Hablar por hablar

—He leído en El Mundo que la Ayuso se arregla el pelo ella sola. Y eso que su marido es peluquero.

—Qué sencilla.

—Sí. Y que tiene un fondo de armario que para qué.

—Ganará bien. Y como sale tanto en la tele…

—Los políticos ya se sabe.

—¡Toma! Y las políticas.

—Pues como lo de Trump.

—¿Qué le pasa a Trump?

—Que está de albañiles en su mansión de Palm Beach. Con los baños, ya sabes.

—O sea, que ya le han dicho que se muda.

—Parece, sí.

—Pero este era rico ya de antes, ¿no?

—¡Tiene una tower!

—Pues bien ganado que se lo tendría el hombre.

—Se dicen cosas… no creas.

—¿Malas?

—Como que tiene unos asuntillos judiciales que le van a joder un poco la vida cuando salga de la Casa Blanca.

—Pobre. Y la Melania, tan mona, que le va a dar puerta en cuanto ya no mande.

—Sí. Es como que les da mala suerte salir de los sitios. Mira al emérito, con lo campechano que era.

—Chiquilla, ¡lo que me gustaba a mí ese hombre! ¡Y tan campechano!

—Pues que estaba forradísimo a la chita callando.

—Es que no es un hombre como los demás.

Diálogo entre ventanas

—Pues claro que no. Este era altísimo.

—Y en todos los sentidos.

—Majestad serenísima, no te digo más.

—¿Serenísima?

—¡Como lo oyes!

—¡Qué hombretón!

—Y lo rico que se hizo, Dios sabe cómo. 

—Y luego las mujeres.

—¡Princesas!

—¡Y todo!

—Chica, qué clase. Pero oye, que es dejar los carguitos y se les complica la vida una cosa malísima.

—Porque a este los comunistas le quieren mal.

—Bueno y los de Hacienda.

—¿También?

—También. Ahora que quieren que pague impuestos como los demás.

—¿Como qué ‘demás’?

—Pues hija, como tú, como yo.

—¡Ah no! Eso sí que no. El rey no es como los demás.

—¿Verdad?

—¡Y tanto! Hasta la Ayuso lo ha dicho, con ese peinado suyo particular.

—Pero es tan mona.

—Para mí que ha engordado.

—Los cargos, hija mía, los cargos.

—Resultona.

—Sí. Y que habla como los ángeles del cielo.

—Mucha cosa no dice.

—Pero quiere a los madrileños y lucha por su libertad.

—Porque los madrileños… ¿es que no eran ya libres?

—Muy poco. Muy poco libres.

—¡Pobres!

—Sí.

—Esto es que es como una dictadura.

—Ya te digo. Bolivariana.

—¿Y eso qué es lo que es?

—Pues de Bolívar.

—¿El libertador?

—Ese.

—¡Se han hecho un lío!

—Y yo.  Pero te advierto que son todos iguales. Unos picaflores.

—El emérito, sí. ¿Bolívar también?

—Ese ni idea, pero ahí tienes a Galdós.

—¿El de los billetes de mil?

—Ese. Mucho celebrar el año, el año, y ahí le tienes diciéndole a la Pardo Bazán que estaba deseando comerle los pechos.

—¿Eso le decía?

—Cartas y cartas que le mandaba ¡mientras escribía Los episodios nacionales! Y ella bien casada que estaba.

—¡Qué zorrón! ¡Ya veo quién andaba por ‘Los pazos de Ulloa’!

—Será por el de Meirás.

—¿Pero ese no era de Franco?

—Eso es lo que hubieran querido los nietos. Pero ya se largan. Le dicen a eso expoliar.

—Y ¿nos dejábamos expoliar?

—¡Pues claro!

—¡Qué gracioso! Y vaya con don Benito. ¡Hombres! Y si no lo de Simón.

—¿Bolívar?

—El otro.

—¿El de la tele? Ese sí que necesita un peluquero en casa.

—¡Vamos! Que me tiene a España en la cola de Europa.

—Mujer, ya no.

—¡Qué sí! ¡Que teníamos que estar copiando a los alemanes!

—Que no…

—¡Hombre que no! Los más contagiosos que somos.

—Que no… que ahora va al revés.

—¿Ah sí?

—Sí.

—¿Vamos los primeros?

—Los primeritos: los menos contagiosos.

—Y entonces ¿Alemania?

—Los últimos.

—¡Qué vueltas da la vida!

—¡Y que lo digas!

—Pues eso no lo he oído.

—Se dice menos.

—¿No estamos contentos?

—Se ve que no tanto.

—Pues eso es muy feo.

—Pues si quieres fusilamos a 26 millones de hijos de puta.

—Mari, ¡que lengua!

—No lo he dicho yo, lo dice un general.

—Debe ser uno muy bruto.

—Un general muy bruto, sí.

—Por Dios, por Dios, que no lo oigan los niños.

—¡… Ni los mayores!

El dibujo es de mi hermana Maripepa


20 respuestas a “Hablar por hablar

    1. La fuente de información más segura… ¡Qué duda cabe!

      Parece que el fútbol de pago está dejando un gran vacío en nuestras vidas.

      ¡Un abrazo muy grande!

      Me gusta

  1. un comentario tan real ( no por lo del Rey) como la vida misma, una conversacion pura de cualquer vecino o vecina sea en balcon o en la mesa de un bar, la señora Ayuso es una muchacha muy valida que la quieren mucho los madrileños ( solo los votantes del PP) por su labor libertadora.

    Su majestad, mi tocayo Juan Carlos ha sabido montarselo bien durante todo su mandato vivio de puta madre y ahora en la jubilacion se supera, ¿que a hecho cosas buenas? , seguro, que ha disfrutado mucho mas, que cosas buenas a hecho tambien seguro, ¿ que habriamos hecho los demas? cualquiera sabe.
    en el terma de la jodienda ya se sabe no tiene enmienda, el Rey lo sabiamos todos, sus aventuras principescas y otras no tanto, pero el señor Galdos con esa cara tan seria no le pega, claro no nos podemos regir por la cara , por que donde menos se espera salta la liebre.

    buen domingo

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡… Donde menos te lo esperas!

      Charlando de la vida y sin entender nada de nada. Como todos. El aluvión de noticias sin sentido que nos van entrado por el móvil, por la tele, por la radio… y nosotros a lo nuestro, encogiéndonos de hombros.

      Que dice la Ayuso que los madrileños no tienen libertad… pues no la tendrán; que el rey emérito era un chorizo impenitente… pues sí que lo sería; que ya no somos el país a la cola de Europa, sino todo lo contrario, pues el PP se va de vacaciones y aquí paz y después gloria…

      Y la vida sigue. Y nosotros a pensar en lo que es un allegado para ver cómo nos organizamos las fiestas, que, de todo lo que ha pasado estos días, es lo único que nos importa en realidad…

      Todo lo demás, por bárbaro que sea, nos ha dejado de interesar… y ¡no me extraña!

      Un abrazo enorme, amigo. Vamos a por las últimas semanas del año, a ver qué tal se nos da terminarlo.

      Me gusta

  2. Cuando te leo en plan dialoguitos me sube la bilirrubina.
    Te has dejado atrás el tweet de Casado «congratulandose»por el desbloqueo de los presupuestos europeos. También ha pedido una autoridad «independiente» para «administrar los ciento cuarenta mil millones de pavos.
    Creo que Rato, Álvarez Cascos, Trillo y el marido de la directora de la oficina antifraude de Rajoy (no sé cómo se llama) andan ociosos.
    Estoy leyendo Yo el Rey, mira que tengo libros pendientes; no aprendo.
    Feliz domingo.
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Es la curiosidad morbosa!

      Ahora no sé si la bilirrubina te sube para bien o para mal, pero me ha parecido la única manera de mostrar mi extrañeza por la pasividad que produce el cúmulo de cosas con la que nos atacan todos los días.

      Menos mal que Galdós vino a sacarnos del tedio con sus cartas a doña Emilia… Por fin algo de realidad en nuestras vidas, aunque haya que circunscribirla al principio del siglo pasado.

      ¡Fortísimo abrazo, Javier!

      Me gusta

  3. Nada como el Espíritu de la Corrala para tener una visión actualizada de lo que acontece, ahora que las barras de bar han perdido su función de ágoras del populacho y los circuitos de petanca de los parques están vacíos de abuelos tertulianos. Qué pena, con lo que da de sí doña Isabel de los Madrles soltando unos pedruscos neofilosóficos que dejan arrinconadas todas las Escuelas de Pensamiento que en el mundo han sido. Bendita sea la madre que la parió y bienaventuradas las luminarias que alumbran ese cerebro isabelino que, de tan colmado, le sale por la boca. Y pensar que hay un Club de la Comedia televisivo condenado al fracaso desde que el Telediario y las Redes Sociales han entronizado a la Reina de las Mamarrachadas…

    A terminar bien el domingo y empezar todavía mejor la semana.

    Cordialidades.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Coño!

      Se me ha olvidado, ahora que mencionas su pensamiento filosófico, este que anunciaba el inicio de nuestra civilización con el nacimiento de Cristo. Hacía rato que no lloraba de risa… ¡Le debemos tanto!

      Pero es como dices: sin la barra de los bares ni los campos de petanca, nuestros think tanks se han agotado.

      ¡… Siempre nos quedarán las corralas (si es que este urbanismo de pareados no acaba también con la convivencia entre vecinos)!

      Un abrazo fuerte, amigo.

      Le gusta a 1 persona

      1. Jajajaja… ¿Lo preguntas en serio…? Esta mujer, afecta al despropósito, parece la protagonista más adecuada de una de aquellas obras bufonescas y chabacanas de antaño englobadas en el género teatral del disparate sin freno que se llamó astracanada…

        Me gusta

  4. 😂😂😂😂 Volver al patio de vecinos, sacar las sillas a las aceras y hacer «meriendacena» en la calle, repasar la vida, la de verdad, no la que nos cuentan, sacar nuestras propias conclusiones, poder volver a sentir que la libertad de expresión es del pueblo y que las informaciones las tenemos que digerir nosotros y no que nos las den, en el pico, ya digeridas, con todas sus babas y sus ácidos estomacales… En fin, recuperar el sentido y poder reírnos de este teatrillo, de esta suerte de «sombrero de tres picos», en que se han empeñado que vivamos.
    Personajes de comedia bufa nos distraen, (no en el sentido lúdico, ya que apenas nos sale la risa) , y nos aparcan, nos insultan la inteligencia y nos engañan como el corregidor al molinero en el viejo romance castellano.
    A ver si hay suerte (ya no cabe otra cosa) y, también como en el romance, la vida les da su merecido.

    Le gusta a 1 persona

    1. Esa breva no caerá… Nadie les dará su merecido, porque ni eso merecen.

      Vamos al patio de vecinos a descojonarnos ‘inter nos’ y dejémosles que se desgañiten explicando lo que es un allegado.

      A mí me importa un huevo… Yo sé quienes sois los míos. Y sé quién es Ayuso y Trump y hasta Bolsonaro, si me apuras. No necesito a Vallés para que me lo explique.

      ¿Sabes? tengo la impresión de que tanto como se intoxica ha generado anticuerpos y a la peña ya le importa todo un huevo con tal de que siga subiendo el salario mínimo y la dignidad de las personas se pueda ir recuperando.

      Todo lo demás son ayusadas a las que ya nadie está atento.

      Con un poco de suerte (es cierto, ya no hay otra) viviremos un año más para contarlo. Y nos lo contaremos entre nosotros.

      Ya sabemos cómo hacerlo.

      UN ABRAZO FORTÍSIMO

      Me gusta

  5. Justo, me recuerdas a la vieja del visillo espiando a las vecinas. Ja, ja, ja…

    Estas dos buenas señoras le han dado un buen repaso a la crónica semanal: Ayuso, Trump y Melania, el Rey, las princesas, Franco y su Pazo, Bolívar, Simón (el otro) y los 26 millones de hijos de puta.

    Solo les ha faltado en la crónica de la semana, al hablar de dictaduras bolivarianas, nombrar a ese gran estadista llamado Zapatero y su magnífica labor a favor de esa gran democracia llamada Venezuela.

    El próximo domingo… hablaremos del gobierno.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Celebro recordarte (yo con más barriga) a tan célebre señora. Yo mismo cada día me encuentro más similitudes.

      De José Luis Rodríguez Zapatero no me había propuesto hablar hoy pero, ya que me lo mientas, recodaré a mi lúcida audiencia la opinión que sostengo de haber tenido en él al mejor presidente del Gobierno de la democracia y, sin ninguna duda, al mejor expresidente, como así lo pone de manifiesto lo MAL que, salvo el bueno de Calvo Sotelo, ya difunto, lo están llevando los demás.

      Respecto a Venezuela, me asombra tu comentario.

      A Venezuela no advierto que le pase nada distinto de lo que sucede el la práctica totalidad de los países de la región. Nada salvo una cosa: los muchachos y muchachas de Podemos trabajaron para ellos.

      Se denosta permanentemente a Venezuela para insultar a Podemos. Por ninguna otra cosa que la distinga de los países de su entorno. Y ¿también tú en ese juego?

      Respecto a las opiniones que suscita su último proceso electoral, permíteme que esté, a priori, más de acuerdo con Rodríguez Zapatero que con Pablo Casado. ¿A ti no te pasa?

      Un abrazo enorme, amigo. Charlaremos sobre Zapatero, sobre Maduro y sobre Podemos: estoy seguro de poder llegar a interesantísimas conclusiones.

      Me gusta

  6. La gente escucha las noticias y se creen todo lo que su medio informátivo favorito les cuenta..
    Como decía Albert Einstein, creer es más fácil que pensar, he ahi por que hay tantos creyentes.
    Me encantan los dibujos de Pepa, son Pepa.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  7. ¡Perdón, perdón, perdón, perdón!

    No me había dado cuenta de que deje tu comentario sin contestar. Creí haberlo hecho pero, o la tecnología o mi forma torpísima de manejarla me jugó una mala pasada.

    Tienes razón (Einstein y tú) ¡Por eso hay tanto creyente!

    Los dibujos de Pepa… tal cual, son Pepa.

    No vamos a tener más remedio que cocernos a cervezas cuando nos veamos. Mucho que contarnos.

    Un beso muy fuerte.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s