Apagón

Hace poco más de un par de años nadie imaginaba posible que se decretara el confinamiento del mundo.

Y el mundo se confinó.

La distopía se hizo Real Decreto-Ley y habitó entre nosotros. Nadie lo pensó nunca. Pero sucedió.

Ahora será difícil que nadie se sorprenda ya por nada. Y  menos porque no haya ginebra en las estanterías del supermercado, o se haya agotado la Barbie Color Reveal con maquillaje y pelo mágico.

¿Qué, que no hay ginebra?

Ni gota de la mía.

Y ¿ahora qué hacemos?

Pues beber whisky

Hija, lo tuyo es beber.

Ya, pero ginebra de la mía no.

Pues Gordon’s

Ah ¡claro!

¿Y la Barbie Color Reveal con maquillaje y pelo mágico? ¡Agotada!

Barriguitas de Famosa.

Pero no es lo mismo.

Ni la Gordon’s.

Pero no le vas a regalar a la muchacha un tapete de ganchillo para la cómoda.

Pues si no nos llegan las muñecas tendremos que fabricarnos algo.

¡Qué antigua!

¡Tú me dirás!

Y luego lo de los chips.

Nos los ha metido todos Bill Gates a las personas con las vacunas.

¡Qué tonterías!

Pero no hay ni uno: El coche no nos lo dan hasta el año que viene ¡a mediados!

Qué inconveniencia, mujer.

A lo mejor tampoco nos hacía tanta falta cambiarlo, que esa es la otra.

Pues igual no. Pero la Barbie Color Reveal

Ya, la Barbie y el hierro y el acero y la madera y los bituminosos…

Bituminosos, ¿necesitamos para estos días?

Yo esta semana no he traído, pero los de la ‘constru’ están que echan las muelas.

To’ el mundo quejándose, madre mía ¡qué agobio!

Es que la cosa está muy malita, se ve.

Y ¿Sánchez lo sabe?

Algo habrá oído, digo yo.

No, que como parece que de todo todo no se entera…

No lo dirás por lo del precio de la luz

También. Pero ¿y lo de los camioneros?

No sé. ¿Qué les pasa?

Quince mil hacen falta, nada menos.

Qué barbaridad.

Ya te digo. Y, a ver de dónde sacamos quince mil camioneros.

Camareros deben faltar también.

Pero eso es muy fácil, con pagarles lo suyo lo resolvemos.

Eso va a ser que se han perdido los valores.

¿Qué valores?

Ay, hija, no sé, los valores.

¡Pero qué valores!

La identidad democrática de las naciones, el concierto de los pueblos, la unidad de destino en lo universal, qué sé yo.

¿Tú estás tonta? Que tiene que ver eso con que los chinos no fabriquen micro chips?

Por lo de la globalización. ¿Tú crees que solo los sabían hacer los chinos?

Y quién quieres que los fabrique ¿los de Alpedrete?

Pues sí. ¿Tan difícil es?

Y yo qué sé.

Será también por la crisis de los semiconductores, que no sé ni lo que quiere decir.

Pues nada, que nos hemos quedado sin Cadmio.

Qué barbaridad. Y, claro, sin chips.

Por ello.

Los chinos todos de baja por covid y sin semiconductores que llevarse a la boca.

Y no hay quien se ponga a fabricar chips, porque en Alpedrete no veo yo movimiento.

Y yo sin coche.

Si te digo yo a ti…

Y el apagón en ciernes.

¿Qué apagón?

Uno mundial que va a haber. Lo han dicho por el Twitter.

¿Y tú te lo crees?

¿La verdad?

Sí.

No.

Pues eso.

Hace poco más de un par de años nadie imaginaba posible que se decretara el confinamiento del mundo… Pero sucedió.

¿Hasta dónde haremos llegar la distopía?

El dibujo es de mi hermana Maripepa


5 respuestas a “Apagón

  1. Yo por mi naturaleza desconfiada no me lo creo, resulta que en un tris se nos va todo a la mierda ? no me lo creo como siempre estan detras las grandes potencias ¿ se acaba todo de golpe? no me lo creo, apagon espero que no sea de luz por que en la era moderna de las tecnologias que somos capaces de hacer hologramas tan perfectos que parecen realidad copiamos en impresoras piezas que se imitan totalmente a la realidad y este siglo tecnologico se corta la corriente y tenemos que comunicarnos con señales de humo, nos quedamos totalmente incomunicados ¿esto es normal? pues no pero no es tecnologia.

    Espero equivocarme pero nos queda un muy mal rato.

    Buen domingo.

    Le gusta a 1 persona

    1. No creo que te equivoques. No sucederá

      Todo parece reducirse a que juegan con nosotros en un tremendo tablero de ajedrez en el que somo peones que se mueven a voluntad.

      El que juega gana, lleve negras o blancas, no somos ni tú ni yo.

      Ellos son los que nos dejan sin ginebra o sin muñecas y ponen a prueba nuestra capacidad de acomodación al mercado… en fin peones.

      Pero nadie dejará que llegue la sangre al río.

      Un abrazo muy fuerte, Juan Carlos.

      SUERTE CON LA SIEMBRA

      Me gusta

    1. … Y seguramente ya lo hemos agotado.

      También el tiempo es frágil estos días. Y las utopías ya nos las han bañado de virus, o de vacunas, o de confinamientos.

      El tiempo se va. No nos van a permitir vivirlo en plenitud mucho tiempo más. Esa es mi impresión.

      Un beso muy fuerte, Joaquina.

      GRACIAS

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s