Dos niñas

Lo llaman violencia vicaria.

Se ejerce para causar el dolor más profundo. Infinitamente más intenso que el dolor físico. Un dolor que no se puede explicar: todo el dolor del mundo. Se inflige sobre quien más se ama. Esta vez, sobre tus hijas. Supongo que es la más sofisticada y sádica manifestación del ejercicio de la violencia machista.

Es extrema. Produce un dolor insoportable. Lo sabe él.

La infancia.

Se juntan tantas sensaciones, tantas repulsiones, tanto asco, tanta pena, que no es fácil hablar racionalmente de esto sin recurrir a la indignidad de intentar hacer el relato que más pena dé, que más odio provoque.

Ya se ha dicho ‘lacra de la sociedad’, se ha dicho ‘pandemia mundial’, se ha dicho ‘horror’, se ha dicho ‘pánico’. Incluso nos hemos hecho la ilusión de que estamos unánimemente de acuerdo en que es algo a erradicar para siempre.

Pero no. Ni siquiera eso es cierto.

Persiste entre nosotros, camuflado de esa suerte de equidistancia que lo enturbia todo, el sentimiento de que “no hay que enseñar a respetar a un gay, sino a respetar a todos”, que “no se enseña a no pegar a un negro, sino a no pegar a nadie”, que “no se enseña a un niño a no maltratar a una mujer, sino a no maltratar”.  El problema es, dicen, de aquel que quiere “diferenciar los respetos”. El mismo imbécil que publicó esta anormalidad en su muro de Facebook, puso después una vela blanca en señal de emocionado recuerdo de Olivia, y seguro que pondrá otra por Anna (cuando aparezca su cuerpo muerto), a la vez que inicia su campaña personal a favor de la venganza en forma cadena perpetua (o de la pena de muerte).

Vamos a ver, imbécil, sí: sí hay que enseñar a respetar a un gay, porque la homofobia da puto asco. Sí hay que decirle a los niños que no se pega a los negros, porque el racismo da puto asco, sí hay que enseñar que no se maltrata a una mujer, porque la violencia machista da puto asco. Sí hay que diferenciar los ‘respetos’, porque los problemas enormes que esta sociedad todavía esconde están donde están aunque tú te empeñes en camuflarlos. Cállate la puta boca, deja de intoxicar, lee un poco más y vete a tomar por culo: ese valor tuyo de la ‘equidad’, esa negación de la violencia, mata.

¡Cuidado con las equidistancias! Es el mismo discurso que Vox acaba de emplear para votar no a la Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia, una de las más avanzadas del mundo que, entre otras muchas cosas, se cuida de proteger a los menores que padecen situaciones de violencia machista (¿verdad que sabemos a quién se refiere?). 268 votos a favor, 57 en contra y 16 abstenciones. Vox y el PNV la votaron en contra. El PNV por una cuestión de invasión competencial, Vox porque sabe que es dentro de la familia donde los niños están verdaderamente protegidos, fuera de las influencias de rojos y comunistas pro-etarras bolivarianos. Las abstenciones fueron de EH-Bildu, JuntsxCat, PDeCAT y Navarra Suma. Todos ellos, también el PNV, se ve, están demasiado preocupados por proteger el acervo de sus competencias como para pararse a pensar en Olivia y en Anna.

Vox representa en el Congreso de los Diputados el sentir de 3 640 063 votantes con los que ha obtenido 52 diputados. Es la tercera fuerza política de nuestro país, por el momento. Hoy, rigurosamente hoy, lidera a la derecha española en la plaza de Colón (Madrid). Y niega que exista la violencia machista.

¿De verdad piensa que estamos a salvo?

Laura Plaza de la Flor (Flora) de 82 años, en el Puente de Vallecas, Madrid, Conchi González de 56 años en Sestao, Alicia P. de 51 años en Majadahonda, Mari Carmen M. V. de 46 años en Torrejón de Ardoz, María Cruz de 48 años en El Molar, Jordina Martínez P. de 34 años en Manresa, Paula M. M. de 36 años en Mansilla de las Mulas, Pilar, de 50 años en La Bisbal del Penedès, María Soledad Moreno Parra de 60 años en Sagunto, Warda Ouchene de 28 años en Sa Pobla, Betty de 52 años en Creixell, Lucía Dotto Domingues de 42 años en Corbera de Llobregat, María Teresa Aladro Calvo de 48 años en Laviana, Katia Carolina A.B. de 35 años en Zaragoza, Nicoleta Clara de 41 años en Alovera, Alla Bukanocova de 48 años en Porqueres, Katherine de 58 años en Pozuelo de Alarcón, una mujer no conocida de 41 años en Valladolid, Elena Livigni de21 años en Ibiza, Rocío Caíz Pozo de 17 años en Estepa, Cristina N. T. de 33 años en Oza-Cesuras, Benita Corral Madrid de 57 años en Linares, Ana Elena G. F. de 29 años en Albolote, Ana Balboa de 22 años en Velle, R.L.A.B., 63 años en Ponferrada, otra mujer desconocida de 94 años en Badia del Vallés, Antonia de 80 años en Madrid, Teresa de 91 años en Tarragona, Josefina E. P. de 85 años en Las Palmas de Gran Canaria, aún otra mujer desconocida de 77 años en Onda, Josefa (Pepita) de 82 años, en La Laguna,  Isabel de 11 años en El Molar, Aintzane Pujana de 32 años en Aizarnazabal,  Florina Gogos, 19 años en Albal, Margarita de 96 años en Calella, Inmaculada Nzang Mba Oyana de 43 años en Roquetas del Mar, Yanina de 20 años en Cembranos, Mohamed K. de 7 años en Sa Pobla, Olivia Gimeno Zimmerman, de 6 años en Güimar, y Anna Gimeno Zimmerman de 3 años, que también la esperamos en Güimar… ¿Se le ha hecho largo?

Todas ellas, no estuvieron a salvo.

El dibujo aterrador es de mi hermana Maripepa


13 respuestas a “Dos niñas

  1. Hoy volvemos a estar totalmente de acuerdo, en todo , seguramente el algo que voy a decir quizas no tanto, pena de muerte automatica (si es que el bicho no se ha suicidado) automatica y sin perdida de tiempo y que esa pena de muerte se publique en todos los paises, que se sepa que volvemos a la ley del talion ojo por ojo y diente por diente o mejor el que a hierro mata a hierro muere, ( claro hay muchos homicidios involuntarios que esos no entran en mi sentencia) mientras no sea así no conseguiremos erradicar si no total ( por que siempre ahi locos ) si en gran parte esa violencia machista , pero nos ponemos a decir gilipolleces de que si no, nos igualmos a ellos, que no vamos a ser iguales, que le tenemos que dar una oportunidad de reinsercion y no se cuantas memeces mas , que NOO, que no nos igualamos solo pagan su delito y punto, basta ya de tanta estupidez y tanta compasion ¿ de quien ? ¿de un hijo de puta como ese que se ceba matando a dos criaturas? o aquel otro hijodeputa que esta en la carcel por matar a una persona, le dan permiso por buena conducta y mata a la profesora ? que no que un cabron que mata, siendo muy benevolo que se pudra en la carcel y por que no tenemos galeras pero si piedra para picar que tenemos necesidad de zahorra y esos señores jueces que determinan que este señor puede salir a disfrutar libertad un fin de semana ¿ que le diran a los padres de esa profesora? como dijo trillo ¡¡ manda cojones¡¡

    y que quede bien claro que no soy de VOX.

    Buen domingo caluroso

    Le gusta a 1 persona

    1. Nonononono

      No nos pondremos de acuerdo en ese punto. Ni siquiera creo que un endurecimiento de las penas evitara nada.

      La violencia machista (en esto sí que coincidimos; es violencia machista), no se erradicará encarcelando ni ejecutando. El que mata ya sabe que la pena es dura, suficientemente dura, y eso no le quita la idea.

      Es la sociedad la que tiene que repudiar definitivamente el maltrato. Sin justificarlo, sin camuflarlo entre otras formas de violencia.

      No es venganza lo que andamos buscando, por mucha ira que nos produzca pensar en el hijoputa que ha sido capaz de asesinar a sus dos hijas, no e justicia. Es algo anterior y más básico: es que cada uno de nosotros, íntimamente, denostemos, denunciemos, evitemos, ataquemos esos comportamientos que conocemos y que, en una buena parte de los casos, justificamos.

      No es pena de muerte. Esa ya la lleva encima la madre de las criaturas. Es firmeza. Y no la hemos conseguido.

      No. Hoy tocaba solo estar de acuerdo en parte… pero ya llevábamos muchos días de acuerdo…

      UN ABRAZO FUERTE. ¡A LA SIEGA!

      Me gusta

  2. La pena de muerte… La verdadera pena que no se curará es, la de esa madre. Ponerse a gritar como locos por las condenas no va a solucionar nada. La educación, el lenguaje y la actitud masculina si será un buen antídoto. Sin necesidad de ser psicólogo creo que ya conocemos perfectamente el tipo de personaje que configura ese perfil.
    No entro en detalles porque me aburre, hay que ser muy plancha bragas mucha veces (es como te llamará cualquiera, conocido y desconocido al que le afees una conducta machista de cualquier tipo.
    No es que esté contra las condenas, pero mandar a un asesino de esos a una cárcel como la de Soto del Real.. si no se ha quitado la vida, la cárcel la da por amortizada.
    Si lo mandan a una de esas cárceles de Colombia o México donde encierran a los presos y que se busquen la vida, la cosa cambia. Comparado Soto es un cinco estrellas.
    Fíjate cuántas veces has usado la palabra puto y puta (una).
    Puta no es un insulto, es sinónimo de esclavitud sexual, violación y por supuesto, violencia de género.
    Al igual que el que te llamen maricón es algo que no debería ofender, excepto… precisamente a los misóginos.
    Hace un día estupendo para ir a Colón, buena temperatura y cielo nublado, además exime de ir a misa.
    Feliz domingo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Coño!

      Si hubiera sabido que quitaba la misa hubiera hecho por ir…

      Coincido contigo en que no es cuestión de penas (en la cárcel se está peor que en casa, por más que nuestro sistema penitenciario sea de los más avanzados del mundo, de lo que me enorgullezco). Endurecer las penas no evitará ni un solo feminicidio, ni un infanticidio vicario de esos que nos están conmocionando. Es la sociedad, somos nosotros los que tenemos que tomar conciencia de una puta vez de lo que está pasando.

      Tolerancia cero, es así, como dicen en Antena3, entre anuncio y anuncio.

      Si dejáramos de esconder lo que pasa entre discursos de mierda, de equidistancia, de casi comprensión; si en cada uno de nosotros se instalara de verdad la repulsa por estas barbaridades… sería otro gallo.

      Durísima semana.

      Un abrazo muy grande, Javier.

      Me gusta

  3. Repugna. Horroriza. Duele. Dos niñas. Y una madre. No puedo ni imaginar el dolor fiero, la tortura permanente de esa madre. Me falta el aire.

    Pero incluso con todo ello, con la impotencia y la rabia me siento incapaz de admitir el ojo por ojo planificado y rubricado. Contrariamente a lo que expresa Juan Carlos Moraleda, sí que hay diferencias entre el torturador y asesino y quienes, aun con las vísceras revueltas, mantienen un atisbo de humanidad en la mente y el sentir. Es el único asidero.

    Cordialidades.

    Le gusta a 1 persona

    1. Coincido

      Cordura

      Frente a la barbarie, también cordura.

      Frente al dolor insoportable, cordura.

      Frente a esos comportamientos que te cortan la respiración, cordura.

      Porque si no…

      MIL GRACIAS, AMIGO

      Le gusta a 1 persona

  4. Ya sabía que no íbamos a estar de acuerdo, pero es la única solución, no es venganza es justicia,? Con que pagan? Con unos años de cárcel? Y ya está ? Por cierto mira las instalaciones carcelarias que aunque estén privados de Libertad temporalmente están bastante mejor que en algunos hoteles , la diferencia entre unos y otros está clara el torturador y el que hace cumplir la ley que debería existir.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad.

      El sistema penitenciario de este país nuestro debe ser de los más avanzados del mundo. No son las cárceles de Yemen, ni de Corea. Ni siquiera las de EEUU.

      Sin embargo, todos preferimos estar en casita. La cárcel es la cárcel.

      Yo no soy nada partidario de endurecer penas (las españolas son bastante duras, comparadas con el resto de nuestro entorno), porque creo que no son disuasorias. Y, desde luego, no lo soy de la pena de muerte, ni de la cadena perpetua en esta versión ligerita que se han inventado los del PP de la prisión permanente revisable. Salvo Aznar, no creo que nadie la merezca (lo digo por el delito de lesa humanidad que supuso meternos en la guerra de Irak, no por su maldad universal).

      Desde luego que distingo el que está a un lado y al otro de la Ley, sea la Ley que sea, no confundo al criminal con el que aplica las penas, pero sí creo que el Estado ha de ser pausado, proporcional y no debe infligir más castigo que el preciso.

      No me gustan los maltratadores, ni poco ni mucho, ni los asesinos de niños, ni los de taxistas, pero esas temporadas de años en la cárcel dan para rehabilitar a innumerables personas. Errores tiene el sistema, como todos. Pero son tantos más los aciertos que vale la pena cometer alguno.

      Ya sé que no te convenceré con esto. No son más que puntos de vista sobre una misma realidad. Hoy, en lo esencial sí que estamos de acuerdo: es violencia machista, sin esconder nada.

      Será la sociedad (y no tiene pinta de ir a conseguirlo) la que, cuando lo rechace realmente y de verdad, consiga acabar con ella, no, a mi juicio, el endurecimiento de los castigos.

      OTRA VEZ MUCHÍSIMAS GRACIAS

      Me gusta

  5. Mi querido Justo, los obtusos de Vox, saben como sabemos todos que en ocasiones el entorno menos seguro, es el más íntimo.
    Ellos sabrán porque no quieren que los niños, niñas y adolescentes tengan garantías de protección ante cualquier situación de violencia y de cualquier tipo de violencia.
    Solo aplaudir la aprobación de esta ley que pone a España, pese a algunos, al frente del cuidado y la protección sin paliativos ni equidistancia…
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias, Joaquína!

      Me encanta verte aquí.

      Ellos han recuperado un discurso que creímos repudiado y han descubierto que funciona. Y muy bien.

      Nosotros… a celebrar esa ley de protección y la entrada en vigor de la de la muerte digna.

      Vigilar la equidistancia y seguir avanzando. Ya nos pararán si todo va como parece ir… ya nos pararán.

      ¡Un beso enorme! Y otro para Estrella.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s