Hostias como panes

Esta que le propinó el otro día Will Smith al tal Chris Rock, podría ser una cosa de patio del recreo si la quisiéramos comparar con la que se va a llevar Pedro Sánchez por blindar a la fiscal general del Estado sin venir a cuento (legislando sobre su futuro como fiscal de sala del Tribunal Supremo), como si estuviera ya deseando quitársela de encima.

Will Smith es un señor negro que ha ganado mucho dinero haciendo películas, en cambio, Pedro Sánchez es el presidente del Gobierno de España. Los dos tienen la obligación de comparecer como buenos chicos delante de los niños que tienen que tomar ejemplo de ellos (como los futbolistas y eso). Pero si el primero tiene licencia para ponerse en modo Sancho Gracia en Curro Jiménez y repartir hostias como panes en prime time en nombre de la justicia (cuánto más en defensa de una dama ofendida), el segundo está obligado no ya a no serlo, sino a ni siquiera parecerlo.

En fin, defender del honor de una dama está algo pasado de moda. Piénsese en Isabel Díaz Ayuso y en qué clase de apoyo masculino necesitó para defenderse de las veladas acusaciones de Teodoro García Egea y Pablo Casado. ¿Ve? Eso son hostias, y no las que atizan los actores de Hollywood. 

Y parece, además, que son hostias de ida y vuelta. Pablo Casado, el pobre, se lame las heridas este fin de semana en un congreso-show que el bueno de Feijóo a preparado para sí mismo  en el que se auto aclama como la gran esperanza gallega, lejos del quítame allá esas fotos en el yate de un narco (hoy en día da casi más corte que te saquen una con Esperanza Aguirre). Pero a Isabel Díaz Ayuso se la rifan los fiscales por ver quién se lleva el premio de investigar el bochornoso asunto de las comisiones a su brother que, por seguir con esto de la Fiscalía, lo quieren tanto la española como la europea. Así que la hostia de Ayuso promete tener los días contados y el hostiado Pablo Casado, el pobre, tener su recompensa en el más allá, desde su retiro dorado en el Huerto del Cura (Elx).

Como la Justicia es del Señor, Chris Rock también gana: tiene vendidas las entradas para su espectáculo de humor durante los próximos dos años. Sin embargo, Ayuso ha apostado su credibilidad política a un solo hermano (aquello de su padre y sus créditos impagados a Avalmadrid -400.000 del ala- parece que quedó en nada). Y Will Smith, en cambio, dimite de la Academia y a otra cosa.

Abandono ahora mi inveterada costumbre de evitar consejos y lecciones para atreverme con este: ¡cuidado Isabel! Te van a freír.

Hostias menores, a las que llamaremos hostiecillas cariñosamente, se ven sin embargo todos los días. Los abnegados muchachos de Vox, sin ir más lejos, parece que las van buscando y ahí tienen a Ortega Smith (no confundir con Will Smith) ganándose una por intentar celebrar un acto fascista en la Universidad Complutense de Madrid, a pesar de que el Decanato lo había cancelado el día anterior. Aquí tampoco se registró otra violencia que la verbal, porque al chico este tan alto solo le dijeron cosas como “fuera fascistas de la Universidad”, mientras, megáfono en ristre, el elegante Smith insultaba a la decana de la Facultad de Ciencias Políticas llamándole “cobarde amiga de Pablo Iglesias” (¡qué delicada sensibilidad expositiva…! ¡qué finura!). Cabría matizar que el actito prohibido y finalmente no celebrado, lo organizaba la Plataforma 711 que, completamente ajena a la Universidad o a entorno académico alguno, hace referencia en su denominación a la llegada del musulmán a la Península Ibérica, y lleva por lema ¡QUE EMPIECE LA RECONQUISTA! Poco que añadir.

Así que Smith (Ortega), se fue a buscarla él solito, no como su correligionario Iván Espinosa de los Monteros y de Simón que, con esa difícil mezcla de ruso (Iván), judío (Simón) y cubano (por afinidad), se ha ganado un embargo del salario de diputado por no pagarle al constructor y examigo que le hizo la mansioncita (sin licencia y tal, pero ese no es el asunto) en la que vive su eterna luna de miel con Rocío Monasterio, también demócrata de toda la vida. Otra hosticeilla, también menor, porque el promotor inmobiliario que hay dentro del diputado que no quiso pagar a su constructor, no se va a ver en apuros por, total, los 80.000 euros en los que se han convertido su deuda.

¡Ah! Y la Fiscalía, otra vez, investiga ahora al alcalde de Madrid (este señor que demostró ser un verdadero mierda cuando Ayuso le metió la hostia -esta sin paliativos- a Pablo Casado, el pobre, y se escondió sin necesidad de demasiadas contorsiones debajo de su mesa), José Luis Martínez Almeida. Lo investigan por comisiones que suman seis millones de euros pagadas en dos contratos de mascarillas adjudicados por un monto total de once. Aquí parece que el delito que se persigue es el de morro sumo y alevoso, que no está tipificado en el Código Penal, pero si vigente hasta la saciedad en las prácticas que se han seguido para la adquisición urgente de material sanitario con esto de la pandemia mundial. Transgredo nuevamente mi costumbre de no moralizar y me atrevo con otro consejo: ¡Hombre de Dios! ¡No meta seis kilos de mordida en un contrato de once, que se le va a ver el plumero! El 54,54 por ciento de comisión es excesivo, incluso, para el Partido Popular. Así que otra hostia de las gordas parece que no se la va a quitar nadie.

En serio, lo de Will Smith una cosa del patio del recreo.

Y con todo… ¿Quién dice que la fiscal general del Estado no se merezca un retiro aseado?

El dibujo es de mi hermana Maripepa.


8 respuestas a “Hostias como panes

  1. Y tantas… solo decir que hasta hace no mucho, aunque quizás tal y como ya medimos los tiempos sea una eternidad, que te cruzaran la cara con dos guantazos abochornaba, por los menos mientras duraba la marca de los dedos…., ahora, ni eso.
    No es mala, por citar una más, la bofetada de Ayuso a su nuevo «líder», para marcarle territorio e indicarle que es lo que tiene que ir haciendo que sino ahí está ella para no pasarle ni una…
    Y sobre todas ellas, una crisis económica imprevista. Esa si que nos la han dado en todos los morros.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. De acuerdo con ambas, sí.

      La de Ayuso me temo que tenga las patas cortas, porque un grano en el culo elevado a la categoría de dama de Chamberí, no creo que vaya a tener una vida muy larga en el partido (entendido como contienda entre iguales para conseguir una victoria).

      La gorda, gorda, gorda (tienes razón) es la que nos viene a todos a las costillas en forma escalada de la inflación. Una hostia colectiva de la que tú y yo vamos a escapar fatal y otros pocos se van a hacer mucho más ricos.

      No nos libramos, no.

      ENORME ABRAZO

      Me gusta

  2. Hay muchos tipos de ostias, es igual que los siete pecados capitales, esto es igual , las hay hostiecillas como tu dices y ostias como panes, solo hay que clasificarlas segun de donde vengan , la señora Ayuso las da como panes, pero algun@s las deberian recibir como panes por que tiene mucho delito , pero de ostias no entiendo mucho, esos que entienden son los curas que las dan todos los domigos y fiestas de guardar, lo del señor whil, se puede ver de patio de recreo, pero cachondearse de uan enfermedad no esta tambien, posiblemente si me hubiese ocurrido a mi habria sido ostia con la mano cerrada, hacer bromas con el dolor de alguien no esta bien por muy humorista que sea.

    Buen domingo

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues bien ganada se la tiene entonces Mr. Rock, por bocazas (bocachancla se dice en valenciano, creo), aunque yo me inclino más por la ‘peineta’, tipo Bárcenas, que evita la molestia de tenerte que levantar en público a meterle a nadie.

      En fin, entre unos y otros no paramos de presenciar el espectáculo. Aquí, como espectadores de un mundo que parece que se ha vuelto definitivamente loco.

      UN ABRAZO FUERTE. Y FELICES DÍAS DE LLUVIA.

      Me gusta

  3. Vasos comunicantes, nuestra inflación sube como la espuma y la de Venezuela baja en picado. Como diría Rubén Blades: la vida te da sorpresas. También lo es que en Irlanda el % de inflación sea la mitad que en España, algo que me ha llamado la atención.
    Lo de Will (soy leyenda)… quizás lo hizo porque el abofeteado era negro, quien sabe, si hubiese sido blanco…
    No obstante Will Smith tenia recursos suficientes para dejar al otro como el culo sin usar las manos. Mejor, la ofendida, también actriz, estaba perfectamente capacitada para hacerlo también.
    La frase: se te ve el cartón lleva usándose toda la vida. La alopècia no es ela. Si la alopècia femenina provoca suicidios algo hacemos muy mal.
    A Penélope Cruz la llamó «la mujer de Javier Barden» imagina que ante esa falta de respeto machista, sube y le da con una pata de jamón (en el catering había).
    Ese micrófono abierto donde se escuchó a Díaz Ayuso llamar cabrones a los barones… Ya sabes dónde acabará la «reina de Chamberí»; será gracioso verla disputar el liderato a Abascal. Se me viene una frase del Quijote, tú sabes.
    Lo de las comisiones… el viernes una compañera comentaba de dónde sacaba el PP la pasta para esos fastos. Creo que aquel de València aún lo deben. En éste, de los dos días, les han sobrado dos. En los discursos parece que usaban la matriz de hablar sin decir nada. Lo mejor el escapulario de identificación con el M.Rajoy. Le han dado a la fiscalía anticorrupción el trabajo hecho.
    Sánchez.. creo que está hasta los 🥚🥚de la presidència. No se entiende tanta estupidez junta.
    Como tengo más noches que el camión de la basura, cuando veo comportamientos tan extrañamente absurdos pienso mal o muy mal.
    Sigo pensando que Bolaños es un topo de la ultraderecha. Un hàmster en su rueda lo haría mejor que el.
    Ahora Argel nos va a subir el gas. Tuve un jefe, un alto cargo del Mº de Asuntos Exteriores, un economista. Nos contaba que todo esas sanciones que acuerdan los países ya las tienen articuladas y preparadas para hacerlo bajo cuerda. Como un eficiente cambio de agujas.
    Bien pues Argel nos sube el gas, solo a nosotros, porque tiene un cabreo del quince.
    Entonces… algo que no entiendo, creo que ya lo he dicho. Europa mira a España y su capacidad de convertir gas licuado.
    Argel tiene un gaseoducto cerrado porque pasa por Marruecos y éste se aprovechaba de ese tráfico. España le retornaba una parte.
    Mientras USA hace gestiones en Venezuela y aumenta la venta de gas a España.
    Con todo ese cristo donde parece que lo más importante es desprenderse de la dependencia de Rusia en el norte de Europa, va Sánchez y hace lo contrario de lo qué, aparentemente, sería lógico. Se baja los pantalones con Marruecos en lugar de presionarle para poner en marcha el gaseoducto, donde, en teoría, tendría que ayudarnos nuestro «aliado y amigo» de allende los mares. El que ahora nos manda el gas, probablemente venezolano, en barco. Se enemista con nuestro proveedor de gas y con todos sus votantes. Sobre todo los de las familias que llevan décadas acogiendo a niños saharauis en verano, incomprensible.
    Y en esas nos llega el tercer gallego (no aprendemos) con Farinha bajo el brazo. Libro y serie que recomiendo.

    Feliz domingo, un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Cuidado! Si no cuento mal es el cuarto (aunque Fraga no llegó a mandar mucho). Con la de tipos normales que hay en Galicia, los muy pillos nos mandan solo a los que nos mandan al resto de España.

      Temo que el asunto de Argel esté ya más que hablado. Más que acordado. Lo cierto es que más que la posición geoestratégica que España pretende jugar, me duele el abandono de la enorme responsabilidad que este pueblo nuestro tiene con aquel, que había sido pueblo nuestro. Pero a lo mejor hay que estar con Rufián y dejarnos de romanticismos.

      Ahora que lo pienso, no sé si Sánchez está efectivamente hasta los huevos, pero sí sé decirte que yo lo estaría.

      Buena semana, amigo.

      Hasta el domingo.

      Me gusta

  4. Por motivos familiares, he estado ausente de las noticias y de los libros y de todo ,bueno, las bombas del psicopata genocida, si las he escuchado y sentido con mucho dolor, como con las de cualquier país en guerra , que por desgracia hay varios.
    Me he puesto al día y me sorprende la cantidad de sucesos que han ocurrido en solo tres meses, me da la impresión de que vamos mas deprisa que el propio tiempo, es como si ya le hubiéramos adelantado en una autopista y el nos grita: donde coño vais? que os vais a estrellar!
    En fin que solo espero ya que vengan pronto los extraterrestres con la esperanza de que sean pacifistas y con sentido comun , pero me da que a este planeta solo vendrán los más chungos.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Del ruido de las bombas es difícil escapar, incluso en esta autopista que funciona tan deprisa.

      Ya hemos adelantado al tiempo y parece que hemos dejado atrás este tan apacible (a pesar de todo) en el que vivíamos pensando que sería para siempre.

      Demasiado ruido hacen las bombas… demasiado ruido.

      Espero que los asuntos que te han tenido fuera de juego se hayan resuelto para bien y, aunque estar fuera del mundo deja limpiar la cabeza, recuerda que ¡engorda!

      Un beso muy fuerte Pacix. Encantados de que vuelvas por aquí.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s