haber acabado hasta los cojones los unos de los otros.

      Tampoco entiendo bien el despliegue que ocasionan ¿Tanta ilusión? ¡Venga ya! Mi nieto de 11 lo sabe desde los 6 y se calla como un puta por no romper nada… más bien porque no se le acabe el chollo.

      Opulencia. Y nosotros tan tranquilos.

      Un abrazo muy fuerte y ¡¡¡FELICES REYES!!!

      Le gusta a 1 persona

  2. Esa ilusion no se nos puede perder ,por que aunque es posible que no fuese así la satisfacion de ver la cara de tus hijos o nietos (como es tu caso y no muy tarde el mio) es muy grande, ver como de verdad se acuestan antes y les ponen antes de acostarse a los reyes los polvorones y el agua para los camellos ( que digo yo los camellos tambien pasan a los salones de las casas ? ) , luego vas tu te comes algun polvoron y te bebes el agua , y cuando se levantan muy temprano ven el envoltorio del polvoron y el vaso sin agua la cara que ponen vale todo el oro el incienso y la mirra.
    Este año por desgracia en marchena esa ilusion se ha jodido con el desgraciado accidente, descanse en paz esa señora que ha fallecido y el resto de personas que acompañaban a hijos o nietos a disfrutar de la llegada de los Reyes Magos.

    Otros Reyes si embargo no son tan magicos aunque hacen juegos de magia
    pero eso no nos dan tanta ilusion.

    Buen domingo lluvioso en algunos lados menos aqui.

    Le gusta a 1 persona

    1. La ilusión no es tan fácil de mantener, ni con hijos, ni con nietos, ni prácticamente con nadie. Ese es el milagro que se opera cada año desde Oriente, aunque el Oriente esté tan devastado.

      Ellos son los reyes (aunque a veces un tractor pierda los nervios -y la dirección-).

      Y nosotros aquellos pajes con los que hacemos acostarse a los niños para verlos despertar… aunque no seamos ni vayamos a ser nunca pajes reales.

      Feliz fin de fiesta. Ya pasó todo.

      Fuerte abrazo.

      Me gusta

  3. Jajajajajajajajaja. Me parto, jajajajaja. Ya el dibujo por sí solo … Jajajajajaja.
    Me encanta. Hoy no voy a dejar más comentario que este, no quiero estropear nada. Hasta los temas más serios, los problemas más graves pueden verse con humor, buen humor. Y, ya ves, así, a lo tonto, ponemos la guinda a las fiestas y parece que empieza mejor el año. Ojalá sea una señal y el amenazante 23 (viene bien cargadito) sea un valle de sonrisas, que de lágrimas vamos sobrados (cargados de ellas vinieron los 3 anteriores).
    Gracias, Justo.
    Gracias, Maripepa.
    Una sonrisa para todos los que piensan por aquí (esto me gustó tanto que lo repetiré mil veces)

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti, sinmote.

      Hace falta reírse un poco de todo, sobre todo de lo que, en realidad, tiene tanta gracia, a poco que lo mires con cierto sentido del humor.

      El año, como bien dices, ya nos traerá ocasiones para todo lo contrario. Y por pocas pistas que nos de, también nos reiremos. Aunque sea de nosotros mismos por soportar lo que soportamos.

      Gracias otra vez a ti. Y un abrazo fuerte.

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s